~…poco duró~

Cuando fui penetrada…

Mi rostro de satisfacción era un poema amable. Pude sentir la dicha de mi feminidad abriéndose hacia la sensación más placentera física.

Mi espíritu parecía a ver logrado superar los enigmas, de la carencia, evolucionado a cierto punto insospechable.

Era libre, libre de sentir.., como se fecundaba mi vientre, aromas exquisitos desprendían mis poros.

Mi cuenco derramaba agua, transparencia de mis delirios más profundos.

Entregada… me crecieron lirios en el útero, mi vergel estaba entusiasmado y pleno…

Colmado de su luz… era momento de que los engendros nacieran, me abrieron y sacaron; espigas muertas, espinas podridas de la sobre~saturación.

He maldecido, los latidos que experimenté, el instante de proclamarme al fin… ¡Viva!

Trajo el desafortunado momento donde todas mis criaturas se volvieron un bache de sangre, pestilencia de mis adentros…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: