~Cartas para éL~ (…pestañear)

AmoL

…Lo que observo en tu rostro, que enamora mi ser.

Veo el paso de tu tiempo, la sabiduría añeja de tus labios.

Las arrugas del quebranto, la mirada que capta todo hasta lo más efímero con detalles infinitos.

Miro de cómo crecen tus vellos…, y esas venas que se brotan cuando algo te incomoda.

En el tercer ojo se te hace un espiral de líneas de expresión con ciertos momentos explosivos.

Hay cosas que me encantan de ti, que me niego a compartir~las, a decir~las.

Porque se que nadie más las percata…, y esas las hago mía.

(. . .)

Cuando te hago el amor con el pestañear de mis ojos.

Foto colaboración de Vestio

Anuncios

~•encadena~dos•~ •Carta para éL•~

By Vestio Alonieco

“AmoL”

(. . .)

Alguna vez, intenté contar~te sobre; cómo el moho se pega y va corroyendo todo… De esas tontadas que me invento, pero no pude. Cuando me escuchaste decir que hablaría del moho, hiciste lo típico en ti: con tus lentes de intelectual, te recostaste en tu silla y estrujándo~me, tu voz en mi pecho. Empezaste con tu típica frase “pero, vamos a ver” …soltándo~me una cátedra de cómo el moho corroe. Yo, alucinada perdida en tu decir, tomando una que otra nota, que quizás nada tenga que ver con la teoría y si mucho con el amor. Casi sin parpadear, que por eso traigo los ojos dolidos, por no querer~me, perder nada de ti, extiendo mi mano para querer tocar~te, aunque no alcanzo, quisiera poner un dedo sobre tus labios que se mueven a gran velocidad mientras tus ojos se tambalean en la búsqueda de más información y yo, te sonrío, tú sin darte cuenta reaccionas con una leve sonrisa a mis sonrisas, bromeas sobre algo serio y sigues hablando…, porque no te callas nunca. Y como para mi no es abuso escuchar~te, te dejo hablar de lo que sabes, y de lo que te inventas que igual todo en la cadencia de tu voz se escucha muy bien. Sabes sacar partido de tus atributos positivos, tomar como el moho a la cadena todo lo que quieres. Mientras tu explicas; me aferro más… Cuando tú batallas con la sabiduría, buscando liga mental, yo simplemente sigo corroyendo tu espíritu aventurero, sin invitación me adentro. Como ancla vieja de barco grande, con cadena gorda sigo el viaje hacia lo profundo de tu ser. Allí, he empezado a crecer. Por más que intentes transformar ciertos aspectos, ya estoy en cada eslabón que te conforma, hasta en los que no me pertenecen, porque con el tiempo. Toda unión posee del otro. Mi anhelo, es perpetuar~me, en la erosión de tus neuronas, y en ese desgaste me recuerden con afectos y defectos, en la transición de tu vida en la que llegue. Para encadenar~me, con fuerza hasta dejar~te, sin aliento. Que sepas que sigo; ~AmoL~discando tu alma corroída~…, y algun día tirare~mos de una que se llamara: “la nuestra”.

Con cariño y verdad…!

Foto colaboración de Vestio

~…remembranza del corazón~

“Lo que más me gusta de ti, es lo más aguantas de mí.”- by: ManueL

(. . .)

Si sacara la teoría incongruente de su decir, analizaría las leyes cuánticas del verso en reverso. No hay fórmulas exactas para enaltecer la belleza dada… Este simbolismo en la frase puede simplificar se ama a sí mismo, pero sabemos que la palabra aguante “René” la exploto a su máximo en su canción “el aguante”, por lo tanto, todo lo que representa “es lo que más aguantas de mí” es un festín de emociones del trato, al contacto una expedición de instantes. Lo que está claro es el poder que tiene el gustar de sí mismo. En la gama más alta de sentires los versos siempre dan formas a lo elocuente o a los resquicios de besar al otro…, para dejar las metáforas, la lingüística, el poderío de la palabra exaltada al gusto. No hay floritura, sin un espectador de un lado que entregue toda su verdad. Ni remendadas sensaciones que rocen los estigmas amorosos de los encantos. Lo que se aguanta en la entrega no es mas que la expansión de todo lo que se anhela del otro.

~Cartas para éL~ (en el tronco)

Sobre las arrugas del tronco viejo, caído…

Me estrujaba con tu recuerdo.

Mientras el viento me sacudía los risos, y los temblores tambaleaban mi existencia.

El golpe de las olas, humedecía mis adentros; mientras mis ser…, a ritmo de mis latidos decía; éL, éL, éL!

Nos tatuába~mos, el ardiente roce, en ese jadeo desenfrenado.

Quedó imborrable en el tiempo.

Como los glifos antiguos, te llevo dentro.

~Cartas para éL~ (Mi querido…, Mutante)

…cuando te acercas, tengo tensión en el cuerpo…, pasa un diminuto tiempo. Y, el torrente sanguíneo empieza su misión de hacer~me, sentir cosquillas…. Innatos Temblores se apoderan de mi ser… en cada ataque de risa se liberan mis feromona, efecto tranquilizante, re~corre por mi piel. El entorno huele a fragancia exquisita de mis adentros. Contoneo, de aquí para allá, en el calor de tu mirada, me saboreo cada pedacito de ti… ¡Te disfruto! …hasta cuando eres in~soportable. Cuando te vas; se quedan esas cosquillas corriéndo~me, de arriba a abajo de lado a lado. Quedo empapada de tu decir. Vivo impregnada de ti. En cada paso, en cada respiro, cada foto, cada palabra, cada chiste, te veo en otros seres, para no sentir tu ausencia, (aunque es un pequeño engaño), porque nadie es parecido… y tú, en tu re~corrido por la vida, has ido absorbiendo de aquí, de allá, te has hecho un Mutante de tu propia Creación, eso… ¡me encanta! Sudo tu nombre..., aunque parece algo tan simple, el trabajo viene desde la Esencia del Espíritu, y eso es arduo… como lo es … ¡Querer~te!

~Cartas para éL~ (Wabi~Sabi)

…el cariño me despertó.

Iba como los impíos en la búsqueda de su santidad, por veredas muy oscuras, colmadas de demonios que atrapaban mi espíritu, doblegando mi voluntad. Olvidando todo de mi, seguía presente esa visión constante que tenía que llegar. El día que te encontré, mi ser supo que en toda im~perfección, habitaba la belleza. Que cada contemplación que miraba, era real. Esa visión de ver cómo todo se desprendía de mi alma, tenía algún sentido, fue ese momento que me mostraste, como captabas lo esencial… Todo tuvo sentido… era esa conjugación de la cual no me he podido salir. Lo que traía mi ser a tu espacio, esa manera de ver que hasta en lo oscuro, si buscamos con determinada forma nos aporta, recordando de que todo dolor también tiene su esencia maravillosa. Te convertiste en muchas cosas en mi… y te podría decir que eres mi inspiración, para apreciar todo lo que me rodea; con más y más amor... Haciendo de tus tiempos mi Wabi~Sabi.

***Wabi~Sabi “la belleza de la imperfección”.

~…su Huella en el 2017~

Jugaba sobre la arena escribiendo el número de esté año, y queriendo decir lo que trajo de bueno. Estaba inmersa en su dicha de haber logrado vivir ciertos lutos emocionales, como también retos. Después de todo era nuevo, alzar la cabeza, y por fin encontrar unos ojos que le miraban, eso fue sentir estado más puro de sensaciones. El 2017 le permitió conocer a una persona que la hacía sentir importante, dejo de ser invisible para proyectar su luz, su fuerza y valor. Se le veía las ganas de vivir, estaba emocionada, motivada, como si todos sus miedos se disiparán al saber que alguien estaba allí, sosteniendo parte de su Alma. Ella, no quería depender, aunque sabía que la magia del corazón entreteje hilos invisibles. Son hilos de plata bordados por la misma Luna, que era cómplice de su intimidad. Se maquillaba y se vestía de poema, tenía encajes hechos de palabra y colgantes de música. Su ser manifestaba plenitud. Todo era arte y profundidad. Descubrió que su ser pasional deseaba tener la dicha de compartir más tiempo, aunque la vida puso demasiadas trampas, llevándose el ser humano que la transformó. Ahora, ella reparte de todo lo aprendido, confecciona las palabras motivadoras, y abraza el momento. Si conoce a alguien no pierde la oportunidad de hacerlo visible con el respeto que esa persona se merece, honra la vida al “Brujo” que la visitó por un corto plazo de tiempo impregnando su corazón de sabiduría. No busca ganar méritos, solo quiere transmitir la importancia de que toda persona, al ser atendido con respeto, al creer que tiene “algo” que aportar a este plano existencial, hará lo máximo que pueda. La calidad que se ofrenda, cuando estimulas a un ser, a que sea lo mejor dentro de sus capacidades; eleva la vibración de su frecuencia, incluso surgen sanaciones. Como le pasó a la protagonista de la historia, siempre cargará con ciertas aflicciones físicas, pero el estímulo recibido con solo ser atendida por sus inquietudes, marcó un antes y un después en el 2017, que ahora continuará, con el cambio de plantilla de un 2018. Sentir lo esencial, vibrar con lo sencillo, hacer la diferencia, disfrutar el respiro de la vida, más allá de contemplar su belleza y seguir con éL; adentro, muy adentro… donde nadie pueda borrar, la huella. Haciendo de su existencia una eterna, para contar lo bonito que emergió en su vida…

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑