•Libertad•

No estás en el umbral del dolor.

O quizas lo olvidaste.

Nadie nunca le da el mandato al otro,

cuando quiere.

Las elecciones son múltiples,

nadie obliga, ni tuerce nada.

Se da o no se da…

Tampoco se puede suprimir

por siempre, lo verdadero.

Todo brota como pétalos.

La tierra, y tú mientras pises

sobre ella te alimentarás

de su respiro…

Por lo tanto emergerás.

Sin presiones…

Llegarás a donde quieres.

Siempre será de Bendición.

Más allá de todo…, se agradece.

Anuncios

•~…me pienso~•

Cuando me pienso, libre y sin absurdos instantes.

Salen alas de mis caderas y tentáculos de mis costillas.

Me aferro a la libertad, esa que no poseo.

El arraigo por amar la esencia de la vida me devuelve al centro.

Aunque muchas veces vaya en pedazos.

La gracia está en ser un “puzzle” que se deforme y tenga capacidad de restauración.

En cualquier hueco se puede entrar, cuando se quiere… cuando se está dispuesto.

Se me corrompen las formas, las estructuras, la métrica, el orden, el ritmo.

Desafío el equilibrio…, para conocer lo auténtico.

El dolor mi aliado, la maldad mi vigor, la ausencia mi esplendor.

Lo sagrado es ir afuera…, encontrarme con los elementos, creer que de ellos respiro la “magia” para “re~nacer” sin llegar a morir.

Que aquí…, aun queda tiempo…, deshojar no significa morir.

~º…hormigas y cangrejosº~

Tumbada en la tierra escuchando su respiro.

El firmamento coloreando el crepúsculo.

Fuerte brisa revolotea con entusiasmo.

El vaivén del oleaje es exquisito, su aroma y su sabor a sal.

Las hormigas desfilan a mi lado, les cuento.

De los parajes incompletos y de los desaciertos.

Los cangrejos corren en paralelo, al mínimo movimiento hacen su cueva.

Desde afuera quisiera adentrarme más y más…, al susurro de Gaia.

~º…sombraº~

De todas las fábulas improvisadas, me quedo con las tuyas.

Brotes de un campo fértil…, te colmaron de medallas en honor a la literatura.

Esencia que no necesita ser magnificada, todo quedo sobre las ranuras de los árboles.

Rayos de sol en la cúpula de la dicha, revoloteo de aves haciendo sinfonía.

Tú…, ramificado y perfecto, con todo el tiempo escrito, purificando el aire que respiro.

Debajo de una gran sombra, hay una gran sabiduría.

•~des~borda~•

Se llega a la quietud…, cuando el alma se desmorona.

Cuando los órganos te rugen hasta el punto de la histeria.

El cuerpo se vuelve líquido, te deshaces de apoco.

Allí…, lo único que tienes es tu chapoteo, el único ruido es tu propio silencio rompiendo el pecho.

Crujen los huesos, el tuétano se siente denso, la sangre fluye adolorida, es la reforma.

Miras tus poros abiertos, el pelo perdido, las canas, las arrugas que emergieron del dolor.

Las estrías que estallaron sobre tu piel, los rasguños de tus entrañas.

Esa respiración ahoga, toma consciencia propia, el cerebro se oxigena por un instante vuelves a ti.

Te abrazas con la intensidad que se lo harías al ser más amado, resurge…

Las células son capaces de mutar, tú eres un ser hecho de membranas hambrientas de vida.

Te llamas por tu nombre es el sonido musical más hermoso que escucharas, la dulce voz de tus adentros.

Embravecido momento…, la quimera, una utopía que te emociona enamorándote de tu ser.

Vuelves una, y otra vez…, todas las que sean necesarias.

El aprendizaje recién a comenzado, ya sabes que puedes ser líquido, porque algún día volverás a la tierra y no regresarás.

Este es el suspiro…, el regreso de tanta ausencia de ti mismo… ¡por fin a acabado!

~ºCuerpo frío…Gaia calidadº~

Mirada perdida…, el respiro gélido de una tarde nublada.

Silba la palmera esperando, que los cocos resuenen, robando una sonrisa.

El mar hace su bandeaó invitando los pies a danzar.

La calidez de la arena arrulla el mimo que añora el corazón.

Es la naturaleza la que posee la sabiduría, para alentar y transformar el espíritu quebrado.

•~…resplandor~•

Sobre la tumba…, retumban los aullidos de los semejantes.
Heme aquí… frente el cadáver que desprendo de mis entrañas, para embriagar de luz mi útero.
En la tibieza que dan los gusanos comiéndose la carne, siento el halo que resplandece donde susurran los que ya no están.
Acobijo el cuerpo inerte, esperando que cuando lo destapen vean la esencia, de lo que fue y no es…
En el cementerio de los adictos se des~hace y se forja la esperanza, cuando le inyectan otra dosis más…, despide uno y brasa a otros.
Es el circuito de la vida, estamos para morirnos en cualquier borde, con la esperanza de volver a re~nacer.

•…mi teatro, tu obra•

Acudiste al teatro querías ver mi obra.

Solo para pavonearte, buscar ese detalle, para lastimar, burlar…, estreñir más al dolor.

No lo conseguiste.

A minorar la grandeza…, era mi noche, mi escenario.

Desesperado porque necesitas llevarte todo los aplausos, subiste…

Una vez más…, tu risa falsa, con tus mismos trapos.

Las mismas estrategias, la boca llena de pétalos, las manos colmada de aromas y el latido lleno de espinas.

En tu alma solo florece la dulce tentación de destruir.

Sigues siendo tú… el mismo.

El inconsciente que brasa la caldera de la inocencia.

Se prepara su plato delicioso, y lo presumes al mundo, aunque comes como cerdo.

Escupiendo los detalles de lo verdadero, atracándose de otros infortunios.

Pobres doncellas, que aún no conocen el trasfondo.

Caerán unas cuantas más…

Ese merodeo de pedir desde la làstima… es tu única forma.

Se te encrespa la aparente dulzura… y a los dos dias necesitas de nuevo comer carnes frescas.

Por eso mi obra lleva tu nombre.

Dejando la metáfora fuera; al verme brincar, estirar las ancas y la papada de sapo.

Serías tú…, imbécil el que vendrías a besar los disturbios de mi mente… aunque ya no te pertenecen.

Antes de que se baje el telón se ve tu miserable ser, tiñendo de rojo mi cuerpo…

Los espectadores siguen creyendo que es parte de la función, hasta que pasan los días y no vuelvo a salir sobre el escenario.

Usar lo mismo definitivo te entreno para matar.

Sin embargo, vives la más terrible agonía; te calcina, te inquieta, te mantiene despierto.

… y de lo único que puedes hablar es de tu miembro despierto, rompiendo el silencio.

La virilidad ya no te da más que para llevarla en la lengua, y ensalzar, para luego mutilar.

Quedándote con una mirada falsa, como la necesidad escueta que acompaña tu maldita alma.

Te sobre~viví…

~~~~

Nota:

•~…no tenía las más mínimas ganas de escribir en público, pero WordPress me recuerda que es mi aniversario de nueve años, de ida y de vueltas por estos lugares… hay que darle letras a la membrana.~•

•Me poseía desde niña•

Mis muñecas colgaban de la pared, junto con los peluches. Crecí en una casa donde se escuchaban chancletas cuando todos dormían, mi habitación no tenía puerta, era muy pequeña por eso las muñecas y peluches estaban colgados de la pared. Desde mi cama se veía el pasillo hasta la entrada de la casa. Siempre veía sombras me acostumbré a no dormir mucho de noche, pues las muñecas, los peluches y los fantasmas se levantaban, todo hacia demasiado ruido. Siempre veía mucho fuego a los pies de mi cama, juro que el demonio desde muy pequeña me poseía. Bajaba mis juguetes me recuerdo haciéndole el amor y también rompiéndolos en pedazos. Veía mutantes de todas formas que se adentraban a mi cuerpo y gemía. No hablaba con las personas, porque me era muy difícil hacerles entender que tan pequeña tenía tanta maldad y deseos metidos en el cuerpo… y una sensiblididad que me acobardaba. Me escondí del mundo… traigo las secuelas de no haber convivido. Pase del mutismo a la rebeldía que tenía que decirlo todo, no sin antes ser varias veces violentada física y emocional. Mi espiritualidad siempre guindaba para el cielo, hasta hace pocos años. Que descubrí que lo que tengo no se cura, no se quita… y que aunque no tengo muñecas, tengo coronas escondidas. Que sigue viniendo la maldad a mi cuerpo, solo que ahora nunca me da placer, si no delirios y mucha incertidumbre. Posee mi psiquis, me hace mucho daño y no se como salir de allí… Creo que nunca se sale de lo que estás designado para el ser.

•heme aquí• ~delirios del diario~•

•~A lo que más le temes es lo que te sucede… vi enloquecer de amor a una señora enamorada de su marido escritor gran poeta… la vi deshacerse con los años, la carencia a vivando la pérdida de memoria, el abandono marcando un tiempo áspero a puro dolor… la atrapo el Alzheimer. Su mente se fue a donde quería vivir por siempre con su amor eterno.~•

*Ahora me veo dentro de esa historia, el romanticismo que denota también derrocha heridas, más el viaje perdido dentro de su propio laberinto. El pánico me despierta y surgen las letras…

{…}

El pasillo más oscuro es transitar con las guerras de mi propias neuronas. Esa que me tortura cada día midiendo, cosas que no se miden. Inventando fórmulas que no existen, para apretujar el tiempo de otros. Ni tan si quiera es el mío… siento que destierra de mi cada día una pena que impregna cada célula de mi cuerpo. Me siento un auténtico vampiro de energía. No me sació, ni me conformo. Quiero más y más… me duele el cansancio mental que traigo, me duele la indiferencia de que nunca seré igual, ni tan si quiera llegaré a tener un gran mérito en su corazón. Despierto sin cesar mis rodillas tienen su respiro grabado, para poderlas doblar necesito pensarle, amarme con mis dedos… para creer que le tengo adentro. Romper los perímetros de su tolerancia para sentir que aún tengo la locura de despertar furias. Me aterra perder en lo confuso de la sombra del ventilador, mientras transcurren los días mirando el techo, viéndole con el amor más profundo que profesa mi alma. Voy mordiendo las latitudes de mi ser, como si me estuviera deseando la piel. Necesidad y delirio dos palabras que juntas son un estallido de emociones sin fin. Palabreo disparates excesos de “L” para decirle “My Love”… el agujero hay que mirarlo desde arriba, o si quieres te zambulles en mi profundo hoyo, pero trae velas porque los fantasmas, las persecuciones, los celos, el hambre, la envidia, el deseo y la lujuria te atacarán por el camino. Mis murmullos no son susurros religiosos. Tampoco te harán sentir algo que no exista en nuestra condición humana. Solo que mi locura los enaltece, los nombra y le pone sellos, los demonios existen y laten en una mente enferma… “heme aquí”…!

•rasgando la muerte•

Desclavar el alma del cuerpo es jadear con la muerte.

Nombrar tres veces el desafío, anclar seis veces el cuitado corazón.

El respiro es un grillete que desangra la maldad de los adentros.

Torpeza en el latido…, que inútil anegado, y sordo sigue tras el viento.

Guerras entre los muslos magma calcinando todo a su paso.

Todo es un estado inerme…, sin triunfo para el cielo.

•Infectada•

Photo by Vestio

De la raíz más quebrada salió mi hoja, temblorosa, envenenada.

Los gusanos cerraron mi hoja, inmersa en mi dolor, carcomida por los ardores de los celos.

El pronóstico de vida era muy corto, y mi amor por el tronco estaba herido.

El veneno corría hasta las raíces, veía como enfermaba las horas y minutos que el árbol me podía ofrecer su respiro.

Elevaba oraciones pedía clemencia, a que mi hoja fuera como las demás, que tuviera frescura, elegancia en su brillo.

Que fuera capaz de desprenderse del árbol sin sufrir…, pero estaba poseída por la envidia.

El desamor me pegó hasta la médula.

En la lucha por estar pedí; que el Sol quemará mi hoja pronto, para ser disuelta, así volver a la tierra.

Quería pedir perdón antes de caer, quería deslizarme por aquel tronco, al que día con día admiraba.

El Sol, habló con el Viento e invitaron a la Lluvia…, para que todo pasara rápido, y así es como fui desprendida…

Me deslicé por sus arrugas, le besé con la furia de la naturaleza…, lloré, me gimieron los adentros, pero como hacía viento, llovía y el sol salió muy rápido.

Él ni se dio cuenta de toda la esencia que derramé.

~~~

•Fotografía colaboración de Vestio ~ con el amor más grande que puede habitarme te agradezco.

~•rueda•~

Caminan sobre mi cerebro.

Logran rajar el cráneo, y entrar.

Hurgan entremedio de los laberintos.

Discuten en los capilares que aún laten.

Cada resbalón de pies hace eco…

Todo retumba, la muerte los persigue.

Aprietan más y más, cada oscuridad,

posee “esplendor”.

Aullidos en el encéfalo, rueda la noria

del pensar…, les veo caer con fragmentos

de mi cabeza.

•escar~miento•

Parecía algo horrorizada, al ver que mientras caminaba paria las entrañas.

Le decían tranquila no pasa nada, sin embargo se veía claro cómo caían de sus piernas pedazo de útero.

Su vejiga descendió, hacía un globo que le impedía unir las piernas.

Seguido explotó su intestino, no se puede aguardar tanto dolor en el interior.

Ella, solo miraba con sus ojos perdidos, pude ver como le saltaban los capilares de los ojos y seguido se le caían las córneas.

No articulaba palabras el sentir se la carcomió.

Era evidente que moría, sin expresarse, con falta de amor y de empatía.

La recogieron como estiércol, y siguieron sin comentar nada.

De donde miraba e intentaba interactuar no podía.

Muy desolada le grité…, al escuchar el eco, retumbar me di cuenta que aquel parto prematuro de mis visceras era mío.

•~…esto dice así~•

Photo by Vestio

Pon el oído…digo los ojos.

(…)

Bueno ¿ya estás listo?

¿Para qué?

Pa’ hacer~me el baby…

Mmm, primero ve al doctor, pregunta si tu útero aguanta un bebé.

Okay, iré mañana.

Si dice que si, te mando unas inyecciones por FedEx, con mi esperma.

Le pregunté si con video incluido, para al menos gozármelo mejor… ya que no me penetrará.

Claro, te mando el video, si es que vas hacer la madre al menos que el vínculo se sienta…

Emocionada, dale, dale…

Dime Aileen, ¿cuántas veces has salido de tu habitación?

¡Ay!… no muchas…

Mmm, entonces todo cancelado,

no vas a tener un hijo mío en la oscuridad de tu cuarto…,

donde solo se refleja tu pantalla… lo siento, pero no.

La rabia me hizo deshacer todo lo que había comprado…

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•pedazo de nada•••

…saber que me voy a morir es algo que me da serenidad.

Lo que no quiero, es estar más jodida de lo que estoy…, dicen que esas “cosas”, no se deben decir, porque un tal “Dios” te castiga… a mi, ya me castigó suficiente, haciéndome inferior a los demás… porque la falta de amor propio… desencadena estas actitudes conflictivas. A mi, ya se me jodio la vida…, el día que creyendo que me salvaría, perdí mis movimientos… que con la “fe”, no creía que fuera a mover montañas, me creía tan hija De ~”Dios” una puta elegida… creía que iría al cielo, y volvería con evidencia de sus cabellos, porque eso de la sangre me parece tocar el morbo… y estimular demasiado mi parte humana… así que con franqueza me entregue a la fe~ bendita fe~… me defraudó cuando baje de mi cielo… con cero movilidad, con un ardor en las extremidades que jode “de ovarios”… cuando tengo el culo como Voto Socialista todo el tiempo con si se tuviera un mojón mal atravesado. Que cuando me excito veo al diablo puñeta… se me arrebató todo placer… y el mental maldita sea…. si mi médula espinal se inflama mi cerebro carece de razonamiento…, que cuando me llegan estos desequilibrio valgo menos que el alcantarillado de la esquina…

Por eso cuando pienso en la muerte, no en la muerte Cristiana de un más allá… ¿pa qué? ….si ya aquí estuvo cabròn… quiero un nada… ~inercia~

•…ir al otro plano•

Photo by Vestio

Es una buena noche para morir.

Te soñé antes de que llegarás…

Fue bastante erótico, gracioso,

muy parecido a la realidad.

Me avivo a la hembra hambrienta.

A la hora llegaste, y sin tocarte

te saboree hasta la membrana.

Esta noche es buena para morir,

quiero quedarme con el sabor

de tu ser, con la risa y los orgasmos.

Méteme en la grieta, méteme en la tierra.

~~|

Fotografía colaboración de Vestio

•Descubrir que no aporto•

Cada día el despedirme intento decir lo valioso, pues muchas personas de han ido de este plano sin poder decirles, ni tocarles.

Algo me quedo claro, lo que es para mi… no tiene importancia, por eso mi sentir viajará… porqué igual lo ofrendaré.

Aunque quede colgado en los alambre púas que sobre guardan su hábitat.

Horas llorando y al final la sonrisa revela lo que las palabras no, y cada púa clavada en mi corazón corroídas, me aseguran que muy lento iré muriendo.

Alimento la esperanza de mis adentros, pero al escuchar y ver y sentir… me doy cuenta que soy el espectro antes de dejar de latir.

La fatiga de mi espíritu, se comunica con algo más sagrado o quizás solo es mi imaginación, para sentir que tengo un propósito al acompañar.

He creído toda mi vida en la energía que se aporta a la vida de otras personas, no quiero dudar la única fe, que me ha sostenido en el trayecto.

•…puede ser el final•

¿Qué traerá consigo la muerte del ser amado?

…será…

El silencio o las tempestades de enfrentar, las calamidades de la vida en soledad.

¿O nos acercará más a lo sublime del sentir real?

Estamos diseñado para tener re~soplando la muerte, el envejecer…, aunque no estamos preparados para decir adiós.

¿Es el amor el responsable de la sensibilidad que nos hace conservar lo verdadero de otra vida en nuestras vida?

¿Será una fuente de poder saber que nos aprecian?

¿Aportará energía, estabilidad, alegría o entusiasmo?

Sentiré el respiro, antes que se agoten los segundos…

•~Psycho ManueL~ (( su estado reflexivo))

…en un intento de profundizar con ManueL, hizo todo un análisis de un piojo encajado en un pelo… su frase rodea mi mente haciendo agujero en mi neurona asfixiada. Todo lleva una juego de palabras, eufemismo, y trampas…

“Si un piojo está en un pelo del culo… ¿y te tiras un pedo, se le puede llamar que ese piojo esta sufriendo a una velocidad terminal?” ~Psycho ManueL ~

•Eternizar•

Mi cuerpo no quedará en la tierra.

Ni mis palabras entre los vivos.

He pasado por Gaia, sin hacer mucho ruido.

Aunque nadie me quiera recordar, ni aun cuando estoy viva, le dejo el paso de mis letras dedicadas, con mis sentires profundos.

El amor me brota para hacerlo inmortal…, en mi humilde decir.

La muerte nos rodea, está aquí…,palpitando en mis huesos rotos, en la poca cordura que tiene mi cabeza.

También está en él… y en todos.

Algunos necesitamos pasar en silencio, para así hacernos eco de otra voz que necesita sentir la eternidad.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑