~…invisible~

Aunque todas las ganas se quedan en el limbo.

Mis pinceles se quebraron, se me acabaron los colores.

Él, es una obra de arte, resalta su esplendor, deslumbra.

Quedo anonadada, con el fraseo.

Observo mi teatro destrozado, las máscaras robadas, las líneas repetidas.

No tengo hierbas para ahuyentar a los espíritus, que le temen a los escalofríos.

Estoy buscando la cuerda invisible, que me ofrecieron los seres de luz, esos que me susurraron su nombre.

Anoche acorralada desvanecí, me prometí no regresar, fui despertada…

Las voces que hacen eco a mi sentir me dijeron: estar alerta.

Abro los ojos, están ahí apabullando los sentidos, ¿quién pudo dibujar en su rostro esos ojos que devoran la vida a detalles?

¿Quién le otorgó la fuerza interior, y ese cerebro hambriento?

Sin importar quien fue su creador, ni porque lo mece por mis cercanos valles oscuros, se le agradece.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: