~…en busca del sentido de mi vida~ 

Vengo hace mucho empujando mis estados de ánimo, cerrando y abriendo mis cuentas en las redes. Esta vez, no cometeré el error de cerrar el blog, primero porque aún este no se recupera de su primera caída, y segundo porque tenía como siete blog divididos por temas y no los recuperé, y tercero porqué lo mismo es un descanso de un día, que de un año. Así que mejor dejo el espacio abierto. Mi tw lo recuperé por aquello que algunos tw, no están grabados en más ningún lado. Volviendo al tema, siempre estado detrás de una computadora, de un cel en los últimos tiempo o tablet. Como he dicho siempre el internet me dio una voz. Ahora es momento de encontrar el balance entre la Saudy que escribió desde el 98 y la Aileen que salía muy poco. Hace unos pocos meses tomo el mando del blog, el cambio súbito al cual mis emociones no estaban preparadas aunque muchos digan que soy la misma persona, cada una tenía su ritmo de vida. Saudy, la sensualidad, la fantasía, la atrevida…, y Aileen la oculta la misteriosa, la que se va siempre. Bueno ahora es momento de irme, a ver si consagro mis dos mitades y la convierto en una… el infierno peculiar que tengo en el interior, no es bonito. Mis escritos están cayendo en un remolino del cual no me gustan. Por lo tanto es momento de detenerme. Trataré de enfocar algunas cosas que tengo en mente y luego las compartiré, primero tengo que organizar todo el desastre mental que tengo, aunque dudo que consiga mucho. Mi fb, Instagram y otras redes sociales seguirán cerradas, tw se queda abierta por lo que expresé de que tengo tweet que no están guardados. 

Tengo mucha tristeza, y no me gusta dar lastima, ni conmover a las personas por medio del dolor. Por lo tanto, como no siento que estoy siendo productiva en mi forma de verlo, me retiro hasta que sienta que puedo manejar lo que me pasa. 

Ojalá, pueda transformar mi existencia en algo positivo. Y lo pueda compartir…

Me despido, en la búsqueda del sentido de mi vida… sin más que aportar… 

~Simplemente Saudy/ Aileen~ 

16 de septiembre de 2017

Anuncios

~…cierzo~

El sonido de las cuerdas, frotaron mis entrañas.
El cierzo, levanto mi falda, se introdujo provocando cosquillas.
Instinto femenino, fulgor y fuerza, extraña seducción, mordisquea el sabor de la Melodía

~Aileen~
15 de septiembre de 2017

Video de Amaral
Gran Himno Zaragoza Club de fútbol femenino.

~… sin filtro… ¡me gusta!~

Una de las cosas que más adoro de las personas es la sinceridad punzante, quizás por la bestialidad de mi decir sin filtro. Cuando alguien me habla con honestidad, aunque pueda sonar fuerte, mi ser suele agradecerlo. Y disfrutar mucho el instante… hace poco me veo con diferentes profesionales de la salud mental. Ellos agradecen como otros profesionales que atienden mis condiciones la forma sincera y clara con la que expreso lo que siento y transmito. Así sean emociones y sensaciones tóxicas, lo que agradecen es que no disfrazo la verdad, ni busco que me pasen la mano, sino que busco encontrar y cambiar lo que atormenta mis quejas interiores y trabajar arduo con mi ser. Tampoco me hago esclava de lo que ellos crean correcto para mí, así vamos debatiendo con inteligencia, lo que es sano, lo que entra entre ciertos parámetros y lo que no. Lo que considero que puedo mejorar y lo que no estoy dispuesta a negociar, diciendo: que eso me hace ser quien soy… Fui, y seré transparente en lo que digo en el momento que lo suelte seguramente, así de grave o agradable será en mi interior y por eso lo manifestaré. Así que lleve una gran dosis de palabras que me soltaron en una despedida, que me despertó por dentro en muchos sentidos, al dolerme me hace reflexionar. Les lleve la carga que más o menos citando decía: “que soy compulsiva, obsesiva, bipolar, histérica, dragón, etc”… Lo bueno fue encontrarme con buenos profesionales la psicóloga me dijo: ahora lo sabes cómo vas a trabajarlo, aunque veo que te esfuerzas y no te duermes sobre las quejas, pero le pido más herramientas para trabajarlo porque no me quiero quedar con las ganas de mejorar, repito lo que pueda, dentro de mis limitaciones humanas y mentales… (estoy clara en eso)… bueno brinquemos al trabajador social, me dijo: Aileen has estado prácticamente toda tu vida con las ventanas cerradas ahora entro luz y estás sorprendida con el mundo qué tienes allá fuera y dices; “what the fuck” Ja’ mejor descripción imposible… luego le dije; la retórica de lo compulsiva, obsesiva y demás… a lo que respondió… “vamos Aileen, eso no es otra cosa que jodes mucho, como dicen en la calle jodes con cojones” otra más acertada y me saca del campo del juego… La crudeza me conecta a lo que debo saber, el que no me adulen y me centren y estén ahí para decir el potencial de lo positivo, que eso me lo reservo y lo negativo que yo no puedo ver… Hace que siga en la búsqueda de mi propósito, de mi sentir, de mi decir… de esa forma de encontrar el sentido a mi vida. 
Estaré dándole vueltas a las formas geométricas de mi mente ansiosa y me disfrutaré el proceso así sigan mis llantos… Mientras tanto a seguir ocupando el ser inquieto que me posee, y seguir inquietando a quien pase a mi paso, para que también se cuestione, se sensibilice, o se hastié por el camino… sea como sea la  huella, ya se quedo…  
~Aileen~

15 de septiembre de 2017 

~En la mira~

Lo tenía en la mira de su riffle.
Empezó a sentir escalofríos, él se movía de una habitación a otra.
Ella, saco otra arma y la puso sobre su muslo, se deslizó suavemente por su entre~pierna y un golpe repentino de placer la azotó. 
Mirando fijamente su blanco, empezó a apretar su pistola contra su pubis. 
Llegó un compañero de la armada y la acechó en el trance sexual.
Se le acercó muy despacio, colocándose detrás de ella y tomando sus senos mordiendo su cuello, los jadeos, retumbaron por todo el perímetro…
Con su mano en el gatillo en pleno orgasmo, mato a la fuente de su deseo… 

~Aileen~
13 de septiembre de 2017 

~…desafío interior~

Algunas personas eligen no ser acompañadas en sus procesos, es respetable aunque incómodo de entender. A veces te niegan toda posibilidad, y quedan insensatas dudas. Reconocer que no todos somos buenos para los que queremos, y saber que no eres de las personas que se quitan. De esas que solo ven sus asuntos, sin importar lo que les pase a sus seres queridos. Cuesta desprenderse más cuando sabes que la otra persona está mal. Duele en el ego, pero también en el corazón. Cuando crees tener emociones y deseos de compartir lo máximo que puedas de tu presencia. Son procesos, me he sentido rechazada y expulsada queriendo estar cerca. Siempre he dicho qué hay que respetar el sentir de los demás… incluso si quieren la muerte, ahora me tocó la prueba de saberme fuera del círculo de personas cercanas, esa es su voluntad. Pasar su proceso lejos de mi presencia, y que no tengo derecho a involucrarme. Así que me recuerdo a mi misma, dejar de insistir, dejar de tratar de penetrar líneas que ya no son invisibles y aceptar, que no eres bien recibida. Que lo que es bueno para unos para otros no, y que me he vuelto una descarada hasta en mis momentos espirituales… No detener mis acciones saco reacciones, ahora debo lidiar con lo que me sobreviene. Ser valiente reconocer, trabajarlo en el interior de la mejor forma que se pueda y volver hacia el amor. Porque de otra forma, te corroe el espíritu. 
~Aileen~

11 de septiembre de 2017

~…le hago el amor a tu barriga~


… Espero el beso.
Mis labios tiemblan.
Le miro los ojos…, 
El movimiento de su boca.
Me retuerzo de placer.
La picardía entre lo que dice;
y hace con sus manos.
Sus juegos intelectuales,
producen en mi delirios.
El anda de lado a lado, y yo;
apretándo~me…, las entrañas.
Estrujándo~me sus palabras,
en la intimidad de mi sexo…
Con una sonrisa, frente a él 
sin que me toque, solo anhelando 
el instante de su cuerpo dentro 
de mi… Mis orgasmos re~surgen 
Como magia divina… ~éxtasis~
El aullido de sus años, me tiene 
consagrada a la eterna… ~((Satisfacción))~.

~Aileen~
Foto colaboración de Vestio. 
11 de septiembre de 2017

~ Crecer, Agradecer, Bendecir…!~

… Estaba metida dentro de una jaula, toda su vida, presa de su cuerpo, en los reconcomios de su mente aislada de todos. Su habitación estaba tan sucia como su alma. Dos cuadrados de ventanas en aluminio y una triste vista a otra pared. Un techo lleno de mugre, que hacían estalactitas de polvo y pelo. Unas telarañas en las esquina hacían compañía a el desquicio de sus cabellos. Todo el día estaba en la penumbra; el llanto, el dolor excesivo y el limitado movimiento. El calor afixiante de una obesidad, que cada día comprimía más sus huesos. Aniquilada y sin fuerzas, aunque siempre con una sonrisa hacia los demás. Pocas veces, tenía la valentía de leer a otros, porque cuando lo hacía sentía demasiado, y ya de sentir estaba colmada su existencia. La mayoría de sus vivencias siempre consideradas “espirituales”, pero un día, pasó la mirada se detuvo a leer. Su Alma tembló, tan Fuerte que decidió tocar a la puerta, de aquel escritor… Él, le abrió como si la estuviera esperando; musitó risas, desde el primer momento, inspiró la confianza, lealtad y le ofreció un verdadero amigo. Ella, desesperada y emocionada…, como una niña se paró de su cama, desde hacía mucho que no lo hacía, se bañó y salió a la calle a respirar la noche. Su alegría se desbordaba desde el primer día, resonó en su corazón…, tanto fue así que todos los de su pequeño entorno, se preocuparon y advirtieron, el ruido de un encantamiento emocional… Llamado “enamorarse”. Ella creía en el amor siempre… y decía: el amor es la fuente de la amistad, y el sentimiento que une a dos seres hacer el amor, lo etiquetamos para que tenga un cause, pero el amor en su propia Esencia, ya es maravilloso sin asignar que función tiene en cada uno de nosotros. Entre dudas, y emociones, aceptó todo lo que conllevaba esa nueva amistad en su vida, por primera vez sentía la sinceridad, y veía la honestidad en un ser humano. Le decía; “solo voy a creer lo que tú me digas de ti, lo que tú quieras que yo sepa de ti, no lo que otros crean de ti”, y lo mantuvo hasta el final. Ver tanto encanto, vida, muerte y sombras en un solo ser… (le lleno todo su mundo). Toda la entrega en su día a día, fue devorando los espacios que estaban cerrados y mutilados por el paso de su encierro, todo eso la descolocaba más de lo usual, debido a que toda su vida estaba aferrada a entregar y no recibir. Aún así, era dependiente, de darle a los pocos que la rodeaban el máximo, sin exigirse mucho de sí misma. En esa búsqueda de su ser empezó hacer más activa, aunque su propósito era bueno, y los resultados parecían formidables, sentía la motivación… Solo se esforzaba más…, si era apoyada y admirada, por ese amigo, que la vida le había ofrendado. Ahora ella, lamenta y solloza desde muy adentro, los daños ocasionados, por ignorancia, por la falta de relacionarse, por tener una mente; “obsesiva, compulsiva y venir de tantos daños e inseguridad“. Mientras él, le ofrendaba belleza, ella iba en decadencia, destrozando todo a su alrededor, sin darse cuenta, que cada cercanía que ella creía que lo hacía con; “Esencia y Delicadeza Almica“…, él sentía que ella violentaba su intimidad, que no respetaba los límites, aunque, ella intentó hacer “detalles”, y hacer de su cuerpo una mejoría diaria, de su mente un control y de sus sentimientos un jardín. No pudo… todo lo que intentaba tenía defecto, o no era suficiente. Él, decidió marcharse con su Alma dolida, con sus propias luchas internas alejarse y decistir de compartir. Ella, siempre ha dicho que lo del corazón, no es bochornoso, que debe decirse sin temor a que parezca poco digno, le suplicó que de quedará… Aunque entiende que lo mejor es que se aleje, si todo lo que se trata de transmitir, llega al receptor como equivoco, no tiene sentido seguir. Su ser está en quebrantos está ardiendo, causando mucha desdicha, pues para ella, si era importante estar en su vida, pero él decía siempre que lo único que ella quería era su ego… Creyó que era vanidad, cuando ella sólo quería compartir su día a día. No se podía quedar tranquila si no sabía de él, pero no por lo que él pensaba de controlarlo, sino por otras razones del alma. Inquietudes espirituales... Deslució como una persona vacía ante tanto, aunque daba el máximo, no llego a la medida.  

~Hoy, la he visto, me detuve frente a ella… Le acaricie el rostro, secando sus lágrimas, me sacudió la mano, le hable desde mi corazón y le dije; “debes levantarte, debes seguir caminando”, puedes intentarlo, se empezó apretar, a morder sentí mucha pena y lloré con ella. Le dije; “no desfraudes a quien creyó en ti”, frase que él, le repetía con bastante frecuencia… Paro de agredirse, pero siguió llorando a Gritos, y yo con ella, sentí que su angustia era mía. La volvía abrazar, la besé, le seque una vez más las lágrimas, la lleve a la ducha y la bañé. Le dije; “se valiente, se independiente, se libre, cumple tus metas, ve a comerte el mundo, no eres una niña, actúa como una mujer”... todo lo que él, le dijo antes de partir… Se lo decía abrazándola y despidiéndome, yo también de ella… Y aunque me rozan las dudas ¿de qué será de ella, y que será de él…? Debí amarlos a los dos, lo suficiente para yo tener la valentía también de elegir, quedarme con la elección de como honrar está hermosura del tranfondo de la historia. Lo que no se ve, a menos que alguien se pueda meterse entre~línea, y línea escrita. Solo así sabrán cuánto amor, cabe entre dos almas que en este momento no se “eligen”… porque la vida, las circunstancia: mentales, físicas y espirituales, no se pueden doblegar, ser humano dispone y…, él tiene que elegirse por fuerzas mayore a su voluntad. Y ella, debe ver que hará, con todo lo aprendido, ahora debe sentir el dolor, de la pérdida, entrar a su jaula, quizás elija solo quedarse allí, o al final encontrarse con la grandeza de su espíritu aventurero y lanzarse. 

De mi parte… 

~Desvisto, mi ser… para subir al Monte Sagrado. Bendecir dos Almas dolidas, ofrendar en el Manantial la Gratitud de mis adentros…

Extiendo las manos a la gruta, coloco las iniciales de ambos Consagrando su camino, que corran como, Riachuelos llenos de plenitud y vida. 

Busco hierbas aromáticas, conjuro con el amuleto de un trébol de cuatro hojas que él, le regalo y frente a todo lo divino del bosque me arrodillo. ~Me entrego como los amantes cuando la savia corre por sus torrentes ardiendo. Flamea mi espíritu, mis manos de fuego, mis labios de agua, mi corazón de viento, mi sexo de tierra , mi mente de éter… Me ofrendo a la divinidad del instante que sea la magia, quien evoque la fuerza para cada uno, cuando la necesite y que no transcienda el dolor, y si el Amor… 

~La perdono, le perdono, la amo, lo amo, la bendigo, lo bendigo. 

~Tomo de la mano el espíritu de ella y de él, y los entrego a la consagración de lo bendito. Libre y amorosamente que cada uno tenga sendero, luz y vida… sobretodo mucho amor para seguir adelante…! 

~Sumergida en Gaia… 
~Energía sagrada, concédeme la petición de sostenerlos, en medio de sus tempestades y sombras. 

Con infinito AmoL,
…gracias…!
Por siempre… M… eL eL, eL…! 
~(…) 
11 de septiembre de 2017

~…invisible~

Vengo de ser invisible ante los demás, del silencio casi absoluto. De esconderme, de ser totalmente una persona en un encierro. Eso me ha llevado a conocer el dolor, de diferentes maneras. Las pocas vivencias que tengo de vida, casi siempre han sido al servicio. Repito muy pocas la mitad de mi vida escondida, porque el ruido de la multitud de lo que siento de los demás me solía aterrar, algunos dirían paranoia otros espiritualidad, da igual el nombre que le quieran poner. Las personas ayer en la calle mientras se preparaban para el huracán Irma, solo van enfuscados en sus problemas, en sus propias necesidades. No los juzgo, ni los culpo, cada cual siente como puede, como sabe y hasta donde puede y quiere sentir... Pasé cortando camino por el tráfico,  por una panadería, y vi a un hombre metido de la cintura para arriba dentro de un “zafacón” el bote de basura creo que le dicen en otros países. Llovía muchísimo, pero la gente se seguía bajando en la panadería y el tráfico casi no se movía, miro a mi madre y le digo: solo tengo dos dólares, ese hombre está metido dentro del zafacón, no puedo imaginar el hambre el frío que siente, su angustia… busque donde estacionarme y mi madre medio cinco dólares y le dije: ahora vengo tuve que caminar un largo trayecto bajo la lluvia, porque no había forma de pasar todos los lugares llenos y solo pedía que el hombre estuviera allí… Al llegar a donde él, le digo: “Hey Hola!” Él se asoma poquito a poco y me dice: ¿es a mi?, y le digo si a ti, mírame y cuando saca la cabeza del zafacón me encuentro un hombre muy joven masticando basura, con unos ojos destellantes oscuros su piel morena, muy delgado, mucha tristeza en su rostro, en sus manos metidas aún en la basura tiene un (muffing) sucio. Le dije con mucha autoridad; ” tienes hambre” y me miró y dijo; “si“. Le dije; ” solo tengo estos cinco dólares pero te darán para comer algo dentro de la panadería, lávate las manos salte del zafacón, deja de comerte esa basura, lávate la cara y entra ahí adentro y pide algo un sándwich o una libra de pan, mira me bien. No quiero que lo uses para droga ¿entiendes?” . y me dijo: “si, tengo hambre los usaré, gracias” y seguía mordiendo el muffing y le dije: “entra ahora”… Las personas que pasaban por allí abrigadas o con sombrillas, me miraban, pero nadie decía nada, pasaban bastantes personas para entrar y como yo hablaba duro y con autoridad, nadie se inmutó en ver si necesitaba algo más… Todos tenían cara de desprecio. Yo me pregunto: ¿donde está el altruismo que predican las iglesias, las bondades humanas, las emociones, empatía por los demás seres?… Yo sé que no le cambié la vida, sé que no le quite el hambre de todos los días, ni tan si quiera si tiene vicios, los dejará. Lo único que tengo la certeza es que ayer, sintió el calor de una mirada, las bendiciones de una desconocida,  las cual me devolvió con mucha gratitud, dejo ayer de ser invisible hacia el mundo, porque solo por un día, lo vi… Mi ser sabe que si pudiera hacer más, lo haría, no puedo imaginar el frío que hoy sentirá bajo la fuerza del huracán; él, y todos los que están en la calle siendo maltratados por una sociedad, ciega, sorda e inmune al dolor de los demás… Me da pánico, pensar que hoy sus casas de cartón volarán, que su hambre aumentará, que sus deseos de que alguien les hable les hará doler más y más… hasta hundirse cada día más en la desolación, las drogas y el abismo de la mente. No todos son fuertes, no todos están en vicio,  no todos buscan lo mismo, pero sin que me quede duda todos anhelamos ser visto, escuchados y atendidos. 

~Aileen~

6 de Septiembre de 2017

~…antes de Irma~


No tenía idea hasta anoche, que Irma se acercaba con velocidad al Caribe, me tocó salir desde temprano, y ver el espanto en la gente… Como si se acabará el Mundo. Caen tres gotas y las personas se vuelve loca, con un huracán de su categoría están al borde del límite que aguantan… Los puestos de gasolinas full, los supermercados full, los colmados full, las farmacias, todo… quien diga que los huracanes no mueven la economía aquí en Puerto Rico, no sé a dónde está mirando. Curioso qué un amigo muy temprano me dice; “estás haciendo preparativo, Irma está agita”… a lo que mi respuesta fue; “por mi que me parta en~can~tos” y claro mi respuesta fue tomada como chocante, y me explayé, entonces con una explicación. De que no le temo a los desastres naturales, entiéndase que tampoco es que me gusten, sino que es algo que no podemos evitar, no le podemos decir huracán no vengas, tierra no te muevas, para mí hay cosas peores que pasan todos los días en la calle, a las que nos vamos haciendo inmune y nos dan cierto morbo, participamos de ellas viendo las noticias, promoviendo otros tipos de desastre permitiendo que pasen, haciéndonos silentes del momento injusto. La verdad no sé porque entonces le temen a un huracán o alguna manifestación natural, cuando lo que no es natural es matarnos como nos matamos a diario, cuando le faltamos el respeto a los demás, cuando nos acostumbramos a vivir en el terrorismo, nos hacemos; mudos, sordos del dolor ajeno, no nos paramos frente al que tiene hambre para darle que comer… Y nos asusta algo atmosférico, no lo comprendo. No suelo ver noticias, pero como quiera la gente que me rodea comunica y cuando me entero de sucesos lamentables me pregunto algo que se puede resolver desde la educación y el amor, no lo trabajamos, no lo hacemos creemos que por rezar, orar o la creencia que tengan se resolverá todo y la acción queda inválida, eso si dejamos que siga pasando en nombre de “Dios“, pero algo natural nos asusta e intimida… La naturaleza tiene su propio orden; nos acomoda, nos quita apegos físicos, materiales, emocionales y en lo espiritual nos conecta con lo esencial, llevándonos muchas veces al silencio y la necesidad. No hay que temer, hay que adaptarse a lo que venga. Y si tu espíritu está en paz, con lo que realmente es importante, gozarás de tranquilidad en medio de la tormenta. 

~Aileen~ 

5 de septiembre de 2017

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑