•~des~borda~•

Se llega a la quietud…, cuando el alma se desmorona.

Cuando los órganos te rugen hasta el punto de la histeria.

El cuerpo se vuelve líquido, te deshaces de apoco.

Allí…, lo único que tienes es tu chapoteo, el único ruido es tu propio silencio rompiendo el pecho.

Crujen los huesos, el tuétano se siente denso, la sangre fluye adolorida, es la reforma.

Miras tus poros abiertos, el pelo perdido, las canas, las arrugas que emergieron del dolor.

Las estrías que estallaron sobre tu piel, los rasguños de tus entrañas.

Esa respiración ahoga, toma consciencia propia, el cerebro se oxigena por un instante vuelves a ti.

Te abrazas con la intensidad que se lo harías al ser más amado, resurge…

Las células son capaces de mutar, tú eres un ser hecho de membranas hambrientas de vida.

Te llamas por tu nombre es el sonido musical más hermoso que escucharas, la dulce voz de tus adentros.

Embravecido momento…, la quimera, una utopía que te emociona enamorándote de tu ser.

Vuelves una, y otra vez…, todas las que sean necesarias.

El aprendizaje recién a comenzado, ya sabes que puedes ser líquido, porque algún día volverás a la tierra y no regresarás.

Este es el suspiro…, el regreso de tanta ausencia de ti mismo… ¡por fin a acabado!

Anuncios

5 comentarios sobre “•~des~borda~•

Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: