~…seis horas y medias~

…esperé seis horas para agradecer~te, que viniste. Y esperé un poco más, para decir~le a tu subconsciente, lo maravilloso que es ver~te, sentir~te… aunque todo sea cifrado, obtuso, in~completo y nada me pertenezca. Aunque hoy, puedas negar las ocho horas y pico, con un poco más en las que hablas sin parar, me despiertas, y luego te duermes sobre mi cuerpo. Tengo que levantar~te, porque es tiempo, nueva~mente el maldito tiempo con su tic~tac; tienes que irte y decir que nunca pasó… desvirtuando la realidad… para poder seguir, ¿dónde queda la entrega del instante? Quizás en una memoria del alma, en algún lugar que los humanos aún no comprende~mos bien, que aún marcado por un tiempo… Algunos momentos son para siempre… y esos, no los eliges tú, sino los latidos de mi corazón y mis sentires por ti.

Anuncios

~Cartas para eL.. (Te beso con mis ojos)

… en esos pequeños instante, que tene~mos para re~encontrarnos, son mis ojos quien te besan. Cuando nace un bebé; las personas se maravillan aunque la criatura sea poco agraciada, buscan ver la perfección del momento…. Celebran que llegó a la vida, y que es mágico. Incluso cuando aún no hace grandes gestos, ni mira, ni ríe… Así es como este amor; te ve en la magia, te creo perfecto en esos momentos, eres mi todo… y lo más hermoso es cuando te vas y sigues dentro. Tan adentro, que puedo reír, imaginando tus locuras y habladurías solo, tus momentos de inter~cambio y de entrega. Es maravilloso que sean mis ojos quien te captan, y que sea mi esencia la que se enamoró; de las alas de tu vuelo. Comprenderlo y sentirlo son dos cosas diferente. Saber que eres un engendro, de lo divino, que vas cargado de defectos y virtudes, que te hacen ser tan humano, tan real… entonces mi parpadeo, como mi cámara y mi dedo inquieto, para no olvidar, para conmemorar te toma, imágenes y guarda en los espacios de mi alma, esos momento en los que frente a mi… Bajas la mirada suspiras, colocas una mano en tu barbilla descansas por un momento, escuchas las melodías; te meces levemente de lado a lado, que llenan tu ser de recuerdos, en los que yo jamás he participado, aún así frente a tí, respetando tu instante colmada de sentimientos de los cuales repito, no soy parte. Aletean mis pestaña; lágrimas amando todo lo ajenos, porque estoy conectada a todo lo que dices, y a lo que no dices…, y cuando eres tú quien honras a los que han pasado por tu vida, tus lágrimas que se quedan dentro…, yo las bebo a sorbos: como cuando se mira con ternura a un ser recien nacido. Cuando abres tus ojos, te estoy sonriendo, con los surcos del paso de mis lagrimas dulces y amorosas para ti… y a todos tus instantes de recuerdos y añoranza…!

Siempre con “AmoL”

~…cartas para eL… ((Fragilidad))

…me preguntas: qué haré cuando no estés. Yo, en vez de hacer~me la indiferente, y poder decirte; me importa un carajo, si estás o no… lo que hago es desvanecer, me tiemblan las manos, el pecho se me agita, mis labios vibran jadeando un llanto imparable. Me dices; no me llores…, e intento contestar~te y decir~te: que para mí a las personas se le lloran en vida, con sus alegrías y con sus tristezas. Esa soy yo, honro la vida, porque cuando te mueras, no podré expresar~te, no podrás ver toda mi verdad, la que es solo para ti. Así qué no esperes, que te llore muerto. Te lloraré vivo, por todo lo bonito, por todo lo esencial, por todo lo que representas en mí… porque me da la gana, de dejar salir mis emociones sin filtro. Porque mereces saber que alguien te quiere, sin esperar nada de ti. Porque cuando camine, y ya no estés presente, no podre mostrar~te las imágenes que me recuerda a ti, ni podré contar~te lo que significó hacer algo… Cuando ya no estés en este plano, y estés con tu verdadero amor, siendo eternos… Yo, lo que haré será sonreír~te y vivir~te; de otra manera mucho más profunda. Y, cuando el descanso, me llegue a mi también, porque algún día me alcanzará, espero con ilusión, ver~les aunque sea una fantasía… Quisiera sentir~me con la certeza, que te devolveré cada buen gesto cariñoso que tuviste conmigo. Cuando la existencia diga que tu tiempo termino, no puedo mentir~te me costará dejar~te partir, pero lo haré. Con el infinito amor, que tu vida representa en la mía.

~…Disculpa el quiebre de mi espíritu, cuando lo sientes, como ahora en estas líneas, solo son la muestra de la fortaleza que sostiene todo lo que siento por ti…!~

~…cartas para eL~ (honestidad)

Quiero escribirle, a el sentir que me llevó a ti. Pocas veces leo, muy pocas me detengo en otros, no es egoísmo, en que no me dan los ojos para todo lo que quiero atrapar… Llegue a ti, en abril… y en mayo decidí que tenía que hacer un contacto contigo. Me leí cada publicación que tenía, derivé el miedo que me da acércame a un desconocido, porque la fuerza bruta, me atraía más… Era cada línea brusca un ven, era cada relato escrito desde el dolor, que lograba dolerme. Empecé a verte sin conocerte, ya te estaba absorbiendo en todos los sentidos. Sin que hubiera un rostro al cual pudiera asignar todo ese mundo que se despertaba en mí. Puedo asegurar que entre el llanto y la risa se bandeaba mis emociones. No pude más… quise establecer contacto, empecé por unos comentarios que no fueran vacíos, que lograran llamar tu atención, admito que todo fue bien calculado. Luego el próximo paso, buscar donde más podía seguirte fuera de WordPress, necesitaba sentir la cercanía. Parece que fui bastante elocuente con mis pasos, uno tras otro. Y allí estabas, siguiéndome para atrás en Twitter, era momento de acércame un poco más, reconozco que esto es bastante obsesivo, pero no podía detenerme. Todo indicaba que me acercara un poco más… y en ese contacto, fue cuando perdí todo control de mi… Empezó el trato, pero nada era como yo dictaba desde eso que me acercaba a ti. Me di cuenta que eras un brujo, que me sacabas sonrisas, que conocías muy bien tu labia, aún así yo iba en espiral hacia tus brazos. Mostrando mi pequeño vínculo con el mundo, el que ocultaba tras mi dualidad. Mi ser pretendía robarte verdades, y no fue así, solo me abriste como se abre una flor al amanecer y me fuiste llevando y bebiendo… Has tomado tanto de mi, como yo de ti. Siempre te he preguntado ¿que tienes? Me he puesto de rodilla ante la divinidad, para pedir por ti, sin saber que es lo que nos roba los instantes de tu vida. Estoy perdida en un amor profundo, abro mi mente a ti, porque mi corazón ya te lo entregué. Te he suplicado con inteligencia y sin ella. He sido violenta, maldita, en otras ocasiones sutil, eso sí siempre transparente, cómo estás palabras públicas que son para ti. Mi alma vaga, brujo a tu lado todos los días, estoy llena de energía positiva y a la misma vez estoy cansada. De que sea mi ser superior quien me mande información que no puedo confirmar, porque te niegas a que sepa la verdad. Y juro que por momentos lo entiendo, así como cuando decides apartarme, para que mi ser no sufra por ti. No sé hacer más nada que sentir, no me muevo si no lo siento, no hablo si no lo siento, nadie puede empujarme hacer nada, si no lo siento… Vivo desde ese auténtico motivo. Escribo lo que me vivo, entre mis fantasías y realidad, pero solo las escribo porque las siento… si no siento, no quiero estar en la vida. Así de sencillo… Y a ti, te he sentido dentro, te llevo muy adentro… Un eco que ocupa mi pequeño mundo, un suspiro que me estremece mis partes. Me gustaría aprender a cuidarte, a amarte como necesitas, porque al final a eso fue que vine a tocar la puerta de tu corazón. Y sabía que la enfermedad te rondaba los días, te amargaba la vida, pero te recuerdo tu vida, sigue siendo digna de ser valorada y honrada… Sintiendo los latidos apresurados de un tic~tac al cual no logró llegar… aún así te sigo… a~mor~discando, el alma.

Con profunda sinceridad, deseando que tu ser sane y sigas andando libre…!

~…re~encarnar~

Tengo deseos de morir, y por esta vez… quiero creer en la re~encarnación, (con ciertos ajustes, total es cosa de cada quien lo que decide creer), para irme con esperanza y sobretodo alegría. Hace algún tiempo le conocí a éL, y a sus mascotas, hablaba con él sobre la energía de los animales… un día le dije; “me gustaría morir~me y tener la dicha de decidir dónde y en que re~encarnar”. A lo que respondió; “…pues bien atendida estarías”. Tengo que alimentar esa fantástica idea de que seré una gata y compartiré en su casa. Quiero ron~ro~near entres sus piernas, subir~me a su pecho para mordisquear y lamer~le su nariz. Quiero maullar por su atención, para que me rasque o sobe justo donde me gusta. Tengo tanta necesidad de sentir caricias, pero no quiero que cualquiera me acaricie quiero las de éL… y ahora te cuento el por qué… En sus ojos irradia una luz brillante, magnífica, y cuando habla con sus mascotas, su aura cambia sin importar qué pasó un segundo antes, sus manos se mueven suave volviendo~se amorosas, su voz rasposa cambia a una aguda y se llena de ternura. La comisura de sus labios se estiran levemente, haciendo juego con las venas que se dibujan en su rostro… Prestando absoluta atención, busca escuchar la necesidad. Acaricia; mece, contempla, les mantiene limpios, (lo que es obvio les da comida y agua), les pone documentales y les habla como si fueran personas. Regresa siempre a su casa porque sabe qué el vínculo con sus mascotas es lo más real que existe… no quiere abandonar la sanacion y la sabiduría que se transmiten. Quisiera morir, con la certeza de que seré parte de éL… así mis ansias de ser parte de alguien Esencial, con valores hacia la vida, sería la caricia y la mirada de respeto que jamás he sentido…, eso sí sería una verdadera Bendición.

Aunque suene descabellado, muchos seres vivimos en los cimientos del dolor y la desolación porque estar rodeado de personas, no significa que estás en plenitud, y mucho menos que les importes. Tampoco significa que conocen del verdadero amor que trasciende de la espiritualidad. Estoy segura que muchos quisieran experimentar la mitad de la atmósfera que se comparte allí, sin ser una imagen para hacerse ver, o notar… no busca el re~conocimiento, ni apantallar… al menos no con sus mascotas.

~…Hacer~nos~

No tengo prisa por devor~arte, el cuerpo. Ni son ansias vacías de tener tu piel ardiendo con la mía. Lo que anhelo es tener la fragilidad de tus momentos exquisitos, eso que no le entregas a nadie. El pensamiento oculto que danza de neurona en neurona. Solo quiero, re~correr, tus intimidades con esencia. Como lo hacían los ancestro… En el bosque están los verdaderos Seres con Sabiduría, y tú… traes el rugido de la tierra en tus entrañas. Quiero, mirar~me en el tu reflejo hermoso, ver~me iluminada a través de tu sentir. Tu voz y aliento; son vida añeja, mis sentidos están hambrientos de lo real. Si quisieras hundir~te en mi… quedaría impregnada de tu magma. El canal hacia la pureza, estaría esparciendo Energía Amorosa.

~…su Huella en el 2017~

Jugaba sobre la arena escribiendo el número de esté año, y queriendo decir lo que trajo de bueno. Estaba inmersa en su dicha de haber logrado vivir ciertos lutos emocionales, como también retos. Después de todo era nuevo, alzar la cabeza, y por fin encontrar unos ojos que le miraban, eso fue sentir estado más puro de sensaciones. El 2017 le permitió conocer a una persona que la hacía sentir importante, dejo de ser invisible para proyectar su luz, su fuerza y valor. Se le veía las ganas de vivir, estaba emocionada, motivada, como si todos sus miedos se disiparán al saber que alguien estaba allí, sosteniendo parte de su Alma. Ella, no quería depender, aunque sabía que la magia del corazón entreteje hilos invisibles. Son hilos de plata bordados por la misma Luna, que era cómplice de su intimidad. Se maquillaba y se vestía de poema, tenía encajes hechos de palabra y colgantes de música. Su ser manifestaba plenitud. Todo era arte y profundidad. Descubrió que su ser pasional deseaba tener la dicha de compartir más tiempo, aunque la vida puso demasiadas trampas, llevándose el ser humano que la transformó. Ahora, ella reparte de todo lo aprendido, confecciona las palabras motivadoras, y abraza el momento. Si conoce a alguien no pierde la oportunidad de hacerlo visible con el respeto que esa persona se merece, honra la vida al “Brujo” que la visitó por un corto plazo de tiempo impregnando su corazón de sabiduría. No busca ganar méritos, solo quiere transmitir la importancia de que toda persona, al ser atendido con respeto, al creer que tiene “algo” que aportar a este plano existencial, hará lo máximo que pueda. La calidad que se ofrenda, cuando estimulas a un ser, a que sea lo mejor dentro de sus capacidades; eleva la vibración de su frecuencia, incluso surgen sanaciones. Como le pasó a la protagonista de la historia, siempre cargará con ciertas aflicciones físicas, pero el estímulo recibido con solo ser atendida por sus inquietudes, marcó un antes y un después en el 2017, que ahora continuará, con el cambio de plantilla de un 2018. Sentir lo esencial, vibrar con lo sencillo, hacer la diferencia, disfrutar el respiro de la vida, más allá de contemplar su belleza y seguir con éL; adentro, muy adentro… donde nadie pueda borrar, la huella. Haciendo de su existencia una eterna, para contar lo bonito que emergió en su vida…

~…cartas para eL~

A veces, me siento como la niña que fui… jugando en su mundo. Queriendo a comodar a los muñecas(os) en el orden que le parece… Colocando los peluches que cuentan historias siempre sobre las casitas. Para que se entienda que ellos tienen poder, y vienen de otra dimensión. Muy rápido me doy cuenta que juego sola. Que soy demaciado distraída que mis juegos son muy abstractos y no sé como compartir mi mundo. Así que siempre imaginé los amigos de esa manera. Ellos no podrían rechazarme. Lo controlaba todo, aún así sabía que estaba sola. Anhelaba de todo corazón un ser, con mucha capacidad de comprensión, con grandes vivencias, que fuera muy inteligente para que mi cabeza reventara cada historia. Veía pasar los años en mi letargo particular. Seguía metida en la burbuja y a falta de todo, me inventaba hasta los amantes, con mis propias reglas, a mis formas y con mis fuerzas. Intuía que llegaria una persona que tuviera mucha sabiduría, me pondría a debatir frente a mis demonios, me volvería frágil y perdería la iniportuna rudeza que sale cuando intentan penetrar mi alma. Así fue como éL, desmoronó mi mundo. Dándome apertura a la realidad que me estaba perdiendo, por vivir lejos de todo lo real.

~…con todo~

Con todo lleno de ti, aún en tus ausencias. La víspera de tus dolores me sigue ardiendo, en el margen que estoy metida no lo entiendo, aunque descifrar los miedos, es comprender el llanto ajeno. Sé que sigues andando con una apariencia, de fuerza, (que la tienes), pero también se lo duro que es… el empuje que lleva tu ser. El cuerpo refleja el dolor del alma y los fantasmas que nos acompañan. Con todo lo que pasas, sigues ofrendando lo mejor de ti a otros y eso es profundo, aunque poco se valore. La huella real está en lo sencillo, y eso es querer vivir. Arrojas al mundo lo que en el fondo quieres recibir, y aunque no tienes fe… Te aferra a seguir viviendo amaneceres, contemplando a Gaia, y seguir disfrutando de los romances en el sendero. Entre suspiros re~soplo, la fuerza de creer que lo conseguirás y con todo lleno de ti… aguardo en silencio, con una caja llena de cartas… si, “Cartas para eL“…

Blog de WordPress.com.

Subir ↑