~…“Morbo con patas”~

Como ácido mental se escurre en su dilataciones emocionales. Siempre ha sabido hacer todo a lo brusco, sin pañuelo para limpiar~se los mocos, sin cubiertos para comer, eso de chupar~se, los dedos vulgar se le da con facilidad, y chupar los ajenos también. Como perra se lame la piel para secar~se, y no usar toalla. No recortar las uñas de los pies para rasgar al enemigo, dejar la de las manos al natural para saber cuando se le queden residuos y a lo bestia sacarlos. Nació bocona, sin el cálculo del filtro, lo que dice se escupe pa’ fuera, va a la ligera que le gustan los rapiditos, de los cuales se tiene que sostener de pared a pared… piernas abiertas sin dificultad, brincos en redondo, sin savaguardar los fracasos, repite: “tengo que dejarlo todo”. Su atmósfera es una aposento de esferas tántricas, de contrariedad, de arrebato de lo que no se fuma, ni se bebe. Trances ridículos, orgasmos desenfrenados, es una ligona retorcida va por lo que le gusta. Escuchar la voz de la virilidad diciendo su nombre, acentuando que viene cruzando el Atlántico. Ella, empapada de los vaivenes que vienen con toda su esencia. Desesperada por hallar respuestas, cree que “google” es como los seres espirituales que dan señales, olvida que los hackers saben borrar su huella, pero la astucia de su sentir siempre la lleva a un poquito más… Lo que no sabe se lo inventa aunque sea contra~producente, lo importante es no dejar espacios en blanco se dice a sí misma. Como en su hábitat hay demasiado huecos vacíos, se aferra al respiro de lo que ve especial. Muerde con rabia y re~clama a la vida… a esta Puta Vida lo que quiere, y como lo quiere. Sin remordimientos de que se debe quedar con algo adentro grita sus sentimientos. Le dijeron eres un “Morbo con patas”, y ella sin entender~lo, se sigue preguntando; ¿por qué? …Si es por la sinceridad bestial que aflora de sus partituras a la hora de querer, o si es que se le despertó más interés por la violencia, que la inclemencia.

Anuncios

~…sepultar~

Forever Aileen

Me quite el crucifijo que laceraba mi cuerpo, colmándo~me de culpas que nada tenían que ver conmigo.

Sacudí el hastío, el veneno, la corrosión de las malditas infamias de la Iglesia.

Agarré cada cuenta para estimular mi vagina, amando el deseo de mi carne fogosa.

Me perdoné por no haberme liberado antes de las lágrimas de ese pensamiento destructivo que impide crecer; sentir, experimentar.

Arrojé a la tierra el maleficio de esos que bautizan en nombre del santísimo…

Lancé al viento, la paz de sentir~me mujer, y no tener que darle explicaciones a un supuesto padre de mis lujurias.

Mientras no le veo la cara, he ignoro si se toca debajo de tanta tela, y oro…, quizás es así como esconden su vejación, a fuerza de los delirios.

Que se quede con sus arrogancias y su falta de honradez.

~Cartas para éL~ (en el tronco)

Sobre las arrugas del tronco viejo, caído…

Me estrujaba con tu recuerdo.

Mientras el viento me sacudía los risos, y los temblores tambaleaban mi existencia.

El golpe de las olas, humedecía mis adentros; mientras mis ser…, a ritmo de mis latidos decía; éL, éL, éL!

Nos tatuába~mos, el ardiente roce, en ese jadeo desenfrenado.

Quedó imborrable en el tiempo.

Como los glifos antiguos, te llevo dentro.

~…lo que hago~

Intento ser fiel a mi vulnerable forma de sentir.

Trastoco los límites, con insistencias, pues así nace desde adentro.

No me gusta gastar la energía, si mis emociones no vibran.

Le veo el propósito a los sentires, a las vivencias propias y de otros; procuro aprender de la empatía.

Muevo con error los dolores ajenos, sin querer~lo.

Sin embargo, siempre llevan su propio ritmo, y una razón profunda de porqué sucede así.

El roce de la sinceridad me gusta en extremo, tanto que me quiebre, que me haga cuestionar~me.

Hago símbolos sobre las personas, como si les tatuara garabatos en el alma.

Res~pi~ro…, de la exaltación del querer.

Miro con amor, creyendo que es una ofrenda a la vida de los demás…

~…en mi final~

Cada vez huye más de los vivos, Cada vez habla más con los muertos, Y es que cuando nos rinde el cansancio, Propicio a la paz y al sueño, El cuerpo tiende al reposo, El alma tiende a lo eterno”. -Rosalía de Castro

Todos quieren ser recordados.

No tengo deseo que me recuerden, ni que quede una huella de mi existencia.

Me gusta la soledad en este plano terrenal, así que no creo necesitar, que una vez muerta alguien pueda tener pensamientos en mi.

Quiero irme sin esa nostalgia en el alma, cuando convives con moribundos, le ves en la mirada esa piedad…, que dice; al menos recuérdame.

Se que es bonito, pero si estado tan aislada del mundo, y mi única conexión con el mismo es del alma.

O con los elementos de la tierra, no necesito, hipócritas que vayan a un funeral y digan jamás te olvidaremos.

Que mis momentos finales esbocen una gran sonrisa, e infinita gratitud, sin ninguna clase de apego.

~Cartas para éL~ (…diástole)~

Tu nombre
clavado en las estacas
de mis versos heridos.

Eres la espiga que crece,
destrozando mis cumbres,
envolventes.

Ves mi ciclo de tormento;
mis ilusiones y pasiones.

Supura mi terreno,
arde el césped oculto
entre mi pelvis.

,
(. . . )
Sonríes malvado,
te ves divino; comible…!

~Justo lo que mi maldita
existencia necesita~.

Camuflajeas el vigor,
pantomimas de tu alma
buscando, el teatro
Para subir~te, con tu blasón,
y tus acordes todo pre~visto
en tu función final.

Observo,
resguardo tus momentos
en mis entrañas…,
donde poco oxígeno
ajeno entra.
Allí, se sitúa todo lo que
me hace sentir,
parte de ti.

En tus dureza, yo me hago grande;
te siento, y mi columna recita.
Mis vértebras, re~construidas,
cada tornillo dice; enrosca~me
a todo lo tuyo.

Tus recuerdos son mi vicio,
tu falta de sutileza es mi debilidad
.

Cuando muestras algo de sensibilidad
crece un panal, lo muerdes,
con exquisitez
, se te escurre
por la comesura de tus labios
,
me pego a lamer~te, Salvaje.

Te he construido un altar de conchas
en mi latido de almeja,
sucumbida en la profundidad de tu mar.

…de verdad!

Con cariño ~Aileen~

~…fuero~

No quiero que se me suban las hormigas.

Si tengo las piernas abiertas es porque estoy sobre el tronco…

No porque espere el desfile de hormigas avanzando a mi vientre.

Me gusta sentir las cosquillas en mis adentros, y el fuego ardiendo en las entrañas de mis pertenencias más íntimas.

Lo que no quiero es que me coman más pedazos por más corroídos que estén.

Me late la atmósfera de mis mundos paralelos.

Se sobre~vienen el derrumbe de mis puntos cardinales.

(. . .)

Espero con quietud, el terremoto que hará de mi mar, un tsunami.

~…cautelosa en mi celda~

Los barrotes que rodean mi ser, han mantenido cualquier sentido rasguñado, porque la falta de exposición no hace precisa~mente, que estes más dotado de sabiduría. A veces, las puyas están hacia adentro, y no hacia los que vienen del exterior. Mi jaula es de vibrios opacos, poco se puede visualizar, de ambos lados. He vivido de otros sentidos que se agudizaron, tampoco es la audición, ya que poco se escucha acá, en este manglar de emociones… Salir de mogote cuesta, entrar en el también… Aunque el resbalar en ocasiones se vuelve un gozar de la aventura, de ese hemisferio des~conocido. El traga~luz, va perdurbando mis oscuridades, deambulo, inmersa en un espiral hipnótico, el cual musita mis deleites escondidos.

~Cartas para éL~ (•Preludio•)

Que manera la tuya de hacer~me el amor… latigando las palabras.

Desnudando mis adentros; penetrando…

Entre~cortando mi respiración haciendo re~corridos por mis debilidades.

Esa forma tuya, de adentrar~te, de querer saber hasta donde me rinde el intelecto, para bucear más y más…

Así vas sumergiéndo~te, sacándo~me; risas, ahogos de mi ser.

Re~buscando, la manera de saber~me, compenetrada, entera~mente entregada, y pasional.

Te gusta esa chispa que tiene mi cuerpo de delatar~me, de saber~me emocionada, por el instante donde solo me pruebas un poquito más…, hasta donde mis capacidades son libres.

Para así traspasar; más y más, el mismo amor, que profesa mi existencia.

~•Te gusta la cadencia y el ritmo•~.

Y buscas sacar~me, la sinfonía tímida de mis gemidos, para hacer~los, parte de la Libertad…, que me Ofrenda tu amor…

~•nO…•~

No quiero, estar por estar…

sensaciones de vacío, ya he tenido bastantes.

_______________…. inter~cambio, hacia el viaje del interior, o abandonar.

~…resistir~

Me sobre~viven, las ganas…

Vienen catástrofes, cómo marejadas empujando mis pensamientos.

Me ha crecido la humedad, los fluidos han hecho de mi campo; un huerto fértil.

El magnetismo exquisito hace saborear el olor de mi tierra.

Me sobre~vienen las palpitaciones, me acongoja todo lo que no es belleza.

Re~clamo la fuerza…

No hay des~dicha, sin que se manifieste, el ferviente deseo.

Ni caprichos sin necesidad…, soy la antítesis expuesta.

El signo de puntuación in~correcto, lo in~conexo del debate abierto en mi perfecto caos.

~…regalo de éL~

El uni~verso se apiadó de mi ser, me ofrendo del tiempo de éL. Ayer, quedé sumergida en una esfera llena de emociones. Sabía, que compartir esos espacios, enredaba mi espíritu, en mi propia enredadera. Musarañas de mis adentros que saltan sin parar… esquemas des~conocidos, para el lenguaje simple. Me regalaron; atención, dedicación, sabiduría. Colmado de detalles pequeños, pero grandes en el sentido correcto de la co~creación. No solo me enseñaron sobre la visión fotográfica, para que yo aprenda más del tema, sino también me mostraron como no perder~me, de los instantes. Abrieron mis válvulas, oxigenaron mi cerebro. Restauraron mis códigos dolidos, llenos de ausencias, y los sellaron con besos, que solo se pueden dar; ~muy adentro~. Allí, donde respiran las neuronas, y el fluido de todo lo esencial…, se re~nueva; en ganas de Vivir…!

~…a ti, brujo~

Te re~conozco en mi… He buscado durante tanto tiempo entre las grietas de la tierra. He escarbado, rozado el musgo. Estado reunida con los Druidas, interpretando los mensajes. Los viajes astrales, me han enseñado el sendero de la luz; de la magia, sobre el respeto a la vida… Me he encontrado con los gnomos y las dríadas, me revelaron el misterio de los elementos, sus cuidados, la sabiduría, y el amor. Las ninfas, y sirenas me contaron sobre los encantos de la comunicación, con los seres especiales. Aprendí del lenguaje sagrado. Todo eso para llevar~me, a éL.., donde la brujería se vuelve parte de lo cotidiano desde la sencillez, de un movimiento singular. Sin calderos, sin sacrificios, es una manera de vivir respirando de la magia de cada día. Haciendo lo mejor que se puede para uno mismo…, y repercutir en las personas que aprecias.

~¡Agradezco, haber~nos, encontrado!~

~Moca~

Moca

https://vestioaloniecoblog.wordpress.com/2018/03/17/moca/
— Read on vestioaloniecoblog.wordpress.com/2018/03/17/moca/

~…Existe una belleza implícita, cuando se llama con todo el Interior, y desde el otro lado se escucha con atención… Gime el silencio de la nota musical. Adueñar~se del mundo imaginario, y andar por el con soltura, ser la veleta que seduce los adentros, círculos que se crean deformes con la palabra escrita contando, sobre el amor… Ser parte de un Multi~Uni~Verso, que solo se puede presenciar con sensibilidad.

~…tener la sinceridad en la punta de los dedos para grabar en lo más profundo de un ser humano que celebra sus logros, que se responsabiliza como las personas adultas, es fantástico cuando alguien te aprecia, acompaña, impulsa y te hace grande, manifestando a través de su palabra de su arte… la sencillez de escuchar a la madre Tierra, a sus ancestros, comprender la simbología, no desde el significado impuesto, sino desde el amor y la abundancia de nuestras raíces, como lenguaje que se transforma, transfiere y sigue permaneciendo… línea tras línea, energía tras energía… Honrar~se, mutuamente…, desde la grandeza de la Esencia, sin la competencia de un más, solo siendo la melodía de un suspiro de los elementos que nos juntan, para contar… para querer…

~…es hermoso saber que te escuchan, que el crujido del viento y del amor, se mete en las grietas y murmura sus nombres…~

~Cartas para éL~ (profesan mis labios)

Que bonito sería…, si te mostrara lo que habita en el vergel de mis emociones, y vieras por ti mismo cuanto; ¡te quiero!. Todo el cariño que florece por dentro, cuanta sinceridad hay en los versos que profesan y claman de tu ser. Que bonito sería…, si cuando nos mira~mos, los dos sintiéra~mos, lo mismo. Que bonito sería…, saber que lo que soy es suficiente, para entusiasmar~te, y hacer que te levantes por la mañana, como tú elevas mis ganas de Vivir… En ese des~tiempo que la vida nos puso, en ese juego de horas, de situaciones e instantes… Que bonito sería…, que nos sobrara el contacto… Que bonito sería…, si hoy, yo te susurro al oído tu nombre, y tú dijeras: es todo lo que necesito, para seguir adelante.

~…sus mundos~

Hace unos días, conocí una chica que tiene un hijo autista, ella hablaba con la señora que andaba conmigo, mientras yo, hacía fotos de su local. Es un lugar para comer, pequeño y acogedor. Tenía una pizarra con unos dibujos, y arriba muchas servilletas, dándole las gracias por el servicio. Todas eran de estudiantes del área. La escuchaba diciendo de que busca, un lugar para su hijo, que siente que las personas no le tienen tolerancia, rápidamente por el dibujo en la pizarra supe que ese niño con el perro era su hijo, aparte estaba el símbolo del autismo, le pregunté por el dibujo y me dijo; que los mismos estudiantes que visitaban el lugar le hacían esos dibujos. Ya estaba bastante conmovida, entonces la escuché decir; él es muy inteligente, pero si se le habla con autoridad, se torna un poco violento… en ese momento intervine en la conversación. Le dije; esa aparente violencia, no es otra cosa de como él se está sintiendo y se llama hipersensibilidad. Ella, me miro a los ojos, y me dijo; eso mismo me ha dicho esta semana su psicóloga. Rápido me pregunto si, yo trabajaba de trabajadora social, o con niños con autismo, le dije que no. Me pregunto ¿alguien en tu entorno? Le dije; que no, que hablaba desde mi propia experiencia, de percibir el mundo, la necesidad de encerrarme y sentirme segura muy parecido a lo que hacen algunos autista, (ya que no todos se comportan igual). Le dije además hace muy poco, vengo tratando de integrarme a la sociedad. Ella sonrió asombrada, y buscó una especie de caja donde se mete su niño, y sus juguetes contándome como él hacía, y le dije; desde allí, tú cómo su madre podrás, observar un mundo de posibilidades, de imaginación, de belleza sin igual. Sus ojos, y los míos se hacían cosquillas, de esos pocos momentos que conectas con la profundidad y el sentimiento de otro ser humano. Nos apretamos por dentro, con la fuerza de la magia que tiene el mundo de los niños, de las diferencias… Me dijo; que le gustaba mucho la música, y le dije: que por ahí podía sacarle mucho a su inteligencia, a su sensibilidad y le agradecí, el amor de madre que se le sale por los poros… Hablando con una amiga que tiene un niño maravilloso, le agradecía que aún en la distancia, permitiera mis pequeños aportes a su vida. Ella, siempre me dice qué la ayudé a ver, cosas que incluso ella no podía sentir. A mi, me hubiera gustado que alguien me hubiera visto y entendiera, sin marchitar a fuerzas todo el mundo interior que tenía, que esas diferencias que tenía con los demás niños, no me hacía menos. Si no que podía, crecer con infinita bondad, espontaneidad y enriquecernos tanto ellos como yo…, sí no me hubieran cerrado las puertas hubiéramos intercambiado. Ahora, cuando tengo la oportunidad de ver, lo obtuso que son los adultos, lo violentos al querer que todos vayan por la misma línea, si las fuerzas del interior no me derriban intervengo desde el amor… el hijo de mi amiga, es amor para mi vida. Sus procesos los cuales ella me hace parte, son también para mí, evolución. Ahora, que empezó a despertar mi ser del letargo, de mis dolores internos, gracias a sentir también la fuerza, la grandeza de que alguien (me ve, dentro de mi mundo y no le asusta) …me acompaña y me brinda tanto de su tiempo y sabiduría. Así que uso toda mi sensibilidad, y lo que voy aprendiendo para mejorar, ayudar a los que vienen creciendo detrás. Porque no puedo andar sin repartir de las semillas que me dejan sembradas en el corazón.

~…eternizar~te~

En cada respiro me adentro a tu verbo.

Tú, que vas besando el mundo con tus ojos, y yo, agitando mis alas, para llamar tu atención.

Allá donde vayas mi ser te acompaña, con infinita alegría.

Tú que detestas las preguntas, los espacios apretados, y yo, que intento estirar el borde, para romper el molde.

Me acuesto en tu verso, me revuelco con tu imaginación, en lo que desprende tu vida, le voy rindiendo mi propio culto.

Para disfrutar hasta cuando no estás… eso para mí, es Vivir~te…

~…Gemido de guitarra~

Él estaba escribiendo un relato, sonaba Jeff Beck, al ritmo de sus cuerda, me fui subiendo sobre sus piernas.

Con esa cadencia que traen las cuerdas de “Brush With the Blues”.

Embriaga~da, por su fuerza, como trago sin mezcla…, Ardiente.

Su sexo re~corriendo, la magma de mis adentros.

En el umbral de la lujuria, abrió sus labios, y derritió el chocolate de mis senos.

Sus manos impulsando mis caderas; el jadeo y galopeo, la perdición de nuestro amalgamado Sentir.

(. . . )

~Deshaciéndo~me~

(. . .)

Volviéndo~me, agua sobre su piel.

Mi gemido entre~cortado; la musicalidad de su cuerpo, y la bravura de mi Infinidad

Simplemente Saudy ~_~.

~Cartas para éL~ (In~Genio)

~En blanco~

Así me encontras~te, absorta en un destiempo. Desdibujada por el martirio de mi sentir. No habitaban formas geométricas que encajaran en mi pecho, en mis curvi~líneas despampanantes. Agarras~te, tu cincel, me colocaste en el centro de tu taller, como buen escultor has querido sacar, potencia detrás de la pieza amorfa. Ha tomado meses, sabes que ninguna obra maestra se crea de un día para otra, prueba, falla y vuelves a empezar. Se todo esto porque mientras trabajas me hablas, y aunque muchas veces te desesperas, te rascas la calva, torneas los ojos, empujas el cincel con más fuerza; aunque no ves mis lágrimas allí están. No puedo decir que me maltratas porque no lo haces, tampoco me mimas demasiado, pero si lo suficiente para que siga en tu taller. Sabes qué los resultados serán para mí… me llevaré la gloria, luciré preciosa, estaré disponible a la visión externa del mundo, para eso me preparas. Aunque yo, prefiero lo que no se me ha preguntado…, quedar~me pegada a ti, en tu taller. Se que me sacarás a la exhibición, y si olvidan tu nombre te has encargado de tatuárme~lo, por donde quiera que alguien observe, mi voluptuosidad. Así no tendré que hablar, ni tendrán que tocar demasiado adentro para saber que tú… haz sido el creador. Quedará en la memoria del tiempo, porque un escultor así... no se olvida y menos mientras su obra; se escape en los únicos instantes que duermes, a escribir sobre su Ingenio.

~…mi Dogma~

…los segundos son tan cortos, la fecha de caducidad que trae~mos integrada tan inclemente. A veces, se viaja a otra dimensión para estar con quien se quiere, se sueña, se anhela, en ocasiones se va al “cielo”, o al “infierno” todo por estar allí, un instante más… Todo va muy aprisa los minutos, la gente, el hablar, la información, el uni~verso… No quiero absorber al mundo dentro de mí, no me cabe tanto conocimiento, no pretendo, nada que no pueda alcanzar. Se podría tomar como conformismo, sin embargo en mi forma de ser es que prefiero ese •~Res~pi~rar~•, el compartir suavecito, esos instantes donde no volverá, y aunque el tiempo, sigue transcurriendo de igual forma… Todo se va acercando a eso que todos llaman “Muerte”. Y yo, me peleo con la Parca, con los pronósticos que alejan la alegria por vivir. Le hablo al ~AmoL~ con “L” porque en mi hablar, así lo pronuncio… le digo a los estados críticos de su existencia. No se puede llevar mis deseos, voy a robar~me, con la furia que se me otorgó, lo que sea necesario desde la Esencia para combatir, resistir, para ir y volver, a esos mundos paralelos encontrar~lo; y venir…, Con la creencia de que traigo la “Sanación

~…aprendí de la Naturaleza~

Durante todo el huracán permanecí con la ventana abierta, y fui viendo cómo los pinos, de la Iglesia que está en la otra calle. Se doblaban, se batían, parecía que iban a salir volando. Su altura los hacía ver imponente antes del huracán, pero durante el episodio, me parecían frágiles, veía como volaban sus ramas quedando casi sin ninguna. Nunca se partió su tronco, y esto me hace pensar en el amor, en estar enamorado… En Sentir las fuerzas naturales que baten en el conflicto por permanecer, por ser. No todo durante un huracán permanece, pero ellos que parecían débiles, esos pinos que llegaban hasta el suelo, y iban para todos lados… permanecieron, como permanece la gente que se quiere con el paso del tiempo. Como cuando te enamoras, eliges cada día estar, y nutrir… esos pinos quedaron prácticamente sin ramas, pero no fue la furia del acontecimiento climático quien los arrancó, se quedaron; después de varios meses, ya tienen ramas verdes…! Como las personas que se quedan, las que no huyen, las que de verdad quieren estar, abrazan en medio del desconcierto, de la tempestad, de la miseria…, porque la vida, pone pruebas, y los humanos también sabemos resistir, quedarnos anclados Tierra adentro…, y algunos saben Amar!

PD. ~ Tengo ramas muy verdes, estoy bastante alta y me sé mover en espiral, he vivido muchos huracanes, no me han arrancado, …y lo más importante, te lo repito… ¡Quiero permanecer!~

~Cartas para éL~ ~(…Hendi~dura)~

(. . .)

~Me rompes el coco~.

Tengo la presión ocular, la medular y la espiritual; al rimo de la cacofonía, que acabo de sumar en la frase.

Duermo contigo, me sacudes con tu soplido espantando mis dulces duendes, no porque seas celoso, si no porque te gusta sentir~te, en el viaje de mis locuras.

Si me ves, risueña, moviendo las caderas quieres formar parte del movimiento (y no del naranja).

Mis tetas desconciertan tus pupilas, ya que en tus manos el volumen de mis carnes sobran.

Cuando me tienes en el punto sublime, te adelantas a mi jadeos; y me dices al oído; lee a el (((Marqués de Sade))).

Sonríes perverso de saber~me, satisfecha de tus desvíos. Sabes que necesito más de lo que te pido… y tú, buscas escabullir~te, sin que yo sospeche. Que en ti, también quedan pendientes…

Puedes dar todos los hachazos a mi coco~locotomar de mi, como agua refrescante, para fortalecer tus riñones con los cual luego empujarás con fuerza, sin quejar~te, porque te falta el aliento.

Quiero…, tanto de ti, que te chupo cada detalle… y de todo lo que siempre deseo… Cuando dices; qué quiero poner en tu boca…, lo que quiero… es llenárte~la, de mucha…, Verdad!

¡Con Alegría!

Empecé mi día contenta, y lo terminaré, sin extraños fantasmas… así que agradezco al guiño que alimenta mis razones… de seguro… en un vaivén almico, me re~encuentro con la belleza, que me hace reír de corazón…! Quiero, creer en que lo que me justifica las instancias de los pasos a seguir… de alguna manera; mi micro uni~verso… está paseando más allá de las galaxias. Entre la falta de las simetrías y las fórmulas expansivas, me voy a soñar que el meteorito caerá sobre mi…

~cuando es…de verdad~

No te pido grandes hazañas, con el simple roce de tus segundos en mi, me sacio.

No pretendo que te entregues con la misma magnitud, sino que aprendas a fluir con las corrientes de mis sensaciones.

No quiero tener una etiqueta, solo que mientras nos viva~mos, te sientas querido, respetado, admirado.

No se valen promesas, ni falsas, mucho menos planes a largo plazo… prefiero la eleccion del día a día.

No quiero que digas cosas que no sean necesarias, las cuales luego no se puedan sostener, prefiero que las sientas a que las pronuncies.

No voy a perder el entusiasmo, porque las cosas se compliquen o las carencias se vuelvan más extremas… Voy a permanecer, hasta que mi Alma desee.

No voy a pretender jamás, meterte en una jaula, porque mi jaula, es muy pequeña, y yo, la ocupo toda, “asi que con lo cual”, eres y serás siempre esa ráfaga.

~Cartas para éL~ (Mi querido…, Mutante)

…cuando te acercas, tengo tensión en el cuerpo…, pasa un diminuto tiempo. Y, el torrente sanguíneo empieza su misión de hacer~me, sentir cosquillas…. Innatos Temblores se apoderan de mi ser… en cada ataque de risa se liberan mis feromona, efecto tranquilizante, re~corre por mi piel. El entorno huele a fragancia exquisita de mis adentros. Contoneo, de aquí para allá, en el calor de tu mirada, me saboreo cada pedacito de ti… ¡Te disfruto! …hasta cuando eres in~soportable. Cuando te vas; se quedan esas cosquillas corriéndo~me, de arriba a abajo de lado a lado. Quedo empapada de tu decir. Vivo impregnada de ti. En cada paso, en cada respiro, cada foto, cada palabra, cada chiste, te veo en otros seres, para no sentir tu ausencia, (aunque es un pequeño engaño), porque nadie es parecido… y tú, en tu re~corrido por la vida, has ido absorbiendo de aquí, de allá, te has hecho un Mutante de tu propia Creación, eso… ¡me encanta! Sudo tu nombre..., aunque parece algo tan simple, el trabajo viene desde la Esencia del Espíritu, y eso es arduo… como lo es … ¡Querer~te!

Blog de WordPress.com.

Subir ↑