~…agujeros~

Hice tres agujero para meterme dentro de ti.

Uno para mis dolores, otro para mi estéril corazón y el otro lo reservé para todos mis delirios.

Cuando me adentré casi fue imperceptible la sensación y el olor.

No sentía el frío habitual, ni la desolación.

Toda la sabiduría derramada se adentraba junto con mis partes en los cráteres.

Sensación de respirarte, los surcos germinaron semillas de quietud.

Hermoso el momento de llamar y enunciar que me llevarías lejos…

Jadeó la quimera de la exactitud presente, me entregaste algunas razones para sentir…, el último palpitar.

Anuncios

~…oquedades~

No soy

…arte.

Ni poseo

dotes.

No tengo

Pertenencias.

(Entiéndase artículos de valor).

No las quiero tampoco.

Quisiera andar descalza

pero, como necesito depender del

“Mafo” para poder llegar a un lugar…

y luego descalzar~me.

Mi ropa es regalada, rara vez me compro algo, lo más caro que llevo repito es el “mafo” que no es lujo, sino necesidad.

Si voy a comprar~me, algo de ropa voy a donde está la liquidación, (si esa que nadie quiere), por dos dólares, cinco, meh puedo conseguir…

No me gusta regalar, porque no espero regalos.

(Entiéndase comprar algo, para que no parezca contrariedad, la ropa “regalada” me refiero a donada usada, de segunda mano…)

Veo la necesidad que oprime, el hambre aunque no salga de casa.

Parece que tengo una vida sin sentido, veo poco, hablo poco, leo poquísimo, aprendo lento.

Aquí…, no habita nada.

Por lo mismo quizás, este como otros mensajes estén faltos de sentido.

~…¿autonomía emocional?~

¿Se busca realmente el desapego emocional?…

El tema de las relaciones sanas e insanas me la trae tomada de las greñas.

Nadie va lineal, el ser humano por excelencia se equivoca.

La métrica se expande poco para tantos equívocos en el mundo.

¿Relaciones horizontales? ¿En serio?

Ni arriba, ni abajo, ni sumar, ni restar…

Es que si no la cagas por algún lado, eres un código fijo.

El desafío es que todos de alguna forma vamos a necesitar, y no siempre vamos estar alineados.

La relaciones con uno mismo son de por sí una incongruencia.

¿Que sería de nosotros de si fuéramos lineales?

La rigidez en la emoción sólo genera alta tensión, y al final seguimos siendo la especie que de alguna forma u otra necesitamos, co~crear…

~Cartas para éL~ “Nubes Negras”

…cuando no me lleguen las palabras, ni las caricias a tu alma. Cuando el pecado de mi insistencia, no pueda con la carga… Me sentaré en la oscuridad, con la Luz de mi interior, desde allí…, en el silencio contemplando lo que no soy capaz de calmar. Respetando la grandeza “de los que se fueron, pero están”. Cantaré esta melodía mientras mis ojos lloran tus dolores, y desde la comprensión más noble del Ser. Te sigo acompañando.

~Belcebú~

Disfrazada de traición me arrodillo.

Sobre la horma hambrienta de sus pasos.

(. . . ) me he alimento de los pedazos, y los maleficios.

Sin escrúpulo miento, voy a la hoguera…

Donde se hacen los grandes conjuros con Satán.

Me arrojo sobre su fuego, permito que me consuma el fulgor de mis entrañas.

Soy la sombra que roza mi luz, un eclipse inconcluso.

Me he clavado el puñal de su aliento, por el cual nunca más se respirará.

Mi infliel lacayo el Sentir, estoy entregada a ti.

~…jodidas decisiones~

Saber…,

cuando quitar~se,

y saber cuando poner~se.

Acertijos de la vida,

dar un paso en falso,

puede ser educar

las resistencias.

La creencia más grande

que posee el ser interior,

es acechada por el desvarío

de las emociones.

~• “Bad Milk” •~

…que le quiero por su

~“mala leche”~.

Todos quere~mos…

Si muevo las caderas

con la sabrosura estridente.

Me crujirán las vértebras

y los tornillos…

El lado oscuro me apretará.

Recordando que mi

columna tiene una lesión

Medular.

Mi cerebro tiene los deseos

me sofocan los delitos inconfesable.

Para prolongar el orgasmo,

y desmitificar la cadencia

o la disonancia de mi entre~pierna.

Para darle un rato a la caldera

con el obelisco de su sexo.

Cuando la vagina no me pueda,

la mermelada de mis labios sobra…

~…Apocalipsis~

Aunque mi cuerpo oscila tanto o más que mis palabras.

Siempre espero que te quedes con el abrazo, que salta por mis ojos.

Se que no llego, que no soy lo que necesitas.

Allí se puede infringir sobre la variante del verbo ser y estar… para conjugar con los versos de pertenecer y entregar.

El péndulo que cuelga de mi verdad, teme que se detenga sobre el rechazo.

En la expansión del juego atroz.., que es seguir tus teorías, no pongo cuidado, así que voy tropezando con trampas que no explotan, pero dejan marcas.

…Y aunque recibo tu soplido por mis audífonos, que sepas, que a mi ni me aburre; ni me deja quieta.

Hoy, me enseñaste el Principio de Arquímedes, que según tú, desde la primaria lo tenía que saber…

Le sumaste sin piedad al desorden hormonal que traigo; el Reloj Apocalíptico, y cierras con un: ¡Gracias!

… y pienso que los minutos del Fucking Reloj, avanzó… como no quiero que se me acabe el tiempo contigo.

Te grito desde mis entrañas… lo mucho que,

¡Te adoro!

~Cartas para éL~ (Axioma)

AmoL

(. . .)

Me has ido enseñando, a como te gusta que te “toquen”, y el trato que quieres.

Me gusta aprender~te, es como si no tuviera memoria sobre nada, empiezo de cero en ti.

Moldeas mis sentidos, cualquiera podría mirar de afuera, y decir que autómata…, ignoran el sentido de la ecuación que domina tus sentires.

Desconocen las proporciones de tu decir, de tu querer, y los resultados que arrojas sobre mi materia.

Es fácil querer dominar a otros, lo difícil es soltar en la elección; del día a día, dejar que la otra persona te aprenda con grandeza, sabiduría y secuencia de tus actos.

Es muy cómodo para algunos hablar de sensibilidades porque pegan palabras tras palabras.

Mientras que tú: haces el amor en donde las líneas pierden la cordura, volviéndo~se curvas, con la cadencia de tu margen….

Ese sutil abrazo que das, tras la fuerte elocución de un relámpago ambiguo que busca definición, quiere reacciones, anhela siempre algo más, y mas que un simple deseo…

El amor, tú lo conociste, lo viviste, por eso tus labios profesan que nunca más sentirás algo igual, me encanta que no me engañes con falsas promesas, ni que hagas que albergue esperanza en la espera.

Me abres la jaula de mi propio Sentir poniéndo~me, a elegir.

Sabiendo que la vida, o yo misma me he negado demasiadas posibilidades.

Me besas, no precisa~mente, mis labios carnosos, ni mi vagina deseosa de tu lengua in~quieta…, si no que lo qué haces es besar~me las heridas, y estimular mi sistema endocrino para que albergue la ilusión de vivir~me, a mi forma.

No guardas reparo en ver qué mi lado salvaje, posesivo, e in~saciable, se calma con atención y dedicación.

Esa que me brinda tu cariño, que para mí…, es sagrado, y lo más hermoso que puedo experimentar.

Porque es empezar a conocer~me; es explorar, y explotar al máximo, mi Ser.

~

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑