•pegados en la nuca•

La señorita está aludida.

Se siente ofendida…, su retén le dicta sentencia.

No entiendo porqué, pero le aplaude las sinrazones.

Chica estupida murmuran todos detrás de la vitrina.

Los comunes comentarios, “yo en su caso lo mandaría a tomar por cu..” …, “qué va…, que se cree esa engreída que está en las con cuentas sombras”…

Están fácil observar la casa de cristal, con sus integrante. Tienen tendencia a la debilidad de la popularidad. Todos son “emoticons” de una generación, donde el morbo se alimenta de la frustración del otro… O dado el caso, de fingir la vida perfecta.

Desde el control de las webcam, todo luce diferente, los experimento no son para los que firman el contrato, por estar ahí adentro en su casa de cristal.

Lo interesante es los que van a verle, los que comentan con el # que este de moda.

La tendencia es un exprimir al ser humano…, en todas su cuestiones.

También los que vigilan y siguen los algoritmos, tienen ojos pegados en la nuca.

Porque siempre sin importar quien nos observan… e intentan controlar las emociones y sensaciones redirigiéndolas para lo que es funcional o se le puede sacar explotación.

Anuncios

Blog de WordPress.com.

Subir ↑