•~Convulsiones extremas~•

(…)

Vi el vomito tan colorido que decidí pintar un cuadro.

Cuando le vi retorcerse y escupir parte de su lengua me pareció hermoso el río rojo que se iba haciendo.

Tome parte de su lengua para hacer efectos como esponja.

No sabía que pasarían treinta minutos en su agonía, más fue la mía, y nadie la notó.

Así que me le senté encima luego que dejo de respirar.

La verdad que el cuadro me había quedado súper creativo.

Tomé sus manos y le grabé sus huellas por la esquina.

Esa noche dormí allí, al despertar estaba todo muy apestoso así que llamé a su familia para que vieran que iban hacer con el cuerpo.

Salí emocionada con mi pintura, cantando bailando… uff que bien me sentía…!

Luego dije: será un buen regalo para su madre el día de su funeral.

(((Suspiro)))

Creo que no les gustó.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: