•Ritmo nocturno•

Manos sobre el vino, mojando la punta de los dedos… ~Sa~bo~rea~.

Te invito esta noche un rito de ofrendas, sagradas.

A desnudar los tules de plata, que visten a la luna…

Emborracha el sentir…, déjalo aturdido.

Ve hacia donde aúllan las mujeres salvajes.

Muéstrate en el centro…, perdiendo el control que sostiene tu virilidad…, déjate amar.

Sin la medida del tiempo… que los cantos de ondinas se escuchen entre tu cuerpo, y la danza de las hembras libres.

Re~tumban los tambores en la hoguera…

Selene está deseosa de brincar contigo.

Anuncios

Designio•••

Recostada en su tronco buscando su aliento.

Le vio las heridas de sus años, las cicatrices supuraban el tiempo de su savia.

Abrazada, a la brasa de su esencia hizo su petición.

El Druida la observó…, le concedió el permiso para besar los adentros de su amado árbol.

Ella, entró desnuda sin el cuerpo físico que estorba para las consagraciones más elevadas.

La pureza del sentir la vistió de su color verde, entró en cada anillo, en cada raíz, en cada rama, en cada brote de su tronco.

Le recorrió completo, bendiciendo el instante en el que por fin podía respirarle.

Le hizo el amor en esencia…

El destino no era otro que dormir bajo el regazo de su sombra…

~…sin alas~

Cuando todo en mi busca respuestas.

…me abruma el silencio de la noche.

Mi cuerpo busca nido, caricia alada.

Vuelo nocturno visión aturdida…

Entre el titilar de las estrellas,

y el parpadeo de las luces de la ciudad.

Tengo un cuerpo hambriento, que solo

muerde sueños rotos…

Aturdida vuelvo al hueco que arropa,

mi oscuridad.

Me descubro ~muerta~…

~…se llama: Selva~

Selva, está casada y cansada.

Ella tiene un cuerpo esquisito, un abdomen abultado que deja ver claramente que ha sido fecundado y ha traído Vida…

Se mueve sus caderas al compás de los tambores, mueve sus brazos de manera hipnótica, hacen perfecto juego con sus senos.

Su vientre se agita de arriba abajo, de lado a lado, arquea su espalda, se detiene; sube y baja la punta de los pies, sintiendo la tierra.

Los pétalos se derraman por su desnudez el contraste de color con su piel, la emoción la sonroja el pudor subiendo de tono.

Sensualidad explícita de mujer, sus hormonas salen por los folículos del pelo, como si fueran raíces de árbol adheriendose a Gaia.

Sus ojos son fuego, muerde sus labios sintiendo la danza ancestral todo el poder femenino, incrustado en su útero palpitando; sintiendo, amando, soltando.

~~~~

Te lo dedico amiga a tu lucha, a tu entrega, a tu feminidad, que te bese la grandeza de la vida siempre para que sigas adelante.

~Al otro lado de una Noche Nublada~

Al otro lado de una noche nublada… Una noche de luces, de amor, de esperanza, de lluvias de estrellas…

Mi “AmoL”;

¿Cuántas veces has muerto, cinco, seis veces…, o más? ¿Cuántas vidas te has llevado en tus entrañas? Sabes, lo que eso conlleva en un solo ser humano, estoy segura que si lo sabes… Disculpa que me llora todo por dentro, siento ser parte de la debilidad, es que lo que percibo al acercarme me convierte en vulnerable. De mi no te tienes que esconder, ni correr; si me dices que te vas, (sabes que todo lo que siento te acompañará). Jamás, he juzgado las causas de tu existir, no me corresponde. Una vez más, tu cuerpo está en el abismo, donde “la parca” te roza, ella te quiere robar. Aquí, es donde entro yo, con furia, a reclamar tu existencia. ¿Por qué? Es mi derecho de vida… (me tarde mucho en poder hallarte). Tú y yo, sabemos, que nuestra “unión” lleva tatuado el propósito. Como algo de nuestros ancestros, que aún no ha concluido. Está noche de cuarto creciente de Luna, entre~tejeré hilos de sabiduría, a la petición de tu existencia, hablaré con los árboles sagrados, y con la ~Diosa Navia~, traeré en la mano una varita de Acebo te la pasare por tu cuerpo, he invocaré con devoción, te pasaré hojas del Fresno para romper con cualquier maldición. Le pediré a Melia algún milagro para ti. Los Druidas saben que cada hombre y mujer llevamos un árbol en el interior, por eso de dos arboles inertes Odin les dotó con vida. He de consagrar, mi conocimiento de los árboles a tu esencia, escucho el susurro de lo esencial, y el Avellano te colmará de sabiduría, dulzura y más entendimiento. En los rituales donde bendigo tu vida, también lo hago con la trayectoria de personas que te han tocado; amado y estimulado. No conozco otra forma de ser…, que ofrendarles honores a su paso por tu sendero, porque gracias a todos ellos… Eres quien eres cuando me acerco a ti… A la muerte le digo: que lamento cambiarte la fecha de caducidad te he sacado un pase Celestial, aunque en ese inter~cambio, consiste de mucha responsabilidad y compromiso de mi parte.

~…culto a mi sangre~

(. . .)

Cuando está por llegar…, mis hormonas hacen fiesta.

Soy de instinto salvaje, me toco y me re~lamo…

Mis entrañas tienen su propio ciclo natural.

Mi clitoris hinchado, como mis ovarios.

A la espera de mi baño cíclico, el cual uso para decorar; conjurar y bañar mi ser.

Soy hembra de bravía necedad, salí de la caña de azúcar, de la tierra húmeda y rindo tributo a los latidos Femeninos.

Cuando mis manos se vuelven parte de mis fluidos, mi cuerpo por inercia nombra y ama con más fuerza, mi piel teñida de rojo…

~…conexión cósmica~

Te veía allí, toda hermosa convertida en un Espectro. Se que extrañas nuestros momentos cuando no te miraba a través del objetivo, sino que era parte de tu uni~verso. Lamento haber abandonado el ciclo. Era necesario, que me enviaran a la Tierra. Vine con polvo de estrella incrustado en los surcos. Tengo el calor del Sol latiendo en los bríos de mi humanidad. Te dejé Luna… aún en la distancia te sigo observando toda cíclica, haciendo alarde de la invocación a la Feminidad. Desde abajo, de lejos te tomo malas fotos, porque las buenas las re~celo, con mi rabia habitual. Te hago fotos con nubes de por medio, para que todo lo que nos separa, sea parte del disfraz que usa~mos. Aún puedes pensar~me, y hacer~me el amor… Se que me observas, se que te sigues deleitando, con el contoneo de mi Latido profundo. El gemido entre~cortado, el mismo que nos fractura las contemplaciones. Es parte de estar cuarteada, dejar de ser un Asteroide tenía consecuencias, si querías un final perfecto tenías que haberte fijado en aquella: la Estrella Polar… Me gusta cuando no te ves en el cielo, porque así salgo con las Brujas Oscuras, a hacer travesura. Danzo con los tambores e invoco los Espíritus, no me da cargo de conciencia por sentir el placer adentrándo~se, por el candor de mis pliegues… Aunque se que estás ahí, hago lo mismo que tú, me desvisto de mis tules, y me entrego a lo perverso.

~…sobre las piedras~

                     Provoca mis delirios. 

Recuésta~me sobre 
las rocas y permite,
al musgo adentrar~se
entre mis surcos…

                     Humedece tus manos
                     en mi cuenco ~Sagrado~.

Acérca~te a la bendición 
de mi útero. 

                    Deja que la Luna 
                    nos susurre el encanto 
                    de su magia.

¡Ven amor! 

                  ((Em~bria~gué~mo~nos))

Tu virilidad 
en mis adentros.

                  Mójate…, dance~mos;
                  movimientos pélvicos,
                  imparable sensación
                  de éxtasis. 

Tu tallo, 
naufragando 
en mi gruta

                   Muerdes 
                   la perdición 
                   de mis frutas 
                   y absorbe
                  el manantial 
                  de los deseos

¡Ay amor!  
…muévete suavecito.

                    Prolonga la estadía 
                    en mi bosque.

Quédate murmurando 
mi nombre mientras…,
((To~do,  pal~pi~ta)).

~Aileen~
Fotos colaboración de Vestio.
14 de septiembre de 2017

Tu petición

He hecho un rito con la soledad, la luna va menguando, y me he llevado al cielo tu nombre. Intento desaparecer, como me pediste. Lo único que se hacer es ser; solidaria, abrazar, quedarme, molestar, jugar con lo que creo que pueden ser caricias esenciales. He de reconocer que he perdido. Cuando está luna termine de menguar, espero haber superado los desafíos que conlleva tu petición. Aunque, se que en mi, siempre estarás como la luna creciente, con más y más amor… 

~Aileen~

8 de septiembre de 2017

M

~…rozando nuestros hemisferios~

Te veo subir traviesa y altiva
Menguando con la conjunción,
Planetaria de tus adentros.
Y yo, tan Diva de tu amor. 
Tú, con tu Luz, a media esfera;
y yo, con mi Sombra Mermando.

Danzamos y jugamos a la Magia.

Tratando de Eclipsarnos la Vida.
Tú, con medios tules de Plata 
y yo, soltando mis hilos de Oro
Para en~roscarme ((con~ti~go)) 
y dar la vuelta, al hemisferio, 
en~redada en tu Verbo
Y tú, en~cajada en mis Versos.

Haciendo el Amor
; a puros besos 
con la Melodía de Neptuno 
(. . .)

Rozándonos las Entrañas
…!

~Aileen~
14 de julio de 2017

Blog de WordPress.com.

Subir ↑