~…“Morbo con patas”~

Como ácido mental se escurre en su dilataciones emocionales. Siempre ha sabido hacer todo a lo brusco, sin pañuelo para limpiar~se los mocos, sin cubiertos para comer, eso de chupar~se, los dedos vulgar se le da con facilidad, y chupar los ajenos también. Como perra se lame la piel para secar~se, y no usar toalla. No recortar las uñas de los pies para rasgar al enemigo, dejar la de las manos al natural para saber cuando se le queden residuos y a lo bestia sacarlos. Nació bocona, sin el cálculo del filtro, lo que dice se escupe pa’ fuera, va a la ligera que le gustan los rapiditos, de los cuales se tiene que sostener de pared a pared… piernas abiertas sin dificultad, brincos en redondo, sin savaguardar los fracasos, repite: “tengo que dejarlo todo”. Su atmósfera es una aposento de esferas tántricas, de contrariedad, de arrebato de lo que no se fuma, ni se bebe. Trances ridículos, orgasmos desenfrenados, es una ligona retorcida va por lo que le gusta. Escuchar la voz de la virilidad diciendo su nombre, acentuando que viene cruzando el Atlántico. Ella, empapada de los vaivenes que vienen con toda su esencia. Desesperada por hallar respuestas, cree que “google” es como los seres espirituales que dan señales, olvida que los hackers saben borrar su huella, pero la astucia de su sentir siempre la lleva a un poquito más… Lo que no sabe se lo inventa aunque sea contra~producente, lo importante es no dejar espacios en blanco se dice a sí misma. Como en su hábitat hay demasiado huecos vacíos, se aferra al respiro de lo que ve especial. Muerde con rabia y re~clama a la vida… a esta Puta Vida lo que quiere, y como lo quiere. Sin remordimientos de que se debe quedar con algo adentro grita sus sentimientos. Le dijeron eres un “Morbo con patas”, y ella sin entender~lo, se sigue preguntando; ¿por qué? …Si es por la sinceridad bestial que aflora de sus partituras a la hora de querer, o si es que se le despertó más interés por la violencia, que la inclemencia.

Anuncios

~…sus mundos~

Hace unos días, conocí una chica que tiene un hijo autista, ella hablaba con la señora que andaba conmigo, mientras yo, hacía fotos de su local. Es un lugar para comer, pequeño y acogedor. Tenía una pizarra con unos dibujos, y arriba muchas servilletas, dándole las gracias por el servicio. Todas eran de estudiantes del área. La escuchaba diciendo de que busca, un lugar para su hijo, que siente que las personas no le tienen tolerancia, rápidamente por el dibujo en la pizarra supe que ese niño con el perro era su hijo, aparte estaba el símbolo del autismo, le pregunté por el dibujo y me dijo; que los mismos estudiantes que visitaban el lugar le hacían esos dibujos. Ya estaba bastante conmovida, entonces la escuché decir; él es muy inteligente, pero si se le habla con autoridad, se torna un poco violento… en ese momento intervine en la conversación. Le dije; esa aparente violencia, no es otra cosa de como él se está sintiendo y se llama hipersensibilidad. Ella, me miro a los ojos, y me dijo; eso mismo me ha dicho esta semana su psicóloga. Rápido me pregunto si, yo trabajaba de trabajadora social, o con niños con autismo, le dije que no. Me pregunto ¿alguien en tu entorno? Le dije; que no, que hablaba desde mi propia experiencia, de percibir el mundo, la necesidad de encerrarme y sentirme segura muy parecido a lo que hacen algunos autista, (ya que no todos se comportan igual). Le dije además hace muy poco, vengo tratando de integrarme a la sociedad. Ella sonrió asombrada, y buscó una especie de caja donde se mete su niño, y sus juguetes contándome como él hacía, y le dije; desde allí, tú cómo su madre podrás, observar un mundo de posibilidades, de imaginación, de belleza sin igual. Sus ojos, y los míos se hacían cosquillas, de esos pocos momentos que conectas con la profundidad y el sentimiento de otro ser humano. Nos apretamos por dentro, con la fuerza de la magia que tiene el mundo de los niños, de las diferencias… Me dijo; que le gustaba mucho la música, y le dije: que por ahí podía sacarle mucho a su inteligencia, a su sensibilidad y le agradecí, el amor de madre que se le sale por los poros… Hablando con una amiga que tiene un niño maravilloso, le agradecía que aún en la distancia, permitiera mis pequeños aportes a su vida. Ella, siempre me dice qué la ayudé a ver, cosas que incluso ella no podía sentir. A mi, me hubiera gustado que alguien me hubiera visto y entendiera, sin marchitar a fuerzas todo el mundo interior que tenía, que esas diferencias que tenía con los demás niños, no me hacía menos. Si no que podía, crecer con infinita bondad, espontaneidad y enriquecernos tanto ellos como yo…, sí no me hubieran cerrado las puertas hubiéramos intercambiado. Ahora, cuando tengo la oportunidad de ver, lo obtuso que son los adultos, lo violentos al querer que todos vayan por la misma línea, si las fuerzas del interior no me derriban intervengo desde el amor… el hijo de mi amiga, es amor para mi vida. Sus procesos los cuales ella me hace parte, son también para mí, evolución. Ahora, que empezó a despertar mi ser del letargo, de mis dolores internos, gracias a sentir también la fuerza, la grandeza de que alguien (me ve, dentro de mi mundo y no le asusta) …me acompaña y me brinda tanto de su tiempo y sabiduría. Así que uso toda mi sensibilidad, y lo que voy aprendiendo para mejorar, ayudar a los que vienen creciendo detrás. Porque no puedo andar sin repartir de las semillas que me dejan sembradas en el corazón.

~…Sinapsis~

~…el ultra consejo de Lorena~

Le digo: -que estoy “sangrando” con el diseño, y ella muy jovial; con siempre, me dice: con su acento argentino; pronto estarás haciendo sinapsis”… “vos no te preocupe, que me tome vacaciones y literalmente me las bebí…, ingerí tanto alcohol que de regreso a clases, olvide hasta como se escribía, es que vos sabes, acá con Lucas, andábamos a tragos desde las 10 de la mañana”… ~le pregunté ¿En qué parte se te multiplicaron las neuronas? ¿Y cuando se te estimuló el músculo? … porque cierra diciendo que gano 10kg, a lo cual le dije; ~eso se te va meando, es puro alcohol, tener cuidado que ningún alumno te prenda un fósforo al lado, no vaya ser que se te prenda todo… y la cortisona del cuerpo te ponga alerta, y en vez de modo escape, engordes 10kg más por el estrés… Me ha surgido otra cuestión después de esta breve conversación… Que tipo ecuaciones le estará dando a sus estudiantes, sin duda serán todo un descubrimiento para este planeta… ja’

~…Inmundo~

Te abrí la piel, muy lento, me fui dando gusto. Estabas amordazado, veía tus lágrimas salir, me acerqué y te mordí los pómulos con odio… Aborté sobre tus pellejos abiertos, luego te frote alcohol en las heridas, carcajeaba como demente, mientras tu pedazo de inútil lloriqueabas. Te apreté los cojones, esos que presumes con aire de grandeza, te clave las uñas hasta el final. Te abrí el ano para escupir de tu ponzoña. Tú mereces morir de a poquito, suavecito, así que te besaré, con mis puños cerrados. Tengo el filo de la navaja listo, para ir quitando trozos de tu pecho, tan lento, delicada… Me comportaré con delicadeza hasta llegar a verte el corazón, aguanta. Porque creo que te estás rindiendo con el ácido que te cae gota a gota por tu cabeza, agradece que no te lo meto por las venas. Quiero disfrutarte cariño…, aunque parece que relinchas hijo de puta. Cuando dejes de respirar, me quemaré contigo, no porque te ame… No, si no porque yo estoy tan corroída, maltratada por ti, que no sirvo para rehacerme y no me iré de este mundo sin primero, robarme tu aliento y verte jodido, podrido… Luego ya quemados los dos; el maleficio de nuestro trágico convivir, habrá terminado. Sonríe cariño, que es excremento lo que te doy de comer. Acaso no recuerdas que cuando me violabas, al terminar me dabas orina, pues un poquito de tu mierda no te caerá mal….

Mildre.

Hoy fui a ver, uno de los puentes donde te tiraste buscando el final de tu vida. No tome fotos porqué aún pienso que debo tomar la imagen el día perfecto. Como para conmemorar ese momento de tus agallas, aunque muchos lo llaman cobardía. No moriste ese día evidentemente te rescataron, como cuando yo corría, día tras día tras tu llamada, hasta que entendí que jugabas conmigo. Bajo una revelación me dijeron; ve la próxima vez que me llamarás y que me quedara, cuando estuviera por llegar tu esposo. Y así lo hice, ese día no debí hacer caso a mi sentir, pero le hice… y me devastó, ver cómo de la Mujer suicida te convertías en la mujer perfecta, prácticamente me corriste de tu hogar. ¡Ay Mildre! …como me rompiste, siempre te creí… sentía tus vacíos, porque de alguna forma me veía en ellos. Nunca me comprometí, a nada que no te pudiera cumplir, ni caía en tu manipuleo de que si caminaba contigo, te ayudaba y me ayudaba, porque era atarme a un compromiso… que no podía asumir. Pero me aseguré de nunca negarte mi tiempo, mi amor… mis abrazos, mis palabras sinceras. Después de ese día me llamaste, a preguntarme porque me fui de esa manera, y te dije: la verdad, que jugabas conmigo, con tus hijos, con tu esposo y con toda tu familia, que yo no me prestaría para ese juego. Me pediste perdón tengo tus palabras y tu voz presente; cuando me dijiste: -que yo tenía un no sé que “especial”, que no se me podía engañar, y te dije: -si se puede, tú lo hiciste. Tú que me viste nacer, tú que sabias tanto de mí… en fin…! Que me despedí con la certeza de que jamás volvería a cruzarme contigo, te pedí que pensaras en tu familia, que dejarás las tendencias suicidas, el alcohol, que siguieras el tratamiento. Me dijiste: que no querías tu vida, que ya estaba decidido, te bendije, y te dije: que recordarás cada acto anterior de mi presencia con infinito amor. Que te había llorado como para mí se lloran a las personas en vida, y que si hacías eso no me comería la mente, ni te lloraría… porque era tu elección. Finalmente a los varios meses, te quitaste la vida… Tu hija tiene mi misma edad crecimos viéndonos. Hace mucho que no la veo, que no se de ella… le habrás dejado más de una cicatriz en su alma. Hoy, yo, me subí a ese puente, aunque ese no fue tu final… me senté en el… colgando mis piernas, y balanceándome, recordándote… mientras a ti, te decían señora no se tire, a mi me gritaban “gorda tírate”… La tentación es grande, cuando todo te pesa por dentro, pero si me tiraba solo me iba a lastimar, la marea no me va a matar, y el tiempo no estaba para robarse mi vida hoy… Sin embargo, te recordé, decir que lloré por ti, sería mentir… Lloraba por mi. A ti, te lo dimos todo, yo y los que te amaban. Y aún así tus vacíos que aún me recuerdan los míos, no se llenaron, querías irte, al final te fuiste, me hice una pregunta allí recordándote. A ti, hasta unos extraños te trataron de salvar, a mi me instaban a hacerlo. ¿Porqué no miraste por los que te decían, y se preocupaban por ti? ¿Porque yo me siento tan sedienta… y aún así, aquí sigo…? Ni tan si quiera, había pasado la desdicha que tú también viste que me venía, para mi cuerpo… aún así en todos estos años. Te recuerdo, pero jamás como la cobarde que se quitó la vida. Si no alguien que amó en desproporción, esperaba del mismo modo sentirse llena. Te veo, me veo… y se que aún estamos compartiendo, ese sentido. Cuando te vi, en espíritu, te dije vete… estaba enojada, como lo sigo estando. Porque aún desde allá, no has dado punto final, a lo que te perturbaba, y eso me quita las ganas de irme, al más allá….

~…para Siempre~

Corrige la Resonancia… es la Vibración y la Frecuencia… en ese mismo instante, lance la pregunta; ¿que tipo de relación tene~mos? Su primera respuesta fue ambigua como siempre: eso lo tiene que responder quien lo pregunta… insistí que quería una respuesta… me respondieron con una de las canciones de las olimpiadas de Barcelona del 1992. ~Amigo para Siempre~…

https://youtu.be/U_VcW5XAedE

Creí que iba a morir sin sentir una amistad para siempre, pero la vida me ha sorprendido. Veré si es mi hasta para siempre, o es hasta su para siempre… Si la Vida no es tan cruel, nah…!

~…materia Oscura~

Ella descendió de una Estrella, donde las condenas no existen; los prejuicios no tienen acentos. Allá, se reproducen de suspiros, la enviaron a la Tierra, vestida de la esencia de los Elementos. Ha experimentado, las emociones contradictorias. La incomodidad de la humanidad…, cuando por primera vez que sintió la envidia, el llanto y el dolor, se prendió en Fuego…, la habitaba la Rabia. Su propia Alquimia Interior, balanceó todo eso, con un poco de Agua por su torrente, tanteó un poco de serenidad, de compasión, y se aceleró por la incomprensión entonces tuvo que interceder el Aire de su aliento, esparció algo que le causó cosquillas en su corazón, espantada corrió descalza, sus ovarios palpitaron al contacto con otro ser, su llamado a la fertilidad. Estaba aturdida de tantos sentires, imploró recordando los trazos de la Libertad, haciendo con sus manos sobre su tercer ojo la apertura, invocando al último elemento el Éter. Se desplomó… al despertar estaba entre lo conocido los suspiros y los polvos de Estrellas. Toda una Galaxia Amorosa, la cual los humanos aún en su punto más elevado no han logrado experimentar.

~…concentrada~

Estaba metida de cabeza en la computadora, “mi colega”, siempre observa que estoy haciendo, así que achique todas las ventanas. Con mi melena que hace bulto, entre eso y la torre; para que no pudiera ver… De momento escucho, “Uy…tú eres rara, me asustas”. Medio mucha risa interior, pero muy seria le dije; me hablas a mí, (al parecer se hizo caca encima), y me dijo; no, no… le dije; si es a mi, tener mucho miedo, que soy bien rara, y mala. Dijo; ¡uy.! … con sus ojos brillos no miro mas para el lado, por fin…, los clavado a su monitor.

~…disfrazada de amiga~

Mi nombre es Morana, vengo a contarles los acontecimiento antes de mi accidente. Crecí rodeada del tumulto del ruido de una gran ciudad, nunca me gustó. Así que iba de la escuela a la casa. Le huía a la responsabilidad de la amistad, era un cargo al cual no podía responder, aunque Lia siempre me tuvo cerca, solo estaba ahí para de alguna forma asegurarse de las desgracias que me acontecían. Quería que mi llanto fuera más fuerte, me ofrecía una amistad llena de vejaciones a las cuales me sometí años tras años… Ella, quería mi amistad, porque no tenía tantos daños incrustados en el cuerpo, ni en el alma, para no aceptarla tal como era… Ambas éramos producto de la burla, ella siempre tuvo un cuerpo amorfo…, siempre quiso pertenecer al grupo de los populares, de la gente “cool”, pero nunca la aceptaron. Así que volvía humillada, me buscaba para meterme el dolor que sentía por todas partes que pudiera. Era incapaz de revelarme, no quería… yo creía que así se liberaba de su furia. Así que dejaba que la dejara sobre mi cuerpo, sobre mi ser, pensé que ella podría soltar el odio, la envidia que la carcomía día tras día… Lamentablemente, mi técnica era un verdadero fracaso, en horas de clases o lugares públicos no éramos amigas, y luego llegaba a mi casa, con toda la frustración se desquitaba. Yo fui creciendo, mis impulsos a pesar de mi debilidad emocional, de estar apartada del mundo, estaban allí mis deseos sexuales, las atracciones y los juegos. Esto enfurecía mucho a mi amiga, y no había persona a la cual no quisiera quitarme del camino, ni bajo su criterio existía alguien que ella pudiera ver como buena para mi… aún así me llegue a enamorar y tuve que elegir. Ella se fue molesta y hizo de su mundo despectivo, empezó a comprar a la gente para tener su atención se volvió parte de ella. Hace poco tuvo la dicha de saber de mis fracasos, de mi accidente, y le dijo; a un conocido, tenía unas taquillas para un concierto y hasta pensé invitar a Morana… Como estoy sola, y ya vi que ella también… El conocido sabiendo la maldad de sus palabras le dijo; en serio Lia, ¿qué te pasa? No sabes que Morana esta en estado crítico, cruzando la avenida en su silla de rueda la semana pasada, sufrió un grave accidente… Lia quedó sentada espantada de lo que escuchaba, le brotaron unas lágrimas, se repuso enseguida, y con su acostumbrado sarcasmo dijo; vaya, el mismo día que yo gritaba en el concierto con la silla vacía pensando que “Jodida estás Morana” que ni para ponerte a gritar servirías… Siempre sentí su presencia como alguien dañino, y aún estando tan mal, no me atrevería a desearle que fuera infeliz. Espero que tenga muchos más conciertos, sobretodo que vaya acompañada, y deje sobre el sillón de los malos recuerdos, lo que nunca podrá ser. Disfrutando el presente, sin tener que comprar a nadie. Si por años me ocultaste, dudo mucho que ahora que parezco de diferentes condiciones de salud, tan si quiera tengas el valor de compartir un café junto a mi…!

Blog de WordPress.com.

Subir ↑