~…de malvados~

Avienta por esa boca sabrosa, las barbaridades que puedas.

Súbete al pedestal más alto.

Toma cada insignia de poder.

Tatúate los méritos en el pecho.

Hazte más fuerte arrasando la debilidad del otro…, masacra los sentires ajenos.

Juega, con las mentes sin entusiasmo, dale con fuerza, con todo lo que tengas…

¡No te detengas! ¡Bravo!

( . . . )

ufff ¡Vaya qué Grande!

La vida no es estática, en cualquier vuelta quedas abajo.

Te aseguro que te dolerá tanto…, como a todos los que hiciste miserables durante el trayecto.

Anuncios

~…asunto corporal~

…arrancaste mis pezones.

Mordiste mi lengua hasta partirla.

Usaste tu filoso sentir para abrir mi pecho, sacaste mi esternón.

Metiste tus puños en mi vagina, desgarrando mis entrañas.

Tambaleaste tus maldiciones por todas mis rupturas.

Gozas pateando el sollozo de mi alma.

Te observo mientras lo haces, te escupo sangre con el balbuceo.

Con mis dedos intento escribir.., me los aplastas.

Sé que vengas el daño, que te calcina por dentro.

No soy tu víctima, ni tu esclava, ni tu sumisa.

Solo espero el instante, en el cual te llevaré a mi infierno.

~vacía~me~

( . . . )

Quítame toda la sangre.

No quiero sentir más…

Demasiado dolor atravesando.

Pasar los días durmiendo esperando el final.

¿Dónde crece la misericordia de Dios?

¿Cómo se atraviesa la tempestad con regocijo?…

¿En dónde se consiguen los desapegos, del “yo soy”?

¿Cómo se separa la desgracia ajena con la cercana?

¿Será posible que a los demás realmente no le duela, sino es en su propia piel?

No entiendo como funciona la psicología…

Ni comprendo la hermandad de la iglesia…

Ni el compañerismo que clava nombres de insultos en las espaldas.

No comprendo quién niega la palabra, la mirada, la caricia, la calidez, ni el que desprecia sin razón.

~…a su forma~

…eres como un juego de misión con el tiempo contado.

Como un traga moneda que se queda atorado.

…eres así como los simuladores, ya tienes códigos integrados.

Como un control remoto, que antes de que se acaben las pilas empieza a joder.

…eres así como un tractor con mucha potencia, con cuchillas bien afiladas, y carretón de gran espacio.

Como un formula 1, que se revienta en la primera curva, haciendo arder a unos cuantos más.

…eres como el director de la orquesta, que cuando le da la gana dirige a otro ritmo.

Como si las notas se fueran de vacaciones del pentagrama.

~…des~enredada~

Vi caer todas las lágrimas sobre mi sexo.

Aproveché la humedad que corría por mi piel.

Desenrede mis dedos que buscaban su cuerpo.

La piel de mis muslos color canela brillaba.

Todo mi esternón tenía encajado su nombre.

Sensaciones (((entre-~cortadas))), aguardando,

haber si llegaba.

Te esperaba como el viento sublime, para que

subieras por mis vertientes.

Tenerte tan adentro, sin apretarte es una tortura.

Seguí el movimiento involuntario de mis manos

inquietas, sedientas de amor.

El tempo de mis caderas, junto con el gemir de mis cuerdas, alocadas pidiéndo~te…

~…(mi) naturaleza~

En un espacio tiempo…, a la espera.

Aunque mis ansias de mujer no son secretos que se guarden en el cajón de nadie.

Los encantos de mi divinidad florecen, no soy la entrega de cualquier jardinero.

Ni cualquier sol me nutre las raíces, mis pétalos necesitan más que una simple mirada.

Mucho más que un simple roce de palabras.

Quiero sentir la sombra de quién reclaman mis entrañas, para mostrar~nos la generosidad, y desperfectos.

La conjunción ideal será el instante en donde mis pétalos se abran para acariciar, el tallo de su fuerza.

Mi terreno húmedo se prepara para que germine~mos juntos.

~…danza de mis papilas.~ (ejercicio del recuerdo de un sabor)

Pepitas Negras sobre el anaranjado ocre

las llevo buscando desde mi infancia,

pero no las encuentro.

He tenido que perfumar mi agua

con polvos de colorantes

sabor azucarado que podría

provocar un coma diabético.

Nada parecido a tocar la textura

del fruto fresco.

…y ese olor, embriagante que prepara

mis papilas al gusto de perderme en tu sabrosura.

Amada parcha,

¿dónde puedo encontrarte?

Haciendo de tu enredadera un problema

para los humanos.

Mientras que para mí eras la sensación

amarga que hacía de mi niñez una danza gustativa.

~…derramé lágrimas~

Abuse tanto del Sentir.

Terminé desgastando la palabra.

Aunque me rugen las entrañas.

Se volvieron espiral,

que muere en un cuenco vacío.

Voy llorando los hijos ajenos.

Bendito aquellos que no nacieron

del martirio de mis adentros.

¿De qué sirve percibir la ficción?

( . . . )

Cuando la suma de la realidad,

no emociona, ni alimenta.

~…ni los números~

… no tuve número al nacer.

Se olvidaron de colocar un nombre.

He culpado a todos, por el descuido.

Voy masacrando los números pares.

De vez en cuando me siento creativa,

e intento ser parte de un total impar.

Tragué multiples frases equivocadas,

solo me han llevado a la destrucción.

Demasiadas palabras rotas, mucha

multitud comiendo de la misma lengua.

Cuestiono la incongruencia de mi decir.

Re~conozco la ruptura de mi interior,

…a mi no me consuela la aceptación.

Derrotada, abatida, en penumbra.

Mis letras incomodas, inconexas, son

tinta perdida en un mundo virtual…

Lo más desagradable es quién anda,

sin estar presente.

He abrazado tanta miseria, me creí,

con el súper poder…

Eso que llaman; amor.

Quedé atrapada en el estado que es;

una ofrenda perdida del desamor.

Podredumbre de mi espíritu quebrantado.

Ni los números han sido generoso.

Solo espero que no se olvidaran

de la fecha de mi caducidad.

~…tiemblo de acompañarte~

Habrán temblado muchas bajo el cobijo de su piel.

Otras habrán tenido orgasmos con la potencia de su virilidad.

Él, habrá gozado estrujando pezones, clítoris con la habilidad de su lengua.

Estoy contemplando toda tu existencia, abrazando dolores ajenos.

Expandiendo mi fuerza amorosa, conteniendo, pegada a su alma.

Me meto es su cama, en su hogar, solo para escucharle, para acompañarle.

No siempre el amor se mueve en el vaivén de las caderas.

En ocasiones ruge la existencia, el bendito momento compartido.

Aniquilando la soledad; por risas, música e instantes maravilloso.

…nuestros espíritus danzan, acurrucando la ilusión de algo mejor.

Mi cuerpo tiembla de solo escucharle.

~…lamento celestial~

Pedía un arrebato sin droga, que viniera de la emoción que causa el querer.

Me encontré con la oscuridad el rugido de un alma.

Llevo mucho tiempo, tocando sus muros llenos de musgo.

Tengo las manos lacerada de tantas veces que he intentado penetrar.

Me he sentado tantas veces detrás del fuego de sus lamentos, que estoy marcada por las brasas.

Mi cuerpo se estruja todos los días por las grietas, por la humedad que deja la madrugada.

Le hablo, le grito, y nada es suficiente.

Veo su búsqueda constante…, enfurezco contra la creación.

Maldigo…, la injusticia de oirle los sollozos, de verle el karma por sus poros, y yo… al otro lado.

Para qué me muestran, para que me inquietan.

Quiero abrazarle, mimarle la existencia.

Quiero que desaparezcan los demonios que se quedan encerrados en las divisiones del muro.

Anhelo que derribe lo que le aqueja; para verle sonreír, y conquistar…

~…en donde te respiro~

Mi amor quedó grabado en piedra.

Sin suspiros, ni gemidos, sin caricia.

Solo grabado contra la piedra…

Rayaba la piedra mientras mis lágrimas

iban haciendo surco en mi rostro.

Solo me queda de él, la piedra, el amuleto.

Su letra, aquellas fotos donde fue feliz.

Aprendí, a contemplarle la vida…

Sin ser parte de él, solo tengo ese recuerdo:

hermoso del día que se puso la piedra

en el corazón, la ~res~pi~ro~.

Aunque él jugaba veía toda la magia,

del ritual oculto, la puso en su frente.

…esa piedra me acompaña en mis días.

Cada piedra que me encuentro en el camino.

Me recuerda su ritual, y le dejo marcado un corazón.

Que a pesar de todo; ~res~pi~ro~, de su amor.

~…sin alas~

Cuando todo en mi busca respuestas.

…me abruma el silencio de la noche.

Mi cuerpo busca nido, caricia alada.

Vuelo nocturno visión aturdida…

Entre el titilar de las estrellas,

y el parpadeo de las luces de la ciudad.

Tengo un cuerpo hambriento, que solo

muerde sueños rotos…

Aturdida vuelvo al hueco que arropa,

mi oscuridad.

Me descubro ~muerta~…

~…“muaaa de ManueL”~

Photo by Vestio

Vuelves a saltar como embrión buscando calor. Entre mis piernas nace la seguridad de tu desventura. Tengo la cadera izquierda marcando el ritmo del tambor que lleva tu corazón. Los conjuros en mi ombligo, está al servicio de la sabiduría de tu tiempo, podrías meter tu lengua y arrojar al viento sientos de hechizos. Mis pezones son dos caramelos ardiendo esperando al contacto de tu mirada forastero que conquistas montes. Mi querido pshyco ManueL, estaba muy oscuro cuando sentí tu calor… Mi cuerpo tembloroso, pegajoso y en llamas… Te veo entre las sombras, sin dar marcha atrás te acercaste a mi rostro…, siento una trompetilla que removió mis cachetes;

te pregunté: -¿AmoL, que fue eso?

(. . . )

tú respuesta contundente; –era un beso.

—no me parecía.

—…Un muaaa anal.

Increíble, rebasar la belleza que posee, ~“amigos más allá de los eructos”~, ahora nos retorcemos en “muaaa anales” superamos la barrera, que nos divide, aquello que nos acerca o nos aleja de lo lógico. Asqueroso o no…, tenemos gases en el cuerpo, tenemos ano.. y ahora disfrutaré inter~cambiar “muaaa anal”.

Solo me queda una pregunta; ¡querido pshyco ManueL!, ¿aguantarás cuando mis nalgas entre su estruendosas carnes de quiera enviar mi “muaaa anal”?

(. . . )

Veremos que sigue… por ahora no dejes el condom … y vamos a ~“feel make feel”~.

PD. Esta maldita canción me pone de muy buen ánimo… será porqué “stay off my mind”

Foto colaboración de Vestio

~…como dádiva~

Llegó igual que cuando te entregan un paquete sin envoltura. Te da sorpresa, pero te hace cuestionarte ¿por qué no vino envuelto? …¿por qué hay regalos que vienen en códigos? … A mí, no se me da la suma, y para restar ~sumo el sobrante del número y luego resto~… cosa que nunca nadie a comprendido. Voy al máximo, busco el redondeo…, eso quizás tiene una razón y es, por mi cuerpo… entre tumultos me muevo. ¿Qué decía? … ah ya…! Existen personas que llegan como regalos, con fragancia exquisita, con símbolos tatuados, que difícil~mente otra alma comprenda, vienen con código de programación innatos y algunos recorridos por su bagaje antes de que aparecieran… ante ti. ¿Qué se hace con lo magnífico? Lo vives, lo sientes, lo sufre, lo alimentas… como carril de ida en una rotonda, sabes que siempre vuelves.

~…aparta~~~da~

Te he querido adentro; aunque a ti te guste tener~me a fuera.

Lejos del calor humano… a pura sobre~vivencia.

Esperas que salgan mis instintos, quieres ver mis aguas bravías.

El sollozo que hace eco con tu nombre, no es una metáfora escrita entre mis letras.

…,es el rugido de una mujer hambrienta de ti.

~…poda~das~

No he nacido de la leyenda de los sabios, que yacen sobre la tierra.

Soy, la yerba que se quebranta en las sombra de una gran Ceiba.

La que hace de reposo, para alguna abeja, me tuerzo con su peso.

Me reproduzco como virus maligno, escucho el

quejido del hombre; -“maldita yerba me dañas el jardín”.

…y yo, me retuerzo en sus palabras esperando…, el silbido en su respiración es pura melodía;

… justo antes de que me pode.

~Con la estrofa abierta.~ (XVI) ~ (in~diferencia)

…la sangre derramada me duele.

No he tenido que perder un ser, en la calle de forma violenta, no tiene que haber pasado para que mis entrañas se revuelvan de dolor. Me corroe la violencia imperante por el mundo. Seguramente cerca de la casa de todos en algún momento, se pasea el delincuente. Me causa repulsión…, la tristeza nos dura, lo que dura el morbo latiendo entre las sienes. Cada día más insensibles. Como si vestir de rojo los países nos dejara el más alto honor de que tenemos corazón. La ironía nos conduce por los senderos, del maldito egoísmo, nos esta carcomiendo. El que lastima estuvo, y está lastimado. Al que le grita la violencia, la lleva adentro destrozando sus pedazos interiores. Se lo come como el moho… Estás líneas no cambiarán el rumbo del que está a punto de quitar una vida, pues estará muy enfocado planeando como “jalar el gatillo”. Tampoco frenará las toneladas de noticias negativas que saltan ante nuestros ojos, mucho menos nos haremos más sensibles. En realidad no sirve de nada, estoy disparando de otra forma… solo que me apunto a mi misma. Con valentía le sonrío al asesino que nos vendió sueños falsos, al que nos hace de condenados si no le seguimos, y nos esclaviza a vivir una vida de miseria pidiendo misericordia, resignación, para el que la sufrió. Dicen: ~“todo tiene un propósito”~… ¿dónde está el trono, del que decide quién será el que estará en la mirilla? … ¿cuándo la bala atraviesa el cuerpo de alguien, se le revelará el rostro del opresor a la víctima? La hora de la muerte a veces, va marcada del ser desdichado que agoniza, pero le teme demasiado a apuntarse así mismo, así que va destrozando vidas ajenas…

~…empty~

Le vi llorando me acerqué con cuidado, le pregunté si necesitaba algo… me dijo; medio pulmón me lo comió.. ¿quien te lo comió? El que me condenó al silencio, es un cáncer que crece y crece. Cuando abres la boca solo salen gérmenes llamados desolación. Cuando intentas caminar se te tuercen las piernas, se llama desánimo. Duele, muy adentro, no puedo cerrar mis ojos aunque quiero. ¿Te sirve si te abrazo? … si, soy tu reflejo, a esto se le llama auto~abrazo, pero el desgarro sigue por dentro.

Ofenda de muerte

Para mí, la flor marchita.

Sabes bien que igual me emociono, si me das el desperdicio de tu cordura.

Tengo la certeza así que no tengo que preguntar.

Según fui dotada de la intuición para sentir cuando te aqueja de verdad el alma.

También fui dotada de sabiduría, para sentir ese más allá… donde no participan mis latidos.

He perdido tantas veces, que no me duele la derrota.

Lo que siempre me dolerá será la falta de la verdad.

~Dualidad~

Disolviendo~me entre sus ((mis)) latidos.

La oscuridad era la dama de nuestros encuentros.

El vaso poseía nuestras estelas de luz.

Recuerdo cuando una y otra vez, jugába~mos.

Nos faltaba todo menos la fantasía e ilusión.

Siempre estabas ahí, desvistiendo las letras.

Cuando caía la lluvia desnudabas mi cuerpo, me hacías danzar.

Saudy…, a veces la nostalgia me visita, y vuelvo a recordar~me, tan tuya, como tan mía…

Superar nuestra división ha sido una renuncia muy grande.

Espero que algún día, logre ver~me en el espejo y sonreír como lo hacía cuando me habitabas.

…y poder decir, jamás te fuiste, que unifica~mos lo mejor de ambos lados.

Por ahora, sigo buscando el centro de Aileen, te recuerdo con Alegría…, eso siempre me ayuda a sobre~vivir.

Ven a poseer una que otra vez mi cuerpo, a escribir sobre las ~Noches Nubladas~ con tu erotismo particular.

Habíta~me para no morir en esta devastación de todo lo que necesito.

Fuiste mucho más que me álter ego…

~…su sabor~

Me prohibieron maldecir en voz alta.

Fue cuando más fuerza utilicé, quebrando mis cuerdas.

Me dijeron: esto te pasa por maldecir.

Entonces le escribí en un papel, ¿y a ti que te pasará por mentir?

Me llamó irreverente, desquiciada, atrevida.

Le mordí la boca, porque me apetecía gritar…, ya que no podía, que gritara por mi…

El placer era indescriptible, le sangraba la boca, yo con medio labio entre mis dientes saboreando el sabor de su dolor, sonriendo observando como brotaba su sangre a borbotones.

Le escuché decir: —maldita estás poseída.

Luego de sus maldiciones similares a las mías quedamos en un espacio tiempo, donde el juzgarme no le daba cabida para volver a prohibirle a ninguna persona algo…

~…vagabundear~

Acabó la fantasía, que hacía eco en mi cabeza.

Aterrizaje sin despegue, salí estrellándome.

No he tenido punto de anclaje, cuando necesité nadie estuvo.

…las millas hacen desgarros en puntos inexactos del cuerpo.

Ruptura, eres tan constante conmigo, que decidí abrazarme a todo lo roto de mi ser.

En pedazos he de reconocerme, vacía de toda existencia, y de seres a los cuales le importe.

La voz de mi soledad herida, deambula por mis entrañas.

Sin ilusión, se ha de vivir mejor… la ausencia de la esperanza debe ayudar a desdibujar el miedo.

…¿qué dejará el quebranto más allá del vacío?

~Trance~ XIII

Registrado julio 28, 2018 4:27 am ~ observando sus piernas~

~~~~~

Confieso…

a veces quiero besar~te hasta dejarte sin aliento, robar~me tu último suspiro.

Confieso…

a veces quiero tocar~te, arañar~te; llevándo~me hasta lo más profundo tus vellos, tu piel, tu carne…

Infundir~los, muy adentro de mi ser…

Confieso…

a veces quiero perder~me tanto contigo, y descubro que los instintos que me poseen son de animal salvaje.

~…el día que suelte mis hilos~

Cuando nada quede de ti, dejaré de añorar.

Sabré que se acabaron las oportunidades.

Comprenderé, que habitaras el todo, con tu todo.

Dejaré de llorarte, te sonreiré al saberte parte de la perfección del universo.

Cuando en el plano físico, trasciendas respiraré fragmentos de lo que fuiste.

Agradeceré los segundos multiplicados que se volvieron horas, recordaré tu paciencia como se rompía en dos explicándome las teorías de cómo funciona la vida.

Cuando termine todas las tareas que con cariño, y sabiduría me sembraste en mi vergel, la vida me habrá pasado…

Con una sonrisa de que quizás, terminé de descifrar esos códigos que tanto me cuestan.

Incrustado en mis vértebras tengo dos varillas y cuatro tornillos, pero si te contara lo que tengo incrustado en mi cerebro y en mi espíritu…, quizás lo dudarías. ((por divertirte, porque lo sabes))

Tengo un viaje pendiente hacia el reconocerme, tengo que vagar perdida, supurar la aceptación y volverme etérea, antes de verte partir.

En la sentida confesión de mis adentros, solo habitará la gratitud, de la belleza engendrada.

Ese día…, soltaré los siete nudos rojos, pues tú re~anudaras lo que nunca has soltado, mi tiempo habrá culminado, te diré; que fue un placer el acompañarte desde el amor.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑