•Bye 2018•

By Vestio

Entre lágrimas y suspiros despido el año.

Que la sensibilidad se aloje, y la buena energía… porque son cosas agradable para desear…

Agradecer a los que han soportado mis escrito y un poco más de mis berrinches…

~Gracias a Vestio por las colaboraciones con sus fotografías y locuras, por un año más donde enriquece mi espacio con su visión. Este detalle tampoco es la excepción.~

Con amor increíble que te tengo, ManueL… siempre gracias y mucho amor…! ~_~.

Anuncios

•No te vayas, histérica a la cama•

Sin faltar…

Ella, cada noche se viste de pétalos, su aroma llega al cielo.

Los colores que la pintan son por el bombeo de la sangre.

A la espera de su llegada, se asoma el Sol.

Ella, es consciente que si le mira fijamente se le caerán las córneas.

El amor no escucha de razones…, ella, le seguirá observando.

Él es fuego…

Con esa vehemencia ella enciende su cigarro.

•No se puede huir•

Photo by Vestio

…esto que me está pasando.

(. . . )

Oscurece temprano en mi estancia…, y antes de que llegue el calor del sol, ya estoy atónita con el brío de un nuevo día.

Mis huesos resuenan tratando de contener mi estamina, mis cuerdas vocales intentan mantener el vibrato para emitir sonido.

Tengo los ojos vidriosos pidiéndole que aguarden las lágrimas, los temblores retumbando en mi feminidad al igual que los latidos acompañados de toda la humedad.

Estoy en una corriente de suspiros apretados, unos gemidos atorados en mis caderas, unos pulmones tragando savia.

Aprieto mi piel, mis poros susurran con toda la energía de mi interior le digo a mi cuerpo.

No temas al vaho… sostén un poco más toda la esencia, vívela, aunque del otro lado de mi…el otro cuerpo no sienta, ni quiera el encanto de mi ser.

Regocijo las células y los átomos que me forjan permitiéndome ser la mujer con las llamas encendidas.

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•tergi~versar•

No existe vestido de pureza con el cual me pueda entregar.

No tengo las medidas que se acostumbran, pero son mis formas, las acaricio y las contemplo.

Nunca me dará vergüenza la piel extra, ni las estrías…, por más incómodo que sea es mi historia…

Cada poro abierto, cada ruptura en mi piel, tiene una razón…

Lo que me recuerda todos los días, lo que me ha faltado vivir, lo que me ha faltado entregar.

Todo cuerpo cuenta la existencia del ser que lo habita, nos quedamos tan superficiales.

((Que olvidamos la hermosura que es saber que pertenece)) …

Adoro, el dolor que he de cargar en mis entrañas, por más que me digan exagerada, y que el dolor no redime nada… a mí, me conecta con la vida.

Me debo muchas experiencias, mucho amor propio, pero nunca es tarde para recoger la esencia y volver a comenzar.

~…captura~

~…llevar~se…, a otros en su captura… y ser captado por el otro sin querer~lo… es parte de estar co~existiendo.

…encontrar la posee que nos vea~mos…mejor, es parte de nuestro teatro.

~…hacer cualquier cosa, por conseguir la fotografía que dejará la marca en su íntimo sentir.

~…Embriaguez de Sirena~

Photo by Vestio

El llamado del latido;

es una honda expansiva.

Se aloja en las entrañas,

te preña de sensaciones.

El vergel florece…,

los aromas te enloquecen.

Vuelves al nido, arrullas las emociones.

~Subes, bajas~

…contoneas los círculos de los gemidos.

Mueres en la intensidad del oleaje,

en donde nacen los amantes embrujados;

por la fuerza del cántico.

Foto colaboración de Vestio

~…en algún lugar~

~…te nombre con fuerza…, te di del latido que me alimentaba las entrañas… te adentré a la tierra con todo el amor y el cariño… esperando el milagro de verte emerger una y otra vez…~

~…palabras de mi brujo~

Photo by Vestio

Mira que llamarme diablo.

….¡ayyy!

(un eterno suspiro)

Con las veces que te santifico.

Y que elevo tu virginidad…,

más allá del trasfondo de la naturaleza,

que recorre por mis venas, por mi cuerpo

por esa sangre, que produce la erección necesaria.

Cuando veo lo sinuoso de tus montañas.

Vergel prohibido allá donde estes…

Donde crece la maleza entre tus piernas.

Sentido culpable de aquello que no puedo expresar.

Foto colaboración de Vestio

~…Ventanal~

Estado acobardada detrás de los barrotes de mi ser.

No he limpiado nunca la habitación que me cohabita las entrañas.

Le he visto pasar y cobarde me enamoré a medias…

Desde la oscuridad he llenado las paredes de mis fluidos, dedicaciones.

Sin sentir un poco de cariño de sinceridad.

Soy la burla de un mundo que corre afuera.

No tengo nada que ofrendar, si mi amor está muerto.

Rasgó el ventanal donde frotó mis instintos salvajes por tener algo más

… que muchos llaman libertad.

~…sin bochorno~

Photo by Vestio

Despertar contigo es un viaje infinito hacia lo natural. Me besas la boca llena de tu extraño desayuno, me dejas la miel pegada con esa mezcla pegajosa, a falta de te quiero, me avisas que te estás “cagando”. Suelo desearte una buena cagada, pues sería horrible que mueras cagando. Regresas a alborotar mi pelo con el rugido de tu salvaje eructo. Como si fuera tu último aliento te intento abrazar, pero la mucosidad de tu garganta me gana la batalla. Regresas e intento que hagamos el amor, cuando escucho tu orgasmo, al son de un largo y emocionante peo. Lo hemos hecho otra vez, mi vida contigo es un desperdicio…, tan humano, tan real que quiero seguir experimentando.

Foto colaboración de Vestio

~…chalada~

Photo by Vestio

Enamorada de la nada.

Hago gárgaras de bruma.

Mastico hojas secas…

Danzo en charcos nebulosos.

Brincan sapos sobre mi pubis.

Cientos de lloviznas furiosas

re~corren mis ovarios.

Foto colaboración de Vestio

~…cartas para éL~ (lo aprendido)

… hace muchos años le escribí una carta al multi~uni~verso, sin ninguna prisa, ni siquiera esperaba una respuesta.

Era muy simple, le contaba que me hubiera gustado que me mostrara donde tenía que vibrar mis emociones, porque es bonito tener: Fe, esperanza… algo que motive.

…Y cuando mis raíces se secaban, cuando mis ramas ya no tenían frutos, y sobre mi tronco no crecían ni hongo, ni musgo…, llegaste tú.

A ponerle a mis adentro agua, abono y dicha…, para hacerme crecer y mirar el horizonte con la belleza de que en mi interior habita el magma y el respiro de la vida.

~…mordida~

Photo by Vestio

A veces,

olvido que tu nombre

vibra en el contoneo

de mis caderas.

A veces,

el viento me recuerda

que tú eres libre y vives

como los ermitaños.

A veces,

llegan recuerdos

detalles grabados,

entonces tengo todo

lo que necesito para seguir

…,res~pi~rán~do~te.

A veces,

me muerdes el fruto

dejándome viva.

Foto colaboración de Vestio

~…corroída~

Photo by Vestio

Estoy atada al moho, y al hongo que crece en donde los amantes se juran promesas.

Aunque mis vaivenes femeninos viven desojándose en el tiempo.

Mi nombre resuena entre los metales, en cada juramento de amor.

Soy testigo de su bendición.

Pese que en mí crezca enredaderas de púas y mis adentros estén rotos.

Les observo con la grandeza que es tener la ofrenda amorosa.

Foto colaboración de Vestio

~Discurso trillado~

(…)

La muerte pisando mis talones.

El margen de mis cadera,

son procesión hacia la demencia.

Humo y neblina difuminan mi espíritu.

El frío me corroe, los vértigos de las emociones.

Mi alma doliente no levita y sigo aquí…

Rondando las calles de servicio sexuales.

Inexplicable lamento crece en el respiro de un adiós.

~…paladear~(te)~

Photo by Vestio

Bajo el efecto de sus pupilas,

me he vuelto cimarrona.

Han aullado los encantos

de mi feminidad.

Hurga con sus manos

mi sombrío bosque.

Mi espíritu venturoso

emergió delirante al oír

la caricia de su voz,

junto a mi latido izquierdo.

Ha caído en mis labios la miel

de su tiempo.

Delicias que se degustan suavecito.

Foto colaboración de Vestio

~…tú, eres mi regalo~

… tú, jamás me harás el amor.

Eso no quiere decir que no te lo esté haciendo yo, a ti.

Con mis dedicaciones, con mi tiempo entregado al tuyo.

Me doy a ti, cuando te escucho en silencio, cuando te admiro, lo que eres y lo que haces…

Mis células decidieron quererte, mis palpitaciones de mujer anhelarte, y mi cerebro decidió vivirte.

En la Libertad de tu elección, respeto cualquier proceso tuyo, visión o lo que sea que hagas…

Te acompañaré, con la grandeza del espíritu.

Tenemos algo más valioso que lo que una etiqueta pueda otorgarme en tu vida.

Cuando te digo ~que te llevo dentro~, muy adentro~, es en todo lo que veo positivo y siento la ofrenda del inter~cambio, eso es valioso, y ayuda a pertenecer, lo uso como bendición.

Entre todo lo negado.., la vida, y tú me hicieron un tremendo regalo, la oportunidad de sentir~te.

~…posponer el día de muerte~

Arte de: Josué García Cruz

Quisiste seducir mis encantos, tratando de llevarme contigo.

Muerte te hice el amor…

Cae la lluvia, y el torrente de mis pasiones está girando.

No puedes arrebatar mi cuerpo, no es tiempo.

Ven, te vuelvo a besar, si lo anhelas o si te quedan fuerzas…

Te invito a otro vaivén pélvico, con manojos de esencia de Vida.

Gimo placeres, ardores, olor a selva emergen de mis entrañas.

Furiosa desgasto mis dientes en tu cadavérico ser.

Tengo suspiros latiendo de mi intimidad.

Vuelvo a teñirme de rojo, ahuyento la tizna negra que intentas dejar sobre mi cuerpo.

Arte de Josué García Cruz

~…allí solía haber~ (ejercicio de escribir memorias)

El colegio tenía el mismo nombre que la avenida donde estaba ubicado: Colegio de Diego. Recuerdo las pocas veces que salí a la hora del recreo. En una ocasión me golpeó en la cara una bola de baloncesto y caí al suelo con las piernas patas pa’ arriba, enseñando to’… Mis compañeros se burlaban mientras me levantaba aturdida. Yo reía y lloraba. El dolor físico siempre me causa risa. Otro día, en otro intento por ser más sociable, me fui con algunos compañeros a la parte de atrás del colegio, en donde había un tremendo árbol de mango. Allí tenían los juegos para niños. Aunque siempre fui la más grande de la clase, insistí en meterme a una de las casitas de juego para hacernos unas fotos. Todo iba bien, ¡el intento social estaba funcionando! Pero al salir de la casita pisé una cáscara de mango, y zas. Me quedó medio cuerpo adentro y medio cuerpo fuera. Otra vez me pasó lo mismo. Recuerdo reírme a carcajadas por la caída y el dolor.

Son dos recuerdos felices, pero fueron muchos más los que no.

Por eso, no me provoca nostalgia pasar frente al Colegio y ver que desapareció. Por mucho tiempo, el Colegio fue un lugar desagradable. Ahora, al ver que ya no existe, que el edificio fue derrumbado, sé que también la memoria de mi juventud de alguna manera también fue sepultada.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑