•Diario del asistente•

Por el título se pudiera pensar que me estoy deleitando con el asistente.

Pero hablo de este asistente. Cuando presionó el cuerpo y lo llevó al Máximo que soporta me manda de regreso a los asistentes de rueda. Querer Libertad para muchos puede significar algo diferente que para mí. La prisión que yo conozco se llama cuerpo. Dios no quiere ser benevolente y mi cuerpo es un altar de histerias compulsivas por lo cual le hacemos la guerra. Así que aunque sea arrebatada de pastillas (recetadas) le vamos a dar pa’ lante…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: