Bravía

(. . .)
Vientre efervescente
embriagado de espuma
zarpazos impulsivos
vesania indómita.
Nevisca diluida
pálpitos vitalicios
besos estrellados
infinitamente eclipsados.
Anuncios

•~…encrespado~•

Entre su cuerpo, y mis caderas.

Un espacio diminuto entre los respiros.

El contoneo habitando la atmósfera.

Mis senos se empoderan con su lengua.

La humedad de mis labios rozan zonas oscuras.

Nuestro vaivenes son convulsiones inexactas.

(. . .) cada poro supurando la miel del placer.

~pal~pi~tan~do~

El gimoteo ardor de nuestras lujuria, algarabía extasiada.

Encrespada embestida en los tumultos del jadeo.

Orgasmo saturado de la oscilación.

•~Fugacidad~•

Esa mano está invitando

que hace la otra invadiendo los espacios.

Sacudiendo la falda, elevando el vuelo…

Agitación adentro en la parte

más estrecha, se arruga con el placer.

Humedad escurridiza envestida feroz.

Suspiro de la brevedad del orgasmo.

•Blanco como reflejo de luna•

Te esparces por toda la piel,

los años te han hecho más envolvente.

Tu lengua es filo peligroso

con el que sacias mis cicatrices de mujer.

Tu saliva con sabor alcohol

difícil de olvidar, acompañan tus caricias,

tus manos engendran palabras en mis caderas.

Sacudes mis adentros con esas ansias

en las que siempre nos hemos pertenecido.

Tus ojos azules se reflejan en la punta

de mis pezones, justo antes

que los saborees en tu boca.

•~…apetito~•

Efusividad en los calambres inesperados.

Encontré la saciedad de mis pliegues en el contoneo abusivo.

Respiración entre~cortada, borrasca de jadeos en mis adentros.

El instante apretujando mis ovarios, con el calor de su espesura en mi cuenco.

Explosión delirante nos acarició y nos quitó las ganas.

•~…bruma marina~•

Respira la noche embriagando su interior.

Esta noche los pies dejan huellas en la arena.

Sal en el paladar, bruma marina, espuma como destellos de luz.

Marejadas que van y vienen, la luna entusiasta en su fase creciente.

Los amantes haciendo hoguera con sus cuerpos.

Estrellas titilando entre los gemidos, hurgando más y más adentro.

•~…sorbía~•

…sus besos desmedidos.

Arrasaron con la cadencia

de mis caderas enfurecidas.

El licor de su saliva

embriagando las entrañas.

El vaivén de las olas

aferrándonos.

Cada embestida

más vehemente que la anterior.

La brisa me mordía el cabello

y él me sorbía los gemidos.

Incrustada en su pecho,

mis vértebras crujieron…¡Lujuria!

•…barba•

Estremecer a tu lado mordiéndonos con la complicidad de los encuentros.

Dormir a tu lado izquierdo escuchando el pálpito de tu corazón.

Sentir tus manos perdiéndose en los risos de mi cabello.

Esos labios carnosos se esponjan al contacto con mi piel.

El apretón derrumba cualquier intento de permanecer quietos.

Me encanta cuando me levantas rozando tu barba por mi espalda.

•No se puede huir•

Photo by Vestio

…esto que me está pasando.

(. . . )

Oscurece temprano en mi estancia…, y antes de que llegue el calor del sol, ya estoy atónita con el brío de un nuevo día.

Mis huesos resuenan tratando de contener mi estamina, mis cuerdas vocales intentan mantener el vibrato para emitir sonido.

Tengo los ojos vidriosos pidiéndole que aguarden las lágrimas, los temblores retumbando en mi feminidad al igual que los latidos acompañados de toda la humedad.

Estoy en una corriente de suspiros apretados, unos gemidos atorados en mis caderas, unos pulmones tragando savia.

Aprieto mi piel, mis poros susurran con toda la energía de mi interior le digo a mi cuerpo.

No temas al vaho… sostén un poco más toda la esencia, vívela, aunque del otro lado de mi…el otro cuerpo no sienta, ni quiera el encanto de mi ser.

Regocijo las células y los átomos que me forjan permitiéndome ser la mujer con las llamas encendidas.

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•Vuelvo al elemento agua•

Photo by Vestio

Mis labios obscenos

buscan deleitarse en su sal.

Inquietos hurgan en su piel,

en la envoltura de sus dotes.

Husmeo su cuerpo…,

inhalo el vapor de su ser.

Me revuelco en la espuma

de su densidad.

Mis manos se pierden

en la viscosidad de su virilidad.

Marejada fuerza femenina

de mis ovarios me vencen…

~~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•se deshace mi malecón•

Photo by Vestio

(. . . )

Aguantar dentro el torrente…, quema.

Aguardar en silencio corrompe la cordura.

Nací muda…con los años me hice de una voz tenebrosa.

Tanto sentir corroe las venas y quiebra mis huesos.

Necesito soltar el alarido de mis ovarios…

De tanto agarrarme me arranqué las pezuñas.

Tengo la grieta con el rumor de mis fluidos…

Fiebre acumulada en mis pezones, ardores en las coyunturas de la pelvis.

Estoy mordida por dentro de hacer resistencia, el dique está apunto de reventar.

El fuego me posee, los latidos me tienen esclava del deseo, las hormonas revueltas claman su nombre…

Mi tajamar se derrumba, aunque el tiempo lo vuelve sordo de mi…

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•Me abro pa’ ti…•

No me importa que estés observando y veas como me estimulo tocándome frente a ti.

No me importa que no sientas deseo por mi, me basta el que yo siento por ti…

Soy, una brusca…, que me abro de pierna y me estiro los labios de mi vagina luego me meto los dedos húmedos para saborear mis encantos… no tengo la culpa del deseo innato que me palpita.

Atrapo tus respiros y me los colocó donde más placer me otorguen…

Así soy una hembra sin educación, solo dejando salir la naturaleza salvaje de mi sexualidad.

•Sostenidos•

Existen palabras en medio del silencio, se sostienen entre los cuerpos.

Abrazos mudos que danzan por el sentir.

El jadeo incita a la violencia interior a resurgir en el vaivén pélvico.

Exhalamos uno al otro, sabiduría interior nos aferra, nos vence.

Somos el acto seguido del punto suspensivo.

Llego al final cuando su baba cae por mi vientre.

•~…Llamado de mi Svadhisthana~•

Mastícame la nuca con tu sabiduría, no pierdas tus ojos y tu cordura en bombones brincando y diciendo palabras vacías.

Cómeme con tu decir, sin interferir en los latidos que aun te sofocan el cuerpo.

~No estás muerto.~

El roce de una caricia… en tus brazos soy una flor de loto, abriendo sus mil pétalos para ti, emergiendo de la brizna que viene con el quehacer del crepúsculo.

Te esperan las caricias cálidas de un decir emocionado.

Alucinan mis piernas ebrias de las tuyas clamándote, hundiéndote en mi gruta donde renace tu espesura llenándome de tu luz…

PD. amoL, mi Chakra está girando esperándote…

~…Humedad en la Selva~

By Vestio

(. . .)

Cada vez que la excitación llega a mis paredes íntimas, tu cuerpo lo siente más allá de la distancia.

Se te acelera el pulso con el vaivén incontrolable de mis caderas.

Arde el fuego de tus pupilas inquietas, las mismas que conquistan vidas.

Me sientes dentro, como las marejadas que te llevaron por años, a re~correr el mundo.

Mi ser está consagrado al tuyo, nos Bendice el bosque del tiempo.

Mis sensaciones; se abren son pétalos sumisos destilando su aroma delicado y Femenino.

Mis espinas se clavan en tu piel, en la cual me crezco en ti…, como enredadera Salvaje, cuidando tu entorno y la belleza de tu Alma.

Foto colaboración de Vestio

~Trance ~ IX

Ven,

…deja que ardan las llamas del infierno en mi vientre tembloroso.

Que se hagan ceniza sobre mi pubis.

Ven

…,muerde mis pezones, derrite el chocolate con tu audaz lengua.

Secuestra la cascada de mis pliegues cayendo en cascadas sobre ti.

La espesura de mis carnes, tiene sabor a caribe, a sal, a magma…

Ven

…,ardamos en el fuego de mis caderas que desean aprisionar tu virilidad, explotar la fuerza de empuñar más y más a~den~tro.

(. . .)

Saborea mis labios, trágate mis gemidos alójalos dentro de tu boca, que queden ahí aullando por siempre las tempestades de mis ciclos.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑