~…desaparecerás~

Estoy lista para arrancar~te la piel.

Para encerrar~te en el cuarto del olvido.

Me está ardiendo los vapores de mi existencia.

Arrebato…, danza de lo maldito, te llevaré conmigo.

Si insistes en estar, te asfixiaré las entrañas.

Me aseguraré que tu punzante decir jamás aparezca en la vida de nadie.

Aniquilaré tu nombre, como toda tu falsedad.

Te haré un altar con muñecos de vudú.

Se te saldrá el intestino de lugar, he de jurar con todos mis muertos que yo…, a ti te llevo al infierno.

Anuncios

~…huerto in~fecundo~

Los únicos partos que he tenido, han sido tumores.

Soy una enfermedad andante, un desprendimiento de útero.

Tengo un pulmón perforado, mi intestino genera tanta toxicidad, que hace implosión cada tres minutos con exactitud.

Mis ovarios tiene tantos tumultos de maldad, que parece el infierno con una gran cosecha.

No puedo ofrendar nada bueno, aunque por dentro intento decirle a mi cuerpo.

Se sabio, hagamos algo bien, aunque sea por una vez…, pero que va…

Mis engendros nacen muertos.

Se llama~…Seguir~

No van a robarme.

He defendido mis formas, con honor.

No van a quitarme nada ñ, que no quiera ofrendar.

Tampoco voy a volver a jugar a la falsedad.

Estoy muy cerca de explorar el siguiente nivel del dolor.

Así qué…, dejaré todo por mi misma.

Esta penumbra ya la crucé.

Y esta vez, me solté de los pilares.

Ahora, empujaré antes de colgar, de la tiranía de la vida.

~Belcebú~

Disfrazada de traición me arrodillo.

Sobre la horma hambrienta de sus pasos.

(. . . ) me he alimento de los pedazos, y los maleficios.

Sin escrúpulo miento, voy a la hoguera…

Donde se hacen los grandes conjuros con Satán.

Me arrojo sobre su fuego, permito que me consuma el fulgor de mis entrañas.

Soy la sombra que roza mi luz, un eclipse inconcluso.

Me he clavado el puñal de su aliento, por el cual nunca más se respirará.

Mi infliel lacayo el Sentir, estoy entregada a ti.

~…jodidas decisiones~

Saber…,

cuando quitar~se,

y saber cuando poner~se.

Acertijos de la vida,

dar un paso en falso,

puede ser educar

las resistencias.

La creencia más grande

que posee el ser interior,

es acechada por el desvarío

de las emociones.

~…más trozos de mi historia~

Vestio

… Cuando estuve todo ese tiempo en cama, la gente me decía dale tira pa’delante, voy a estar aquí y lo sabes… se agradece sincera~mente, que otros piensen en uno. Ahora bien, cuando estás limitado de movimiento y lo tuyo es perder~te, en un sin~tiempo con la naturaleza, no hay forma de que te llene, la tv, las lecturas, las visitas, las conversaciones… No se trata que nada de eso sirva, incluso los grupos de apoyo y demás… todo eso está muy bien. Yo, participé en varios, pero regresaba igual, o peor. Me hice la promesa de que cuando saliera a la calle nadie notaría jamás mi sufrimiento, le entregaría; Sonrisa y Alegría… porque nadie conoce las luchas de otros y quien era yo para descargar, mis lamentos en otros seres humanos. A través, de estos años, volviendo a retomar la vida, que mucho me ha costado, la gente ve mi “impedimento” o quizás lo veo yo más que ellos, se acercan preguntan, les parece increíble lo que cuento, me felicitan y dicen que soy un ejemplo a seguir. No quiero ser ejemplo de nadie, porque como bien le digo a esas personas con toda honestidad, no han visto mis momentos oscuros donde el suicidio ronda mi cabeza, cuando me mutilaba el cuerpo, y dónde lloraba arrancándo~me la piel, el pelo y mis partes íntimas hasta hacer~las sangrar. Equilibrada no he sido, daño me hice y también hice a muchas personas cercanas. Lo vivido no me hace mejor persona, me hace grande elegir querer ser un poco más sensata, agradecida y ver con sinceridad las posibilidades que tengo. Mucho trabajo interior que si bien he tenido profesionales “bastante buenos”, (muy poco tiempo) lo que he logrado lo hecho con voluntad soltándo~me, y apreciando la vida que quiero que es la de la naturaleza ir afuera y respirar~la. Hace casi un año, me desprendí de alguien que venia soltando porque necesitaba hacer~lo igual que deje otras personas por el camino. Al hacer eso se abrieron nuevas ventanas, recibí ayuda de otra persona, que me ha dado un empuje emocional sin ataduras y sin mentiras de mis propias posibilidades, siempre es bueno aferrar~se, a lo que te llena de vida e ilusión. Lo que no es bueno es vivir de mentiras o de cuentos inconclusos como los que yo misma me tenía que crear para sobre~vivir. No puedo juzgar a nadie, porque mi historia ha sido también con errores de los cuales, celebro mucho de ellos, porque sin ellos no pudiera apreciar. Lo que he avanzado y en los pasos que voy dando… pues de la vida me gusta lo mínimo. Desahogarme en la escritura, andar con el corazón expuesto, y el contacto animal, con la tierra, el viento, el agua, el sol y la noche. Estos aparatos que me hacen tener algún tipo de contacto con personas afines, solo me sirven para el desahogo y contactar con esas personas que vibran parecido, del resto… los lujos, la competencia laborar, quien se ve mejor o peor, etc. Me parece vacío y no va conmigo… por más que intente convivir, con horarios y rutinas, se que siempre me las saltaré, y huiré hacia el respiro de Gaia…

Foto colaboración de Vestio

~…malditos demonios~

Yo, a mis demonios les puse nombres. Por la conjunción perfecta del verbo, que no faltará sincronía. Porque al llamar~los con nombres propios ellos responden mejor. A Josefina le gusta enroscar~se, y atornillar mi estómago, a David le gusta asfixiar mis pulmones. A Jerónimo le encanta joder mis ovarios, y a Ruth le gusta hacer~me, pólipo en el intestino. A Juan le gusta tirar de mi ombligo, y Isaac se mete como piedra en los riñones. Elisa me tiene las arterias de mi cuerpo obstruidas. Y Jesús me dejo sin oxígeno las neuronas. Magdalena encabronada me condenó a la desdicha, me negó el placer.

Desvanecer~se

Quiero irme antes, se lo he pedido a la vida siempre. Estoy lista para perder~me en su profundidad. Equipaje ligero, desapego total. No tengo nada que me ate. Deseo empezar a entrar humedecer, todas mis parte en su claridad, hasta desvanecer~me. Sin recuerdos que torturen mi alma, sin dolores que taladren mis huesos. Tener toda la sal en la boca, hasta que el ahogo llegue. Dejar de ser… para existir. Soltar~me, para ganar la libertad ansiada. Nadie podría llorar mi plenitud, quien aprecie un trozo de lo que he sido…, celebraría que al fin, terminó.

~…no me toca~

No me quiere hacer el amor porque dice: que parece que esta sobre él una gelatina, y si va sobre mi entonces le parece que está en una cama de agua, y bastante tiene con las mareas.

No quiere tocarme los muslos porque tengo grasa que hace huecos en la piel, y no quiere chuparme los pezones porque dice: que mis tetas están pesadas.

Con lo rico que es el movimiento entre mis carnes cálidas, lo apretado que es mi sentimiento.

Que no quiera es su derecho, el mío es no negarme el placer.

No me avergüenza las estrías de mi cuerpo, ni los pellejos de mi tiempo.

Todo ha sido una historia, en la cual se va contando mis penas, y mi desgarrador instante de la entrega no correspondida.

El llanto aniquila el alma, pero he sabido sonreírle a las frustraciones del cuerpo.

Algo más poderoso me sorprende, he labrado el camino con las dificultades, más no con la desdicha.

Parte de mi cuerpo camina muerto, más mi espíritu, mis pasiones siguen ardiendo como el magma de Gaia.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑