•escar~miento•

Parecía algo horrorizada, al ver que mientras caminaba paria las entrañas.

Le decían tranquila no pasa nada, sin embargo se veía claro cómo caían de sus piernas pedazo de útero.

Su vejiga descendió, hacía un globo que le impedía unir las piernas.

Seguido explotó su intestino, no se puede aguardar tanto dolor en el interior.

Ella, solo miraba con sus ojos perdidos, pude ver como le saltaban los capilares de los ojos y seguido se le caían las córneas.

No articulaba palabras el sentir se la carcomió.

Era evidente que moría, sin expresarse, con falta de amor y de empatía.

La recogieron como estiércol, y siguieron sin comentar nada.

De donde miraba e intentaba interactuar no podía.

Muy desolada le grité…, al escuchar el eco, retumbar me di cuenta que aquel parto prematuro de mis visceras era mío.

Anuncios

•asúmelo no tienes el control•

No significas nada… en su vida.

Si no puede sincerarse contigo, debes entender que las dudas te están haciendo daño.

Porque quieres dejar que te consuma el dolor, te desmereces, en angustias y jamás obtienes respuestas a tus preguntas.

Alguna vez, recuerdo que me contaste que te dijo; que con las preguntas adecuadas te respondería.

Has intentado hacer todo tipo de pregunta y no te da respuesta, ni te las dará.

Es fuerte lo sé, pero tienes que asumirlo.

Llevas mucho tiempo en el desgaste, ahora no puedes también calcular su manera de actuar.

¡Detente! Te lo pido, ¡por favor!

He visto morir y enloquecer a personas por delirios amorosos.

No camines hacia esa vía, déjale ser… igual todo pasará, lo sepas o no…

Entiendo, que tú prefieres siempre el chasquido del la dolorosa verdad, pero quizás también existe otra verdad…

No compliques más el camino, ni hagas un tumulto de daños a tu Alma.

Confórmate con lo que te ofrece y da tú el máximo que tengas para su vida, sin sofocar tus noches a más llanto.

No crees que para ambos ya es bastante duro… como para añadirle algo más.

Además no podrás cambiar nada te lo repito, acepta y goza lo que puedas.

¡Ven! Te seco las lagrimas, te abrazo con fuerza, aunque no sea el abrazo de quien tu ser necesita.

•…quéda~te con ropa•

Depende de como sople el viento.

Nos enredamos entre el este o el oeste.

Elección difícil…, propulsor de ideas infinitas.

El tempo de tu respiración agita mis mares.

Me muevo en la cadencia de tu vigor.

Estremece mi hembra hambrienta.

No es el sexo que me ruge.

Es la totalidad de la música de mis adentros.

No me llames con las notas de la brisa.

Ni vengas desnudo, me gustan las capas.

Soy amante de las sombras y de lo turbio.

Estoy hecha de tormentas, de aromas tropicales.

Nunca me pidas estabilidad, soy vaivén.

Tu cerebro adereza la dulzura de mis latidos.

Solo te pido una cosa…,

quédate que la naturaleza endereza,

florece y vuelve a ser esencia pura.

•Entre la hoja y la tecnología•

Photo by Vestio

Para interactuar con la naturaleza no necesito ningún adaptador.

Solo requiero del sentir…

Pero, para conectar con otros seres humanos, si necesito tecnología.

Me escondido en el oleaje del mar, en el bosque con la sabiduría de los árboles.

Le he temido al humano, aunque quiero confiar, entregarme, olvidar el bombardeó negativo.

El miedo se me ha alojado toda la vida en mi piel, y vuelvo a la soledad, a respirar del campo, a nadar observando los corales.

Adornarme con el sol, a escuchar los grillos haciendo concierto con los coquies de mi tierra, a cantar con la furia del viento.

Para conectar con otras personas necesito la tecnología, y las letras, así fluye mi espíritu con más Libertad.

Aunque el único respiro que le da alas a mis sentires siempre será el de Gaia…

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•Vuelvo al elemento agua•

Photo by Vestio

Mis labios obscenos

buscan deleitarse en su sal.

Inquietos hurgan en su piel,

en la envoltura de sus dotes.

Husmeo su cuerpo…,

inhalo el vapor de su ser.

Me revuelco en la espuma

de su densidad.

Mis manos se pierden

en la viscosidad de su virilidad.

Marejada fuerza femenina

de mis ovarios me vencen…

~~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•se deshace mi malecón•

Photo by Vestio

(. . . )

Aguantar dentro el torrente…, quema.

Aguardar en silencio corrompe la cordura.

Nací muda…con los años me hice de una voz tenebrosa.

Tanto sentir corroe las venas y quiebra mis huesos.

Necesito soltar el alarido de mis ovarios…

De tanto agarrarme me arranqué las pezuñas.

Tengo la grieta con el rumor de mis fluidos…

Fiebre acumulada en mis pezones, ardores en las coyunturas de la pelvis.

Estoy mordida por dentro de hacer resistencia, el dique está apunto de reventar.

El fuego me posee, los latidos me tienen esclava del deseo, las hormonas revueltas claman su nombre…

Mi tajamar se derrumba, aunque el tiempo lo vuelve sordo de mi…

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•…en la cabeza•

Cuando te vas quedo a medio respiro.

Al parecer una parte de mi se acostumbró a respirar de agitada forma.

Un colapso neuronal, tienen mis sentidos, por la sobre estimulación de información.

Aún cuando no estás presente tengo tu ingenio dándome vuelta y jugueteando en la cabeza.

Tengo una danza en los capilares de mi cerebro y lo voy celebrando.

Saber que cada parte de mi ser, grita tu nombre debería darte una extensión de vida…

•Freak•

Photo by Vestio

Allí van mis letras…

Se apartan de mi, o yo de ellas.

Lo que se es que van como el tiempo deshaciéndo~se.

Allí van con un poco de cordura de aquellos tiempos.

La contrariedad siempre me acompañado bendita sean sus formas de habitar-~me.

Allí van mis palabras curvando las sensaciones.

~Filosas y peligrosas~ rondando la muerte y la vida.

Atrevidas e inexactas… allí van, como diciendo todo, y a la vez dejando el vacío inerte.

No sé qué estoy haciendo… no guardo nada mío.

Estoy guardando una vida que no es mía, como un gran tesoro…, esas letras y esas viviencias si están en el resguardo de mi espíritu.

Que cosas raras hace el ser humano.

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•Robo al insomnio•

A negación de los encantos,

…viajo en esos pequeños instantes que él cierra sus ojos.

Cuando su respiración se vuelve acompasada con un diminuto ronquido, respiro de su aliento.

Sus ojos antes de cerrarse brillan más, una vez se cierran sus párpados blanco dejan ver el cansancio acumulado.

No dura mucho esos momentos, cuando logro robárselo al insomnio, podría jurar que es donde mis latidos se aceleran más…

Escucharle y verle relajarse, alimenta mi serenidad, la misma que le transmito cuando le beso los labios justo antes de que despierte.

•~…melodía al vuelo~•

… me anticiparon

una pluma delicada.

Son caricias aterciopelada,

te escribo con la suavidad

de las nubes…

Con la misma que te beso.

El rubí que gira en tu pecho

se hace sentir.

Cuando reguardo mis alas,

en el cobijo de lo esencial.

~Palpito de mis suspiros~.

Mis labios no ocultan

que traen células de los tuyos.

Me bebí todas tus sílabas…

Cada día las sigo saboreando.

•~…revelación sagrada~•

Observar lo que tus ojos le atraen, es hacer llover adentro, inundar el centro.

Soy un diminuto punto de arena entre tanto universo, en la multitud de otros granitos de arena, formó figuras.

La humedad de la tierra sabe que vives en el fluir de los elementos.

Intento alcanzar lo que palpita, invento formas de llamar tu atención.

Te pido una y otra vez, esa sentencia de mi decir enamorado.

Geometría sagrada sin descubrir viaja por los multi~versos.

Mi espíritu enaltece el instante que se entrelaza nuestro tiempo.

•~…alcanzando el Nirvana~•

He visto las batallas que no he experimentado en sus pupilas.

De igual manera he presenciado sus victorias.

Estoy ahí…, como fantasma que asusta, aunque no toque.

Desafío su paciencia, contra atacando sus sentires, llevar la contraria, intentando sensibilizar.

Un ser con piel sensible para las caricias, pero muy férreo para luchar cuerpo a cuerpo.

No me quiere dar la amabilidad de sus sentires, el sendero le ha dado muchas vidas.

Me parece bien, que se cuide.

…es admirable como mi ignorancia insiste, y no abandona.

Cuando escuece la deformacion de la mente, no existe forma de frenar…, solo queda sentir.

Los protocolos del servicio ponen a cualquiera en comando, a pie de cañón, difícil bajar la guardia.

Esperar nunca es fácil, rendirse tampoco cuando tienes el blanco en la mirilla.

Ser incongruente, no te da medallas, pero quizás alcanzas tu propio Nirvana.

Intento construir una balsa para ponerle de nombre “Kon-Tiki”, aunque mi tribulación sea solo yo, y el fantasma…, el mismo que le persigue.

Si veo los peces voladores, un crepúsculo impresionante en la línea del Ecuador.

Sabrás que al llegar la oscura noche sin Luna, cuando solo palpiten las Estrellas en el firmamento, estaré haciéndote el amor.

Mucho antes de que lleguen los meteoritos, los misiles o los extraterrestres.

•~…mechero~•

Solo me exhibe cuando cae la noche.

No le gusta que resalte los brotes de mis poros.

Solo me lleva por la penumbra, teme que lo reconozcan,

Al parecer los hoyos que hace la celulitis le afecta a sus pupilas.

Voltea la cara cuando habla buscando según él estrellas en el cielo, todo para que suene romántico.

Cuando le saludan hace que no escucha, para no tener que responder preguntas…

El contoneo de las carnes le pone los nervios de punta.

Dice sentir malestar para volver a meterse en la cama…, donde el calor y el menjunje no le incomoda.

Dura lo que dura un pabilo de una mala vela, aún así nos divertimos rellenando el mechero.

•~…nieve contaminada~•

Copos de nieve embriagan mi ombligo.

Se acurrucan mis ovarios, contracciones in~exactas.

Puntos cardinales estallando…, guerras.

Latidos en colores enuncian que queda vida.

Escucho el suspiro del pájaro que emigra hacia otra tierra.

Debajo de las huellas, queda el lodo.

Cae la nevada… al derretirse sientes las ramas quebradas.

El magma te calienta las raíces del sentir, vuelves a resurgir.

•~…amor de vertedero~•

(. . .)

Trae consigo el olor inhóspito de la humedad, mezcla de lo podrido.

Estados en descomposición, aniquilando las esporas de los pulmones.

Pisadas seguras hacia el infierno, para acabar con el oxígeno sagrado del cuerpo.

Asegurar el aliño, con el cual cocinar los fuegos innatos del sentir fracturado.

Engullir la mafia de los sentires, el pecado sobre las neuronas cálidas.

Observar los vuelos de las aves negras, picoteando los restos…, ver la gracia de como se alimentan de pico en pico.

Polvo, brisa, sensaciones amargas; aún así el ~pal~pi~tar~ de los cuerpos sigue vivo.

Atendiendo esas células mutantes, agua estancada para saciar la sed.

En ese reflejo en el que puedes divisar, que el amor sea lo que sea, ó tome mil formas de espectro… te sumergirás… con esperanza de salir airoso.

•~…viaje~•

Photo by Vestio

Entre la verdad y la mentira transita la mirada.

Es una búsqueda inquieta…

Brusquedad que se hace rebosar entre los versos.

Un viaje doloroso para sus neuronas, esas que escudriñan creyendo en los pensadores.

Sin saciar su hambre… el ensueño de querer siempre más… el sentido de lo opuesto realza su escalofriante límite llamado: realismo.

Batalla con su existencialismo… está ahí…, aquí. Palpita marcando la pauta de su sistema de creencias…

Se arrodilla hasta ver la sangre correr en nombre de la fe.

Se puede agarrar de cualquier deidad, sosteniendo el tambaleo del debate; físico, y espiritual.

Foto colaboración de Vestio

•…desvincular•

Hueco abismal…

Arroja al vacío las bendiciones.

Le da cabezazos a la cordura.

Muerde solo cuando le apetece.

Penetra sin engullir la emoción.

Se sacude de cintura para abajo.

Sube su pantalón sin mirar atrás.

Macabro eco se repite una y otra vez.

Discordante compás tuerce el ritmo.

Trampero rompe los huesos ilusorios.

•~…sonido del alma~•

El espíritu…, tiene cadencia suena a lluvia.

Trae las esporas de la melancolía, impregnada en su mirada.

El silencio hace ruido ensordecedor de quienes rodean su hábitat.

Sentir y usar la empatía no siempre “sana”, a veces no libera.

Todo se escuece cuando observas al ser amado padeciendo sus dolores.

Quedar inmune para un corazón enamorado jamás será una solución.

Se inquietará, se sobresaltará hasta dolerse, porque quiere absorber toda desconformidad, si eso le abre la posibilidad de volver al sendero.

Cuando co~existimos en lo esencial, las incomodidades del otro también pasan hacer tuyas.

•~…gazmoña~•

No puedo abrir mis pétalos.

Mi alma de mujer está prejuiciada por la historia.

Ahora confundí los trastornos de libertad.

Pareciera que cada mirada logrará penetrar mis lóbulos.

He permanecido cerrada…

Mis daños me ataron a los confines de la desgracia.

El deseo en vez de parecer placer es una tortura.

No he desarrollado las alas de mi vulva.

La tengo presa, aislada…, deprimida, obstruida.

Mi cuerpo castiga a mi mente al mínimo instante que siente pasión.

El mismo “Dios” que enaltecí por años, al que de rodilla le clamé por milagros…

Siente celoso que mi lujurias se las dedique a otros, y yo le rebato en su regazo…

¿No son estos tus hijos? …es tu creación dame el poder de sentirme plena.

•la palabra aniquila el juicio•

Te comía la boca a besos, cuando despertaste…, me mordiste los labios.

Me abrace a ti, pues tu mirada me consumía más allá de mis fuerzas.

Tengo mi mano en mi punto explosivo…

Clamando de ti… la alteración de nuestro tacto.

Pides a gritos que el goce de mis carcajada se deslicen, por todo lo incandescente.

Me ves pletórica, embriagada de ti, jugueteando con mi clítoris.

Pierdes la inexactitud del sentido cuando entras a empaparte de mis dulces encantos femeninos.

•Dead Sea•

(. . .)

Un grano de sal en el mar muerto.

La densidad del mismo me deja sin aliento.

Tanto espacio co~habitado en el uni~verso.

Y yo…, tan frágil, diminuta.

No dejaré huella en esta tierra, su curso sigue.

Aquí me veo en mi realidad, menos de un gramo.

Ni un soplo de aliento, todo crece, florece, re~nace…

Todo gira, se mueve y yo…, tan invalida, vacía y rota.

No quedan rastros de mi sentir en ningún alma.

Nunca nadie me recordará, porque la multi~galaxia es muy extensa.

Y yo…, poco he andado.

Mis respiros compartidos todos han sido hundidos.

En la profundidad del mar muerto soy como cualquier otro punto de sal…

•~Acto de consciencia~•

Desconsuelo en la jaula.

Morderse así mismo no era un don especial.

Privar el poder de respirar bajo el árbol, le roba libertad, crea rabia a su inherente sentir.

Extraña el rumor de las aguas cristalinas.

El sonido de los búhos, la llama del amanecer.

Le quitaron las flores delicadas, los aromas de la tierra.

Ha decidido mutilarse en silencio, las garras, el plumaje, los huesos.

Quiere que quede la evidencia de cómo poco a poco le hicieron desaparecer.

•••es lo que•••

…soy una amargada, mi sentido del humor es pésimo.

Tengo el morbo brotado por las venas, y hace una contradicción bestial con lo sensible y emotiva que soy.

Me puedo sentir como una mierda, pero si alguien me necesita brinco, olvido todo mi dolor.

Cuando una perdona me ignora suelen pasar dos cosas, o lo re~siento por haber sido tan ignorada o se vuelve una especie de juego en mi ser.

Me considero punzante…, hiriente, no por gusto, quiero modo exagerado, y no hay ser que no hulla de mi.

Trato de mejorar constante~mente los declives que me llevan a ser así… entiéndase Tóxica.

Me lo han dicho hasta el cansancio, mis formas no son como las de los demás, no veo las líneas a menos que me digas aquí… detente.

Y puede que con todo y eso intenten pasarlas, por mis convicciones, porque lo veo y siento diferente. (Entra mi ser en debate, que si tiene el otro derecho a sentirlo así, al menos debe de saber como se siente de este lado y eso no significa que tenga que cambiar su opinión… solo siento que también tengo el derecha de expresarme y dejar claro la diferencia. Casi nunca nadie comprende esto en la práctica).

Intentaré traer a mi punto a otros…, honesta casi nunca lo logro.

Me cuesta interactuar debido a todo esto… no controlo las sensaciones, las exagero, pero explicó que así las vivo.

A veces siento que mi obra de teatro vino defectuosa.

No me gusta compararme, me siento diferente, algunos dicen especial, pero diferente es una palabra amplia.

Me auto ~evalúo todo el tiempo y me veo los defectos los lloro, los gritos y también me los perdono.

Cuando escribo siempre hablando de las capacidades de cada quien tienen un límite, es porque yo experimento ese limite.

Lastimo a otros, y también me lo hago a mi, porque empieza la incomprensión y normalmente las personas piensan que me estoy haciendo y que si comprendo.

Suelo decirlo todo, así a lo bruto, sin correcciones, pero también así mismo destilo mis sensaciones colmadas de bendiciones.

Acepto al otro enamorándome de sus defectos, no espero que haga lo mismo,

Eso si me gustaría, que según digo que por favor me marque el ritmo y pinte las líneas de “stop”, también tuviera tolerancia.

Entregó… siento y vivo a los pocos seres que me comparto.

No seré la persona más sana de este mundo; ni física, ni emocional.

La calidez de mi presencia…, y mi honestidad al compartirme es un detalle que destila la profundidad de mi sentir…

Jamás me robó el detalle de lo compartido, (entiéndase el protagonismo al otro) porque ahí entra todo lo sagrado y valioso para mi.

•~…Llamado de mi Svadhisthana~•

Mastícame la nuca con tu sabiduría, no pierdas tus ojos y tu cordura en bombones brincando y diciendo palabras vacías.

Cómeme con tu decir, sin interferir en los latidos que aun te sofocan el cuerpo.

~No estás muerto.~

El roce de una caricia… en tus brazos soy una flor de loto, abriendo sus mil pétalos para ti, emergiendo de la brizna que viene con el quehacer del crepúsculo.

Te esperan las caricias cálidas de un decir emocionado.

Alucinan mis piernas ebrias de las tuyas clamándote, hundiéndote en mi gruta donde renace tu espesura llenándome de tu luz…

PD. amoL, mi Chakra está girando esperándote…

~…después del toque~

Ojos dolidos, quedan en medio de la noche prendidos.

Al llamado nunca falto, si por cada respuesta su ser se embriagará de saciedad, el umbral luciría diferente.

He pedido demasiado, por lo tanto tengo respuestas que calcinan y revientan la ilusión.

El ímpetu de mis adentros vive anhelando y saltándose las reglas.

Mi cuenco rebosa…, tengo más que un corazón latiendo en mis entrañas.

Impregnada de sus roces, excitación mental que me mantienen la respiración entre~cortada.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑