~Cascar…~

By Vestio

(. . .)

Rompiendo el huevo…, desde adentro con el pico blando que tengo, y desde afuera con la ayuda de éL, que trae un cincel en la mano. Todos los días viene a darle al cascarón, y yo… como si no estuviera lista para nacer repongo las grietas. Tanta humedad interior ahogada. Quiero ver un poco de luz exterior. Sí, es una contrariedad. Se debe a que lo que habita dentro es un sistema anti~humanos, pero como si esto fuera película de ficción. Él, que viene a tallar el cascarón porque al final su querer abrir…, para liberar lo que hay en mi…, queda como runa grabada en el tiempo. Le escucho, de todas las formas que fui dotada, aún sin exponerme a un mundo de excesiva luz; misterios, y terribles catástrofes…, le presto atención, le miro cuando éL cree que está apunto de romper el cascarón, puedo remarcar su belleza. ¡Me encanta! Pero con lo que más me conecto es con la frecuencia de su vibración, con la sabiduría de su existencia. Esos consejos que viene dando para que salga lista, para que la tontería no venga incluida. Las fuerzas se repongan, una vez afuera pueda abrir alas, para sobre~vivir. Me ha tomado mucho tiempo, al final vuelvo y repongo el cascarón con Magia del Interior. Porque quiero que siga viniendo con sus teorías y sus formas. Que aún sin tocarlo, sin picotear del maíz de su mano, me hace sentir Plena. Eso que dicen que se viene a este mundo a vivir sin apegos, no lo entiendo, quizás cuando éL, logre abrir del todo, no seremos los mismos…, eso me aterra. Si pierdo la sensibilidad de disfrutar mi propio sentir, y empiezo a vivir con molduras, no digo que no sea beneficioso para el ser. Simplemente es un sistema de control, se ve que aunque no he salido, vine con las alas de mi sentir primitivo…, donde redirijo la energía… Mientras tanto le sigo aprendiendo reformándome en su método. Pues nunca tendré la certeza de nada, más qué éL; vino a dejarme huellas profundas, mientras exista mi latido, y eso… ¡Se Agradece!

Foto colaboración de Vestio

Anuncios

~…huerto in~fecundo~

Los únicos partos que he tenido, han sido tumores.

Soy una enfermedad andante, un desprendimiento de útero.

Tengo un pulmón perforado, mi intestino genera tanta toxicidad, que hace implosión cada tres minutos con exactitud.

Mis ovarios tiene tantos tumultos de maldad, que parece el infierno con una gran cosecha.

No puedo ofrendar nada bueno, aunque por dentro intento decirle a mi cuerpo.

Se sabio, hagamos algo bien, aunque sea por una vez…, pero que va…

Mis engendros nacen muertos.

~Cartas para éL~ (lerda…, en ti)

By Vestio

¡Bonito!

…, así te digo porque tú ser muy intencionado desprende esencia, del saber lo que quieres y como lo quieres. Eso que me das, alimenta mi día a día, tienes una delicadeza en tus detalles para hacer~los, imborrables y únicos. Pocas veces me dices: “que me quieres” …,porque para ti eso es evidente, y es aburrido juego de niños desgastar las palabras. Me tienes ñoña, más de lo habitual. Te he pedido que no me des tanto, porque luego, sentiré la ausencia muy pesada. Cuando no estás cerca, estoy sumergida en las risas que me dejas. Ese vaivén en mi cuerpo, contoneando mis curvas, brota mis cosquillas y calores. “Magia” para un cuerpo que ha sido devastado por el paso de su tiempo. ¡Lo agradezco! …como cuando tomas de tu espacio libre y me llevas contigo. Haciéndo~me, parte de tu entorno, de tu belleza interior, de lo que aprecias, de cómo piensas… siempre dejando abierto para el inter~cambio, de ideas, aún cuando me vacilas, mis inocentes cuestiones. Estás ahí demasiado tiempo, me siento plena… y te he confesado que eso me aterra…, aunque soy de disfrutar y exprimir~te, los instantes. Te vivo hasta en el silencio, ese que te carcome, porque tú…, siempre quieres más y más conocimiento, más y más risas, más y más entusiasmo, vida etc… y yo, te contemplo y te hago cariños escuchándo~te, mirándo~te, abrazando tu esencia, esa que viene con tanto adentro… Siempre estoy, dispuesta a la apertura de tu ser, sea cual sea la situación, si mi rendimiento falla, entiende que la energía entregada aunque vaya a otro ritmo, es inmensa como el cariño que te tengo…! Ese soplo de tu existencia marcando la mía… me mantiene; despierta, dispuesta, y alegre… mi gratitud con la melodía de mi palpitar que siempre dice; éL, éL, éL…

Foto colaboración de Vestio

~Éter~

Vestio

Intentaré no romper los trozos.

(. . .)

¿Habrá tanto amor contenido en el mundo como para sostenernos unos con otros? … O simplemente rellenamos con expectativas. ¿Qué es el otro? ¿Qué soy yo? La cascada del interior es un flujo inagotable hasta el día que tu ser deja de palpitar. Aunque parezca inofensivo, a veces trae corrientes, que devasta los brotes de la orilla. Inundaciones en el ser. Como en toda tempestad, las palabras, los consejos de los que en ese momento están más equilibrados, llegan… y el que está en su tormento, se aferra o se suelta… pero una elección siempre surgirá. Algo me viene avisando, que mi selva interior está llena de plegostes místicos. Que hay gente estancada en los pantanos, y aún siendo mi propio ecosistema y tener todo un mecanismo de sobrevivencia. Las corrientes, lo natural arrasará. Voy a ese punto donde el elemento que rige mi vida; el fuego, la pasión viva, ese magma que colisiona por dentro para luego resurgir. Suele encontrarse con la franqueza del aire, entonces todo el oxígeno acumulado se vuelve asfixie. Todos los elementos reunidos bajo mi propio comando, a la espera del equilibrio. Con prontitud ese desconocido sentir, en su punto más elevado, hace un llamado a toda la esencia a reunirse. Es una apertura de luz, que solo llega por momentos. Quieres tener la certeza, aún sabiendo que ni tú, tienes el control. Y tanto de afuera dispersa lo de adentro. Cruje toda el destrozo, bendices el seguir respirando y maldices el volver a recomenzar. Todo oxidado remendado. Observas lo que sobrevivió, algún pájaro sobrevuela el área buscando su árbol, su familia, dices queda vida. Todo está seco aunque abruma la humedad, pues no todo resiste el frío, el viento, y mucho menos el agua. Te acercas a ese ser que lleva tanto tiempo vivo, está caído. Tocas sus ramas y se parten, su Salvia derramada y sus anillos de vida han llorado. Se acabó su respiro, abrazas lo que sabes que tomará muchos años en deshacerse… Agradeces el amor, que te sustentó el aliento. Haces promesas que luego serán vagabundas en tu día a día, pero en ese instante son la pureza, que sustenta tu efímero ser… Te hablas de posibles próximos reencuentros… aunque sabes que en el fondo la única certeza es que…, también vas a morir.

Foto colaboración de Vestio

Se llama~…Seguir~

No van a robarme.

He defendido mis formas, con honor.

No van a quitarme nada ñ, que no quiera ofrendar.

Tampoco voy a volver a jugar a la falsedad.

Estoy muy cerca de explorar el siguiente nivel del dolor.

Así qué…, dejaré todo por mi misma.

Esta penumbra ya la crucé.

Y esta vez, me solté de los pilares.

Ahora, empujaré antes de colgar, de la tiranía de la vida.

~…agujeros~

Hice tres agujero para meterme dentro de ti.

Uno para mis dolores, otro para mi estéril corazón y el otro lo reservé para todos mis delirios.

Cuando me adentré casi fue imperceptible la sensación y el olor.

No sentía el frío habitual, ni la desolación.

Toda la sabiduría derramada se adentraba junto con mis partes en los cráteres.

Sensación de respirarte, los surcos germinaron semillas de quietud.

Hermoso el momento de llamar y enunciar que me llevarías lejos…

Jadeó la quimera de la exactitud presente, me entregaste algunas razones para sentir…, el último palpitar.

~…oquedades~

No soy

…arte.

Ni poseo

dotes.

No tengo

Pertenencias.

(Entiéndase artículos de valor).

No las quiero tampoco.

Quisiera andar descalza

pero, como necesito depender del

“Mafo” para poder llegar a un lugar…

y luego descalzar~me.

Mi ropa es regalada, rara vez me compro algo, lo más caro que llevo repito es el “mafo” que no es lujo, sino necesidad.

Si voy a comprar~me, algo de ropa voy a donde está la liquidación, (si esa que nadie quiere), por dos dólares, cinco, meh puedo conseguir…

No me gusta regalar, porque no espero regalos.

(Entiéndase comprar algo, para que no parezca contrariedad, la ropa “regalada” me refiero a donada usada, de segunda mano…)

Veo la necesidad que oprime, el hambre aunque no salga de casa.

Parece que tengo una vida sin sentido, veo poco, hablo poco, leo poquísimo, aprendo lento.

Aquí…, no habita nada.

Por lo mismo quizás, este como otros mensajes estén faltos de sentido.

~…¿autonomía emocional?~

¿Se busca realmente el desapego emocional?…

El tema de las relaciones sanas e insanas me la trae tomada de las greñas.

Nadie va lineal, el ser humano por excelencia se equivoca.

La métrica se expande poco para tantos equívocos en el mundo.

¿Relaciones horizontales? ¿En serio?

Ni arriba, ni abajo, ni sumar, ni restar…

Es que si no la cagas por algún lado, eres un código fijo.

El desafío es que todos de alguna forma vamos a necesitar, y no siempre vamos estar alineados.

La relaciones con uno mismo son de por sí una incongruencia.

¿Que sería de nosotros de si fuéramos lineales?

La rigidez en la emoción sólo genera alta tensión, y al final seguimos siendo la especie que de alguna forma u otra necesitamos, co~crear…

~Cartas para éL~ “Nubes Negras”

…cuando no me lleguen las palabras, ni las caricias a tu alma. Cuando el pecado de mi insistencia, no pueda con la carga… Me sentaré en la oscuridad, con la Luz de mi interior, desde allí…, en el silencio contemplando lo que no soy capaz de calmar. Respetando la grandeza “de los que se fueron, pero están”. Cantaré esta melodía mientras mis ojos lloran tus dolores, y desde la comprensión más noble del Ser. Te sigo acompañando.

~Belcebú~

Disfrazada de traición me arrodillo.

Sobre la horma hambrienta de sus pasos.

(. . . ) me he alimento de los pedazos, y los maleficios.

Sin escrúpulo miento, voy a la hoguera…

Donde se hacen los grandes conjuros con Satán.

Me arrojo sobre su fuego, permito que me consuma el fulgor de mis entrañas.

Soy la sombra que roza mi luz, un eclipse inconcluso.

Me he clavado el puñal de su aliento, por el cual nunca más se respirará.

Mi infliel lacayo el Sentir, estoy entregada a ti.

~…jodidas decisiones~

Saber…,

cuando quitar~se,

y saber cuando poner~se.

Acertijos de la vida,

dar un paso en falso,

puede ser educar

las resistencias.

La creencia más grande

que posee el ser interior,

es acechada por el desvarío

de las emociones.

~• “Bad Milk” •~

…que le quiero por su

~“mala leche”~.

Todos quere~mos…

Si muevo las caderas

con la sabrosura estridente.

Me crujirán las vértebras

y los tornillos…

El lado oscuro me apretará.

Recordando que mi

columna tiene una lesión

Medular.

Mi cerebro tiene los deseos

me sofocan los delitos inconfesable.

Para prolongar el orgasmo,

y desmitificar la cadencia

o la disonancia de mi entre~pierna.

Para darle un rato a la caldera

con el obelisco de su sexo.

Cuando la vagina no me pueda,

la mermelada de mis labios sobra…

~…Apocalipsis~

Aunque mi cuerpo oscila tanto o más que mis palabras.

Siempre espero que te quedes con el abrazo, que salta por mis ojos.

Se que no llego, que no soy lo que necesitas.

Allí se puede infringir sobre la variante del verbo ser y estar… para conjugar con los versos de pertenecer y entregar.

El péndulo que cuelga de mi verdad, teme que se detenga sobre el rechazo.

En la expansión del juego atroz.., que es seguir tus teorías, no pongo cuidado, así que voy tropezando con trampas que no explotan, pero dejan marcas.

…Y aunque recibo tu soplido por mis audífonos, que sepas, que a mi ni me aburre; ni me deja quieta.

Hoy, me enseñaste el Principio de Arquímedes, que según tú, desde la primaria lo tenía que saber…

Le sumaste sin piedad al desorden hormonal que traigo; el Reloj Apocalíptico, y cierras con un: ¡Gracias!

… y pienso que los minutos del Fucking Reloj, avanzó… como no quiero que se me acabe el tiempo contigo.

Te grito desde mis entrañas… lo mucho que,

¡Te adoro!

~Cartas para éL~ (Axioma)

AmoL

(. . .)

Me has ido enseñando, a como te gusta que te “toquen”, y el trato que quieres.

Me gusta aprender~te, es como si no tuviera memoria sobre nada, empiezo de cero en ti.

Moldeas mis sentidos, cualquiera podría mirar de afuera, y decir que autómata…, ignoran el sentido de la ecuación que domina tus sentires.

Desconocen las proporciones de tu decir, de tu querer, y los resultados que arrojas sobre mi materia.

Es fácil querer dominar a otros, lo difícil es soltar en la elección; del día a día, dejar que la otra persona te aprenda con grandeza, sabiduría y secuencia de tus actos.

Es muy cómodo para algunos hablar de sensibilidades porque pegan palabras tras palabras.

Mientras que tú: haces el amor en donde las líneas pierden la cordura, volviéndo~se curvas, con la cadencia de tu margen….

Ese sutil abrazo que das, tras la fuerte elocución de un relámpago ambiguo que busca definición, quiere reacciones, anhela siempre algo más, y mas que un simple deseo…

El amor, tú lo conociste, lo viviste, por eso tus labios profesan que nunca más sentirás algo igual, me encanta que no me engañes con falsas promesas, ni que hagas que albergue esperanza en la espera.

Me abres la jaula de mi propio Sentir poniéndo~me, a elegir.

Sabiendo que la vida, o yo misma me he negado demasiadas posibilidades.

Me besas, no precisa~mente, mis labios carnosos, ni mi vagina deseosa de tu lengua in~quieta…, si no que lo qué haces es besar~me las heridas, y estimular mi sistema endocrino para que albergue la ilusión de vivir~me, a mi forma.

No guardas reparo en ver qué mi lado salvaje, posesivo, e in~saciable, se calma con atención y dedicación.

Esa que me brinda tu cariño, que para mí…, es sagrado, y lo más hermoso que puedo experimentar.

Porque es empezar a conocer~me; es explorar, y explotar al máximo, mi Ser.

~

~…encuentro~

En el vaivén de las olas, donde mis carnes son libres, y el sol me hace suya.

Allí, donde mi sonrisa no tiene fin, y mi piel se carameliza.

Mi ser sediento de sí misma…

Mis labios se cuartean, mis ojos se hacen pequeños.

Mi pelo se encrespa como espuma de mar.

Los peces se meten por mis vertientes a hacer~me cosquillas.

Los cangrejos me pellizcan los pies.

Los turistas tiran su anzuelo.

Invitación al roce, como si el deseo tuviera vida propia.

Un poco más adentro me pierdo, en mi propio mundo, finjo demencia para no estar allí…

Me zambullo buscando a otros seres, en ese otro mundo…, el océano.

Me aferro al encanto, veo su aleteo, escucho la melodía liberadora… siento la plenitud.

~…más trozos de mi historia~

Vestio

… Cuando estuve todo ese tiempo en cama, la gente me decía dale tira pa’delante, voy a estar aquí y lo sabes… se agradece sincera~mente, que otros piensen en uno. Ahora bien, cuando estás limitado de movimiento y lo tuyo es perder~te, en un sin~tiempo con la naturaleza, no hay forma de que te llene, la tv, las lecturas, las visitas, las conversaciones… No se trata que nada de eso sirva, incluso los grupos de apoyo y demás… todo eso está muy bien. Yo, participé en varios, pero regresaba igual, o peor. Me hice la promesa de que cuando saliera a la calle nadie notaría jamás mi sufrimiento, le entregaría; Sonrisa y Alegría… porque nadie conoce las luchas de otros y quien era yo para descargar, mis lamentos en otros seres humanos. A través, de estos años, volviendo a retomar la vida, que mucho me ha costado, la gente ve mi “impedimento” o quizás lo veo yo más que ellos, se acercan preguntan, les parece increíble lo que cuento, me felicitan y dicen que soy un ejemplo a seguir. No quiero ser ejemplo de nadie, porque como bien le digo a esas personas con toda honestidad, no han visto mis momentos oscuros donde el suicidio ronda mi cabeza, cuando me mutilaba el cuerpo, y dónde lloraba arrancándo~me la piel, el pelo y mis partes íntimas hasta hacer~las sangrar. Equilibrada no he sido, daño me hice y también hice a muchas personas cercanas. Lo vivido no me hace mejor persona, me hace grande elegir querer ser un poco más sensata, agradecida y ver con sinceridad las posibilidades que tengo. Mucho trabajo interior que si bien he tenido profesionales “bastante buenos”, (muy poco tiempo) lo que he logrado lo hecho con voluntad soltándo~me, y apreciando la vida que quiero que es la de la naturaleza ir afuera y respirar~la. Hace casi un año, me desprendí de alguien que venia soltando porque necesitaba hacer~lo igual que deje otras personas por el camino. Al hacer eso se abrieron nuevas ventanas, recibí ayuda de otra persona, que me ha dado un empuje emocional sin ataduras y sin mentiras de mis propias posibilidades, siempre es bueno aferrar~se, a lo que te llena de vida e ilusión. Lo que no es bueno es vivir de mentiras o de cuentos inconclusos como los que yo misma me tenía que crear para sobre~vivir. No puedo juzgar a nadie, porque mi historia ha sido también con errores de los cuales, celebro mucho de ellos, porque sin ellos no pudiera apreciar. Lo que he avanzado y en los pasos que voy dando… pues de la vida me gusta lo mínimo. Desahogarme en la escritura, andar con el corazón expuesto, y el contacto animal, con la tierra, el viento, el agua, el sol y la noche. Estos aparatos que me hacen tener algún tipo de contacto con personas afines, solo me sirven para el desahogo y contactar con esas personas que vibran parecido, del resto… los lujos, la competencia laborar, quien se ve mejor o peor, etc. Me parece vacío y no va conmigo… por más que intente convivir, con horarios y rutinas, se que siempre me las saltaré, y huiré hacia el respiro de Gaia…

Foto colaboración de Vestio

~Cartas para éL~ (…pestañear)

AmoL

…Lo que observo en tu rostro, que enamora mi ser.

Veo el paso de tu tiempo, la sabiduría añeja de tus labios.

Las arrugas del quebranto, la mirada que capta todo hasta lo más efímero con detalles infinitos.

Miro de cómo crecen tus vellos…, y esas venas que se brotan cuando algo te incomoda.

En el tercer ojo se te hace un espiral de líneas de expresión con ciertos momentos explosivos.

Hay cosas que me encantan de ti, que me niego a compartir~las, a decir~las.

Porque se que nadie más las percata…, y esas las hago mía.

(. . .)

Cuando te hago el amor con el pestañear de mis ojos.

Foto colaboración de Vestio

~…malditos demonios~

Yo, a mis demonios les puse nombres. Por la conjunción perfecta del verbo, que no faltará sincronía. Porque al llamar~los con nombres propios ellos responden mejor. A Josefina le gusta enroscar~se, y atornillar mi estómago, a David le gusta asfixiar mis pulmones. A Jerónimo le encanta joder mis ovarios, y a Ruth le gusta hacer~me, pólipo en el intestino. A Juan le gusta tirar de mi ombligo, y Isaac se mete como piedra en los riñones. Elisa me tiene las arterias de mi cuerpo obstruidas. Y Jesús me dejo sin oxígeno las neuronas. Magdalena encabronada me condenó a la desdicha, me negó el placer.

~…defunción~

Nunca le he tenido miedo a la muerte, y si a la vida. Últimamente me azota una ráfagas de pesadillas, que se llevan a todos los seres queridos. Le pone tiempo de caducidad a cada persona que quiero, menos mal que no son muchas porque sino, sería terrible el panorama de despertar. Todos llevamos un tiempo para permanecer en la tierra, algunos se van muy pronto, y otros tardan demasiado en irse, nada es perfecto. Lo que me llama la atención es qué sintiéndo~me tan lista para irme, no lidie bien en esas pesadillas con la partida de mi seres queridos. Algo reflejan de mi, y es que no estoy lista para perder a alguien más…, me canto lista para irme yo. Es más fácil de cualquier ángulo que se mire, acabar con lo maltrecho de mi decir y existir que quedar~me, a el devenir de las muertes. No puedo ver el sello de mi caducidad, pero espero que antes de que el reloj ponga los últimos minutos de mi vida, espero que me conceda un poco de alegría, en la petición de mis adentros.

~…marcando~

A ManueL,

le encanta eructar

sobre mi vagina

estimulando mi clítoris.

Le molesta que

otros digan: me gusta,

cuando no son ellos

los que afeitan mi pubis.

Así él domina mi psiques,

metiéndo~me, la lengua

hasta donde mis ovarios palpitan…

Foto colaboración de Vestio

~…sin nada~

¿Ante los ojos de quien?

No es que lo obtuso de la vida me lave el cerebro, ni son las circunstancias adversas las que me dan el crujido de los huesos.

Si hay animales que vuelan perpendicular al sol, porque he de someter toda la demanda existencial en curvas.

No estoy para lucirle a nadie las vasijas de mi cuenco, la rebeldía de mis adentros marca su ritmo.

Los encantos no están escasos es que simplemente no se le otorgan a cualquiera.

La energía hay que cuidarla, sacudirla y saber a quien se la entregas.

No el que entra más rápido es el que se queda con el conocimiento, ni el que valora lo esencial del discurso.

No tengo que lucir nada, ni empoderar con falsedad, no tengo nada que exhibir y me alegro que así sea, muy ligera de carga.

Desvanecer~se

Quiero irme antes, se lo he pedido a la vida siempre. Estoy lista para perder~me en su profundidad. Equipaje ligero, desapego total. No tengo nada que me ate. Deseo empezar a entrar humedecer, todas mis parte en su claridad, hasta desvanecer~me. Sin recuerdos que torturen mi alma, sin dolores que taladren mis huesos. Tener toda la sal en la boca, hasta que el ahogo llegue. Dejar de ser… para existir. Soltar~me, para ganar la libertad ansiada. Nadie podría llorar mi plenitud, quien aprecie un trozo de lo que he sido…, celebraría que al fin, terminó.

~…no me toca~

No me quiere hacer el amor porque dice: que parece que esta sobre él una gelatina, y si va sobre mi entonces le parece que está en una cama de agua, y bastante tiene con las mareas.

No quiere tocarme los muslos porque tengo grasa que hace huecos en la piel, y no quiere chuparme los pezones porque dice: que mis tetas están pesadas.

Con lo rico que es el movimiento entre mis carnes cálidas, lo apretado que es mi sentimiento.

Que no quiera es su derecho, el mío es no negarme el placer.

No me avergüenza las estrías de mi cuerpo, ni los pellejos de mi tiempo.

Todo ha sido una historia, en la cual se va contando mis penas, y mi desgarrador instante de la entrega no correspondida.

El llanto aniquila el alma, pero he sabido sonreírle a las frustraciones del cuerpo.

Algo más poderoso me sorprende, he labrado el camino con las dificultades, más no con la desdicha.

Parte de mi cuerpo camina muerto, más mi espíritu, mis pasiones siguen ardiendo como el magma de Gaia.

~•encadena~dos•~ •Carta para éL•~

By Vestio Alonieco

“AmoL”

(. . .)

Alguna vez, intenté contar~te sobre; cómo el moho se pega y va corroyendo todo… De esas tontadas que me invento, pero no pude. Cuando me escuchaste decir que hablaría del moho, hiciste lo típico en ti: con tus lentes de intelectual, te recostaste en tu silla y estrujándo~me, tu voz en mi pecho. Empezaste con tu típica frase “pero, vamos a ver” …soltándo~me una cátedra de cómo el moho corroe. Yo, alucinada perdida en tu decir, tomando una que otra nota, que quizás nada tenga que ver con la teoría y si mucho con el amor. Casi sin parpadear, que por eso traigo los ojos dolidos, por no querer~me, perder nada de ti, extiendo mi mano para querer tocar~te, aunque no alcanzo, quisiera poner un dedo sobre tus labios que se mueven a gran velocidad mientras tus ojos se tambalean en la búsqueda de más información y yo, te sonrío, tú sin darte cuenta reaccionas con una leve sonrisa a mis sonrisas, bromeas sobre algo serio y sigues hablando…, porque no te callas nunca. Y como para mi no es abuso escuchar~te, te dejo hablar de lo que sabes, y de lo que te inventas que igual todo en la cadencia de tu voz se escucha muy bien. Sabes sacar partido de tus atributos positivos, tomar como el moho a la cadena todo lo que quieres. Mientras tu explicas; me aferro más… Cuando tú batallas con la sabiduría, buscando liga mental, yo simplemente sigo corroyendo tu espíritu aventurero, sin invitación me adentro. Como ancla vieja de barco grande, con cadena gorda sigo el viaje hacia lo profundo de tu ser. Allí, he empezado a crecer. Por más que intentes transformar ciertos aspectos, ya estoy en cada eslabón que te conforma, hasta en los que no me pertenecen, porque con el tiempo. Toda unión posee del otro. Mi anhelo, es perpetuar~me, en la erosión de tus neuronas, y en ese desgaste me recuerden con afectos y defectos, en la transición de tu vida en la que llegue. Para encadenar~me, con fuerza hasta dejar~te, sin aliento. Que sepas que sigo; ~AmoL~discando tu alma corroída~…, y algun día tirare~mos de una que se llamara: “la nuestra”.

Con cariño y verdad…!

Foto colaboración de Vestio

~…remembranza del corazón~

“Lo que más me gusta de ti, es lo más aguantas de mí.”- by: ManueL

(. . .)

Si sacara la teoría incongruente de su decir, analizaría las leyes cuánticas del verso en reverso. No hay fórmulas exactas para enaltecer la belleza dada… Este simbolismo en la frase puede simplificar se ama a sí mismo, pero sabemos que la palabra aguante “René” la exploto a su máximo en su canción “el aguante”, por lo tanto, todo lo que representa “es lo que más aguantas de mí” es un festín de emociones del trato, al contacto una expedición de instantes. Lo que está claro es el poder que tiene el gustar de sí mismo. En la gama más alta de sentires los versos siempre dan formas a lo elocuente o a los resquicios de besar al otro…, para dejar las metáforas, la lingüística, el poderío de la palabra exaltada al gusto. No hay floritura, sin un espectador de un lado que entregue toda su verdad. Ni remendadas sensaciones que rocen los estigmas amorosos de los encantos. Lo que se aguanta en la entrega no es mas que la expansión de todo lo que se anhela del otro.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑