~…mugre mental~

No es una dicta~dura

Es una demo~cracia…

Fase de prueba habla: “si, si ex~pre~sa~te”.

Mientras te pones el alto~parlante, los del entornos se colocan tapones en los oídos.

Que no se diga que no se te dejo hablar.

Aunque tus palabras caigan en oídos necios.

No te apures no es tu culpa, es que cae en el dicho común que dice: “pagan justos…” ( paso de escribir esa madre).

Muchas veces me siento frente a un caudal de sensaciones, y pensamientos in~exactos, corrompiéndo mi sistema.

Sin piedad, me pregunto, les pregunto…

Entro en el circuito roto de mis barrotes llenos de mierda.

Resbalo…, da mi cabeza contra el piso huelo la porquería, entonces comprendo que es lo único que tengo.

Anuncios

~…Oscilar~

Es un infierno esta terrible enfermedad.

Exudación en el lóbulo prefrontal,

Dos particiones en cada pulmón, la grieta desangrada.

Tres caminos maltrechos hacia mi corazón, gruta en ruinas.

Debajo de mi ombligo yace inertes los sentidos, angustia para los que no nacerán .

Mis sentimientos son valles obscurecido por la vileza, pecado de mis sentires.

Tengo moho adherido a mi cuerpo…

No se como sobre~vivo, en mi mundo siniestro.

~…expulsar~

Los consejos siempre fluyen hacia una dirección.

Lo que no te sirve despáchalo, si te hace daño no te quedes.

Y siempre me surgen las preguntas…

¿Qué pasa cuando lo que no te sirve son tus sentimientos?

¿Qué sucede cuando lo que te hace daño, es tu propio existir?

¿Qué se hace?

¿Existe la posibilidad para concluir con uno mismo?

~…entre~cortada~

Le he pedido a los seres celestiales que me seque las lágrimas, que pare mi sentir.

Mis posibilidades inciertas, me drenan la fuente de inspiración.

Mis anhelos son tan simples, (si __ quisiera)…

Me he re~encontrado con la verdad, con mi fragilidad.

Esta manera de repetirme, acongoja mi espíritu.

Me rasco con los muros…, todos allá fuera al menos en apariencia son felices, son fuertes.

Aquí están mis espinas, siempre creciendo hacia adentro.

Lacerando el pálpito de mi respiración.

~…ame~naza de tsunami~

¿A mi que me importa?

…que tú vengas del calor, del viento, de la línea perfecta sobre el Ecuador.

Vete a menear tus caderas, y la melosidad de tu voz a otro lado.

Si sientes que te llueve por dentro, y estás en medio trópico, tírate a la calle…, sacúdete el pelo, y recuesta~te, en la arena que por mucho que le llueva al Caribe, la tierra resguarda el calor.

Merodea tus instintos que yo, traigo los míos.

Con marejadas violentas, te recuerdo que a ti; y a mi, los mismos mares nos rodean.

~desdén~

Quien te viera…

Criticándome en la intimidad.

Me miras los surcos, volteas los ojos, haces tu típica cara de asco.

Me escupes la boca para no besarme, te molesta la costra de mis dientes.

Me tomas los pellejos que cuelgan de mi barriga y los estiras como arnés, luego agarras un gancho y me cuelgas.

No sé que hago aquí, si el corazón no se me pondrá duro con tus maltratos.

Me ofreces tu mano, y cuando la tomo esta bañada en todos los animales que mataste, si no en mierda.

Yo, tu amor no lo entiendo.

Me acorralas de pensamiento, te quejas de mi fragilidad, de lo aburrida que soy.

No puedo irme, pero tú si… sabes que al salir se me quebrará lo que queda de mi columna, porque tú mismo pusiste la trampa.

Quiero morir aquí, donde nadie sospecha que soy tan infeliz.

~Agujero~

Vacié mi sentir

se agujeró

…mi corazón.

Mis latidos

están lacerados

tanto decir,

para encontrar

…el Silencio pun~zan~te.

~…vamos hacer~lo, ¡Ya!~

Sabes que no puedo correr, veo que me tienes en la mirilla.

Te reto a que dispares, no dejes que me acerque.

De lejos todo es más fácil… Asegúra~te de quebrar~me.

Te enuncio que los demonios hicieron un pacto para que mi espíritu quede vagando, al servicio del mal.

Cuando dejes mi cuerpo de mierda inerte, me estarás haciendo un favor.

Liberándo~me, del dolor físico, de la atadura terrenal.

Escuece todo vamos, hazlo…, que mi espíritu tiene hambre y sed, de derramar almas que condenan al inocente.

Quiero brincar al fondo para re~suguir como me lo prometieron.

Vendré con la cola de la desgracia apuñalando; arrancando corazones, desterrando dolores carnales.

~…sinrazón~

…he buscado la forma que te interese lo que hay muy adentro de mi.

He tratado de subir a tu nivel y de bajar el desnivel de tanta razón e inteligencia.

A veces solo se debe sentir… ((sen~tir)).

Me he creído que podía tocar tu cúspide, que podía volar más arriba que los águilas.

También me arrojé al suelo con los animales muertos, revolcándome para robarme una caricia, como ese insecto al que rescatas y lo dejas seguir antes de aplastarlo, porque el morbo zarandea tu aldea.

He justificado esas razones; las más elevada y a veces las más oscuras…, como la vida misma.

Me explico y me enredo no puedo con tanto adentro.

Coloco mi dedo sobre mi clítoris, para desahogar a la hembra que me posee.

Me estimulo hasta el punto donde voy a reencontrarme con el orgasmo murmurando tu nombre, pero te me desvaneces hasta en la visualización, frustrando el dique de mis adentros.

Huelo mi feminidad, relamo mi dedo y finjo que duermo, porque he aprendido hasta de tu insomnio, de todo esas manías equívocas que traigo contigo.

Tanta disonancia en un mismo espacio habitado.

… y te sigo esperando.

~…la puta calle~

Egoísta, ni tan si quiera me llevas flores reales.

En la puta calle, me tiras ramos robados.

Todo siempre fue a tu tiempo, cuando te apetecía tirarme tu sucia esperma en la cara.

Te ha faltado valor, para reconocer lo que te brindé.

Ahora andas, robando; mendigando, atrapado entre el dolor y la verdad.

Te permití que lastrarás mi sentimientos, que robaras mi dignidad, tenía Esperanza.

Aunque te encargaste descarado de zumbarme a la carretera, sollocé…, maldecía.

Todo el quebranto que me agobiaba, cuando me vi atropellada por la multitud.

Aquí, yacen mis restos, lo que te negaste a recoger, aquí estoy…, te veo vagar y mi alma se regocija de ver tu final.

Esto no es arte.

Suelo decir encontré la forma de suicidarme en letras, así dejé la auto~agresión. Los profesionales me lo celebran así con palmaditas y todo. Nadie vive el puto infierno de otro. Las lesiones mentales agravan el espíritu de cualquier ser que las padezca. Eso de poder hacer arte del dolor tiene una medida inexacta, muy peligrosa. Cuando me suicido en versos, algo de mi existencia muere. El desgano que aqueja mi ser, no se puede volver arte. No me pueden felicitar por ser tan desdichada. Hay personas que tienen menos, que sufren más dolencias incluso hambre física y tienen un poderío mental admirable. Para qué engañarnos, no lo tengo, no lo tendré… No comprendo como funciona. No estoy mintiendo, no lo entiendo… eso hace que me ahogue. Vuelvo a pensar en las escritoras que iban enunciando su muerte, si para esos tiempo, la gente tan descarada le decían como a mi: “que bello arte para manifestar las emociones”. Miseria, mi gente eso es lo que se siente, angustia, desolación, llantos perpetuos, maldiciones internas. Nada tiene que ver con otro, es la incapacidad de uno mismo. Desconocida de mi propia esencia. Suicidarme en letras, envenena la pureza de mis latidos, lo peor es saber que cuando ya esto de escribir no sea suficiente… pasará, quiero que se respete mi elección, no soy una persona alegre, no tengo metas, ni motivos, ni amor propio. No tengo nada.

~…no soy la excepción~

…salvada por la palabra, por el mismo sentir que me arroja a los laberintos.

Todo lo que no comprendo de estas emociones que vienen condensadas en cuerpo humano. Cada pálpito mal entregado, rafagas de rostros, de sentires. Yo tan ajena de poder vivir todo. La angustia sometida me tiene, la adrenalina de estar conduciendo, la oportunidad de tirarme por el acantilado. A toda velocidad sintiendo la adrenalina explotarme en las entrañas, esas que extrañan el placer de sentirse espléndida. Estos malditos latidos de Mujer frustrados por la condición. El momento final lo veo venir, realmente sonrió, lo deseo… las millas marcan todo la potencia que mi pies ejerce sobre el acelerador…

Y llega como si los seres que cuidan mi existencia, diciendo no es tiempo. El mensaje de la persona que puede iluminar algo de mi vida diciendo; solo una línea… todo mi ser se rindió. Salió de la bruma y llegó la luz.

“No olvides nunca lo mucho que te quiero”.

Cualquier ser humano quiere sentir cariño y yo no soy la excepción.

~…sin fin~

…y yo, ¿para que se lo cuento?

Mientras le hablo, el lanza papelitos.

Uno me cae en el escote y al bajar la cabeza, el aprovecha para reírse.

Saco el papelito por pura curiosidad, ya que no hay tajo que de sin medirlo.

Lo que dice; es puro vacilón, de mi cacareo.

Se me acaba el tiempo, al volver a mirar ya no está…

Y las respuestas, las tengo que buscar en un montón de poemas y escritos cifrados.

~…lóbrego~

Nunca he llegado a tiempo.

Por alguna extraña razón, los sentimientos no han querido reunirse con las oportunidades o al revés.

No le encuentro las razones, al desamor y tampoco al amor.

Vago al rededor de un absurdo pantano de emociones.

Siento escalofrío, temores ajenos, y la incertidumbre que siempre está dando razones para buscar el sentido.

Se que nada en esta vida me pertenece, ni tan si quieras mis desolados pensamientos, sin hilo conductor.

Esta noche después de muchas lágrimas que creían que abonaban el césped, he descubierto algo aterrador.

No hay tiempo, para entregar lo sagrado… no hay petición para el corazón del creador de las sensaciones.

He perdido las rodillas frente al altar consagrado de mi intimidad, vi partir la fe

No hubo ni tiempo para el asombro, pensé que la Esperanza me abrazaría, quitando el frío que sienten mi impotente cuerpo humano.

Nada… vacío… no lo llamaría tristeza, ni tan si quiera indiferencia.

Es la oscuridad espeluznante, terribles alucinaciones inducidas en un mundo que pudo haber sido fantástico.

Si tan solo por una vez, tuviera la Maestría del Tiempo, una oportunidad para sentir; el Respiro de lo Esencial.

(. . . )

He abandonado, el abismo me consume, quizás al cruzar encuentre la respuesta.

~…mi marca~

Es fácil poner etiquetas en los demás, lo brutal del asunto es tratar~se, de etiquetar uno mismos. Poner~te un sello que diga… “soy…”

Soy aburrida.

Soy torpe.

Soy mala persona.

Soy mentirosa.

Soy burlona.

Soy doble moral.

Soy seria.

Soy vaga.

Soy atea.

Soy miserable.

Soy insensible.

Soy manipuladora.

Soy una maraña, de maldiciones juntas…!

~…Tóxica~

Reventando toxinas a causa de la inanición sufrida. En estado de putrefacción vaga mi ser. In~denfenso no es, las garras saliéndo~me, por el ombligo. El hoyo negro del uni~verso, en la mitad de mi cuerpo abriéndo~se paso. Explorando las galaxias de mis adentro, engendrando mutantes in~cansables, que desarman mis estados cíclicos. Como Estadounidense invadiendo naciones… guerra intencionada entre mi útero, y mi corazón. Le temen a que un dictador pueda dominar la patria, que me ha tardado 39 años, en deliberar~se. La estrella que titila en la ponzoña de mis histerias, tiene un entre~tejido in~alcanzable. Intenta sucumbir~me, en tu mundo, de amplios criterios, y el lóbulo izquierdo se me desprende, viajando por mi médula espinal, para latir en la parte más extrema su opuesto, en el medio del sacro. Sí me narra versículos bíblicos, se descomponen mis carnes más rápido que con el hambre. No quiero siembras ajenas, quiero solo las mías. Enséña~me, siempre a escupir, para que mi huerto crea que llueve frescura… Si te permito entrar, no zarandees los terrenos movedizos de tus in~quietudes pasadas, a menos que yo, lo diga… no es amenaza. El sistema de implosión auto~impuesto; por mis creencias, que a lo largo de la vida han sido carencias engendradas de mi soledad, son explosivos constantes. Aunque tu tengas práctica manejando bombas no te confíes, que muchos ya han perdido miembros por confiar~se. Aquí…, con un ojo abierto, y el otro, “mi amor”…, me lo prestas, para que me mires las verijas con morbo.

~…me comerán~

Estuve con los pies dentro de la tierra…

By Vestio

Dichosos se deben sentir, aquellos que saben, que el día que se mueran, la gente dirán algo de ellos. A los que hacen entierro, o la tradición de velarlos, que gozan de esas ceremonias pueden estar seguros que allí estarán; esos amigos queridos, y los familiares. Me he pasado tanto tiempo huyendo de la gente, que el día que me muera nadie derramará una lágrima. Ni dirán mi nombre… ni tan si quiera para maldecir o decir lo poco coherente que he sido. No sé, la verdad si esto se podría considerar como una desgracia o auto~agradecerme de librarme de hipócritas y gente vacía. Estoy segura que los insectos si se subirán a mi cuerpo, porque no habrá nadie que quiera incinerarlo o meterlo en una caja. La ciencia no verá nada interesante que investigar tampoco, pues todo lo tengo dañado. Así qué espero que las moscas, cucarachas, ratas, garrapatas y pulgas disfruten antes de que los gusanos me devoren. Hay gente que planea todo hasta para cuando van a morir, yo me conformo con saber que todo desaparecerá… realmente espero que no me salgan que al otro lado hay más… Ni nada de eso de re~encarnación… ya fue suficiente.

Foto colaboración de Vestio

~…psycho~ManueL~

By Vestio

Como rescatista que le cae una viga de fuego…, así va ManueL, quemado, pero con una sonrisa. Anda siempre derrotando la muerte, cargando pesos ajenos. Sobre~guardando a algunas elegidas, pero metiendo la pezuña a otros. Tiene un carácter de veinte pares de cojones…, diría que un poco más. El maldito tiene las entrañas llenas de historias, la savia de sus labios tiene el sello de los Sabios. Arrastra un tumulto de muertos, algunos se le ven danzando en los ojos, otros se le ven en el peso de sus hombros ensangrentados, el más que abruma se sabe que es…, el que se lleva en el alma/corazón. Así él va, aparente~mente desarmado y frágil. Con esa sonrisa que dice: que ya tiene a su víctima enganchada en su vía… Lleva tiempo tratando de alinear mis chakras, para tirar~me, a su órbita. Aunque mis chakras cada ciertos días vuelven a girar al revés… Si el “Forever Aileen”, no fuera cargado por ManueL, quien se atrevería, a infundir la alegría y la danza maldita.

Foto colaboración de Vestio

~…a un segundo de tirar la toalla~

Sobre el “ring” de boxeo.

Contra mi propio cuerpo, lleva~mos años dándo~nos, de cantazos, algunas veces más suave otras más duro.

(. . .)

Pero siempre insertando el “jab” esta~mos, aquí en el “round” 10 y ambas nos tambalea~mos, mi contrincante es la médula espinal, y yo estoy haciéndole señales a el “manager” a ver si tiro la toalla.

Me tiene la cara llena de sangre, y no hay lugar en el cuerpo que no me duela.

Sí, hoy son de esos días qué tiraría la toalla, pero he visto fuera del “ring” a los que creen que soy buena tirando puños…, me sonríen y gritan mi nombre…

Me acordé que prometí no quitar~me, también a los que solo pueden mover los ojos, y aunque estoy muy cansada, adolorida hasta más no poder…

Tampoco puedo evitar que la sangre se mezcle con la furia, y las lágrimas se vuelvan potente fuerza de voluntad, para aún sin tener estamina alguna, estando casi sin oxigeno…

Me veo obligada meter~le, a este monstruoso dolor un “knockout”…

Porque hoy, no será el día que yo toque las puertas del cielo, esa se las sigo dejando a “Guns and Roses”.

~…des~caro~

¿Qué hay al otro lado del silencio?

…nos desprende lo fugaz, el desánimo

de la insolencia.

El mismo despreció disfrazado de amantes.

Esos muros susurran historia imprecisas.

Sería arrogante decir que alguien comprende.

Es indescifrable la angustia contenida.

¿Quien supera la angustia y la desolación

es héroe de su historia?

(. . .)

¿Pero quién le puso los honores?

¿Quién pasa a tu lado, se detiene a arrullar

lo desconocido?

¿Quién está cuando tu mundo está en quebranto?

Eres capaz, de bajar y subir la mirada

frente a un cuerpo, juzgarlo, marcarlo,

maltratarlo.

Ahora dime eres capaz de bajar el ritmo,

acercarte, sin decir nada.

¿Eres capaz tener una mirada contemplativa?

…, aunque la programación que te engendraron

en el cuerpo, te produzca asco lo que ves…

Dime:

¿eres capaz de tocar el cuerpo mal oliente?

Dime:

¿eres capaz de tocar la sangre recién salida de sus heridas?

¿De que somos capaces?

Cuéntame algo diferente de la historia,

que no sea el apedrear, el lacerar,

el sobrevivir, partiéndole la vida a otros.

Acércate… hazme daño,

pero asegúrate de hacerlo bien,

porque, yo no soy la excepción a la regla.

Te lo traduzco, para los invencibles e imbeciles.

Si quedo con vida…, Haré lo que sea para subsistir.

~Soberbio~

Quien me parió lo hizo con hastío.

Fui concebida de un mal eclipse…

De niña tenía los ojos perdidos, y se lo abjudicavan, a que era un tipo de autismo.

No tenían nombres para ponerle, no había ofrenda sagrada que me quitara lo jodida.

Ni había exorcismo que quitaran los maleficios con que fui enviada.

Aunque no parezca, yo alabo al altísimo, porque es que él, como dicen los cristianos “en su inmensa sabiduría”, tuve que saber que yo, era hija de Lucifer, tuvo un buen presagio.

Dijo: tú, si no me vas a joder…

Así a sido, de niña desdichada, de adolescente fui un espectro vagabundo, de adulta tengo todas las notas discordantes.

He visto el desfile de los féretros, le pregunto a este cabrón ¿pa’ cuando yo?

~…desencadenar~

Harta de la puta falsedad.

Estoy secuestrada en lo más inhóspito de un sentimiento.

Clasurada en un maldito cuerpo roto.

En una mente asfixiada por los terremotos emocionales.

Abatida por la injuria de los ojos que me acusan.

Tengo deseos de hacer daño, es la sed del desquicio.

Voy a levantar a todos los muertos, a danzar con ellos.

Quiero clavar~me, de la corona de Cristo, espetar~me, a sus clavos.

Oler a sangre, derramar~la, con la furia que poseen mis adentro sobre la cruz del calvario.

Esperar la muerte, contando pecados los míos y los vuestros…

~…re~lleno~

Me deja seca, sin sangre, sin neuronas.

Aplastada como garrapata reventada.

Me toma como cubo, para re~llenar~me…, de leche.

Agarra mis dos pedazos de tetas, para mofarse, estirar~las, como chicle.

Luego de igual manera lo escupe y resalta que no hay sabor…

Tira de mis greñas, como buen jinete.

Una vez vacío, me da de hostias y sale lúcido.

La verdad que en esta obra me tocó narrar la peor parte…

Ahora, estoy aquí frente al esenario viendo lo patética que soy…

Habrán próximos eventos, será momento de cambiar de personaje.

~Mequetrefe~

Espíritu sin sentido,

en el vacío.

De estallidos e infamias.

Esta hecha su existencia.

Una porquería sin más…

Alguien que revienta

los botones de su

teclado virtual, porqué

su caligrafía es patética.

El desorden cronológico

en su desasosiego mental.

~…estoy por debajo del %~

“Solo estoy aquí…, porque no ha salido aún 3%”.

He aguantado en esta vida toda clase de humillaciones, el ser una retrasada en todo el sentido de la palabra, siempre ir atrás. Ha sido difícil intentar encajar, al ritmo. Aún sabiendo que no llego, eso me ha causado conflictos. Las líneas de métrica para medir todo desde que nos educan, ese diseño incomprensible, de aquí para arriba son bueno y de aquí para bajo, no sirven. Son rellenos que también harán falta, como cubos, para que los poderoso los rellene y se haga más rico, más fuerte. En otras palabra los idiotas, los de menos capacidad somos necesarios. Como el que destruye, tan necesario para el que construye tenga trabajo, tal cual… otra de las malas~formaciones que tengo con las cuales he intentado lidiar es lo grande físicamente que soy, me desarrolle como una mutación extraña siendo objeto de burla, creándome más ansiedad de la que podía lidiar mi ser interior, haciendo esas deformaciones más grandes en mis emociones. Siempre digo que nadie puede ayudar a nadie con una mente dañada, porque en el fondo es tan jodida la ruptura, es neurótica…, que una vez cae en el abismo es nuestra propia responsabilidad, intentar al menos salir de ahí. Voy intentando mejorar mi ser, queriéndome, pero en el proceso me rompo una y otra vez. Así que son recurrentes los dolores físicos, por la opresión mental que traigo o emocional. No sé si en este caso se conjugan ambas. Me han atropellado de todas las formas, cuando decidí defenderme, me lastime más yo misma de lo que he llegado a lastimar a otros. Por la sencilla razón que no encuentro el cause, en esta existencia, y todo lo mío es equivoco. Aún así, sigo intentando, como quien sube de nivel en un video juego, y vuelve con las mismas misiones. Sin embargo, hay personas que todo es más fácil, su intelecto es más sobresaliente, son meticulosos, estructurados, tiene tiempo para todo, saben lo que quieren, manipulan las emociones de otros seres, se adaptan a las circunstancias, sobreviven después de grandes dolores, aman solo una vez en la vida…, y lo demás no se como lo desarrollan, supongo que como un método de subsistir, aprovechándose de lo que le dé una chispa de vida. Y eso está bien, es admirable controlar todo el sistema. Hacer de su vida un chiste. Soy una persona triste aunque mi rostro no lo revela, creo que al final soy más falsa que todos los demás seres, y el atropello más grande lo tiene mi psiquis contra mi existencia.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑