•trueno•

Que dichosa la victoria que llevas en los latidos de su vagina.

Quién lo diría, que del pálpito de mis ruinas irían a llorarte en las corrientes de tu río.

Que el embrujo que te sigue llamando, a puesto eco en mi grieta, ahora pone solemnidad, y trozos de las sobras de otras noches.

Cuán embriagada iba la furia cuando se detuvo esta madrugada en mi puerta, rasgando la pena.

Hizo descuartizar la carótida así se quebraron las válvulas subsiguientes.

Huye mi sollozo de hembra herida, corrió por los prados dando zarpazos, agarrotando las fibras del más íntimo sentir.

Subí a lo más alto allá donde los árboles gimen sus placeres…, me ahorqué cuando ví que se aproximaba más y más la tormenta.

Anuncios

2 comentarios sobre “•trueno•

Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: