~…adiós Noches Nubladas~

Después de mucha introspección me acepto vulnerable, y renuncio, para avanzar, para encontrar mi ser…

Hoy, le digo adiós a muchas partes que han sido mi sustento, a pesar de mi caos emocional y por no dejarlo fuera físico también. No sé cómo despedirme de una parte de mi…, que ha estado tan aferrada al punto que vivir “aquí” me hacía sentir que era otra persona. Saltan mis lágrimas de pensarlo, de escribirlo, he tenido que renunciar tantas veces, y a tanto… Esta vez me tengo que elegir, y verlo como el cambio más importante que haré, después de haberme puesto de pie claro está…, re~conocerme. Quizás eso implique demasiado, la palabra aceptación, y amarme. Aquí en ~Noches Nubladas~ cree un mundo de posibilidades, de ser la otra, o sea mi ~Saudy~ (mi seudónimo) con el tiempo empecé a mostrar a Aileen.

Esta historia tiene muchos matices, hace muchos años cuando buscaba encontrarme sintiéndome dos personas en vez de una…, para tranquilizar la histeria que en aquel tiempo a penas empezaba todo lo extremo con mi cuerpo, las ganas de vivir, aunque me sentía a morir cada segundo. ~Saudy~ siempre me conectó con el placer, con la fantasía, mi alter ego perfecto, solo palabras eróticas que sustentaban mi sed por vivir, por amar… Mientras adentro lo que nadie veía, ni tan si quiera yo era capaz de verme, me moría, me rompía.

Se van a cumplir seis años de mi primera operación de columna, y aún recuerdo estar en sala de emergencia…, aquellos médicos, y sus estudiantes me decían; sabes que puedes morir por la obesidad mórbida, que se te puede infectar porque la grasa corporal se pudre, que quizás no vuelvas a caminar. Tantas palabras que decían que con lo drogada que me tenían solo decía; si, si, y hacía un chiste sobre otro… Estuve aturdida mucho tiempo en el hospital antes, y después de la operación demasiados cambios. Allí aprendí lo que significaba renunciar a partes de mi cuerpo que jamás se recuperarían, lo doloroso que era todo ardía… y mi cerebro era furia, creo que aún lo es… perdí toda fe y esperanza. Me caí tantas veces intentando ser independiente, estando recién operada que mi herida no cicatrizaba porque se abría con la fuerza que hacía, aparte de todo lo que dijeron los médicos por la gordura, estaba sucumbida…, podrida, pero no por infecciones aunque también. Estaba llena de odio hacia mi misma. Me disfrazaba de amor… necesitaba hacerlo para sentir algo. Siempre me creído muy sincera, pero me llene de mentiras grandes para poder regalar sonrisas, y poder aparentar que estaba bien, mientras que adentro todo era miseria. Así pasó el tiempo y dejé de escribir sobre “El sátiro de Aarón” un personaje que en aquellos tiempo en que ~Noches Nubladas~ era también parte de Facebook, mis personajes hicieron, y deshicieron a muchos con gusto, luego abandoné Aarón, sin un final aunque sus personajes me perseguían, y aún de mil en cien me visitan en especial la especialista de Aarón, Dra. Pratt. llega con ganas de que cuente de ella, tan terrible. Luego nació el “Diario de Reena” el cual mostraba una sensualidad, bisexualidad y la angustia de un cuerpo herido por depresiones, ella quería hablar…, supongo que reflejaba entre lo sutil, y desastroso el mal que me carcomía. También la dejé aunque creo que la hilé mucho mejor dandole un final provisional y bastante espiritual… el ser, la carne, la transformación, lo transcendental de sus ancestros. Dejé todo eso abandoné el facebook cerré todas las páginas que allí tenía, y de todas las que era colaboradora, y administradora, también los dos perfiles personales, para abandonar a ~Saudy~, porque una persona que caló muy adentro me dijo; que me mostrara, me costó tres años desapegarme de ~Saudy~, honestamente creo que aún la sufro, la extraño. A veces, quisiera volver a escribir como ella lo hacía. (pueden pensar que es una locura si “soy yo misma”, pero dentro de mí, no es así).

Ahora, renunció cuando mi blog empieza de nuevo a salir adelante, ~Noches Nubladas~ después de mucho tiempo que lo he abierto y cerrado en tantas crisis existenciales. Como parte de mi tratamiento con mi trabajadora de salud mental, me había pedido que intentará dejar de castigarme a mi misma cerrando, y huyendo siempre, como otras recomendaciones. En enero se me desató otra crisis una depresión bestial, y me llevé por medio a una persona que también he querido con toda mi alma. Y cerré…, y abrí, y así iba… ahora me planteo mudar definitivamente a ~Forever Aileen~, el lema de este blog de ~Noches Nubladas~ es “el otro lado de mi ser” y a ahora voy para ese otro que dividía también entre muchos nombres, y blogs alternos; energía amorosa, pezones estimulados, con la estrofa abierta, con el libro abierto, entre líneas… ufff y muchas otras páginas que honestamente no recuerdo han sido tantas, todas menos yo… o quizás soy todas esas multitudes lleven mucho de mi… Intentaré hacer un blog por categoría, presentable… que tenga todo eso de mi, la fotografía es lo que ahí allí por ahora, porque así nació por el “Brujo” que me bautizó con el ~Forever Aileen~, otra historia inconclusa. Todo esto me lleva a donde estoy hoy… no sé cómo diseñar la página, no sé como llevarme estos escritos, no tengo idea de nada…, dejaré el blog abierto porque necesito que si no se mudan conmigo recordarme que aquí están sus comentarios de los que me han acompañado, no quiero cometer el mismo error de siempre que es cerrar y perderlo todo. Esta entrada se quedará con el enlace, aunque algunos ya me siguen por allá… no publicaré más aquí.

Despedir esta página es decir adiós, renunciar a seguirme dividiendo. Es enfrentarme a poner todo en un solo lugar, decirle a mis multitudes vamos a convivir juntas en un solo sitio, a ver cómo nos va… por el camino he perdido mucho por estos de ir y venir… muchos escritos, muchas dedicatorias, muchos amigos, mucho de todo.

Espero seguir creciendo como escritora como apasionada de captar el instante en la fotografía, y en los proyectos que mi cabeza construye, ojalá pueda llevarlos al próximo nivel. Aportar un poco de todas estas transiciones que sin duda me hacen ser quien soy.

Perderme, dolerme, huir, y volver a mi…, para ser una mejor versión. Sin miedo a el fracaso, porque en cada paso, que me duele dar con el pie (muerto) pesa porque no siente una gran parte y la que siente sus terminaciones nerviosas siempre están como en carne viva, o como el que se quema la piel. Todo esto me hace estar muy agradecida de todo hasta de mis maldiciones (aunque suene irónico).

Los seres humanos somos un entramado de sensaciones y emociones, muchas veces nos dolemos tanto que deseamos el fin. De cierta manera en esos instantes nos re~construimos y agarramos fuerza.

¿Me sigues por allá? …y si no igual, permíteme; agradecerte el que estuvieras aquí, a los que siempre me dejan palabras, y que me visitan. No imaginan cuantas veces sus comentarios me salvan, y me llevan a hurgar más… a seguir aquí…, en la vida. Mi gratitud, nos vemos en ~Forever Aileen~… y a ver que logro hacer… con todo el diseño y todo lo demás.

Aqui el enlace;

http://www.foreveraileen.com

¡Buenas energías!

Simplemente Aileen ~_~.

Anuncios

~El diario de Reena~XVII

1240369_742318949166688_8069981109071312491_n.jpg

~El diario de Reena~

Sus poros son como hojas de primaveras, destila aromas y encantos. Sus ojos dos estrellas que palpitan. Su vientre es magma ardiente. Sus labios son cerezas frescas. Su gruta es un manantial cristalino. Sus pechos son dos guayabas deliciosas. Su cabello es una cascada de miel… Sus muslos son nieve que se extingue en mis manos, se hace agua. Ella es todo emoción y densidad… Sin su presencia mi cuerpo, se vuelve desabrido. Necesito tocarte despacio, amando los suspiros que alargan las pausas, respirar tu esencia. Entretejer los gemidos y los latidos por siempre… vivirte!
Saudy
6 Oct 2014

~ El diario de Reena~ XVI

10570437_718837294848187_7671792536951086343_n.jpg

~ El diario de Reena~

Era finales de otoño, recién comenzaba el frío anunciando la llegada de un invierno amenazador, de tormentas. Ella trabajaba comunicándose con los seres de otro plano, vivía lejos de la ciudad, se había internado en las montañas sagradas. Tenía la certeza que su vida era para el servicio de los demás, se alimentaba de energía. Atendía cientos de personas en un solo día, jamás se cansaba; todo parecía perfecto, su hogar reposaba sobre lo vegetal, bajo la sombra de un árbol de ceiba, sus grandes raíces le daban protección, las cuales usaba de paredes; arriba su tronco torcido, haciendo su cúpula perfecta. Sus estanques estaban colmados de agua de manantial; para dormir habían hecho unas hamacas especiales; todos los que visitaban el lugar, quedaban encantados con su magia. En las afueras, la tierra hacia formas circulares, estaba todo impregnado de símbolos. Hacía sanaciones colectivas con cánticos sagrados, que podían apreciarse desde la falda de la montaña. Su vida había acontecido en la consagración de su sentir místico, llevaba años viviendo en la cúspide de lo natural. Jamás sintió interés por convivir como los demás seres… que no fuera, encaminando a otros a descubrir su potencial interior. Hace algún tiempo, su salud empezó a malograrse y el referido invierno, parecía ser muy duro para ella. No se estaba percatando del descuido de su salud, su afán en ayudar se volvió desmedido, fue así que cayó, como caen las frutas de los árboles, desparramadas en el suelo… Empezó a sufrir visiones, los sabios monjes que la acompañaban por años, intentaron sacarla de largos trances, de los que padecía. Luego de unos meses, su condición siguió agravándose como las tempestades de aquel severo clima, no pudiendo hacer nada, fue llevada a la ciudad a consultar un especialista…

Desde ese día, que fue intervenida por la medicina tradicional, la historia de Reena cambió. La llevaron a diferentes centros, pero su mente se había perdido entre lo que fue… y entre todos aquellos que acudían a solicitar su ayuda. Las terapias más extremas fueron su única alternativa. Una enfermera le pareció reconocerla y acercándose, preguntó con interés si era la mujer de las montañas… Siempre admiro lo que Reena hacía en su trabajo energético y rapidamente, quiso hacerse cargo de ella, ya que en un tiempo, llevó donde Reena, a su sobrina Daila que presentaba trastornos alimenticios severos… y por más especialistas que visitaban, no lograron ayudarla. Sin embargo, desde que la chica subió con su tía Soleil a tomar terapias alternativas que Reena, con mucho amor y dedicación preparaba, fue la mejor decisión para su mejoría. Y entre oraciones, mantras, mudras y remedios naturales que le ofrendo, consiguió sorprendentes cambios… Daila logró conectarse con su ser.

Soleil sintiéndose agradecida por lo que había hecho por su sobrina, quiso en su totalidad asumir sus cuidados. Empezó llevándole música y lectura todos los días. Poco a poco Reena comenzó a encariñarse, cada día que pasaba más contaba con Soleil, quien no se apartó de su lado en ningún momento; estaba en cada comida; cada vez que la intentaba parar de la cama; en su ocasión de bañarse, buscando que se reencontrara con su destino, esa magia que poseía para ser un canal hermoso de amor. Durante todas las crisis de Reena,
la enfermera busco la luz de su esencia, para apartar cualquier oscuridad y temor. Después de varios días de tratamiento, quisieron movilizarla dándole un paseo por los jardines del psiquiátrico… al tener contacto con la naturaleza, sintió deseos de correr… Aún seguía muy débil, por tanto Soleil, la acercó hasta un árbol gigante… Reena se arrodilló frente a él, estirando sus brazos y al tocarlo, se conecto con la Madre Tierra, vibrando con su corazón expansivo… Estalló en llanto, sintiendo como sus cuerpos se enraizaban. Soleil conmovida se reclino para abrazarla y secar sus lágrimas; Reena tomó sus manos llevándolas hasta su pecho… Mientras el maravilloso ocaso del Sol arrullaba sus miradas, provocando la intensidad del momento… Ambas sintieron un temblor repentino, se miraron detenidamente descubriendo la desnudez de sus almas… Se incorporaron, Soleil coloca sus manos sobre la cintura de Reena, y sin pausa la besa… Estremecidas recorrieron los escalofríos de sus ávidos cuerpos. El viento sacudió el árbol, sus hojas, igual besaron sus rostros… rieron entre la timidez de lo que había pasado y los deseos que empezaban a nacer y así regresaron a la habitación, donde el silencio se apoderaba de cada espacio, se sentía más fría de lo normal… Soleil toma un libro para hacerle la acostumbrada lectura, pero ésta vez, Reena le pide que se siente en la cama, ella lo hace poniendo la cabeza en su muslo sobando su pelo hasta que queda totalmente dormida; como era de esperarse, a las 3 de la madrugada, llegaban las crisis de Reena y allí seguía la dedicada enfermera, para mimarla, calmarla… consiguiendo su descanso nuevamente. Se quedó rezagada llorando lo que había pasado en el jardín, como todo lo que venía surgiendo; en ese llamado inesperado de los sentimientos, cada vez que estaba cerca… Sentía que todo aquello tenía una razón de ser, que iba develándose con el paso inclemente del tiempo.

Simplemente Saudy
20 agosto 2014

 

~ El diario de Reena~ XV

1899909_718832511515332_7377616197654194016_n.jpg

~ El diario de Reena~

Cada acercamiento nos volvía más intensa, sumergiéndonos en un imparable amor. Desnude mi alma, para descubrir que habita, en lo profundo de todo este deseo jamás sentido, tuve que recordar donde estuve por tantos años y que fue lo que desato el amor hacia ella…
Haciendo la introspección, mis partes más íntimas empezaron a vibrar, con la sutileza de la remembranza amorosa, con la que había surgido. Como un pequeño susurro la nombraba, estremeciendo todo mi vientre, surgía una mágica conexión.
Saudy
20 agosto 2014

~El diario de Reena~ XIV

10428678_710327219032528_8296923146121156938_n.jpg

~El diario de Reena~
Poco a poco nos acercábamos más… no había día que sus cuidados no me hiciera sentir especial… parecía que estábamos aisladas del mundo y aún con todo los pacientes que tenía, había un tiempo donde éramos ella y yo… reíamos bastante no faltaba un tema sin tratar, nos juntábamos para compartir plegarias esto debido a mi origen producía abundante amor en mi ser… Me provoca besarle el centro donde latia su corazón…allí nacieron varias historias, poemas, canciones… Quemaba, aullaban las entrañas hasta que me atreví a besarle su escote… y ese fue el sello de nuestro tatuaje de amor.
Saudy
4 agosto 2014

~El diario de Reena~ XIII

10505590_707402605991656_6467068602931475798_n.jpg

~El diario de Reena~
Cuanta tristeza tenía, en aquellos cuartos donde todo era blanco y frío… Tanta ausencia causaba más ansiedad. Ella siempre me cuida, me bañaba con tanto amor, parecía que cada día se involucraba más en lo que sentía. Sin saber como terminamos desnudas jugando en la bañera, reíamos, de pronto nos asustamos con ese beso primero tímido, y luego subía de intensidad deprisa… Ella se detuvo vistiéndose nuevamente de enfermera. Sin mediar palabras me sumergí, hasta que sus manos alzaron mi rostro diciendo; debes de salir Reena, te toca salir al jardín a tomar el sol, luego tendrás unas evaluaciones. Mis lágrimas no eran notable entre tanta humedad… Me paso la toalla y me envolvió en un abrazo colmado de complicidad… El silencio se hizo presente por el resto de el día.
Saudy ~_~.
29 julio 2014

~El diario de Reena~XII

10416606_703916679673582_190852793520974156_n.jpg

~El diario de Reena~
Sientes…siento…
Somos Vida…
Viento… húmedo.
Vives… respiro.
Amando la esencia.
Aullando sentires.
Aniquilando el dolor.
Pasión liberada…
Inhala la inmensidad…
Saudy ~_~.♡
22 julio 2014

~El diario de Reena~ XI

10514587_702295199835730_6645165068392842810_n.jpg

~El diario de Reena~
…fue de esos instantes donde la vida cambia.
Se encogía de los hombros recogiendo sus piernas,
la quería ir deshaciendo, no podía ver tanto sentimiento
hundido en un sólo cuerpo, sin sentirme conmovida.
Alce su rostros desde ese momento se perpetuaron nuestras miradas. Parecía que buscábamos algo más… Nuestros cuerpos, eran flama constate, de un mudo decir…
Su piel de nube, me empezaba a gustar…!
Saudy ~_~.
18 julio 2014

~El Diario de Reena~ X

10547569_698348536897063_1067862768165152415_n.jpg

~El Diario de Reena~

El día mi cuerpo quedó varado, mi vientre y mis adentros detendidos, tal parecía que la vida le quiso poner pausa a mi goce de mujer… sin embargo estabas tú… con energía y amor se conectaron nuestros cuerpos. Se comunicaban en secreto… gemidos mudos, caricias invisibles para el mundo. Menos para tí y para mí… volvieron a surgir la magia de sentir los latidos, sensaciones amorosas de mis partes intimas. Los fuegos de tus adentros, activaron el manantial de mi ser. Liberando así la energía femenina, diosa de los orgasmos.
Saudy ~_~.♡
11 julio 2014

~El Diario de Reena~ IX

10390409_694955430569707_5144849778943487961_n.jpg

~El Diario de Reena~
Se le despertaron algunos instintos de mujer, extrañamente fue en el vientre de otra mujer que sintió lo que jamás había sentido. Cuando respiro de aquel rosal, emergió de su centro tulipanes perfumados. Dos pechos temblorosos descubriendo sus Diosas femeninas… De su sentires destilaba sensaciones divinidad. Cada palpitación desenredaba algún nudo de esas cuerdas vocales, que dolían y rasgaban de tanto silencio tenían cayos. Desnudaron sus almas, aprendieron a danzar con la lluvia y el viento, como cuando la luna nueva hace el amor a sus estrellas, caen sus tules bajo el efecto de la energía femenina.
Saudy ~_~.
4/julio/2014

~El Diario de Reena~ VIII

~El Diario de Reena~
Desatando el deseo de mi cuerpo.
Danza espontánea… sobre ti dejaré miel.
Derrama tu lujuria sobre las sales de mis poros.
En el cause que se encuentra en mi entrepierna estalla… tu felicidad.
Saudy
18 junio 2014

~El diario de Reena~ VII

1625703_678781155520468_9186686469394689773_n.jpg

~El diario de Reena~
Calcome el silencio del alma.
Traigo melancolía en los surcos de mi cuerpo.
Nostalgias de siglos, he venido amándote desde un tiempo incalculable.
Mientras todos gritan afuera los prejuicios, mi corazón grita la locura de amarte.
Desearía no quebrarme en el ardor de mis entrañas, cuando siento este vacío…
Cada excitación sabe a ti, a esos momentos íntimos, donde estrujabas tu cuerpo con el mío.
Estupendo ritmo pélvico, vuelve a poner tus manos ardientes sobre mi salvaje vientre.
Abre mis remansos allí yace la gruta de mis pasiones.
Me entrego a ti… eterno susurro…
Saudy Ivellysh
3/junio/2014

 

~El diario Reena~ VI

1483427_621172464614671_191160595_n.jpg

~El diario Reena~
A veces el dolor me acorrala…
me corre por la espalda y me desarma…!
A veces el placer nos sorprende…
nos asalta de caricias y terminamos,
exquisitamente, rendidas!
A veces tiendo a perderme…
te encuentro y me reinvento.
A veces me hechizo en tus piernas,
esclavizando mi cintura… encuentro mi cordura.
A veces recorro el páramo de tus pechos,
febriles y sedientos… entonces digo al fin he vuelto.
A veces me despierto en tus brazos…
cuando la tormenta ha pasado…y me encuentro sorpresas, en medio de lo alcanzado!
Saudy ~_~.
Enero 19,2014

 

~El diario de Reena~ V

~El diario de Reena~
Jadeos de su cuerpo
la dejaron exhausta.
Pasión en su ser
estremecia su roja
estela, su resplandor
ardía…
Saudy ~_~.♡
10-enero 2014

 

~El diario de Reena~ IV

1560671_610825052316079_565720754_n.jpg

~El diario de Reena~

Se volvió trapecista,
batallo con los prejuicios,
soltó su ser…
Respiro su propia esencia,
traviesa reconoció la desnudes,
de su cuerpo y de su alma…¡Libre mujer!
Saudy ~_~.
7/enero/2014

 

~El diario de Reena~ II

1545033_609712002427384_16594830_n.jpg

~El diario de Reena~
Descubrió el ritmo armonioso de sus caderas.
Probo el estallido de sus pezones.
Sintió, vibro en el afán de su vientre.
Lujuriosos gemidos se escuchan en su alcoba…
Saudy ~_~.
5/enero/2014

~El diario de Reena~ I

1377460_573608906037694_1530281295_n.jpg

~El diario de Reena~
Se muestran frágiles y desnudas…
Olvidando lo prejuicios, alimentan sus pasiones.
Sin temores a ser marcadas.
Caen los vestidos que manchan sus vidas y hoy son simplemente mujeres entregando la piel…
Saudy ~_~.
23/oct/2013

Blog de WordPress.com.

Subir ↑