En el reflejo…

Me precipité, a ver el reflejo de su belleza, pero se desvaneció.
Una voz, rasposa de esas que te dejan saber que llevan tiempo en esta existencia.
Pregunta; ¿qué ves?
A una persona con pobre autoestima, no le gusta  responder esta pregunta… Porque la bruma mental puede aparecer.
Entonces, puedes contestar; ¿qué son tus versos, de dónde nacen?
Inmensidad del sentir,
la conjugación del dolor, y la alegría.
La pasión desmedida
y el desequilibrio, todo lo incierto.
El torrente que me mueve,
las palabras encajadas en mis emociones,
mi feminidad herida.
Los versos son todo lo que arde;
y ruge en el silencio de mi infierno.
La danza que no puedo realizar…,
la belleza en la expresión del llanto sin fin.
El cúmulo de agonía,
un desierto agrietado,
un bombeo que duele en cada respiro.
Un aleteo de pestañas húmedas,
que se quiebran a su paso.
También es…,
la gratitud del quebranto de ser quien soy…
Entonces, ya te puedes ver…, ¡esa eres tú!
Anuncios

~Trance XV~

Las horas un burdel muerto,

que se deshojó cuando el tránsito

de los segundos, y minutos quedaron estéril.

Se mece la soledad entre

el estiércol que dejó el abandono.

Las siluetas se quedaron

atrapadas en los tejidos de las arañas.

Hechas de las musarañas

de los aventureros, que hoy; yacen inertes.

~El adiós definitivo~.

Las ratas y las serpientes

al moverse polvorean a la angustia.

En la poca claridad que entra

por la vertiente se ven las pelusillas

que sobrevivieron.

Porque los recuerdos,

al igual que los microbios se comparten,

 para conmemorar a los que alguna vez,

estuvieron en vida.

*Trance registrado 27 de abril de 2019 a las 3:15 con cuarenta nueve segundos (am)*

~Micro~ primavera~

Danza, su vestimenta transparente reluce sus dos primaveras.

Contonea su cuerpo en espiral, se desnuda realzando sus pétalos.

El cielo es testigo de sus colores; el Sol desliza su luz por la piel.

Las estaciones se detienen, transciende sus ciclos…¡Germinando vida!

El vergel entre sus piernas emana aromas exquisitos…

•Sin querubín•

No viene al mundo entre ángeles, aunque esa noche se escuchaban aleteos. Provenían de las gárgolas con sus pezuñas rasgaban los cuerpos de los dementes. Los mismos que decidieron danzar una noche sin luna, con matojos extraños abanicaban las vaginas, de seres mutantes. No parian criaturas sutiles, ni especies conocidas. No caían copos de nieve, eran trozos de carnes congelados. El olor nauseabundo acompañado de alaridos, con la ironía de un festejo celestial. Cabellos finos igual que alfileres, venían con la ventolera dejando ciegos a todos. Llegué a la tierra riéndome con la tortura en la lengua, la desdicha puesta en la copa de la maldad. No vine de Querubines. Me habita el horror del necrópolis. Bebo la sangre del delirio de los temerosos, me acobijo con su angustia. Crece el calvario y le hago el desamor a la impaciencia que lo complace. Hago pirueta entre los infieles muertos.

•~…encrespado~•

Entre su cuerpo, y mis caderas.

Un espacio diminuto entre los respiros.

El contoneo habitando la atmósfera.

Mis senos se empoderan con su lengua.

La humedad de mis labios rozan zonas oscuras.

Nuestro vaivenes son convulsiones inexactas.

(. . .) cada poro supurando la miel del placer.

~pal~pi~tan~do~

El gimoteo ardor de nuestras lujuria, algarabía extasiada.

Encrespada embestida en los tumultos del jadeo.

Orgasmo saturado de la oscilación.

•Galope•

Cabalgata onírica…

Se escapó de un cuento.

Subió a su unicornio

re~creando la magia.

Le adornan pétalos rojos,

igual que la pasión de sus encantos.

Va hechizando al mundo

con su dulce voz.

Cabalga dentro de la poesía

que nace de su corazón.

•En la arboleda•

Los espíritus se presentaron esta tarde gris.

Enunciando los deseos de la noche.

Neblina; lluvia, relámpagos, y un bosque hambriento.

Anhelos de lo místico, los Druidas junto con los árboles se preparan.

Los necromances están bebiendo de la sangre de los sabios.

El portal del manantial está abierto, para que las sirenas puedan danzar.

Se habla en lenguas sagradas…, antiguos símbolos girarán en el firmamento.

Caricias, aleteo tierno de hadas, defile de duendes haciendo travesuras.

Las hechiceras esta noche, solo bendecirán la grandeza de la naturaleza.

•~…el órgano~•

Lo llamaron torcido,

se arrastra hasta la orilla.

En espera que suba

la marea está noche.

Trompas marinas

se lo llevarán lejos,

tan lejos que su latido,

quedará inerte.

Al ser olvidado.

(. . .)

Se irá a los resquicio

de Gaia para volver

a encontrar su esencia

y su palpitar.

•…de huellas•

(. . .)

en su mano resguardan

los recuerdos gratos.

Sabor a sal,

empapa su lengua.

Corrientes, marullos,

y el asombro.

El olor a mar embriaga

hasta su cabello.

Llega la brizna

con su humedad

a dejar su huella

sobre la tibia arena.

•~…asombro en el vuelo~•

(…)

aleteo instantáneo.

El sol besa el vuelo infinito.

Los gemidos son cuatro sombras,

de siete nubes contoneándose

del asombro y del placer.

El azar del viento mece los cuerpos.

Un nido es un hogar, su cobijo es el cielo.

El árbol al mover sus ramas parece que danza.

Existe un susurro en lo natural, que aún no desciframos.

•~…paleta de colores~•

Tengo la paleta de colores frente al desafío de esta noche.

Decoré las estrellas para imaginar que podía titilar junto a ellas.

Viajé fuera de mi cuerpo en esferas translúcidas que entonaban suaves acordes.

El tempo me devolvía los latidos que hacían creíble la espontaneidad de la adrenalina, allí donde nace la creatividad.

Un margen, un marco, y un sin fin de posibilidades múlti~galácticas.

•New York•

Cuando fui a New York, me decían que me pasarían por encima, por el auge de la ciudad. Que como todos van de prisa se me haría difícil caminar, debo reconocer que fue difícil, porque no solo era muchas personas con prisa, sino que llovía, (por lo tanto más equilibrio tengo que hacer y fuerza para mantener mi cuerpo de pie). Es evidente que no puedo correr. Otro de los comentarios es que las personas no eran amables, lo que me pareció fue que estaban muy ocupados, y aprovechan el tiempo de bus, tren o transportación para relajarse con sus móviles. En los subways no cabe un alma, fue un impacto saber que todos decían de falta de tacto, o lo atropellante que son…, mi experiencia como persona discapacitada fue todo diferente son los jóvenes los que siempre me ofrecen ayuda, sus asiento y un gran, etc. En una ciudad donde todos van de prisa, creo que es importante decir que en un mundo hostil, encontrar con la sensibilidad, y empatía en una ciudad la cual pintan de horror, da un giro dejando humanidad, visibilidad en un mundo, en donde la invisibilidad hace y deshace con las sensaciones humanas.

Eso siempre se agradece, es un hilo invisible que teje esperanza.

•A mis Sombras•

A la oscuridad de mis entrañas, a las sombras que me persiguen, porque no puedo decir que se fueron, les agradezco. mi poemario de la oscuridad está en todo su proceso con la edición. La gratitud dentro del pequeño poemario es todo hacia la oscuridad, hacia lo terrible de transitar dentro de un cuerpo (mente) enfermo. Las persecuciones espirituales, los insolente de torturar en nombre del amor, mi ser y a otros. La falta de lealtad hacia el compromiso propio, por las carencias innatas del alma. Esas transiciones a las que agradezco desde la humildad y el perdón que requiere perdonarse, para perdonar también los que no comprendieron la dificultad. Liberar lo que se aprisiona adentro es ~Jodido~, para que engañarse. No a todo se le puede poner una metáfora, e incluso hacerlo sería hacer carecer la esencia de un espíritu dolido, disfrazando lo fuerte que es… para no burlar a nadie, ni burlarse así mismo hace falta mucha valentía. Sobretodo mucho reconocimiento, aceptarse, dejar de pedir a otros lo que no eres capaz de darte, en este caso de darme. No me sanaré nunca y por suerte los especialista tampoco tienen muchas ganas de que eso pase y no porque yo les pague, porque no lo hago. Sino porque en el camino nos aprendemos mucho de la diversidad del ser, reconocemos cosas que se pueden ver desde una hipersensibilidad que quizás no sirve de nada más que para crear, y vivir el dolor extremo desde la incertidumbre. Todas esas sombras, todas esas voces, todas las que fui, pero más allá todas las que me falta de ser, para ellas va… con la necesidad afectiva de sentir el abrazo que nadie te puede dar. estás son mis palabras, y las que quedarán plasmadas en el poemario de la oscuridad.

Mi gratitud el primer tributo que le hago a el dolor, que me destruye y me construye en los instante subsiguientes.

•~…runas~•

(…) la caricia de sus palabras abre mis pétalos.

El elogio de su voz, se mueve con la música del viento.

Sobre un pañuelo azul descansan las runas, que enuncian las profecías.

Reboso el caldero con las semillas que desprenden nuestras almas.

Observo caer la esperma de las velas, en conjunción con la danza de las sombras.

•~…apetito~•

Efusividad en los calambres inesperados.

Encontré la saciedad de mis pliegues en el contoneo abusivo.

Respiración entre~cortada, borrasca de jadeos en mis adentros.

El instante apretujando mis ovarios, con el calor de su espesura en mi cuenco.

Explosión delirante nos acarició y nos quitó las ganas.

•~…oxígeno en el orbe~•

Se agita su orbe.

Fuera de su cuerpo no sabe lo que sucede.

Alcanza ver como su orbe se funde con la de otros.

¿Puede el espíritu darse cuenta de lo que sucede a las afueras del cuerpo?

Destellos de luz danzando al rededor, pareciera un ritual sagrado.

Sanación de almas que se pueden inter~comunicar de manera inusual.

Seres co~habitando sin ninguna explicación.

Sin la mentalidad puesta en lo correcto o incorrecto.

Energía trasmutando, ejerciendo el bienestar incomprensible para los seres humanos.

Manifiesto universal, oxígeno y plenitud.

Sin entendimiento llora lo que siente, como un acto de bendición.

•te lo aclaro•

No existe pasarela que aguante mi peso.

A mí, solo me sostiene la tierra…

No agito las armas, sino mofan mi espíritu.

La mentira no forma parte de mi repertorio.

No mezclo cuentos con realidad.

Tampoco refugio mi ser, en nada.

Descalcé la “Fe” que le tenía.

En su lugar puse humo…

Así recuerdo lo asfixiante que fue.

El fuego que hizo arder con su burla.

Esta apagado, las cenizas se esparcen.

Si se entrecorta la respiración y vomita tizna…

Ya saben lo que pasó.

Foto realizada por DJRR

•~vaci~arte~•

En ocasiones se inunda la piel.

Te encuentras erguido

aunque toda tu esencia está ahogada.

Ponerse a salvo es un giro de suerte.

Escuchas con atención el rugido del sismo.

Se hace camino al vaciarte

•~…bruma marina~•

Respira la noche embriagando su interior.

Esta noche los pies dejan huellas en la arena.

Sal en el paladar, bruma marina, espuma como destellos de luz.

Marejadas que van y vienen, la luna entusiasta en su fase creciente.

Los amantes haciendo hoguera con sus cuerpos.

Estrellas titilando entre los gemidos, hurgando más y más adentro.

~Noche de lluvia~

Caen gotas frías

sobre las grietas de la tierra.

Las hojas danzan

con su sonido…

¡Bendito instante!

…sonríe la frescura

al resbalar en ellas.

Melodía celestial

derramada en los surcos.

Corrientes de viento

susurrando en la cúspide

de la montaña.

Gélida lluvia estás vistiendo

esta noche de blanco y gris.

Húmedos latidos,

son una gentil ofrenda hacia la vida.

•mutando•

Sigue mutando mis palabras para tener su página llena…, usa la inteligencia de la que haces alarde. Sigue viendo aunque insulte entre~líneas. Una batalla que solo está en su mente. Insulso intentas mendingar a tus nuevas crías, para rellenar líneas entre~medio. Aunque ninguna es tan tonta ~ o lista~ para caer a diario en sus dosis. Te soportarán lo justo, que no es sinónimo de suficiente. Sintiéndote con poderío de insultar sólo muestra su pequeñez, su poca cordura y lo que dije siempre la burla que hace…, es el poco respeto que siente hacia las demás vidas.

•…mani~comio•

Me llamaron del aquelarre, parecía una reunión de improvisto. Aunque todos sabían que el gran amo estaba sacudiendo los cimientos de la tierra con su mordaz furia y con su deslealtad. Todas las marcadas por su fluido blanco teníamos que acudir, su mal nos hipnotiza, nos llena de fortaleza. Hemos rugido el dolor que nos confina a su servicio. Mordemos la sabiduría de su lengua, estamos a la merced de sus poemas y a la beldad de su rostro. Él nos recuerda cada uno de nuestros pecados para enriquecer su estadía, entre los vivos. Nos hace suya de manera violenta, luego nos apacigua dándonos a escoger a quien poseer. Le aturdimos los sueños los embriagamos de lascivia, para entonces devorarles el alma. Se sirve en copas finas la sangre del que muere, de abandono y locura en los confines del manicomio.

~retoños~

Estuve acariciando la tierra húmeda.

Susurra cuando las semillas germinan.

Cuantos retoños vienen en primavera.

Es increíble como nos nutre…

Todo esa vegetación ofrendando el oxígeno.

Me sentí una diminuta partícula en este…, multi~uní~verso.

•~…sorbía~•

…sus besos desmedidos.

Arrasaron con la cadencia

de mis caderas enfurecidas.

El licor de su saliva

embriagando las entrañas.

El vaivén de las olas

aferrándonos.

Cada embestida

más vehemente que la anterior.

La brisa me mordía el cabello

y él me sorbía los gemidos.

Incrustada en su pecho,

mis vértebras crujieron…¡Lujuria!

~•…enigma~•

Pueden salir sus manos desde el infierno.

Su boca está llena de musarañas.

Lleva la muerte en sus latidos vacíos.

Por sus arterias y venas no fluye el torrente.

Sus neuronas mueren de apoco en soledad.

El verdadero misterio se haya en su alma…, sin descanso.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑