•Discurso•

Terminaba todos los preparativos la obsesión porque nada quedara imperfecto. El esmero en su día a día, sobre la mesa implacable banquete para las papilas. Una serenata resalta en sus ojos y su piel brío de amaneceres. Allí estaban todos listos, las palabras de sabiduría se harían sentir… que grande eres belleza, solo que hoy se te quedaron manchados los pómulos que marcan por donde bajan tus lagrimas secretas, no importa luces increible. Los hijos igual disfrutarán del discurso, duda está lista, sentido está nervioso, angustia dispuesta a estar presente, miseria y mentira están como siempre en su dualidad. Ya están todos esperándote, nadie notará lo que hay detrás de tu sufrir, y que en tu casa ronda la desdicha del aguante y el silencio. ¡Vamos te sigo observando y aplaudiendo!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: