~…disipar~

Creías que era cierre mágico, tomaste con toda tu vileza, tiraste, separándo~me..

Desprendiendo mis dos lados, a uno le dijiste: no más…

Fui tan ilusa, corrí a despedir~me , a besar~le como nadie lo hacía.

Quedé vagando en un sin fin de pensamientos incomprensibles.

Agarraste la otra parte que quedaba de mi, la pegaste en aquel muro donde yacían las memorias de un tiempo.

Juraba que alguna parte de ti, tendría la magia para volver a cerrar las pelusas sueltas que re~corren por nuestros cuerpos.

El olor a muerto está muy cerca, solo se me pegan los espíritus que abandonan el cuerpo, ya no quiero darles respuestas.

El único toque que he tenido es cuando me abandonaste, adhiriéndo~me a la cerca.

Te he mirado de frente, temblorosa, absulutamente impregnada de cariño.

…solo se te ocurre moverme, a donde me de más humedad, para que el proceso de que el musgo me posea sea más rápido.

Tres cruces frente a mi, todas con tu bendición…, mientras que a mi me arrebataron el crucifijo que me protegía de las ánimas.

Me cruje la serpiente venenosa del desprecio.

Pido ferviente que se pudran los pedazos de velcro de mi ser para claudicar la historia.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: