Aileen una puta mierda

He tenido un brote de valentía. Que no era mia… sabía que me estaba “auto~engañando” con agarrarme de una ilusión, y que al desaparecer se me caería todo abajo. Que no volvería a caminar erguida, que no iba a querer, pisar lugar público, ni rodeado de gente. Sabía que las ganas tenían que nacer de mi, pero llevaba toda la vida esperando. Cuando se me brindó la mano, dije al menos inténtalo. Levanta la cabeza del suelo, aprende hablar aunque sea por teléfono, anda a caminar aunque sea sola, intenta seguir los consejos, estudia, sal, júntate, con lo que te haga sentir… y no se que me hace sentir. Cometí el error de quien me daba la mano, su amistad. De hacer una interferencia emocional, aferrándome, encariñándome, obsesionando mi corazón a ese sentimiento solo mío. He vivido tan aterrada, tan miserable que era obvio que a la primera caricia gentil, mi corazón sintiera deseos de vivir. Donde está la falsedad en que todo lo he ido haciendo, para verme bien frente a esa persona que ha dedicado su tiempo. Lamentablemente, como le dije la palabra necesidad y apego, dañan a quien se dice querer… yo estoy rota jodidamente rota… jodidamente apegada, jodidamente necesitada… Jodida… y no se lo que hago. Creo que esto se llama dar lástima….

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: