~…recuérda~me~

Cuando el tiempo me atrape.

Si el olvido se convierte en mi día a día…

Y mis pestañas se dejan de emocional…,

Acuérda~me; humedecer~me los labios.

Colóca~me una mano sobre uno de mis pezones, y la otra bája~la a mi pubis.

(. . .)

~Agíta~me, las caderas~

Cuando todo en mi este extraviado; sópla~me la nuca y tira de mi pelo…

Algo de memoria quedará en la piel.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: