•Sin certeza•

Nos difumina el tiempo, nos esparce sin remedio por las grietas de la tierra.

Nos hablan del aquí y el ahora, como si se tratará de expandir los conocimientos de los seres.

Andamos con la vasija incompleta, en busca de…, esa presencia que nos lleve al orgasmo espiritual.

Vamos como veletas en un mar bajo las ráfagas de tormentas.

Nos aferramos a un paraíso, creyendo en una salvación por la inconformidad del momento.

La esperanza siempre alumbrando a la fe, o viceversa, ninguna de las dos quiere caer sobre el lecho de muerte.

Valorar la existencia nos conlleva un entrenamiento físico, mental…

Incluso cuando damos todo a otro, algo se nos escuece muy adentro.

No creo en buenos y malos…, aunque hay mucha maldad el daño lo llevamos en el interior todos.

Podemos destruir a un ser maravilloso con solo ignorarle, somos asesinos con la palabra, y el que no, con los gestos.

Este entramado de seres humanos que somos… deambula de un lado a otro.

Siempre tenemos deseo de un más y más…, como si el final de nuestros días no estuviera marcado.

Más allá que la única certeza es que tenemos una vida…, estoy convencida que solo tenemos una muerte, de la cual por cierto nadie en este planeta de momento se salvará.

Anuncios

•Sentir inexplicable•

Se siente como el dolor transforma.

Se palpa la desolación del alma.

Hay conexiones inexplicables,

solo surgen; se vive, se nutren.

También consigues hacer del sentir

una demencia…

Somos un entre~tejidos de hilos invisibles.

Que quieran o no, vivimos de sentirnos.

más allá de la cotidianidad…

Mimarlo mucho al sentir que los emociona…

Ese que pone a vibrar las sensaciones…,

Después de la renuncia queda el amor,

que palpita con la inter~conexión de dos seres.

•Tus recuerdos me sostienen•

Sin huir de ti.

Puede sumergirse el pulpo en la cueva o esconderse entre la profundidad del mar camuflajado con la arena.

Puede hacer tinta para huir, eso no lo hará menos pulpo.

No me fui de ti, me adentré a lo profundo de un océano en el que divago, para encontrar la esencia de quien soy…

No soy la arpía que parecía querer cortar tentáculos, y mucho menos vuelos, al contrario tenía que desinhibir los obstáculos obtuso en el que me convierto cada cierto tiempo.

Encontrando respuestas al nadar sola, aunque he tenido un botellón de oxígeno con tus recuerdos…, esos que me sostienen en la versión más intensa.

He mirado los buitres de mi existencia, he reconocido todo lo que me persigue, es tanto que ni tan si quiera el tiempo que pase en esta vida me dará…

Intento observar el firmamento, y la profundidad del océano como una parte a la cual nunca comprenderé, del porqué emerge tantas emociones.

Por eso, no me escondo solo hurgo, y hurgo a ver si algún día encuentro respuestas.

~Trance XVI~

(. . .)
Se deshicieron los huesos
en la tierra, durante tu ausencia.
Tormentas traían
azote y corrientes,
no dejaba nada…
Fuertes torrentes
arrancaban los pedazos
de mi existencia.
…ahora solo quedan
partículas esparcidas
en la desembocadura
de algún mar.
Sí, un granito más en lo profundo
de un océano que ni siquiera
se pueden hallar los restos.
La historia en mi espíritu fue así;
quiero que la escuche tu alma…
Hasta el último instante siempre
murmuré tu nombre,
con amor e infinita gratitud.
*Trance registrado el 19 de junio de 2019 a la 1:54 am 

•…ecos de poesías•

(. . .)
muertas las esferas
se desvió la atención,
al filo de los huesos.
Rozó el núcleo
del quebranto.
Colmena hechas de mentiras
envenenaron el hígado.
Gusanos en el trapecio
sollozaron la trampa…
Fantasmas en ovarios
recitaron ecos de poesías.
Monstruos crecieron
en los pulmones robándose
el oxígeno.
Haciendo el acto
final en el esternón.

~Con la estrofa abierta~ ((Etiquetas y diversidad))

Forever Aileen

Algunas composiciones se hacen sin puntos, sin ningún ritmo. Algunas parecen no tener sentido. A veces incluso leemos algo o vemos algún proyecto visual, y los ojos se tuercen o se dice “vaya porquería”. Critícamos lo local, solemos fijarnos en las grandes repercusiones en donde esta el número más elevado de “me gusta” las estadísticas. Quizás lo más comentado para ver cuál es esa fascinación que todos comentan. Somos un poco autómata. Si la opinión popular habla que los libros de auto~ayuda son una “mierda” todo lo repiten, ahora si algunos más listos o “influencers” menciona que eso se llama; desarrollo personal, entonces se le dan otros matices…, si algún famoso del momento llega a decir que las terapias son buenas, automáticamente empieza la cadena de que debería todo el mundo, aunque sea una vez probar las terapias. Se habla que aceptamos a los demás, que miramos el mundo con cierta empatía, que somos más consciente hasta que te volteas o te alejas de la pantalla “esta que según muestra, nuestras realidad”. Cuando pones distancia entre el aparato y tú…, le tienes que hablar al único que no se irá de ti…, a la esencia que te acompañará con la que tendrás el debate, de si te mientes o eres auténtico. Queremos más personas que acepten la diversidad, pero nos dividimos colocando más etiquetas, y nos vamos desviando. Para cortar la distancia es más sencillo de lo que parece, no requiere saber más de géneros, etiquetas o de lenguajes inclusivos…, se necesita respeto. Así de fácil; respeto a los seres humanos. Brotes de empatía de sentir a los demás como parte de uno mismo, y reconocer que todos tenemos algunas luchas en las esferas del alma... Ayudar con el planeta puede ser una solución para que no lo sigamos hundiéndonos en el daño, pero también podríamos extender el entendimiento, no todos podrán ser veganos, no todos dejarán de usar plástico es casi imposible. Cada cuál desde sus posibilidades podrá aportar algo valioso, que emerja de sus valores, pero si entre todos lo único que hacemos es señalarnos, hasta fusilarnos con mensajes de “yo si hago lo correcto” solo intoxicamos más… La amabilidad facilita las emociones, y refuerza lo mejor del ser. No importa cuál sea el aporte si ayuda agradécelo, entusiasma, contagia a los que no lo hacen, fortalece a todos lo que hacen bien. Si algo te gusta, y te sirve emúlalo, supéralo, pero si no funciona para ti, también está bien. Llegará lo que resuene en ti, y será igual de importante tu aporte. Igual nos sucede con las diferencias… respeta al otro con sus multitudes, y su diversidad a sí seríamos inclusivos sin tenernos que inventar nuevas formas de hablar o de etiquetar. Suma a las personas por sus capacidades de darse, y de sentir la vida. No hace falta más definiciones complejas que den terror hasta de comunicarse… Para qué buscar cientos de formas de sentirse diferente, cuando en la esencia humana ya tenemos bastante con que lidiar…

El ser humano anhela el sentir respeto; amor aceptación, validación, y en nuestra humanidad con mucha humildad se puede lograr.

Lo esencial nos une…

Forever Aileen

Forever Aileen

Forever Aileen

Forever Aileen

PD.

Renuncio a usar “e” o “x”… respetaré de acorde a cómo te/se sientas/an, y para nombrarte usaré el nombre que elijas/an, y te/les guste/es.

~…diminuto~

(. . .)
Suplicó y le fue consedido
…regresar a el ansiado hogar.
Parecía cansado llevaba
un cuerpo lleno de cicatrices.
Su sentir era un torbellino imparable.
Consiguió llegar…
Quedó perplejo al observar
su pequeño mundo se opaco.
Lo que antes fue  su monte,
ahora era un sembradío de cemento.
Lloró por haber matado sus recuerdos
que le creaban ansias por volver.
No reconocía eso como hogar,
andó y andó.
Todos los seres humanos
que vivían allí, eran iguales.
Hacían gestos similares,
todo era uniformidad.
Era un ser diminuto rodeado
de una multitud desconocida.
Ahora sólo quería encontrar
un huequito para volver tierra adentro.

•se encontró•

Empañado el espejo al otro lado se escuchaban alaridos. Intentó meterse como en los cuentos cruzar el portal, su ancestro siempre le repetían que los reflejos eran ecos, que en vez de sonido emulaban lo que era. Pegó fuerte al ver que no podía despejar la niebla, se rascó los ojos con furia, percatándose que ahora la visión era borrosa. Hizo más guerra despotricó contra todo los Santos y seres que recordó. Solo se quedó la repetición de lo que maldecía. Le dolió la cabeza no podía recordar nada ni ver, se le había pegado el bucle del pensamiento. Tropezándose con todo intentó volver al espejo, lo consiguió esta vez pegó con más fuerza con la cabeza, se le incrustaron pedazos, y mientras se desangraba en plena agonía visualizó lo que nunca fue capaz de ver de sí…

•Esputo•

Laberinto transporte de cadáveres de un lado a otro meciéndose en las manecillas del reloj.

Acrobacia para los dementes, un escudo falso llamado imaginación.

Patrones desechos por los malandros faltos de su parche descosido.

Retumbe…, latidos temblorosos de los que alguna vez se llamaron valientes.

Pinchazo de la aguja deshenebrada le urgen al que espera impaciente.

Sangre en la punta de los dedos cortadura hilvanada por los occisos.

Cazadores hambrientos agitan su arco hecho de tendones, bendecidos por los miedos de los quebrantados.

Se arropan del esputo que blasfeman sobre sus tribus y su tiempo.

Agallas

No me defienda, no se haga el valiente creyendo que estoy indefensa.
No se detenga a colocarse la capa.
No venga a montar un teatro de lo que puede hacer por mi… ¡a la mierda!
Le mostraré de que está hecho el calibre de mi latido.
¿Piensa quedarse a observar la erupción rabiosa?
Tenga mucho cuidado…
No intente cuartear, no puede hablar de mi, así no le crecerá nada…, ni su ego, ni su carácter.
Puede venir con su rebaño contra mí… y no me dejaré vencer.
Hágale un favor al mundo…, quítese las etiquetas de súper héroe…, que se le han caído los calzoncillos (por no decir los cojones).
Hágale un bien a la vida, deje de  usar fragmentos de cuentos que ni usted mismo se  cree.
Respire lejos de mi…
Lo menos que necesito en mi camino es alguien que actúa bajo la línea de la falsedad.
Para morder tengo mis propios dientes, para aplastar tengo mi fuerza, y para renunciar no necesito de sus aires de grandeza.
Tengo lista las garras, las agallas y la armadura que hice con el puñal que me clavó en el pálpito.

•…discapacidad físico y mental•

Lo que he venido aprendiendo desde mi impedimento físico, y mis trastonos mentales.

(. . .)

Nadie sabe los sentires de otro ser humano, no conoces sus errores, sus aciertos… lo que le escuece por dentro. Ni lo que los libera del dolor físico o emocional. La mente es un complejo acertijo. Un laberinto al que te adentras, y no siempre sales ileso. Para muchos puede ser estar frente a un mar bravío, o parado en un abismo. Por suerte…, muchos no conocen el desconsuelo del “alma”, o la insatisfacción de la misma. O incluso nunca atraviesan la inseguridad de no amarse lo suficiente o los desprestigios que persiguen las causas de algunos trastornos mentales. Imágenes malformadas, histerias, vacíos existenciales. Incongruencias del espíritu herido. Amarse es un trabajo arduo, un compromiso constante. A veces, se camina por un campo minado, o simplemente a ciegas, sin enemigos aparentes cuando todo está en el control o más bien el descontrol de la mente. Es difícil, no imposible. Es duro aunque si consigues un pequeño avance te abres a las posibilidades de sentir satisfacción. No estamos en el cuerpo, en las emociones de nadie, tratemos de respetar el proceso. La empatía siempre ayuda, y divide menos a las personas. Mi proceso me ha enseñado lo invasora que he sido, e intento controlar los impulsos.

Gracias a los que han estado, y sobre~todo a los que se han ido, porque la pérdida siempre enseña mucho más…

~…deshaciéndome~

Soy ese trozo de vida roto,
en el cual no pude leer las señales a tiempo.
Mi instinto de sabuesa no me sirvió,
para navegar por los caños conocidos.
Naufragué en la orilla
del bravío arrebato de un oleaje.
Llegué tarde a la membrana del acertijo,
fui la pantomima de la espuma.
Tragué demasiada sal, he sido corroída.
La costa que me vio nacer, presenció mi final…,
convirtiéndome en salitre rodeada de granitos de arenas.

~Engendro~

Sin más… nacido del punto ciego.
Abstraído en un planeta sin sentido.
Fue extraído de los cuencos
donde rebosa sabiduría.
Allí, mezclan fósiles,
metales, minerales, y energía renovable.
Paren utopías, metáforas,
sueños, conquistas aventuras.
Discurso estimulante
sin gastos extremos.
Necesidad sólo de lo esencial,
entusiasmos sin agobio.
No todo lo que se quiere se puede, para todos.
Aunque algunos engendrados sí podrán.
Surgirán formas, sombras, visiones,
arquitecturas impresionantes…,
Inventos asombrosos, y huellas increíbles.
Hay que saber beber de la inspiración adecuada.

Inmundicia de zombi…

Rayas blancas nubes
caídas del cielo
rebosan sobre la mesa.
Brazos tiznados
con coloretes morados,
tira elástica goce para los adictos.
Canto de ángeles escondidos
en los rincones de sus estados.
Miradas apagadas sin brío,
la esperanza se les ha ido machucando en vida.
Cuerpos destrozados
por flameantes agujas introducidas
en un torrente que desea libertad.
Úlceras viajan igual que los
cuentos de navegación
solo que estos naufragios son pus y pudrición.
Benditos seres
que le hacemos volteándonos,
colmando  nuestras almas de indiferencia.
Porque es más fácil volar
hacia donde no duele,
que quedarse, intentar enseñarle otro vuelo.
Siento la impotencia,
la miseria de ser parte de un mundo
que muere de hambre espiritual.
Me pregunto:
¿nosotros somos tan zombis como ellos?

•Heces de Vino•

Tenía una conversación de esas que te vuelan la mitad del cerebro, y la otra mitad te la dejan colgando de por donde salen las heces…

A veces la cordura es un sin sensura del gusto de hablar.

Da una satisfacción al igual que un estimulador de clítoris o de testículos.

Esta de moda soltar la lengua, como si se te soltaran los cordones de las zapatillas, queda para algunos bien, para otros mal.

Lo que es interesante es prestar atención saber escuchar, aprender de lo que tratan de transmitir, tanto por la verborrea del momento.

Como por lo que quieren que realmente veas o te identifique.

Todos tenemos ese momento de protagonismo, y son más lo que quieren ser protagonista, que los que quieren ser el espectador.

Es difícil no salir huyendo, así que aprender a reírte de hasta lo que no te gusta, servirá en el proceso.

Por eso use ese inicio al empezar a escribir.

Porque a todos a escondidas o no nos gusta la estimulación, pero renegamos de temas escatológico…

¿Lo captas?

De seguro si, solo veo gente con gran entendimiento por aquí.

…si la estimulación no viene de la entre~pierna, viene del ego, y sino viene de la brillantez.

Las ideas, el protagonismo, las ganas de impactar; hacen discurrir el cerebro, e igual nos vuelve un poco de todo y de nada.

Algunos lo harán de forma elocuente, con buenos discursos, positivos, grandiosos e inteligentes.

Y otros…, lo haremos desde la mierda, pero nadie se salva de resbalar de vez en cuando…

~…imbeciles~

Entre tú y yo…
El arco del tiempo se expande,
al no abrirse los paracaídas.
Somos absurdos kamikazes
recreando nuestras sombras
no nos asusta el conteo del reloj.
Inquietos reímos hasta dolernos.
Dibujamos planes en la arena,
nos gusta que se desdibujen,
las formas para tener que reinventar;
cada escena, cada palabra, cada acertijo.
Que nos encontramos en el camino.
Agarrar la cámara
dejar a la creatividad
surgir es nuestro mayor acierto.
Tu armonía hace creer
en un mundo ilusorio.
Sin máscaras, sin sexos 
definidos, sin restricción.
~ Tú y yo~.
No sabemos que hacemos,
pero lo estamos haciendo.
Con fuerza, con energía;
con entusiasmo, aunque
los cuerdos nos griten,
y nos tachen de imbeciles.
Mientras que nosotros
mordemos cerezas
de nuestra amada Lilith.
Nos envolvemos en los pecados,
sin traicionar el éxtasis de su encanto.

~Enjoy your chaos~

Ama ese instante
de incertidumbre
que escuece el interior.
El caos inhóspito
llega con la melodía
de un violoncello desafinado.
Se manifiestan arpegios
de un universo entrópico.
Mece sus hilos invisibles
desacomodando las certezas.
Con la que podremos
tejer nuestros anhelos.
El apego del necio
cree que todo está en el orden perfecto.
Se llevará el inesperado empujón
enviando su impulso estable contra las trincheras.
Pasearse con la mochila
llena de lo incierto hará que se busque
siempre más y más adentro.
Adora tu caos.

Cuántico

Enredé mis manos en su cabello.
Desperté de un vuelo de fantasía.
Relincharon los adentros con ilusión.
Desamarrada de la esclavitud
que me poseía.
Con esta luna llena de Mayo,
acaricié los aullidos de los lobos perdidos.
Nos embriagamos
contando pétalos con los que nos adoramos.
Fui el lacayo del demonio
por tantos años, agradezco
mover el cuerpo en “pseudo~libertad”.
Hacerme voz para hacer justicia,
y denunciar la podredumbre de los necios.
Se abre el portal del cielo
te reciben los Ángeles desnudos,
porque para hablar palabras de sabiduría
no necesitas armamento físico.
Fluyes en el espíritu
contemplas la plenitud jamás sentida.
Puedes sentir
toda la oscuridad desprenderse…
Y solo entonces,
a empezado el viaje del destiempo
ó quizás la sincronía paralela.
Nunca se sabrá
porque la contradicción
te envía de regreso a la tierra.
En donde creemos en cuentos,
en druidas, en hechicería, y en bendiciones celestiales. 

•…aquí sin más•

Se desprenden las multitudes.

De igual forma que se van las células muertas.

Huecos inconexos e inconclusos del alma doliente.

Desaparece toda inestabilidad, que mecía el destiempo.

Llega el desinterés por el pasado, abriendo espacio al aquí sin más…

Son esas mismas multitudes las que se mueren en la sombra, ya no duele el eco que hacían en la hoguera.

Suspira la dicha, se manifiesta el olvido, y le ofrenda vuelos, para estar solo presente en este instante.

•Síndrome de Estocolmo• ~participación en concurso literario~

(. . .)
Entristecida en las ataduras y dominio
que azotaba su lengua sobre mi piel.
Cada día el agravio era más punzante,
desgarrando el sutil sentir
que alguna vez emergió de mis entrañas.
Oscuro y turbio
Oscuro y turbio
… desmerecía los destellos de mi mirada,
empujando mis emociones al pozo,
me volvía más prisionera de sus maltratos.
El día que cambie mi sollozo por risa,
empecé a enamorarme de las despiadadas
pesadillas que me hacía pasar.
Rogaba libertad a base de mentiras,
lo perverso me podía.
Fingía cuando me azotaba
que sus daños aún me dolían.
Mientras que en mi interior celebraba.
En mi mente repetía…
Oscuro y turbio
Oscuro y turbio
Me habitaba el descaro
todo un baile infernal,
y las ganas asiduas de sobrevivirle,
no existía gusto sin sudor y sangre.
Me hice adicta de la sal
cuando destrozaba mis labios.
Mi opresor se debilitaba;
a mi la rabia, el odio, junto con la demencia me crecía.
Le veía llegar rápidamente empezaba…
Oscuro y turbio
Oscuro y turbio
Me urgía sufrir y
derramar mi potencia en líquidos…
Renacía  obtusa y ruin.
Le arrullaba con melodía eufórica;
Oscuro y turbio
Oscuro y turbio
Su perdición empoderaba mi mundo,
le vi acongojado entre mis carcajadas,
y susurros en los que entonaba;
Oscuro y turbio
Rindo homenaje a su muerte,
porque hace algún tiempo atrás,
fue la dicha de mis lamentos.

Anoche morí

Los paquetes de pastillas
estaban destrozados.
Profundo letargo
no parecía respirar.
Bache de sangre
rodeaba la escena.
Triste versos grabado
con la voz torcida,
se repetían en bucle….
Todo el desastre.
Tétrico mal oliente lugar,
desconcierto en el cual nadie
quisiera despertar.
En la tesitura del fiscal
se enuncia,
 la muerte cerebral.

~Eco~

Todo se parece
un poco ha aquello vivido.
No se desprende el tiempo,
como tampoco las cicatrices.
Se complacen en convivir,
hasta el último día.
Todos somos un poco
de aquel con quienes hemos compartido.
Somos resonancia,
siempre nos quedamos con lo que nos sirve,
y lo que no…,
también nos ayudó para saber el límite.
Así qué…,
la desgracia también suma,
lo único que resta,
es el día que el cuerpo se detiene…
Dejando atrás el latido
que le dio existencia,
y esencia a nuestra vida.

•Infortunio•

Muro descascarado
ensangrentado.
Desdibujado
aún así contiene su miseria.
El tic~tac herido…,
mutismo trasgredido.
Estrategia falsa del poder…,
mente suprema doblegando al inferior.
El pueblo olvidó doblar las rodillas,
 se cansaron de mendigarle.
Ahora el odio crece
ferviente en el núcleo.
Los corderos se revelaron,
en su honor desparraman vísceras.
Intestino se esparcen,
como pulpos soltando su tienta para huir.
Son medusas fuera del océano,
desvirtuadas en un mundo indiferente.
El respiro sagrado ha sido fracturado;
se humilló, y no ha recibido la piedad.
Será que la misericordia
es solo para los elegidos…
¡Malditos, malditos!
(. . .)
no vaguen en nombre de la justicia,
ni del amor.
Los ciudadanos se mueren.

 

Somos cómplice silenciados,
que sonreímos con el morbo que nos posee.

En el reflejo…

Me precipité, a ver el reflejo de su belleza, pero se desvaneció.
Una voz, rasposa de esas que te dejan saber que llevan tiempo en esta existencia.
Pregunta; ¿qué ves?
A una persona con pobre autoestima, no le gusta  responder esta pregunta… Porque la bruma mental puede aparecer.
Entonces, puedes contestar; ¿qué son tus versos, de dónde nacen?
Inmensidad del sentir,
la conjugación del dolor, y la alegría.
La pasión desmedida
y el desequilibrio, todo lo incierto.
El torrente que me mueve,
las palabras encajadas en mis emociones,
mi feminidad herida.
Los versos son todo lo que arde;
y ruge en el silencio de mi infierno.
La danza que no puedo realizar…,
la belleza en la expresión del llanto sin fin.
El cúmulo de agonía,
un desierto agrietado,
un bombeo que duele en cada respiro.
Un aleteo de pestañas húmedas,
que se quiebran a su paso.
También es…,
la gratitud del quebranto de ser quien soy…
Entonces, ya te puedes ver…, ¡esa eres tú!

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑