~…cicatrices~

Las cicatrices en su cuerpo eran senderos turbios de una vida desdichada. Se alejo del mundo buscando encontrar fortaleza, sollozo con el bosque. Quién no ha conocido las riendas de la desgracia, sintiendo la oscuridad en el medio del pecho, donde nacen los respiros. Acaso existe un ser humano lejos de la lágrima que crece en un latido sublime. En alguna ocasión hemos caído sin remanso, ni alivio. Sin poder ocultar la sangre. Muchas ocasiones se anda con la sonrisa, como si fueran cosquillas en las costillas. Existen imágenes que no se pueden descifrar, aunque las mires, pues están llenas de podredumbre y desolación. Cuando el ser traspasa el umbral del dolor emocional y todo lo lóbrego acaba, nace la intensidad de volver a re~nacer. Cuando se están enterrando parte del cuerpo a la tierra, y los gusanos se empiezan a subir la piel, adentrándose por los poros es cuando todo resurge. No hay desolación mas grande que perderse de uno mismo. Querer a otros parece suficiente, hasta que el abandono, y los desacuerdos llegan, si lo diste todo hasta el punto de quedar sediento. Tendrás que buscar la fuente, y jamás caerá colmada de bendición sin rascar la demencia. El espejismo más grande es aquel en el que no puedes visualizar tu sombra, se tienen que agudizar los sentidos. Cuando los temblores no te permiten estar de pie, empiezas sentir parte de tu cuerpo que habías olvidado que existían. Al tenerlas que apoyar contra el suelo, y las paredes, te colocas de rodillas, pero te vuelves a caer. Crees que tienes garras en las manos, para utilizar la fuerza bruta. Al igual que haces para salvar a un ser querido, te sale la vitalidad, te sacudes el fango, te vuelves un salvaje de la sobrevivencia; te escupes sobre las heridas, orinas allí para dejar el rastro, y saber bien de donde has salido. Te paras sin armadura en plena desnudez de tus entrañas, no hay mejor momento para reconciliarse con el cuerpo, y el espíritu. Te prometes que tus cicatrices se volverán la potencia, aprendiste a ver la luz sin que se encendiera una vela. Avanzaste solo con el sentir aun cuando todo estaba denso y habitaba el desgarro. Ahora tienes la luz en tu tacto y la grandeza para no retroceder nunca más.

Anuncios

6 comentarios sobre “~…cicatrices~

Agrega el tuyo

  1. Sí…/ Aileen, parece que hubiera cierta luz especial con el sufrimiento/en las desgracias…
    -como una linterna de ayuda de emergencia-/
    Pero después de alumbrados con esa luz, ya nada vuelve a ser igual
    aunque se trate de lo mismo…
    De alguna manera rara nos quedamos ciegos e iluminados a la vez…
    para todo/

    Buena reflexión…
    Cuídate…/ Un abrazo de jueves
    Lucio

    Le gusta a 2 personas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: