•heme aquí• ~delirios del diario~•

•~A lo que más le temes es lo que te sucede… vi enloquecer de amor a una señora enamorada de su marido escritor gran poeta… la vi deshacerse con los años, la carencia a vivando la pérdida de memoria, el abandono marcando un tiempo áspero a puro dolor… la atrapo el Alzheimer. Su mente se fue a donde quería vivir por siempre con su amor eterno.~•

*Ahora me veo dentro de esa historia, el romanticismo que denota también derrocha heridas, más el viaje perdido dentro de su propio laberinto. El pánico me despierta y surgen las letras…

{…}

El pasillo más oscuro es transitar con las guerras de mi propias neuronas. Esa que me tortura cada día midiendo, cosas que no se miden. Inventando fórmulas que no existen, para apretujar el tiempo de otros. Ni tan si quiera es el mío… siento que destierra de mi cada día una pena que impregna cada célula de mi cuerpo. Me siento un auténtico vampiro de energía. No me sació, ni me conformo. Quiero más y más… me duele el cansancio mental que traigo, me duele la indiferencia de que nunca seré igual, ni tan si quiera llegaré a tener un gran mérito en su corazón. Despierto sin cesar mis rodillas tienen su respiro grabado, para poderlas doblar necesito pensarle, amarme con mis dedos… para creer que le tengo adentro. Romper los perímetros de su tolerancia para sentir que aún tengo la locura de despertar furias. Me aterra perder en lo confuso de la sombra del ventilador, mientras transcurren los días mirando el techo, viéndole con el amor más profundo que profesa mi alma. Voy mordiendo las latitudes de mi ser, como si me estuviera deseando la piel. Necesidad y delirio dos palabras que juntas son un estallido de emociones sin fin. Palabreo disparates excesos de “L” para decirle “My Love”… el agujero hay que mirarlo desde arriba, o si quieres te zambulles en mi profundo hoyo, pero trae velas porque los fantasmas, las persecuciones, los celos, el hambre, la envidia, el deseo y la lujuria te atacarán por el camino. Mis murmullos no son susurros religiosos. Tampoco te harán sentir algo que no exista en nuestra condición humana. Solo que mi locura los enaltece, los nombra y le pone sellos, los demonios existen y laten en una mente enferma… “heme aquí”…!

Anuncios

~…Stop~


Vomité la semilla que me faltaba… Estruje tanto el sentimiento, que no solo lo manche de mis desechos tóxicos, que sin querer salieron, sino que lo rompie en pedazos. Me perturbe, al escucharme, eran mis propios ecos los que se repetían, intente transmitir un mensaje de manera positiva y mi voz salía distorsionada por más bonito que sentía en el interior. Afuera resonaba una y otra vez; a dolor y apestaba a todo lo equivoco. Nunca había sentido el hastío de mis propias explicaciones, era una incoherencia entre lo que sale de mi y lo que se entiende. Totalmente contradictorio a lo hermoso que se siente adentro, entendí que ese es el mensaje que estaba llegando al exterior y grité, lloré sangre por mis poros y mi garganta se quemo de tanto expulsar. Quede débil de piernas, me arrastré hasta que conseguí una silla e implore que mis mensajes no fueran una distorsión entre lo que siento y lo real. Entonces, del otro lado me llamaron: “bipolar”, a lo que respondí soy “tripolar”. Un Ser inconexo… Sin aliento me puse de pie, para luego ponerme de rodillas y volver a pedir perdón…. Se ríen de mis debilidades, ¿perdón de qué, tendría algo que perdonarte? Si, las injustas razones que distorsionan mi mundo, eso no lo he creado yo, lo creó la psicosis de una mente, que va desde la esquizofrenia, hasta la bipolaridad… Lo más triste es: que por dentro, todo mi mundo luce transparente, lleno de jardines, de arco~iris, cantos de sirenas, encantos de hadas, cuentos de duendes; magia sagrada del corazón. Que tristeza, sentir por primera vez el hastío que causo, a diario en los demás… Cuando mi mundo está teñido de corazones multi~colores que quieren amar y apretujar, la esencia de los demás…! 

~Aileen~

Foto colaboración de Vestio.

4 de septiembre de 2017

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑