•~Cartas para éL~ ((Bendito ser))~•

A ti querido Brujo;

Por la esperanza,

el cariño y paciencia

con la que me creces…

(. . .)

No sueño contigo.

Despierto en ti…

Voy al igual que un girasol en busca del sol.

Me tuerzo delante de su mirada.

Igual que un ciego me guío por las vehemencia que hace el sonido de su voz.

Mis entrañas se alimentan del fulgor con el que capta la vida.

Tengo enraizado mi espíritu a los calambres que traen consigo su presencia.

Respiro a su ritmo, danza cuántica de giros impredecibles.

Un árbol pertenece, se arraiga a la tierra aguanta el clima…, la furia del tiempo, el desprecio de los hombres.

Soy una aprendiz de su estadía en esta existencia.

Sus hojas caen en otoño, me crujen las vertebras y sus colores me aferran a su tronco.

Esperar el invierno en la savia de sus asperas capas, me alimentan la fuerza de aguardar.

Trae el aroma a primavera metido en la juventud de su alma, tiene sus ramas colmada de respiros ajenos que lo invitan a seguir.

Sus veranos son la calidez que me crece por dentro, su gran sombra protege, es el sustento de mis ansias.

Le respiro…, sin que me quede una línea de su ser sin ofrendarle mi gratitud, y de este amor bendito.

Con cariño.

Anuncios

•Preñada de miseria•

Le escribí al dolor que aguarda en mis paredes.

Al resguardo de unos sentires insaciables, a el cúmulo de mis tormentos.

Frente a la gloria de mis pesares, me rendí.

Sin que exista la posibilidad de grandeza para un alma defectuosa.

No quepo en un mundo tan grande, sin embargo me acobijo en un cajón limitado.

La luz exterior me deja ciega, vuelvo al cuenco, a la grieta de mis adentros.

Sangra el delirio de una mente corroída por los designios de una creación…, que no supo enviarme armoniosa.

No señalo con el dedo las maldiciones acuesta, porque dice el empoderamiento, la psicología que todo está dentro de mi.

…y adentro solo retumban los ecos quebrados, la ansiedad, los espíritus encerrados, no encuentro donde abrirle el portal de mi ser, para que transiten.

Entre la psicosis, la fantasía, el creer y no creer.

El amor está manos vacías… así vibra mi vientre, a puro desgarro desprendido de no tener ovarios suficientes para hacerme de valor.

En el silencio y el ruido se jamaquea mi tornado.

Sigo estando sin estar, preñada de miseria, sin esperanza.

•~Cartas para éL~ ((tus atenciones me sustenta))~•

Querido Brujo;

Las aguas de mis adentros tienen manifiestos, toda mi piel agrietada por la sequía empieza a nutrirse.

Son los benditos encuentros…, el oírte respirar agitado re~viven mi vergel.

La grieta hace eco con tu nombre enredado, consagrado a lo más puro…, se re~vuelve.

Esa manera de acariciarte la cabeza, y ese diminuto parpadeo que asegura que tus ojos sigan lúcidos en busca de más…

El latido de tus venas es todo un espectáculo que hace que tu rostro denote cuando habla con pasión, o cuando ríe con verdadera emoción…

Observarte es abono seguro para todo mi ser.

~Con cariño~.

•~…alcanzando el Nirvana~•

He visto las batallas que no he experimentado en sus pupilas.

De igual manera he presenciado sus victorias.

Estoy ahí…, como fantasma que asusta, aunque no toque.

Desafío su paciencia, contra atacando sus sentires, llevar la contraria, intentando sensibilizar.

Un ser con piel sensible para las caricias, pero muy férreo para luchar cuerpo a cuerpo.

No me quiere dar la amabilidad de sus sentires, el sendero le ha dado muchas vidas.

Me parece bien, que se cuide.

…es admirable como mi ignorancia insiste, y no abandona.

Cuando escuece la deformacion de la mente, no existe forma de frenar…, solo queda sentir.

Los protocolos del servicio ponen a cualquiera en comando, a pie de cañón, difícil bajar la guardia.

Esperar nunca es fácil, rendirse tampoco cuando tienes el blanco en la mirilla.

Ser incongruente, no te da medallas, pero quizás alcanzas tu propio Nirvana.

Intento construir una balsa para ponerle de nombre “Kon-Tiki”, aunque mi tribulación sea solo yo, y el fantasma…, el mismo que le persigue.

Si veo los peces voladores, un crepúsculo impresionante en la línea del Ecuador.

Sabrás que al llegar la oscura noche sin Luna, cuando solo palpiten las Estrellas en el firmamento, estaré haciéndote el amor.

Mucho antes de que lleguen los meteoritos, los misiles o los extraterrestres.

•~…mechero~•

Solo me exhibe cuando cae la noche.

No le gusta que resalte los brotes de mis poros.

Solo me lleva por la penumbra, teme que lo reconozcan,

Al parecer los hoyos que hace la celulitis le afecta a sus pupilas.

Voltea la cara cuando habla buscando según él estrellas en el cielo, todo para que suene romántico.

Cuando le saludan hace que no escucha, para no tener que responder preguntas…

El contoneo de las carnes le pone los nervios de punta.

Dice sentir malestar para volver a meterse en la cama…, donde el calor y el menjunje no le incomoda.

Dura lo que dura un pabilo de una mala vela, aún así nos divertimos rellenando el mechero.

•Carnívora•

…me perdiera en la maraña de tus ideas.

Quisiera que me sirvieran un trozo de tu cerebro, no cuando estés muerto…, que me lo sirvan cuando estés ardiendo en emociones.

Cuando te doliera el sexo ahí quisiera estar, metida en tu virilidad, inmiscuirme sin reparo.

En ese momento que inventas una excusa para no herir, aunque termina sembrando la mentira.

Sería interesante estar en tu latido, si, si…, en ese que te incomoda, para saber la verdad de tu sentir.

En la exposición se muestra lo que más nos gusta, y nos acomoda…, pero me pregunto ¿cuál será tu plan?

•~…nieve contaminada~•

Copos de nieve embriagan mi ombligo.

Se acurrucan mis ovarios, contracciones in~exactas.

Puntos cardinales estallando…, guerras.

Latidos en colores enuncian que queda vida.

Escucho el suspiro del pájaro que emigra hacia otra tierra.

Debajo de las huellas, queda el lodo.

Cae la nevada… al derretirse sientes las ramas quebradas.

El magma te calienta las raíces del sentir, vuelves a resurgir.

•~…amor de vertedero~•

(. . .)

Trae consigo el olor inhóspito de la humedad, mezcla de lo podrido.

Estados en descomposición, aniquilando las esporas de los pulmones.

Pisadas seguras hacia el infierno, para acabar con el oxígeno sagrado del cuerpo.

Asegurar el aliño, con el cual cocinar los fuegos innatos del sentir fracturado.

Engullir la mafia de los sentires, el pecado sobre las neuronas cálidas.

Observar los vuelos de las aves negras, picoteando los restos…, ver la gracia de como se alimentan de pico en pico.

Polvo, brisa, sensaciones amargas; aún así el ~pal~pi~tar~ de los cuerpos sigue vivo.

Atendiendo esas células mutantes, agua estancada para saciar la sed.

En ese reflejo en el que puedes divisar, que el amor sea lo que sea, ó tome mil formas de espectro… te sumergirás… con esperanza de salir airoso.

•~Psycho ManueL~ ((mételo ya…))~•

(. . .)

Al estilo de Naruto, me mete un ninjutsu dejándome perpleja mirando sus huevos parecidos a los del caballo Tupac, los mismos que se encogen por el frío. Toda su risa abarca lo más íntimo de mi cuerpo. Empuña mis zonas menos amables al estilo de los Caballeros del Zodiaco batallando por el Santuario. Como todo viejo lesbiano seduce los arrebatos de mi feminidad. Se trepa sobre los tumultos de mi cuerpo, como buen capitán al estilo de su amada heroína da órdenes los agites hacen sonoras melodías de su tripulante entrando. Abusa de mi intelecto, mostrando las cicatrices de su tiempo, intento besar, y morder para dejarle la huella perpetua, al ritmo de los azotes pélvicos le canto: “mételo ya, sácalo ya”… ese éxito con el que me conquisto. Nos quedamos encajados como los animales…

•~…viaje~•

Photo by Vestio

Entre la verdad y la mentira transita la mirada.

Es una búsqueda inquieta…

Brusquedad que se hace rebosar entre los versos.

Un viaje doloroso para sus neuronas, esas que escudriñan creyendo en los pensadores.

Sin saciar su hambre… el ensueño de querer siempre más… el sentido de lo opuesto realza su escalofriante límite llamado: realismo.

Batalla con su existencialismo… está ahí…, aquí. Palpita marcando la pauta de su sistema de creencias…

Se arrodilla hasta ver la sangre correr en nombre de la fe.

Se puede agarrar de cualquier deidad, sosteniendo el tambaleo del debate; físico, y espiritual.

Foto colaboración de Vestio

•…desvincular•

Hueco abismal…

Arroja al vacío las bendiciones.

Le da cabezazos a la cordura.

Muerde solo cuando le apetece.

Penetra sin engullir la emoción.

Se sacude de cintura para abajo.

Sube su pantalón sin mirar atrás.

Macabro eco se repite una y otra vez.

Discordante compás tuerce el ritmo.

Trampero rompe los huesos ilusorios.

•~…sonido del alma~•

El espíritu…, tiene cadencia suena a lluvia.

Trae las esporas de la melancolía, impregnada en su mirada.

El silencio hace ruido ensordecedor de quienes rodean su hábitat.

Sentir y usar la empatía no siempre “sana”, a veces no libera.

Todo se escuece cuando observas al ser amado padeciendo sus dolores.

Quedar inmune para un corazón enamorado jamás será una solución.

Se inquietará, se sobresaltará hasta dolerse, porque quiere absorber toda desconformidad, si eso le abre la posibilidad de volver al sendero.

Cuando co~existimos en lo esencial, las incomodidades del otro también pasan hacer tuyas.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑