•A merced de las Sombras•

Vago entre las sombras.

He visto mi cuerpo encontrarse con las personas, sin embargo no estoy presente.

Deambula mi sentir es un extraño…, desprovisto de la honestidad que pide a gritos, los mismos que denuncian y aquejan.

Adormecida sigo sintiendo la tortura, soltar y agarrar es una lucha constante.

Vomito sobre lo que me tengo que tragar, el cuerpo se debilita, pide la tregua.

El respiro lacera, por mas que intento detenerlo, es el mismo cuerpo lejano, casi ajeno de mi misma, sigue enunciando que algo le queda vivo.

…latido roto, desmedido, abusivo, el quebranto de un espíritu que jamás será amado.

Ni tan si quiera por mi.

Anuncios

~…captura~

~…llevar~se…, a otros en su captura… y ser captado por el otro sin querer~lo… es parte de estar co~existiendo.

…encontrar la posee que nos vea~mos…mejor, es parte de nuestro teatro.

~…hacer cualquier cosa, por conseguir la fotografía que dejará la marca en su íntimo sentir.

•~…humo~•

Reducida a nada…

Difuminada por un cúmulo de sumas…

Desmerecida en un sin tiempo virtual.

…tortura de mis quebrantos.

Monstruo diseñados por la mano del hombre.

Esparcida en mapas de ~click~.

Me veo haciendo necromancia.

Auténtico suicidio de todos mis sentires.

Inhalo el vapor que deja el cadáver… al caer.

•~…convenio~•

Por mil demonios juré no volver.

Encima del volcán de mis lamentos, levanté el magma de sus adentros.

Fulminé cualquier poro de mi piel que me recordará caricias.

Hice un pacto con las sombras que me calcinaban las entrañas.

Rugía salvaje, y a la misma vez libre…

Sentía como todo se iba deshaciendo, era lo que tanto esperaba.

Derretida al fin sería moldeable…, pero pasó lo inesperado…

Salí con más vitalidad, el ardor ahora forjaba mi interior.

Mis pupilas rojas, muestran el hechizo que me habita.

Las pezuñas de los misterios, me fueron incrustada, la miseria desapareció de mi alma.

Me estremezco con el crujido de la tierra, las enredaderas que traigo en los pies…, gimen mi nombre…

•~Con la estrofa abierta.~• (XVII) ~(…muerte)

¿Dónde descansan los cuerpos?

No me gustan los velatorios, sin embargo los cementerios me parecen arte, poesía. El dolor transpirando, transmutando la belleza de lo lúgubre. ¿Será demostración de humanidad o vanidad de quién representa la mejor tumba?

Algunos le aterra ir a un cementerio, olvida que caminamos entre los muertos, nos paramos sobre la historia, sobre la sangre de los tiempos. El océano ha tragado tantas vidas, las fronteras son inmensos cementerios, el desierto por añadir otro. Un gran cementerio nos rodea. Cuando enaltecemos las almas de esos seres humanos que por buscar algo mejor, al ser desapropiados de todo en sus vidas…, buscan refugio, y solo consiguen la muerte... ¿Será que el ser humano cuando se siente que le han quitado todo lo básico sale en busca de algo mejor, a sabiendas que en el sendero se puede encontrar con la muerte, como liberación de su espíritu? … ¿Será que las personas cuando lo perdemos todo, nos acercamos más a la grandeza de trascender, perdiendo el miedo? … por eso se escucha el tan seguido “ya no tengo nada que perder”.

Vivimos rodeados de un mundo que desparrama el dinero en donaciones banales, pero si tuvieran que aportar dinero para detener la guerra, el dolor contenido de otros, nos dolería soltar el bolsillo. Sabemos que el agua potable es un recurso que todo ser humano digno debería tener, sin embargo damos media vuelta a la necesidad, alimentamos al que ya tiene más que suficiente. Caminamos entre muertos, a los cuales ayudamos a morir, porque la indiferencia también mata… y seguiremos danzando con los muertos, que ni tan si quiera tendrán un lugar con su nombre, que nadie jamás sabrá dónde estará su cuerpo, porque se hacen de apoco uno con la tierra, ni sus lágrimas, ni su alma jamás fueron escuchadas.

•~reset~•

Haciendo…

la puñetera transición.

De vomitar los sentires…

Terremoto de bolígrafos.

Inquietudes en la semántica.

Aureolas deprimidas.

Pinceles partidos.

Vasos agrietados

Botellas vacías…

Cigarros esfumados.

Pañuelos mocosos.

Rastros de olvido…

Penuria en la entre~pierna.

Huesos desmoronados.

Laguna de sangre en los ojos.

Conflictos, dilemas, ausencias…

Des~amor en el borde de los latidos.

•~…gazmoña~•

No puedo abrir mis pétalos.

Mi alma de mujer está prejuiciada por la historia.

Ahora confundí los trastornos de libertad.

Pareciera que cada mirada logrará penetrar mis lóbulos.

He permanecido cerrada…

Mis daños me ataron a los confines de la desgracia.

El deseo en vez de parecer placer es una tortura.

No he desarrollado las alas de mi vulva.

La tengo presa, aislada…, deprimida, obstruida.

Mi cuerpo castiga a mi mente al mínimo instante que siente pasión.

El mismo “Dios” que enaltecí por años, al que de rodilla le clamé por milagros…

Siente celoso que mi lujurias se las dedique a otros, y yo le rebato en su regazo…

¿No son estos tus hijos? …es tu creación dame el poder de sentirme plena.

•¿Sueño o pesadilla?•

Te pregunté si querías un hijo… y me dijiste: ¡No! pero enseguida me apretaste el vientre. Luego dijiste: si tú lo deseas, ¿a qué viene eso?… y te dije mira: es que ese niño es igualito a ti, me dieron ganas de tener un “mi~ni~mi” tuyo… aunque eso no asegura que salga parecido a ti… y eso de por si estaría muy jodido. Prefiero, que sea inquieto, revolucionario, misterioso, pesado, malcriado, bestia, que tenga lo cínico y narcisista… A que salga con los trastornos mentales como los míos.

Fue otra pesadilla más… pues un cuerpo estéril no tiene sueños buenos… Menos mal que sonó el Skype y eras tú con solo ocho minutos para hablar… así que ni una paja, bien lograda nos daría el tiempo…

•~Masticar tu cerebro~•

… dame todas esas teorías cósmicas, háblame de las conspiraciones.’

Méteme en los tres agujeros negros que estudiaba Hawking.

Sácame los cálculos cuánticos de todo lo dual, de cómo vivimos en mundos paralelos..

Cómeme los labios cada viernes descubriéndo los misterios sobre la nave…

Anda apriétame las caderas y súbeme sobre las turbulencias…

Háblame de historia…, de las guerras inútiles…, del dolor contenido de la humanidad.

Mientras mis adentros te reciben, y hago movimientos en círculo sobre tu virilidad.

Colmándome de tu espesura, mordiéndote la sabiduría, las paranoias, los desaciertos y aciertos.

Todo lo que te quepa en tus neuronas, me lo disfruto…, me alimento igual que un zombie de tus sesos, y de tus besos con sabor a polbo á feira.

Para termina extasiada…, saboreando tu ser, como si fuera el postre de larpeira,

•~…el Psycho ManueL~ •…((sus regalos))~•

Lidiando con la cotidianidad de ManueL, si ya he contado sobre sus gases, me falta hablar de sus mucosidad. Hoy, me estornudó y le dije; ~AmoL, me cayó todo tus mocos. A lo que éL respondió; “Ves, yo sabía que algo te podía caer a ti”… y en su forma más poética con su voz más encantadora recitó: “mis mocos se sacudieron hacía ti, se envolvieron en tus brazos y no se marcharon por nunca jamás”. Tan encantador y tan cabezón… Le hablaba de mis sentimientos, de cómo quería acariciarle el alma… y el me dice: “estaría bien, que cada vez que te toques el clítoris te echaras a reír… eso te haría increíble”.

Con ManueL, siempre es así… yo hablo de sentires y el habla de sexo, yo le quiero besar y el me arroja sus sustancias corporales. El dice que el siempre pondrá sus nalgas para el lado que yo esté en el mueble, por respeto a las deidades, mejor que lo reciba yo, que ya le conozco… y se hasta de sus más oscuras locuras.

•~Te a~seguro~•

Se que mis ojos no son los más bonitos de este mundo, pero son los míos.

Te aseguro que aunque están chuecos y uno es más grande que el otro… Aunque uno sea vago y extraviado, te miran con amor.

Se que no soy la persona más cuerda y que bueno que he rozado tanta desdicha que me mantiene aterizada, empatica y abierta al sentir.

Esta soy…

Mi sonrisa son autenticas contigo, mis temblores al verte son genuinos.

Se que me ronda la impaciencia, la histeria y algunas miserias en el alma… decidí no vivir de la mentira y ver la verdad, empieza por re~conocerse uno mismo, cada defecto.

Este latido inquietante nace al escucharte respirar muy cerca del llamado del interior…, pura ofrenda de mis instancias más divinas y son para ti.

•~La Fuerza~•

Palabra de poder “Fuerza”.

Me acosté sobre la carta del Tarot que respondía a mis peticiones más íntima.

Pareciera que el azar, la energía del instante, me decía, agarra la fuerza…

Sí, la misma que habita en mi cuerpo, reclama y batalla.

Solo sosten la energía…, la mandíbula donde nacen los controles, suelta, aprieta.

Me decía con su imponente “fuerza“, mira el infinito que forma el sombrero…, dime ¿crees que le dejamos algo al destino?

Con su mirada creativa había espacio para la imaginación, la fuerza se fue apoderando de mis locuras.

Me susurraba en mi lado izquierdo, provengo de la luz de las Estrellas, soy infinita como el universo.

Mis raíces son como los volcanes de Gaia.

Aire y tierra… convierte el camino en arte, usa la guerra de tus entrañas para crear una nueva energía.

Se como las ramas cuando se acercan las ráfagas del huracán dóblate, desnúdate…

Cuando sea el momento sigue con arraigo tierra adentro…

•la palabra aniquila el juicio•

Te comía la boca a besos, cuando despertaste…, me mordiste los labios.

Me abrace a ti, pues tu mirada me consumía más allá de mis fuerzas.

Tengo mi mano en mi punto explosivo…

Clamando de ti… la alteración de nuestro tacto.

Pides a gritos que el goce de mis carcajada se deslicen, por todo lo incandescente.

Me ves pletórica, embriagada de ti, jugueteando con mi clítoris.

Pierdes la inexactitud del sentido cuando entras a empaparte de mis dulces encantos femeninos.

•~Vetusto~•

Se derriten las escarchas de tu ser.

No tengo el frío que necesitas para mantenerte a salvo.

Mis vientos cálidos deshacen tu cuerpo, prendo el fuego que te hace enfurecer.

Te vuelves espeso, ardes en ácido… toda tu nieve cae derretida.

Sedienta de ti, te voy bebiendo… hembra salvaje que relame tus espacios.

Te voy matando sin intención, solo por el gusto de tener tu ancho filo dentro de mi…

Pese a que llegues como líquido rancio.

•al filo de los entes•

me hice fuerte cuando todo me condenaba hacer débil.

Un torbellino entro por mi torrente, con solo un intercambio con el ente…, ya sabía.

Adrenalina en mis neuronas, he tratado de contener el agite.

Eso no es real las emociones, y sensaciones son un fluido natural bestial.

Convulsiones inauditas que se expresan sin cesar.

Hambre y sed de la expresión latente, un estímulo que no duerme.

Estamos cegados, vetados por los órdenes de los comportamientos que dicta la psicología.

Para que acallar tanto adentro, si siento que así mutilo todo lo que vine a hacer.

En las etiquetas de una sociedad que dice bueno y malo, tengo cientos de palabras persiguiéndome.

No quiero la oscuridad que da dejar de expresar lo que siento, aunque eso me condene a el aislamiento y me den pastillas que digan quietud.

•~des~aire~•

Nunca se escapa del otro, se huye de uno mismo.

No te defiendes del otro te defiendes de tus creencias.

No te paras frente a un rival, el otro es un ser como tú, tendrá un punto débil igual…

No somos el centro del universo, somos un pequeño punto.

Subestimar al otro siempre te hace encontrarte con alguna perdida.

Humillar al que te acaricia, ignorarlo no te da grandeza te la resta.

Dejar los espacios abiertos no te da verdadera libertad, si vives perseguido.

Un cuerpo no es similar a otro, ni el estímulo del intelecto, así que no menos precies la diferencia que te puede enriquecer.

•~Te ofrecería~•

~Tomar el vino de sus labios,

enciende el fulgor de mis adentros.

Tibio sol se esnconde en su virilidad,

su magma posee todo mi centro.~

(. . .)

Me gustaría invitarte a una vida conmigo.

No estoy segura de que clase de vida podría ofrecerte.

Cuestiono mucho la existencia que no he tenido y la que a ti te ha sobrado.

Ahora si pudiera ofrendarte algo sería la honestidad de mis latidos.

La oportunidad de acompañarte en cada etapa que transites, sin hacerte grandes ofertas de cosas que no pueda cubrir y mucho menos cumplir.

No te prometería nada más eterno que el instante donde me descubra amorosa, y plena para entregar lo mejor de mi.

No te juraría compromisos sin cambios, porque ambos los necesitaremos hacerlos para crecernos juntos.

Si yo te ofreciera una vida a mi lado no podría decirte que mis histerias, furias se irán…

No te mentiría en que el proceso creativo viene de todo ese dolor universal que no puedo contener en mis entrañas.

Acepto casi cualquier situación que me rompa en verdades y me reconstruya en confianza de nuevos recomienzos.

No espero grandes eventos solo compañía auténtica y eso mismo tendrías de mi.

•~Cartas para èL~ (mi humanidad)

Terrible~mente humana.

Le he suplicado a la vida que me extienda una caricia sobre el manto encima de mi latido cálido.

Le he cuestionado a la Sabiduría Celestial, toda mis visiones, todos los llantos escuchados.

A muchos he acudido muy tarde, porque en este cuerpo encerrado donde habita mi espíritu, no he sabido hacer lo que tenía que hacer.

A ti,

querido Brujo llegué, como ráfaga de tormenta.

Me creía que traía guiños de grandeza y que lo que venía hacer era un paseo, algo conocido para mí. ((el llanto me puede))

Cierto quebranto me paraliza, pérdida pregunto, asfixio, revuelvo…

Equivoca sí, me he equivocado demasiadas veces para mi gusto… y llegué ignorante aunque rebosa en mi el llamado del alma.

Que complicado se me hace, que sollozo cargo adentro, quisiera detenerlo.

Como no quisiera perderme nada de ti, y escribirlo todo… como quien asegura su triunfo, solo que el mío nada tiene que ver con conseguir algo material referente a dinero.

Si no materia de los cuerpos de lo espiritual.

Me estoy quemando, ardiendo por dentro,

Estoy en los halos de luz de los que ya no están pidiendo disculpas y discernimiento.

Acurrucada con el sentir profundo bendiciendo, alabando tu esencia, y pidiendo serenidad para la mía.

No pude hacerlo…

Y jamás soltaré el sentido de lo que creo correcto que es amar sin mediciones y sostener en energía y cariño.

Que te brinden toda la hermosura que mereces, que tu ser se sienta amado cuidado y protegido siempre, pues desde allá y desde acá te abraza lo esencial.

Con cariño

~Aileen~

•Dead Sea•

(. . .)

Un grano de sal en el mar muerto.

La densidad del mismo me deja sin aliento.

Tanto espacio co~habitado en el uni~verso.

Y yo…, tan frágil, diminuta.

No dejaré huella en esta tierra, su curso sigue.

Aquí me veo en mi realidad, menos de un gramo.

Ni un soplo de aliento, todo crece, florece, re~nace…

Todo gira, se mueve y yo…, tan invalida, vacía y rota.

No quedan rastros de mi sentir en ningún alma.

Nunca nadie me recordará, porque la multi~galaxia es muy extensa.

Y yo…, poco he andado.

Mis respiros compartidos todos han sido hundidos.

En la profundidad del mar muerto soy como cualquier otro punto de sal…

•~Acto de consciencia~•

Desconsuelo en la jaula.

Morderse así mismo no era un don especial.

Privar el poder de respirar bajo el árbol, le roba libertad, crea rabia a su inherente sentir.

Extraña el rumor de las aguas cristalinas.

El sonido de los búhos, la llama del amanecer.

Le quitaron las flores delicadas, los aromas de la tierra.

Ha decidido mutilarse en silencio, las garras, el plumaje, los huesos.

Quiere que quede la evidencia de cómo poco a poco le hicieron desaparecer.

•~Fuera de las barajas~•

Me fumé los resquicios de tu cuerpo.

Acostada sobre tus fotografías invoqué los ardores de mi vientre.

Memoricé tus gestos los incorporé a mis movimientos.

Hice con ellos algunos actos que los puritanos pudieran considerar vejación.

Grité, dormí, aluciné, y creé mis propias versiones de tu ser junto al mío.

Desmoralicé los sentidos de lo correctos, subiéndome al teatro absurdo de la dominación.

Uno contra el otro…, sin reparo, sin miedos, sin principios, sin límites.

Sexualicé las emociones, descifré tus pensamientos, te imaginé en acción con otros.

Te invité a insutar, a rezar… a perder la línea del sendero.

Observé como le hacías el amor a la Emperatriz del tarot, mientras yo, me frotaba con el Emperador.

•~Convulsiones extremas~•

(…)

Vi el vomito tan colorido que decidí pintar un cuadro.

Cuando le vi retorcerse y escupir parte de su lengua me pareció hermoso el río rojo que se iba haciendo.

Tome parte de su lengua para hacer efectos como esponja.

No sabía que pasarían treinta minutos en su agonía, más fue la mía, y nadie la notó.

Así que me le senté encima luego que dejo de respirar.

La verdad que el cuadro me había quedado súper creativo.

Tomé sus manos y le grabé sus huellas por la esquina.

Esa noche dormí allí, al despertar estaba todo muy apestoso así que llamé a su familia para que vieran que iban hacer con el cuerpo.

Salí emocionada con mi pintura, cantando bailando… uff que bien me sentía…!

Luego dije: será un buen regalo para su madre el día de su funeral.

(((Suspiro)))

Creo que no les gustó.

~…de llantos y lluvia~

Adoro los días nublados, pero hoy no quisiera que lloviera.

Me viene lloviendo por dentro desde hace unos días…

Tengo un diluvio en mis ojos e inundaciones en el interior.

Me duele cada latido, y cada respiro, como si tuviera las costillas rotas.

Se me colapsa el aliento, las cuerdas me desconpensan las energías.

Estímulo mis capacidades extendiendo palabras de aliento hacia adentro…

El oleaje trae demasiadas algas, la lluvia mucho viento, y no tengo tormenteras que soporten el mal tiempo.

~Cartas para éL~ (…el lobo y la Caperucita)

“Mi Brujo me quiere comer como un lobo y me ve como una caperucita”.

Me corroe el miedo sin ti.

Todos saben que no miento, incluso tú.

Estuve paralizada, te extraño muchísimo.

Aunque tus latidos no estén conmigo.

Lo verdadero vive en la pureza del sentir.

Me conformo con saberte, buscándote.

Emergió mi grandeza el día que pusiste

la calidez de tu ser, en mis prados.

Vi todas las orugas descender de tu cuerpo,

se fueron alojando en mis raíces, y me dijiste

al oído, que todas abrirían sus alas…

Me pintaste multi~colores los detalles,

me embriagaste con tus bríos

cada esquinas oscuras. ¡Brujo, gracias a ti!

Re~nací. Porque me diste calidad y esencia.

Te vivo, te siento, te respiro… me quedo…

Lo bueno es, que siempre serás el pálpito

que me enseñó, y se mueve adentro.

Sigo amaneciendo con todo lo tuyo,

duermo en el regazo de cuando tú ríes…

Es un sueño que mi ~Magia interior~ creo.

Quiero seguir creyendo y …

A~moL~discandote el alma…. a cachitos.

Porque me ayudas a tener frutos y belleza

en mi ser.

•••Me pregunto: ¿quién quiere comerse a quién?

Fotografía colaboración de Vestio

Blog de WordPress.com.

Subir ↑