•~…paleta de colores~•

Tengo la paleta de colores frente al desafío de esta noche.

Decoré las estrellas para imaginar que podía titilar junto a ellas.

Viajé fuera de mi cuerpo en esferas translúcidas que entonaban suaves acordes.

El tempo me devolvía los latidos que hacían creíble la espontaneidad de la adrenalina, allí donde nace la creatividad.

Un margen, un marco, y un sin fin de posibilidades múlti~galácticas.

Anuncios

•…de eso místico•

…cuando el círculo de mujeres místicas te llaman.

Enajenada de que quieren decirte, te inducen a sus creencias.

Les miré con algo de recelo, aunque muy en el fondo sus palabras empiezan a estimular…

Los ciclos de la vida, son fluidos, “muerte” en su forma más orgánica.

Renacimiento como gestación de las transiciones.

Una tirada en rueda simbolizando los doces meses del año.

En el medio el recordatorio de la energía que debes tener para cada etapa.

De los círculos, me llevo la manifestación de la energía que se hace sentir.

Del sollozo del alma, me quedo con la fuerza que transmuta.

Vida es ese vaivén de emociones, las mismas que disfrutas y sufres.

La foto del círculo de la mujer Selva.

•~…oxígeno en el orbe~•

Se agita su orbe.

Fuera de su cuerpo no sabe lo que sucede.

Alcanza ver como su orbe se funde con la de otros.

¿Puede el espíritu darse cuenta de lo que sucede a las afueras del cuerpo?

Destellos de luz danzando al rededor, pareciera un ritual sagrado.

Sanación de almas que se pueden inter~comunicar de manera inusual.

Seres co~habitando sin ninguna explicación.

Sin la mentalidad puesta en lo correcto o incorrecto.

Energía trasmutando, ejerciendo el bienestar incomprensible para los seres humanos.

Manifiesto universal, oxígeno y plenitud.

Sin entendimiento llora lo que siente, como un acto de bendición.

~º…hormigas y cangrejosº~

Tumbada en la tierra escuchando su respiro.

El firmamento coloreando el crepúsculo.

Fuerte brisa revolotea con entusiasmo.

El vaivén del oleaje es exquisito, su aroma y su sabor a sal.

Las hormigas desfilan a mi lado, les cuento.

De los parajes incompletos y de los desaciertos.

Los cangrejos corren en paralelo, al mínimo movimiento hacen su cueva.

Desde afuera quisiera adentrarme más y más…, al susurro de Gaia.

•~…revelación sagrada~•

Observar lo que tus ojos le atraen, es hacer llover adentro, inundar el centro.

Soy un diminuto punto de arena entre tanto universo, en la multitud de otros granitos de arena, formó figuras.

La humedad de la tierra sabe que vives en el fluir de los elementos.

Intento alcanzar lo que palpita, invento formas de llamar tu atención.

Te pido una y otra vez, esa sentencia de mi decir enamorado.

Geometría sagrada sin descubrir viaja por los multi~versos.

Mi espíritu enaltece el instante que se entrelaza nuestro tiempo.

~Cartas para éL~ …(energía gentil)~

En los laberintos de mis órganos vive la presencia, que le da un ((res~pi~ro)) a mis absurdas formas.

A transformado mi difusas capacidades.

En donde veía peligro, abrió portales

Me llevó allí, haciendo que mi ser se impregnara de Vida

En la curva donde no visualizaba más camino, me prestó su enfoque.

Me agarró con fuerza cuando se me tambaleaban las piernas, mostrando que cuando atravesara lo que creía imposible, me daría cuenta que no existía tal abismo.

Que eran alucinaciones de mi psiquis.

Mis ojos estaban en una densa neblina.

…éL, amable susurró mi nombre con intensidad.

Ese eco atravesó todo el Atlántico, alojándose mi columna herida.

Abrió espacio donde sólo habían entrado varillas, tornillos y utensilios médicos.

Me ofrendó esperanza…, creyó que podría, se volvió la fuerza creativa de mis adentros.

Porque quien vive muy adentro, siempre ayuda a que co~existamos, y re~crea la existencia.

~…que nadie sufra~

Cuantas palabras confusas habitan en el quebranto.

Anhelo, que no les duela, que la miseria que ciega a los zombie de la sociedad, no les alcancen.

Que la salud los visite todos los días, que el reloj no ponga fecha de caducidad a sus emociones.

Ojalá, nadie tenga que sufrir la desolación, la amargura, ni la opresión de sus sentires más sagrados.

Que estén llenos de vigor, de entusiasmo, que el hambre espiritual y física no les ator~mente.

…que tenga la calidez de una mano gentil.

~…desolación~

Las manos sobre las sienes.

A ver si lo telepático se activa con el frotar.

No funciona así de fácil, apertura al sentir.

Raciocinio ~in~maduro~, búsqueda constante.

Efímero instante, burbujas de olas que caen, una sobre otra.

Re~soplo de gritos histéricos injusticia divina de los que tienen hambre.

Me miro la mitad donde se supone que yace mi ombligo, me doy cuenta de la saciedad que he tenido desmesurada no me deja verlo.

Estrujo los ojos, muerdo la lengua, sacudo las caderas… nada cambia.

Aún así el lamento sigue haciendo eco, el dolor sobre los que estamos de pie en la tierra…

~esta pasando~.

Podemos hacernos más indiferentes a ese sollozo, o abrirnos el camino hacia la empatía…

~…amar lo elegido~

No le llamaría maldita zorra, a una mujer que se entrega.

Ni me atrevería a mirarla desde el odio, o desde la rabia.

Si se enamora, si siente, expresa su necesidad, o su deseos de compartirse se abre desde el amor.

No la puedo juzgar, me conmueve las personas que aman a otros.

Me gusta que lo que yo, quiero se sienta amado, aunque no sea conmigo.

Me preguntan si duele… ~lo duele el apego de no saberte elegida~, de saber que comparte su tiempo con otra persona.

~…lo que jamás podría derrumbar el cariño genuino ~, es cuando comprendes que si no te elige, es porque alguien en efecto es mejor para sus instantes.

Desde esa mirada amorosa, se suelta; aprendes amar y a respetar esa persona elegida por el otro.

…y solo sientes la grandeza de saberle querido.

~Trance~ XI

Deja que la otra mitad la reclame el viaje sin límite.

Esferas multicolores re~sopladas por niiños…, revientan en tu pecho.

Observas las tempestades y las tinieblas que rodea el mundo, sientes la necesidad de buscar ese algo más poderoso…. llamado ~”fe”~.

El milagro de la vida emerge; delante de ti árboles frondosos ofrendando la gracia de la vida…¡Oxígeno!

Vergeles colmados de criaturas; insectos revoloteando en a libertad que se le fue privada.

Humano…, la vida te está hablando del cuidado, del amor, atiéndela que probablemente… te (((susurrará))) cuanto quiere seguir ~la~tien~do~, y co~existiendo contigo.

~…esencia espiritual~

Me fui al cielo…

Le pedí a todos los Seres Celestiales que me llevaran al cielo. Fui con una carta metida en el bolsillo que hace bulto en mi espíritu. Entre… gritando; ¡por favor, tú sabes quién soy…! Y con la petición que vengo, ¡por favor, Venid a mi…! sentí la serenidad, un soplo de pureza, supe que era su ser aún cuando yo no podría saberlo. Mi espíritu se arrodilló del quebranto al no poder hablar, le hice seña que tomara la carta. La abrió, abrazando todo el sentir que traía. Pude ver el paraíso de su esencia, la grandeza de su evolución. Era momento de volver… ahora espero su respuesta. Porque los Ángeles que alguna vez habitaron la tierra siempre contestan.

~…vibración amorosa~

Está ahí, detrás del sonido del timbre, a la espera del roce de su mano.

Al contacto de una mirada, permanece aún cuando re~sopla su tormenta.

Con sus oídos dispuestos, con su emoción alerta.

Cuando todo queda en silencio, se pregunta…,

si el contacto al otro lado será igual.

Aunque su interior conoce la respuesta, mantiene el encanto, es la satisfacción que da entregar.

~…cuando te duele, te escondes~

…sueles jugar al esconder cuando tu cuerpo y tu alma padecen.

Te abandonas a tu encierro particular, donde solo vuelan los murciélagos de noche.

Se te olvida que lo que me llevo hasta a ti, fue la fuerza de mi intuición.

Ese puntito que ves en la oscuridad, creyendo que es parte de tu alucinación por la fiebre, soy yo transformada en luciérnaga.

Acompañándo~te, cuidando tu atmósfera, alumbrando el lóbrego de tu sentir.

Hablo con las Hadas y con El Monte Sagrado, para que traigan a los Espíritus que hacen los milagros.

Sobre~vuelo tu ser, esparciendo esferas de colores entre cada respiro, esperando siempre lo mejor para ti.

~Cartas para éL~ (…Sen~tir~te)

Photo by Vestio

(. . .)

Si pudiera convertirme en la alegría que tu ser necesita, para desterrar la palabra soledad.

Puede que no estén a mi alcance todas las posibilidades, me basta saber con las que están dentro de lo que si puedo.

Me está arrastrando un torrente de emociones que vienen en marejadas que azotan muy fuerte.

La vulnerabilidad que rodea lo que somos está latente entre tu mundo y el mío.

No me puedo acercar más, el respeto por lo que siento por tu vida, es primordial.

Admiro esa capacidad de tolerancia, la serenidad para transitar todo.

Te estoy viviendo, respirando, esto va mucho más allá de un simple instante que se pudiera ir entre trivialidades del día a día.

Te digo siempre que te sufro, de la misma manera que te gozo.

Lo creas o no, puedo…sen~tir~te, muy adentro.

Foto colaboración de Vestio

~Cartas para éL~ (toque energético)

Quiero cerrar los ojos e imaginar que estoy a su lado. Sentir que el aura de mi energía, al acercarme a la de él, absorbe, el dolor, los desencanto y le produce tranquilidad. Quiero besar las coyunturas de su cuerpo como se le besa a un bebé; con sutileza y cuidado. Deslizar las manos por su columna transmitiendo sensación de alivio; muy lento… Como si pasara pétalos por su cuerpo, que emerja la serenidad y la quietud tanto física como emocional. Quiero dejar mis manos sobre su ser, e ir despegándolas poco a poco, para que aún sienta en su cuerpo el calor que desprenden mis manos ofrendando: alivio, cariño y bienestar.

~Al otro lado de una Noche Nublada~

Al otro lado de una noche nublada… Una noche de luces, de amor, de esperanza, de lluvias de estrellas…

Mi “AmoL”;

¿Cuántas veces has muerto, cinco, seis veces…, o más? ¿Cuántas vidas te has llevado en tus entrañas? Sabes, lo que eso conlleva en un solo ser humano, estoy segura que si lo sabes… Disculpa que me llora todo por dentro, siento ser parte de la debilidad, es que lo que percibo al acercarme me convierte en vulnerable. De mi no te tienes que esconder, ni correr; si me dices que te vas, (sabes que todo lo que siento te acompañará). Jamás, he juzgado las causas de tu existir, no me corresponde. Una vez más, tu cuerpo está en el abismo, donde “la parca” te roza, ella te quiere robar. Aquí, es donde entro yo, con furia, a reclamar tu existencia. ¿Por qué? Es mi derecho de vida… (me tarde mucho en poder hallarte). Tú y yo, sabemos, que nuestra “unión” lleva tatuado el propósito. Como algo de nuestros ancestros, que aún no ha concluido. Está noche de cuarto creciente de Luna, entre~tejeré hilos de sabiduría, a la petición de tu existencia, hablaré con los árboles sagrados, y con la ~Diosa Navia~, traeré en la mano una varita de Acebo te la pasare por tu cuerpo, he invocaré con devoción, te pasaré hojas del Fresno para romper con cualquier maldición. Le pediré a Melia algún milagro para ti. Los Druidas saben que cada hombre y mujer llevamos un árbol en el interior, por eso de dos arboles inertes Odin les dotó con vida. He de consagrar, mi conocimiento de los árboles a tu esencia, escucho el susurro de lo esencial, y el Avellano te colmará de sabiduría, dulzura y más entendimiento. En los rituales donde bendigo tu vida, también lo hago con la trayectoria de personas que te han tocado; amado y estimulado. No conozco otra forma de ser…, que ofrendarles honores a su paso por tu sendero, porque gracias a todos ellos… Eres quien eres cuando me acerco a ti… A la muerte le digo: que lamento cambiarte la fecha de caducidad te he sacado un pase Celestial, aunque en ese inter~cambio, consiste de mucha responsabilidad y compromiso de mi parte.

~…sin nada~

¿Ante los ojos de quien?

No es que lo obtuso de la vida me lave el cerebro, ni son las circunstancias adversas las que me dan el crujido de los huesos.

Si hay animales que vuelan perpendicular al sol, porque he de someter toda la demanda existencial en curvas.

No estoy para lucirle a nadie las vasijas de mi cuenco, la rebeldía de mis adentros marca su ritmo.

Los encantos no están escasos es que simplemente no se le otorgan a cualquiera.

La energía hay que cuidarla, sacudirla y saber a quien se la entregas.

No el que entra más rápido es el que se queda con el conocimiento, ni el que valora lo esencial del discurso.

No tengo que lucir nada, ni empoderar con falsedad, no tengo nada que exhibir y me alegro que así sea, muy ligera de carga.

~…lo que hago~

Intento ser fiel a mi vulnerable forma de sentir.

Trastoco los límites, con insistencias, pues así nace desde adentro.

No me gusta gastar la energía, si mis emociones no vibran.

Le veo el propósito a los sentires, a las vivencias propias y de otros; procuro aprender de la empatía.

Muevo con error los dolores ajenos, sin querer~lo.

Sin embargo, siempre llevan su propio ritmo, y una razón profunda de porqué sucede así.

El roce de la sinceridad me gusta en extremo, tanto que me quiebre, que me haga cuestionar~me.

Hago símbolos sobre las personas, como si les tatuara garabatos en el alma.

Res~pi~ro…, de la exaltación del querer.

Miro con amor, creyendo que es una ofrenda a la vida de los demás…

~…a ti, brujo~

Te re~conozco en mi… He buscado durante tanto tiempo entre las grietas de la tierra. He escarbado, rozado el musgo. Estado reunida con los Druidas, interpretando los mensajes. Los viajes astrales, me han enseñado el sendero de la luz; de la magia, sobre el respeto a la vida… Me he encontrado con los gnomos y las dríadas, me revelaron el misterio de los elementos, sus cuidados, la sabiduría, y el amor. Las ninfas, y sirenas me contaron sobre los encantos de la comunicación, con los seres especiales. Aprendí del lenguaje sagrado. Todo eso para llevar~me, a éL.., donde la brujería se vuelve parte de lo cotidiano desde la sencillez, de un movimiento singular. Sin calderos, sin sacrificios, es una manera de vivir respirando de la magia de cada día. Haciendo lo mejor que se puede para uno mismo…, y repercutir en las personas que aprecias.

~¡Agradezco, haber~nos, encontrado!~

~…mi Dogma~

…los segundos son tan cortos, la fecha de caducidad que trae~mos integrada tan inclemente. A veces, se viaja a otra dimensión para estar con quien se quiere, se sueña, se anhela, en ocasiones se va al “cielo”, o al “infierno” todo por estar allí, un instante más… Todo va muy aprisa los minutos, la gente, el hablar, la información, el uni~verso… No quiero absorber al mundo dentro de mí, no me cabe tanto conocimiento, no pretendo, nada que no pueda alcanzar. Se podría tomar como conformismo, sin embargo en mi forma de ser es que prefiero ese •~Res~pi~rar~•, el compartir suavecito, esos instantes donde no volverá, y aunque el tiempo, sigue transcurriendo de igual forma… Todo se va acercando a eso que todos llaman “Muerte”. Y yo, me peleo con la Parca, con los pronósticos que alejan la alegria por vivir. Le hablo al ~AmoL~ con “L” porque en mi hablar, así lo pronuncio… le digo a los estados críticos de su existencia. No se puede llevar mis deseos, voy a robar~me, con la furia que se me otorgó, lo que sea necesario desde la Esencia para combatir, resistir, para ir y volver, a esos mundos paralelos encontrar~lo; y venir…, Con la creencia de que traigo la “Sanación

~Cartas para éL~ (sabiduría)

…cuando me quede en Silencio, y creas que mi ser no te escucha. Te cuento lo que sucede por dentro. Me quedo muy quieta, mis revoluciones cambian; la respiración, el circuito de mi energía es más fuerte…, porqué te está apretando desde ~mis adentros~. No puedo, mover~me, en ese instante. No puedo jugar a las payasa~da, ni reír~me a carcajadas aunque por dentro este gozando. Tengo que tomar toda esa energía, cerrar mis ojos un momento, abrir~los con tanta fuerza que duelen, y al abrir~los entregar~te, ~toda esa energía que mi Ser ha creado para ti~. Desde ~un infinito amor incondicional~ que difícil ha de ser para ti, para el mundo tan dolido entender, esto que explico incluso recibir~lo, sobre tu esencia debe ser bien fuerte y hasta confuso... Los humanos…., Hemos prostituido tanto las palabras, los actos Sagrados; que nos condena~mos a la duda, y el amor en su propia esencia no es restringido de si mismo, da lalibertad de elección y jamás tiene retorno, porqué es ~simplemente energía muy Sanadora~…!

~…re~verso~

El sentido oculto de las energías. Descubrí, un espiral que re~corre mi ser…, al revés. Unas ganas sobre las ganas… ese impulso que tiene el latido de la emoción, cuando te des~controla, para controlar la potencia de tus sensaciones y resaltar que estás… en un viaje el que solo tú, puedes ir… la exquisitez de algunos sentires, a veces son tan exclusivos. Re~conozco que en mi selectivo Sentir, todo me co~rrompe, porque no es como espero, y el nivel que tiene el Asombro, es Sabroso. No me gustan las pretensiones, ni los falsos alardes, ahora me he vuelto Ambiciosa, aunque es de otra manera. El querer tiene todo de Salvaje, de siniestro, es arrollador hasta cierto punto… son eso tres puntos (. . .) sus~pen~si~vos colgados de la pelvis y de jadeos perdidos. Tengo líricas in~completas, dicen su Nombre con rimas im~perfectas, sabiendo que la Cumbre del Sentido Correcto de la Creación no nos puede alcanzar, porque todo lo que tiene de bruto, en ese instante es lo más auténtico que experimentare~mos. Sin filtro, sin poses perfectas; sin despedidas, sin saludos cotidianos, sin roces manipulados, todo absoluta~mente, todo al Natural…, para que rompa, para que duela, para que mañana hable~mos del sentido contrario, y ad~verso de las cosas. Eso también puede significar lo que te de la gana…, siempre y cuando encuentres; un tanto de Ilusión, y si quieres para etiquetar~lo de… ¡Amor…!

(. . .) Y cuando menos te lo esperas, en un camino muy gris, devastado, donde aún lucha el verdor se la tierra por poner~se de pie… Llegas como dos arco~iris, a la vez y me recuerdas el porqué… debo seguir…! Tú lo entenderás…

~…almico~

Deslizar las manos sobre el cuerpo de otro, es una de las bendiciones, que mi ser conoce. Un lenguaje mudo, movido por el respeto. Mis manos hablaban al espíritu de las personas, sin tanta contrariedad. Con toda persona con la cual conecté, de una forma íntegra, auténtica y algo misteriosa… La mente humana busca respuestas, palabras, acciones y mucho más… Tendemos a etiquetar los sentimientos, para poder poner prioridad en elegir, incluso hasta como compartirnos, la mitad de las cosas que digo, expreso o manifiesto con sentidos, son incomprensibles. Cuando miro alguien, lo hago digamos; “que abro un puente invisible“, para que se entienda, de energía… no me gusta la multitud todo el tiempo, porque se pierde esa esencia de lo que soy… Me encanta poder conectar con la emoción de otro ser humano, aunque eso signifique perderme en muchos sentidos… No conozco la protección, no me interesa, todos de alguna forma la vamos adquiriendo, queramos o no… porque nos inculcan que debemos cuidarnos, a no decirlo todo. A no expresar demasiado sentimiento, a no vernos vulnerables. Me cuesta creer que siendo los seres que somos en este planeta tierra, con la oportunidad que tenemos tan Grande de expresarnos claramente, lo que sentimos, lo que nos gusta y lo que no. Tengamos que recurrir a la mentira, y a cosas mucho más bajas que esas… Nunca me veo superior a otro ser vivo, creo en que la naturaleza es mi “todo, es la deidad a la que le sirvo“. Respeto la creencia de otros, porque es su sentir, y eso los hace maravillosos, tal como son… Cuando alguien me duele, le busco, cuando alguien me lastima, me acerco… y muchos entenderán que esto está mal… en mi forma honesta de sentirlo. Me pregunto ¿qué lo lleva a hacer así?… Crecí en una familia de pocos modales, donde lo que me enseñaron fue a trabajar duro, hay una frase muy seguida que se repetía: “el que no trabaja no tiene nada, y no vale nada”. Yo, siempre rompiéndole los moldes le quería demostrar, que el valor de un ser humano no estaba en su trabajo, sino en su esencia. Aunque el trabajo honra y ayuda a ser mejores, por eso que llama “terapia ocupacional”. El trabajo es una cierta capacidad de mantenerte en movimiento. Siempre he sido aislada, de uno en uno… Lo poco que se me lo he aprendido con dificultad, por mi cuenta. Mi manera no es lo corriente digamos, me pierdo en el sentir, le doy demasiada importancia a las emociones; hipersensibilidad le llaman algunos. No tengo idea… Me atrae lo malo, lo jodido, lo difícil y lo bueno. Me gusta saber que lleva alguien a cometer tortura (dirán morbo puro) quizás si, quizás no… Todo depende que siente mi ser, en ese momento, curiosidad tal vez; pero va mucho más allá de eso. Trato de hacer una especie de Sanación en mi Ser. Pienso, que si conozco la historia de alguien, incluso la de la humanidad que bastante que rompe, algo en mi, pudiera invitarme a ser mejor Ser Humano. No tengo experiencia en casi nada, lo qué hay en mi son marañas de sentimientos, entretejidos invisibles, capacidad; para sentir una vida dentro de otra vida, mucho sentimiento de Honrar la Esencia del que está, del que estuvo y de los que vendrán… Es complejo escribir algo que no tiene traducción a letras, ni a palabras… Se trata de interconectar con el Alma de otra persona, respetarla; amarla y sobretodo comprender, tolerar mucho más sus defectos, sus vacíos, sus demonios y su faltas de todo. Porqué al final, solo quedará ese latido genuino, perpetuado en la vida de los seres que realmente te abres con Afecto y Honor.

~…transmutar~

Se puede soltar; el espíritu en el borde del acantilado. Existen caídas libres, el alma posee la capacidad de resiliencia. Así como la naturaleza, somos seres de transmutación. Usar la energía, para ayudar~te, y ayudar a otros. Hacer el camino, dejando una huella positiva, para los que vienen atrás vean tus pasos y puedan honrar la vida

~…re~encarnar~

Tengo deseos de morir, y por esta vez… quiero creer en la re~encarnación, (con ciertos ajustes, total es cosa de cada quien lo que decide creer), para irme con esperanza y sobretodo alegría. Hace algún tiempo le conocí a éL, y a sus mascotas, hablaba con él sobre la energía de los animales… un día le dije; “me gustaría morir~me y tener la dicha de decidir dónde y en que re~encarnar”. A lo que respondió; “…pues bien atendida estarías”. Tengo que alimentar esa fantástica idea de que seré una gata y compartiré en su casa. Quiero ron~ro~near entres sus piernas, subir~me a su pecho para mordisquear y lamer~le su nariz. Quiero maullar por su atención, para que me rasque o sobe justo donde me gusta. Tengo tanta necesidad de sentir caricias, pero no quiero que cualquiera me acaricie quiero las de éL… y ahora te cuento el por qué… En sus ojos irradia una luz brillante, magnífica, y cuando habla con sus mascotas, su aura cambia sin importar qué pasó un segundo antes, sus manos se mueven suave volviendo~se amorosas, su voz rasposa cambia a una aguda y se llena de ternura. La comisura de sus labios se estiran levemente, haciendo juego con las venas que se dibujan en su rostro… Prestando absoluta atención, busca escuchar la necesidad. Acaricia; mece, contempla, les mantiene limpios, (lo que es obvio les da comida y agua), les pone documentales y les habla como si fueran personas. Regresa siempre a su casa porque sabe qué el vínculo con sus mascotas es lo más real que existe… no quiere abandonar la sanacion y la sabiduría que se transmiten. Quisiera morir, con la certeza de que seré parte de éL… así mis ansias de ser parte de alguien Esencial, con valores hacia la vida, sería la caricia y la mirada de respeto que jamás he sentido…, eso sí sería una verdadera Bendición.

Aunque suene descabellado, muchos seres vivimos en los cimientos del dolor y la desolación porque estar rodeado de personas, no significa que estás en plenitud, y mucho menos que les importes. Tampoco significa que conocen del verdadero amor que trasciende de la espiritualidad. Estoy segura que muchos quisieran experimentar la mitad de la atmósfera que se comparte allí, sin ser una imagen para hacerse ver, o notar… no busca el re~conocimiento, ni apantallar… al menos no con sus mascotas.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑