•Heces de Vino•

Tenía una conversación de esas que te vuelan la mitad del cerebro, y la otra mitad te la dejan colgando de por donde salen las heces…

A veces la cordura es un sin sensura del gusto de hablar.

Da una satisfacción al igual que un estimulador de clítoris o de testículos.

Esta de moda soltar la lengua, como si se te soltaran los cordones de las zapatillas, queda para algunos bien, para otros mal.

Lo que es interesante es prestar atención saber escuchar, aprender de lo que tratan de transmitir, tanto por la verborrea del momento.

Como por lo que quieren que realmente veas o te identifique.

Todos tenemos ese momento de protagonismo, y son más lo que quieren ser protagonista, que los que quieren ser el espectador.

Es difícil no salir huyendo, así que aprender a reírte de hasta lo que no te gusta, servirá en el proceso.

Por eso use ese inicio al empezar a escribir.

Porque a todos a escondidas o no nos gusta la estimulación, pero renegamos de temas escatológico…

¿Lo captas?

De seguro si, solo veo gente con gran entendimiento por aquí.

…si la estimulación no viene de la entre~pierna, viene del ego, y sino viene de la brillantez.

Las ideas, el protagonismo, las ganas de impactar; hacen discurrir el cerebro, e igual nos vuelve un poco de todo y de nada.

Algunos lo harán de forma elocuente, con buenos discursos, positivos, grandiosos e inteligentes.

Y otros…, lo haremos desde la mierda, pero nadie se salva de resbalar de vez en cuando…

•~Con la estrofa abierta~• XIX ((Hacker))

Hacker, borraste todo mi sistema operativo, me vaciaste una por una todas las carpetas. Lo que era significativo. La lista de películas, series y música que estaba en espera. Te llevaste al sepulcro los recuerdos de mi “hard disk”. Debo felicitarte, haces que esta manifestación del apego sea cada vez menos. Cuando se está acostumbrado a no tener nada. Es lo menos que se echara de menos unas cuantas carpetas llenas de códigos que formulan imágenes, audios, etc. Haciendo un repaso en mi memoria de las muchas cosas que habitaban allí. Se encontraba entre tanto documento una de las frases de una película que significó mucho por el valor intrínseco que trajo para mí… La persona que me la recomendó fue quien la vio conmigo, y quien me mostró muchísimas más… Gracias a eso puedo decir; “uno se alegra de ser útil”. La misma película trae a Galatea. Quien desde una simpleza es lo que es, sin más… Volviendo a los recuerdos ellos perduran cuando le encuentras propósito y valor en la escala humana. Se entiende qué lo que sirve, para alguien es lo que se aloja en la corteza cerebral, porque queda algún estímulo. Hoy, he vuelto a verla porqué quería experimentar, si mi simple capacidad de emocionarme seguía aquí. O si era más fuerte el impacto de haber perdido todos los archivos. Quería saber si aún tenía resonancia en mi interior. Puedo decir que mi capacidad de emocionarme, o sentir no depende de quien me acompañe es sólo mía, y aunque parece algo sencillo de comprender me ha tomado toda la vida entenderlo… (yeiii por mi). Dicho de otra forma lo que nadie puede hackear, es la base operativa de tu sistema de emociones. Y es cierto es “uno se alegra de ser útil”, también de saber que la vida es lo que es…, así qué todo termina, cambia e involucra sentidos, emociones y finales.

Con unos pequeños movimientos robóticos al estilo de Galatea me desconecto…

•The Secret King•

El secreto del rey oscuro...

Cada ochocientos años nacía un niño especial, el cual duraba exactamente el mismo tiempo, al morir, se calcinaba su cuerpo, automáticamente una reina quedaba embarazada y justo ocho horas después llegaba a la vida el futuro Rey… Se desarrollaba en ocho meses hasta llegar a ser joven adulto, ahí paraba su envejecimiento. Cada Rey podía recordar lo que fueron los demás Reyes. Todos poseían grandes cualidades eran amables, inteligente con grandes virtudes. Algo sucedió al llegar a la vida, el nuevo Rey… Físicamente era perfecto, casi invencible, aprendió conjuros para que el mundo fuera mejor, detenía las guerras con una mirada compasiva, daba al necesitado, era el Rey perfecto… No sabía lo que era el dolor, ni la miseria, todo el que sufría lo hacia parte de su vida, compartiendo su riqueza, parecía que iba a llegar la estabilidad al mundo. Cuando de pronto su noble corazón colapsó, cuando tenía cuatrocientos años de vida… Faltaba aún la mitad de su reinado, nadie comprendía que podía haberle pasado, de repente todo se volvió un caos, durmió por trescientos años más… en ese tiempo el mundo volvió a tener inestabilidad, estallaron guerras, hambre y mucha maldad…

También había escasez por la falta de lluvia, la vida sufrió cambios meteorológicos. La gente moría asfixiada de polvo, enfermedades en la piel y sobretodo…, sufrían de todo tipo de hambre. El seguía dormido en el monte, donde había decidido vivir en vez de en su castillo. Sus cuidadoras lo mantuvieron en esa cabaña pequeña que el eligió hacer cuando estaba sano. Todo estaba hecho de rocas poderosas del Río Franja Dulce, este río contenía agua con mucho movimiento antes de que llegará la gran sequía, ahora no quedaba casi corrientes de agua. Allí una de las nanas insistía en que él iba a volver a la vida, en una de las catástrofes más terrible del mundo el Rey despertó… Su mirada había cambiado, sus sentimientos habían cambiado, no se explican que hacía que tuviera tanta furia, pero terminó convirtiendo a todo los que quedaban rico en plebeyos, todo ser vivo en su esclavo… Nadie podía vencerlo, nadie imaginaba que había pasado, bajo aquel hermoso rostro, porque cada vez se volvía más perfecto físicamente…

Que había sucedido por qué tanta maldad, si antes de que su corazón se quebrara, era todo lo contrario. Sus cuidadoras decidieron traer a unas brujas del norte, para ver si ellas podían ayudarlo. Viajaron de inmediato por medio de sus hechizos, al verlo tan mal decidieron que era mejor ponerlo a dormir, si no acabaría con todos. Sus cuidadoras preguntaron a las brujas que porque había pasado eso, a lo que ellas respondieron que hay un secreto oculto en su alma, estaba codificado será imposible descifrar el absorbió demasiado dolor cuando era bueno, algo hizo en su cerebro causando este desafortunado desbalance en su ser. Lo pondremos a dormir sólo podrá despertar cuando otro ser humano le dé la serenidad. Las cuidadoras entendieron, que tendrían que llenarlo de amor, y solo así él despertaría sin ese mal que aqueja su alma. Pasaron días, meses, años y el Rey dormido… Hasta qué un día unas niñas pidieron verle, querían tocarle música de sus violines y arpas… Las cuidadoras tenían mucho temor de lo que podía pasar, pero la nana que siempre tenía, su esperanza puesta en que el regresaría les convenció que eso era lo mejor que podían hacer decidieron intentarlo ya que esas niñas tenían el corazón puro… Así entraron a donde estaba su cuerpo inducido a en ese profundo letargo, las chiquillas empezaron a tocar… Eran siete niñas hermosas… de sus corazones salían siete rayos de luces, siete notas musicales, era impresionante el arcoíris que se formó desde el corazón de cada niña hasta llegar al corazón del Rey…

Fue entonces cuando abrió los ojos y empezó a cantar, su mirada parecía recobrar la vida, la fe y el amor. Agradeció a las niñas, la bondad que recibía…, ellas en ese canal energético le mostraron como estaba la inestabilidad en el mundo, él era el único que podía hacer algo. Le propuso a las niñas si querían colaborar y así es como se empezó a restablecer, cuando las niñas tocaban y el cantaba, afuera volvía el balance, se despejaba la bruma, llovía, y todo volvió al equilibrio a gran velocidad. Sus cuidadoras le preguntaron si recordaba lo que había pasado… Él respondio con un contundente; ¡SÍ!… Ellas manifestaron al Rey que debía casarse pronto, perdió muchos años durmiendo en ese trance doloroso. Ahora debe vivir. A lo que él respondió que ya había vivido lo suficiente, en ese otro mundo que estuvo mientras lo hacían dormido, era otra dimensión. Les explicaba que en ese otro lugar el amor se da entre todos. Las brujas volvieron al saber que todo volvió a ser como antes, hablaron con él para ver si podían saber cuál era el Secreto del Rey Negro…

Cuando el Rey cayó en ese estado fue por tanta penumbra en su mundo, tanto dolor y desolación. Él siempre había podido ver el alma de las personas, también podía sentir todo sus sentimientos. Lo que lo abatió fue al sentir que tantas personas sufrían desamor, rechazo por sus creencias religiosas, preferencias ideológicas y sexuales. Eso creo un desbalance en su ser haciendo que su corazón, y cerebro cayeran en ese estado caótico del sueño… Lo que nadie se podía imaginar es que en ese trance viajo a otro mundo donde todos convivían con todos, desde el sentimiento más puro el Amor.

El Rey Negro experimentó el amor en todas las formas posible. Cuando despertó las brujas no comprendían lo que explicaba, aturdidas lo pusieron adormir decían que había despertado confundido entre su realidad y la realidad de la otra dimensión.

En el otro mundo se había enamorado, los seres parecían andróginos, la base de todo ser comenzaba por la compasión amorosa y no por la envidia como en su mundo.

*Fotografía de Jazo Ccña

*Modelo: Christian Carbajal

(Gracias por esta magnífica colaboración)

~…imbeciles~

Entre tú y yo…
El arco del tiempo se expande,
al no abrirse los paracaídas.
Somos absurdos kamikazes
recreando nuestras sombras
no nos asusta el conteo del reloj.
Inquietos reímos hasta dolernos.
Dibujamos planes en la arena,
nos gusta que se desdibujen,
las formas para tener que reinventar;
cada escena, cada palabra, cada acertijo.
Que nos encontramos en el camino.
Agarrar la cámara
dejar a la creatividad
surgir es nuestro mayor acierto.
Tu armonía hace creer
en un mundo ilusorio.
Sin máscaras, sin sexos 
definidos, sin restricción.
~ Tú y yo~.
No sabemos que hacemos,
pero lo estamos haciendo.
Con fuerza, con energía;
con entusiasmo, aunque
los cuerdos nos griten,
y nos tachen de imbeciles.
Mientras que nosotros
mordemos cerezas
de nuestra amada Lilith.
Nos envolvemos en los pecados,
sin traicionar el éxtasis de su encanto.

~Enjoy your chaos~

Ama ese instante
de incertidumbre
que escuece el interior.
El caos inhóspito
llega con la melodía
de un violoncello desafinado.
Se manifiestan arpegios
de un universo entrópico.
Mece sus hilos invisibles
desacomodando las certezas.
Con la que podremos
tejer nuestros anhelos.
El apego del necio
cree que todo está en el orden perfecto.
Se llevará el inesperado empujón
enviando su impulso estable contra las trincheras.
Pasearse con la mochila
llena de lo incierto hará que se busque
siempre más y más adentro.
Adora tu caos.

~A dos Voces~

Escrito en colaboración… se mezclan los estilos…, lo deje al natural…

Te contemplo mientras lees, Mujer… Hay un haz de luz en tu mirada, y yo tratando de descifrar su intensidad… Es sencillo quererte, es tan fácil Amarte… Cuando dejas, que se desprenda de tu cuerpo, esa esencia divina que pocos, pueden poseer… Y arrimada a tus hechizos, sigo mirándo~te, y sintiéndo~te… Ha sido generoso interventor… En éste palpitar que te mantiene, unida a mis atenciones, a mis desvelos, a mis emociones… Pido la más grande de las Bendiciones para ti… Déjáme hoy, que me duerma en tus virtudes y amanezca de nuevo, en tus jardines..

Siento que hay momentos en la vida, donde se consolidan cosas… Estás soldada a mí, de la forma que la creación quiso… Hemos pasado por tanto… Y es como, ver… Desde alguna loma, tomadas de la mano, Todo lo VIVIDO… Y Saber que “SOMOS” un sentimiento muy original…

Saber que acompañas mi Alma me ha llenado todo este tiempo, entre tempestades propias y ajenas… aun así sentada en las praderas de esa montaña con el firmamento de testigo… sintiendo vida y amor…

Tengo celos del Autor… De esas páginas cómplices de tu placer… De toda las emociones que circulan, entre Ella y Él… Tengo las pupilas ávidas, por la intensidad de su virtud… Déjame saber del vuelo, que te sumerge, entre montañas de tu curiosidad… Regálame, la sensación de tus manos, al tomarle… Al hacerle tuyo, en ese contoneo de tus ansias y tu debilidad…! Toma el contoneo de mis dedos cuando deslizó cada página, cada palabra, cuando gime mis sentires entre los suspiros del conocimiento y del quehacer de las emociones… pal~pi~ta!!!

…Deja sólo que fluya… Entre horas, entre días… Entre el Tiempo de vida… “Eres” Aileen… Demasiado… Grande o poco… Vas… Andando tus propios caminos…A menudo necesito tus besos, para conciliar el sueño… Y voy robando suspiros a tus momentos, para sentirte tan cerca, y la aproximación, me premie… Deja escapar tus ansias y yo, seré feliz… Tan sólo absorbiendo ~te, por un momento…!

〰…las marejadas de mi cuerpo, el torbellino de mi alma. Allí, justo en el manantial de mis adentros… en el sollozo de mi arpegio, en el estruendo de mi pecho. En mi arena movediza, en los pétalos blanco de mi cerebro. En la inconexa locura de mi decir… en los valles de mi piel, cruzados por las montañas y mis elixires. Cada memoria viviente en mi, sabe de ti!

Tu nombre suena… Lleva sonora carrera… Lleva palpitante sus mañanas, con travesías de larga vida… De colinas que van cantando en tu cuerpo, cuando nostálgica, sientes la Primavera que besa… Que reconquista tus praderas y te vuelve fértil… En la reconciliación de tu Ser… Y en la angustia severa, de algún revés… Siempre “Eres” niña~ mujer…!

Cada despertar, corro a tu vientre… ¡Me vuelvo Fértil…! Para luego, resurgir entre tus melancolías y Vivir~te… Con esas alas que invitan… Que me llevan, por los confines de un Tiempo… Con la sed de los que buscan y encuentran… Me vuelvo tu esencia…! ((Abriendo mis Ojos… Y te siento… Vengo de algún momento contigo, a volverme fecunda…!))

Las pinceladas dadas, reflejan una libertad, Aileen… No busques otras mezclas… Que la luz y la sombra, completan la espontaneidad…!

Dame un pincel… A ver si te dibujo en mi techo…. Así se deslumbran mis sombras y corren lejos. Y dejan de aturdir mi alma… Dame un color que disfumine la tristeza. Dame un relámpago que me estremezca. Ofrendame pinceladas amorosas. En este pecho doliente y discriminado por mi ser.

Quiero sentir la paz esa esencia, donde nace la redención del perdón, y el amor más fructífero. Hay que alinear la paz como esencia y practicarla como camino.

Eso es más que mirar el techo, es pintar la tarde de esencia… Entre la voz y tu esencia, pasa un estruendo… Es la revuelta de un tiempo, que busca Paz y nos deja preñada la senda…!

Estoy vaciando mi piel… Y me abro entre caminos, que me llevan a ti… Desplanto mis delirios, para sembrarlo en tu huerto febril… Déjame seguir arando, muy cerca de tus vibraciones… Me he de beber, todo el manantial de tus consecuencias, y Regaré tus ansias, en un futuro porvenir…!

Aras mis encantos, siembra~los recoge mis frutos, y ve por el mundo dejando huellas… Que mi gruta sirva de abono para e terreno fértil… y que mi fuego resurja, en más vida y más amor.

Recuerdos vienen y van… Y los deseos sueltos… Cómo puedo detener el impulso de mi cuerpo, si en los contornos del tuyo, se encuentra mi piel, temblando… Con esa memoria de tus ansias, voy quemando los segundos, perdiéndome en tus ojos… Y en la desnuda forma de amarnos… Con la leve gravedad de los amantes, sin respirar final alguno, porque escasos minutos antes, se volvieron eternos, viviendo~se…!

Es muy bello, que ames y te gusten mis ansias que las recuerdes como algo tangible… la manera que te respiré y me respiraste… mis curvilíneas las recorriste todas sin descanso… y eso fue una intensa forma de amar~nos…

Impulso de tus ansias de mujer… estrujados entre tu pecho y el mío… respirando el recuerdo que perdura en el aire que respirare~mos…

Cuántico

Enredé mis manos en su cabello.
Desperté de un vuelo de fantasía.
Relincharon los adentros con ilusión.
Desamarrada de la esclavitud
que me poseía.
Con esta luna llena de Mayo,
acaricié los aullidos de los lobos perdidos.
Nos embriagamos
contando pétalos con los que nos adoramos.
Fui el lacayo del demonio
por tantos años, agradezco
mover el cuerpo en “pseudo~libertad”.
Hacerme voz para hacer justicia,
y denunciar la podredumbre de los necios.
Se abre el portal del cielo
te reciben los Ángeles desnudos,
porque para hablar palabras de sabiduría
no necesitas armamento físico.
Fluyes en el espíritu
contemplas la plenitud jamás sentida.
Puedes sentir
toda la oscuridad desprenderse…
Y solo entonces,
a empezado el viaje del destiempo
ó quizás la sincronía paralela.
Nunca se sabrá
porque la contradicción
te envía de regreso a la tierra.
En donde creemos en cuentos,
en druidas, en hechicería, y en bendiciones celestiales. 

Mi amada…

Amaneció sutil
el viento no despeinaba.
El mar estaba pasivo,
se imponía el sol.
Su esplendor
deslumbrando la mirada.
En la arena
no habían rastros de huellas.
El cálido cuerpo
se estremecía, el tul caía.
Con el ir y venir
de las olas se sentían cosquillas.
Danza de pezones
cadencia excitante.
Soledad,
nos hicimos el amor
una y otra vez.
Hasta quedar
siendo granitos de sal del caribe.

Tragando por los ojos y los oídos…

En la búsqueda…, con hambre de tragar conocimiento. Las entradas de los “blog’s” estarán programadas así como la de las demás redes sociales… Casi, casi usaré una especie de “bot” que le asignaré cuando publicar en las diversas plataformas…, para así poderme enfocar en los nuevos proyectos, y cambios que estoy realizando… los iré leyendo de apoco, y cuando el pestañeo me deje de arde, lagrimar… ¡Gracias por acompañarme, por estar por ahí! … dejando su huella. Que siga la expansión creativa y energética para todos…

Wiiipiiitiii…! ¡Allá vamos…!

¡Gratitud!

•Signo lingüístico•

Enamora los puntos
con inteligencia.
Escribe los suspensos
en el borde de sus labios,
que destilen los poros.
Usa los signos de interrogación,
para abrir el dique que mueve,
y domina las entrañas.
Recrea el lenguaje del tacto,
en el instante que aparecen
los signos de exclamación.
Los versos se desenredan
en la curva de las letras viajeras,
sobre la silueta que hacen
eternidades en las caderas.
Añade diéresis
sin sentir vergüenza,
que cada gemidos sea ungido
por un punto y coma;
que enaltezca la pausa celestial.
No finalices…,
sin antes volver a embestir la lujuria
con notoriedad y expresión.

•…aquí sin más•

Se desprenden las multitudes.

De igual forma que se van las células muertas.

Huecos inconexos e inconclusos del alma doliente.

Desaparece toda inestabilidad, que mecía el destiempo.

Llega el desinterés por el pasado, abriendo espacio al aquí sin más…

Son esas mismas multitudes las que se mueren en la sombra, ya no duele el eco que hacían en la hoguera.

Suspira la dicha, se manifiesta el olvido, y le ofrenda vuelos, para estar solo presente en este instante.

~Proclamar~

Fumé el vapor
de su aliento.
Estridente
nota musical
deshacía
las ansias inquietas.
Sollozos inesperados
recaen sobre los placeres
de sus pezones estimulados.
Exquisita lascivia brote
de cuerpos hambrientos.
Dos féminas,
difuminando los tabúes,
al ritmo del director de la orquesta.

Bravía

(. . .)
Vientre efervescente
embriagado de espuma
zarpazos impulsivos
vesania indómita.
Nevisca diluida
pálpitos vitalicios
besos estrellados
infinitamente eclipsados.

•~Con la estrofa abierta~• XVIII~ ((Arma))

La palabra es un arma…

Estando con la psicóloga, y con profesionales de la salud. Suelen alabarme por el “don de la palabra” según ellos un talento, y a mi las adulaciones sin que me conozcan me caen muy mal. E incluso si me conocen, eso de eres “maravillosa” me revientan.

Porque digo; que es un arma, porque con ellas destruimos.

Le dije: a la psicóloga tengo el arma más poderosa en mis manos, y puedo no solo destruirme, sino destruir a otros también. Aunque me llamen creativa. Pondré un ejemplo el mismo que le di a ella; creo que si alguien no quiere vivir más, debería tener la potestad de irse de este mundo antes de estorbar o envenenar la vida de otros. Suelo ser más bruta que sutil. Tengo una gran sensibilidad o hipersensibilidad, que me hace ver y sentir cosas que pueden ser hasta una malformación de la realidad de como yo la percibo, y como en realidad los demás están acostumbrado, a verlo y sentirlo. Siempre “grito” manifiesto, lloro lo que siento, me rio y vacilo con eso… trato de alguna forma de hacer ver o entender mi sentir. Casi nunca el mensaje llega con claridad y lo que es una “broma” me lo tomo personal, por otro lado tengo un humor negro, muy negro.

No es un misterio, ni un secreto que tengo problemas físicos serios y mentales por montones. Tengo un terrible miedo al abandono, al que no me quieran, que dan ganas de vomitar. Por otro lado el estar mucho con una persona me agobia, al punto que pierdo el sueño, que me abandono, una coodependecia de pánico, y de paranoia brutal. Nunca escondo nada, porque todo esto me hace ser quien soy, y pienso pero sobretodo siento, si los demás tienen sus miedos, sus miserias, sus dolores y puedo aceptarlos porque yo por ser así…, me etiquetan de tóxica.

Tomar mis defectos y debilidades humanas para hacer una obra de teatro, sentir poderío por estar arriba, mientras otro o yo esté abajo. No hace mérito a nadie. Crítico lo que me duele y reconozco que soy extremadamente brusca en mi hablar uso palabra vulgares (algunas me encantan).

Si me lastiman con las palabras voy hacer que lo sientas, quiero que le duela igual, porque el desprecio a un ser humano es lo más bajo. Y caigo en este bucle… no tengo miedo de reconocer mis acciones porque si no las veo y las corrijo ¿quién carajo lo hará?

Me encanta escribir de brujas, de magia, y de fantasías, pero el hechizo de tranformacion lo hace uno mismo. No va a venir Dios, ni los espíritus sagrados a transformarme. El pecado más grande que se puede cometer es saber que estás haciendo mal una, y otra vez…, y seguir sobre lo mismo sin detenerse. He tenido tanto miedo a perder las compañías, que al quedarme sola desapareció el miedo, porque nada en esta vida se puede retener; ni el agua, ni el viento, ni el cariño.

Somos libres, pero utilizar el poder que se tiene para manipular las emociones de alguien dependiente es lo más doloroso que una criatura humana puede hacer para sentirse mejor que el otro, y tachar a los demás como tóxicos.

Todos somos tóxicos en el momento que algo se nos desacomoda o descontrola por dentro. Tóxico es un estado emocional que el modernismo lo puso en el top. Depresión, trastornos, estados de salud mental pasamos todos. Por ahí se puede complicar el tema… el que daña quiere hacer ver lo dañado que está, eso no justifica el ir quemando a los demás.

Estoy obesa cosa que tampoco es un secreto, y al carajo con los malditos complejos, mido un poco más de seis pies, en metro no se cuanto será pero más arriba de 1.82. Mujer grande con desperfectos físicos que no son precisamente la gordura aunque eso fuera la causa de mi discapacidad. Hay personas que no tienen ni la mitad de mi peso, y se quejan de un rollito, de una puta estría, de que le salió celulitis, que si tienen una carne fofa… Soy mujer y ver otra mujer atractiva con sus curvas exactas no me da envidia al contrario la admiro, sin idolatrarla… lo que no me gusta es el sufrimiento emocional que muchas traen si engordan un kilo, o medio… Creo que la contaminación de lo que es bello, y el tema de los filtros para todos tener los ojos claros las tetas perfectas, la cara sin arrugas, sin manchas, o con unas pecas justa ni más ni menos las que se ven más cool. No nos está haciendo nada de aporte. Igual con los hombres la contaminación del estándar de belleza es la enfermedad, acompañada de esta era de la mentira “todos somos emprendedores y estamos exitosos”.

La sobre exposición del veme “a mi”… mira todas las caras que hago… los “stories” en todas las plataformas para decir nada… te hago ojitos, pero no te conozco, maltrato a mi entorno, pero aquí en mi historia soy de Puta madre… soy tierno(a), soy cool… soy una gran persona…

Que cada cual que exponga lo que quiera, pero si nos volvemos un poco más honesto haremos un bien, y dejaremos de ver a los demás como tóxicos, haciendo una introspección de que estamos en la era de mostrarnos como no somos.

El arma masiva de los comentarios hirientes por estos medios y en el trato personal siempre estará, otro ejemplo; alguien que parezca de bulimia y anorexia si lo hospitalizan, pasan unos días se encuentra alguien conocido en la calle y le dirá “joder, que bien te ves, me tienes que dar la receta”. Porque el estándar de lo que es bello, es estar delgado, si esa persona perdió 5 kilos en pocos días al otro no le importó si estuvo en urgencia, lo que le interesa es como perder esos kilos tan rápido como lo hiciste.

No nos importa el otro, lo aplastamos con nuestra forma de pensar.

He pasado muchas temporadas largas en hospitales, veo el abandono de la gente, que si pueden estar en sus redes sociales, pero no pueden pasarse a saludar o una llamada personalizada para ese supuesto ser querido.

He vivido el desprecio de todas las formas posibles, por ser una obesa mórbida hablarle a alguien, y ese “alguien” darme la espalda porque no habla con personas obesas porque le causan repulsión.

He vivido el salir del hospital con unas cicatrices que se me abrían por la misma obesidad, y tener personas que me dijera; “coño Aileen, que bien te ves la operación te quito muchos kilos”...

He vivido el encierro total en una oscuridad de semanas, de meses, sumergida en depresión en compulsividades extremas dando el máximo para otros, y cuando lloro tener el descaro de decirme que soy una ñoña, que no hago suficiente.

He tenido a mis familiares señalándome por ofrendar lo poco que tengo, por dar todo mi tiempo a otros, por regalar mi trabajo creativo, pero no se han sentado a escucharme y mucho menos abrazarme como lo necesito.

He tenido personas que solo me han dado las gracias al irse, otras que me han escupido el desprecio diciéndome que soy mala persona, que utilizo la desgracia, cuando la desgracia fue la falta de comunicación.

He sabido perder, desprenderme de la oscuridad, mirar eso que en los centros de salud colocan como frase motovacional que a mi me asquea…, el separatismo de un individualismo nocivo de que solo nos veamos a nosotros mismos.

Pero después de todo no se puede ser tan débil, y ese refrán quemado de “lo que no te mata te hace más fuerte”. ¿Quién fue el genio?…lo que no te vence te levanta y de que manera.

Mi palabra es mi artillería, no creo que sea un ser maravilloso, tampoco creo que sea un ser tóxico soy una humana, como tú, como otros… y mi armadura es el quebranto que he tenido que vivir, por elección o por azar…

No sé si las etiquetas algún día me quedarán bien, como eres “creativa, maravillosa”… quizás algún día me deje de causar repulsión…, como las banderas que dividen las fronteras, los colores que nos marcan como si fuéramos más o menos por el color. Los colectivos que ahora necesitan sentirse con un sentido de pertenencia, que mi acento por el lugar que nací, me coloca en una parte de este mundo.

Cuando me considero parte de una pelota que llaman planeta, en la que vine a experimentar una experiencia humana, terriblemente humana, con altos y bajos emocionales, con sensaciones, con palabras y con muchas fronteras y barreras con las cuales tengo que convivir.

…y sí, tú que me lees ser humano, lo escribió una gorda, y una mujer fea bajo los estándares de la métrica de lo que es hermosura, ¿dime ahora con qué más me piensas atacar?…

Lo que mi humanidad puede desear es más de lo mismo que desearía una “miss universo” amor, serenidad y buenas energías.

Ah…, espera eso también lo toman como burla, entonces toma lo que te sirva de reflexión si es que hay algo que vibre con tu sentir y lo demás… mándalo a tomar por el culo.

….total es hora de hacerme un selfie con filtro, hacer “stories” y brillar…! (Nota sarcástica)

•Síndrome de Estocolmo• ~participación en concurso literario~

(. . .)
Entristecida en las ataduras y dominio
que azotaba su lengua sobre mi piel.
Cada día el agravio era más punzante,
desgarrando el sutil sentir
que alguna vez emergió de mis entrañas.
Oscuro y turbio
Oscuro y turbio
… desmerecía los destellos de mi mirada,
empujando mis emociones al pozo,
me volvía más prisionera de sus maltratos.
El día que cambie mi sollozo por risa,
empecé a enamorarme de las despiadadas
pesadillas que me hacía pasar.
Rogaba libertad a base de mentiras,
lo perverso me podía.
Fingía cuando me azotaba
que sus daños aún me dolían.
Mientras que en mi interior celebraba.
En mi mente repetía…
Oscuro y turbio
Oscuro y turbio
Me habitaba el descaro
todo un baile infernal,
y las ganas asiduas de sobrevivirle,
no existía gusto sin sudor y sangre.
Me hice adicta de la sal
cuando destrozaba mis labios.
Mi opresor se debilitaba;
a mi la rabia, el odio, junto con la demencia me crecía.
Le veía llegar rápidamente empezaba…
Oscuro y turbio
Oscuro y turbio
Me urgía sufrir y
derramar mi potencia en líquidos…
Renacía  obtusa y ruin.
Le arrullaba con melodía eufórica;
Oscuro y turbio
Oscuro y turbio
Su perdición empoderaba mi mundo,
le vi acongojado entre mis carcajadas,
y susurros en los que entonaba;
Oscuro y turbio
Rindo homenaje a su muerte,
porque hace algún tiempo atrás,
fue la dicha de mis lamentos.

•Nublada e inmortal•

A la espera de la caída del sol,
un día nublado hace que el atardecer
sea más entretenido e interesante.
Se muestra de colores rojizos,
diferentes amarillos detrás
de nubes pomposas de color gris oscuro.
Algunos destellos de luz
se dibujan en el firmamento,
parece que van abriendo paso a lo majestuoso.
Contemplo el vaivén de las olas,
un té caliente hecho al fogón.
Se escuchan voces a lo lejos juegan,
igual que el viento con la arena,
las olas rompen al compás de la risa de los niños.
Se difumina la espuma,
estoy sin parpadear,
porque sería un sacrilegio
perderme la belleza de la naturaleza.
Es un instante muy corto,
al que acostumbro ir sola.
Al despedirse el astro
me sumerjo en la oscuridad.
Entrecierro los ojos,
beso mis adentros,
respiro la serenidad, todos se marchan.
Desvisto las ansias
de mis deseos más profundos,
enajenada del mundo.
~Me deleito…, ¡me dis~fru~to!~
Con la esencia de mi feminidad
en todo mi esplendor,
el ardor de mis pliegues me consumen.
El fuego arrasa con espontaneidad.
Soy la esencia fugaz,
en el que decido hacerme etérea,
y eternizarme en otra noche nublada.

Anoche morí

Los paquetes de pastillas
estaban destrozados.
Profundo letargo
no parecía respirar.
Bache de sangre
rodeaba la escena.
Triste versos grabado
con la voz torcida,
se repetían en bucle….
Todo el desastre.
Tétrico mal oliente lugar,
desconcierto en el cual nadie
quisiera despertar.
En la tesitura del fiscal
se enuncia,
 la muerte cerebral.

~Eco~

Todo se parece
un poco ha aquello vivido.
No se desprende el tiempo,
como tampoco las cicatrices.
Se complacen en convivir,
hasta el último día.
Todos somos un poco
de aquel con quienes hemos compartido.
Somos resonancia,
siempre nos quedamos con lo que nos sirve,
y lo que no…,
también nos ayudó para saber el límite.
Así qué…,
la desgracia también suma,
lo único que resta,
es el día que el cuerpo se detiene…
Dejando atrás el latido
que le dio existencia,
y esencia a nuestra vida.

•Infortunio•

Muro descascarado
ensangrentado.
Desdibujado
aún así contiene su miseria.
El tic~tac herido…,
mutismo trasgredido.
Estrategia falsa del poder…,
mente suprema doblegando al inferior.
El pueblo olvidó doblar las rodillas,
 se cansaron de mendigarle.
Ahora el odio crece
ferviente en el núcleo.
Los corderos se revelaron,
en su honor desparraman vísceras.
Intestino se esparcen,
como pulpos soltando su tienta para huir.
Son medusas fuera del océano,
desvirtuadas en un mundo indiferente.
El respiro sagrado ha sido fracturado;
se humilló, y no ha recibido la piedad.
Será que la misericordia
es solo para los elegidos…
¡Malditos, malditos!
(. . .)
no vaguen en nombre de la justicia,
ni del amor.
Los ciudadanos se mueren.

 

Somos cómplice silenciados,
que sonreímos con el morbo que nos posee.

En el reflejo…

Me precipité, a ver el reflejo de su belleza, pero se desvaneció.
Una voz, rasposa de esas que te dejan saber que llevan tiempo en esta existencia.
Pregunta; ¿qué ves?
A una persona con pobre autoestima, no le gusta  responder esta pregunta… Porque la bruma mental puede aparecer.
Entonces, puedes contestar; ¿qué son tus versos, de dónde nacen?
Inmensidad del sentir,
la conjugación del dolor, y la alegría.
La pasión desmedida
y el desequilibrio, todo lo incierto.
El torrente que me mueve,
las palabras encajadas en mis emociones,
mi feminidad herida.
Los versos son todo lo que arde;
y ruge en el silencio de mi infierno.
La danza que no puedo realizar…,
la belleza en la expresión del llanto sin fin.
El cúmulo de agonía,
un desierto agrietado,
un bombeo que duele en cada respiro.
Un aleteo de pestañas húmedas,
que se quiebran a su paso.
También es…,
la gratitud del quebranto de ser quien soy…
Entonces, ya te puedes ver…, ¡esa eres tú!

•Demencia del músico•

Las notas musicales,
se incrustaron entre cada vértebra.
Su vibración es estímulo.
Impacto inclemente, todo un frenesí.
Cada inhalación forja esperanza.
Los poros desprenden su sabor
agri~dulce; paladar hambriento.
El deseo musical incrustado en las costillas,
el cuello tiembla junto con los trastes…
Las corcheas encajadas en la pelvis
y la semicorchea internada en los pliegues.
El placer brota al compás de los arpegio.
Danza acústica en la amígdala del músico.

Diluir

(. . .)
al pronunciar su nombre
re~sequedad en la garganta.
Aparta la mordaza,
le humedeces sus quejidos…
Los pezones re~escriben
el placer sobre su piel.
Balbucean al compás
de sus contoneos.
Su cuerpo de fuego canta.
Las manos embisten sus anhelos.
El pálpito cuasi perfecto
en la hondura.
 Deshacen los ardores,
se desvanece la escarcha.
Enraízan la respiración,
y el deseo de morir juntos.

•Subordinada por el enigma•

Años siendo cuenca de su semen.
Tragando espuma, veneno que
hacia hoguera en mi vasija fértil.

El odio agrieta, y deja el alma inerte.
Porque los demonios al morir adentro,
se vuelven zombis en las entrañas.

Renacen aturdidos,
entre lo clandestino y fugaz.
Con el tiempo carcome los huesos,
el tuétano queda seco.

Se pude escuchar los alaridos
de los pequeños seres que no lograron cruzar,
sin contemplación, pérfidos de un mundo incierto,
pero que aun así, sigue siendo poderoso.

Los ojos eran tutela de lo violento.
Acertijos desequilibrados,
nos mordíamos los labios
bajos risas sangrientas,
tal cual culto satánico.

Locura adherida
desmedidas de un sentir
cruel al que lo adentre.
Al final, no son los otros…,

¡Soy yo!

Hija de Satán que reniego
la existencia de lo glorioso
por tener todos sus hijos,
podridos en mi interior.

He parido la furia siniestra del desasosiego,
la amargura del desprecio,
las habladurías de su lengua nociva.

Las burlas que arroja sobre mis cicatrices
escupiendo hiel en mi espalda.

Todo su ácido me consume.

Quiero que quede claro;
a sus malditos pensamientos me entregué.

Soy la furia disfrazada de mujer.
Soy la perversidad con antifaz de amabilidad.
Soy la perra que lamí su miembro por décadas.

La que bebió de su saliva, y viajo en sus vaivenes,
sobre su pelvis cabalgue hacia la perdición.

Mi virginidad se bautizó en sus aposentos,
blasfemando las palabras divinas mientras
me clavaba el puñal en el que ardíamos.

Me arrodillé a suplicar clemencia,
con desprecio me condenaba al silencio ciego.

Sollocé la arrogancia abriendo
mis penurias frente a su ser,
para darle el placer de verme vencida.

Fui la sierva de un peón con miserias en el espíritu.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑