De corridas•••

Me moví para dejarle espacio, sin embargo salió corriendo. Quiso encontrarse con algo más… primero me pateo el ego (ya sabes…, las emociones egoístas). Se me pasó muy rápido, cuando le vi sonreír, esa comisura de los labios que me daba gana de comerla suave y sin prisa. Entendí que a veces se brilla desde lejos y se anhela de otra manera. De todas forma la cama es pequeña y yo sigo siendo muy grande. Me acurruqué con mis cinco almohadas, las estrujé en las partes que más necesitas de comodidad…. y a domir a gusto.

Anuncios

4 comentarios sobre “De corridas•••

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: