•…discapacidad físico y mental•

Lo que he venido aprendiendo desde mi impedimento físico, y mis trastonos mentales.

(. . .)

Nadie sabe los sentires de otro ser humano, no conoces sus errores, sus aciertos… lo que le escuece por dentro. Ni lo que los libera del dolor físico o emocional. La mente es un complejo acertijo. Un laberinto al que te adentras, y no siempre sales ileso. Para muchos puede ser estar frente a un mar bravío, o parado en un abismo. Por suerte…, muchos no conocen el desconsuelo del “alma”, o la insatisfacción de la misma. O incluso nunca atraviesan la inseguridad de no amarse lo suficiente o los desprestigios que persiguen las causas de algunos trastornos mentales. Imágenes malformadas, histerias, vacíos existenciales. Incongruencias del espíritu herido. Amarse es un trabajo arduo, un compromiso constante. A veces, se camina por un campo minado, o simplemente a ciegas, sin enemigos aparentes cuando todo está en el control o más bien el descontrol de la mente. Es difícil, no imposible. Es duro aunque si consigues un pequeño avance te abres a las posibilidades de sentir satisfacción. No estamos en el cuerpo, en las emociones de nadie, tratemos de respetar el proceso. La empatía siempre ayuda, y divide menos a las personas. Mi proceso me ha enseñado lo invasora que he sido, e intento controlar los impulsos.

Gracias a los que han estado, y sobre~todo a los que se han ido, porque la pérdida siempre enseña mucho más…

Anuncios

•~Memorias para Daniel Dickson~•

Se escriben cartas bajo un árbol, o con el susurro del mar, también se escriben cartas a los pies de una montaña o en su cima. Se pueden escribir cartas en la intimidad de tu hogar… y algunas ocasiones muy rara vez; escribes visualizándote sobre una nube bien cerca del Cielo. A veces empiezas una carta con un; “estimado o querido, a quien pueda interesar” o simplemente le colocas de cabecera el nombre de la persona… Los nombres son como la energía misma, llevan la Esencia de la persona por eso al mencionar: Daniel Dickson o como les decimos los que con cariños los que le rodeamos Dani. Automáticamente mi ser lo relaciona su nombre con Elocuencia; Alegría, con Vida, Sabiduría e Inteligencia. Hay personas que marcan un ritmo interior como un compás, y esa es la Huella Eterna que dejan en ti… Se aprende de quienes admiras, yo he aprendido de muchas personas en esta vida, pero algunas tengo que resaltarlas en Mayúsculascon Marcadores de Colores… Daniel es un Ser Humano Increíble! Mis padres me enseñaron a quererlo, como parte de mi familia, también me enseñaron que, aunque son personas totalmente diferente, el Amor dispone buenas formas que entrelazan la amistad para siempre… ¡Gracias por la amistad que les has ofrendado a mis padres! La Tolerancia de Dani es otra de las cualidades hacen de él una persona Especial. Tiene la entereza para dirigirse a toda persona con el Respeto que se merece, tiene un Cerebro Privilegiado. Hablar con él es como entrar a una Biblioteca con anotaciones de frases y fechas destacadas. Es una persona rica en su interior, como un Museo lleno de Historia y Detalles Memorables, es una persona que, si no te abraza físicamente, te abraza y te sostiene con Palabras, con una Sonrisa, ofrece su tiempo a escuchar con atención. Su sentido del humor, y esa forma de dirigir las emociones hacia lo Positivo es lo que yo llamo ¡Un buen Líder Espiritual…! de los grandes de verdad, de esos que con sus acciones te demuestra donde está la Grandeza del Espíritu. Alguien que se entrega al otro con una disposición sorprendente, pero todo lo de Dani es así Sobresaliente. Hay personas que las llevas siempre contigo, aparecen en un instante en tu recuerdo, y siempre sin importar la situación te arrancan sonrisas, buenos pensamientos. Judith su pareja es el complemento perfecto, ambos son Arte, lo que yo llamo tener Magia en el Alma, son mis mentores, pues siempre recuerdo con cariño sus Enseñanzas, el Amor que me han brindado siempre, desde una calidez que mi Ser jamás encontrará, sino es con ellos… Esta carta la escribo desde una nube, que me acaricia recordándome lo Efímera que todo puede llegar hacer…, que siempre se transformará distinta para inspirarme con la Gratitud que posee mi Corazón, con aquellos que Abrazan mi Esencia. 

¡Con Amor, Respeto y Verdad!

Aileen Rivera Lasso (Saudy) 

5: 49 am 

8 de diciembre de 2016 

~…danza de mis papilas.~ (ejercicio del recuerdo de un sabor)

Pepitas Negras sobre el anaranjado ocre

las llevo buscando desde mi infancia,

pero no las encuentro.

He tenido que perfumar mi agua

con polvos de colorantes

sabor azucarado que podría

provocar un coma diabético.

Nada parecido a tocar la textura

del fruto fresco.

…y ese olor, embriagante que prepara

mis papilas al gusto de perderme en tu sabrosura.

Amada parcha,

¿dónde puedo encontrarte?

Haciendo de tu enredadera un problema

para los humanos.

Mientras que para mí eras la sensación

amarga que hacía de mi niñez una danza gustativa.

~…Escribiendo memorias~ (ejercicio de práctica)

~Carta a mis multitudes~

Me encontré con la niña que fui, la reconocí afligida, distraída en su mundo. Allá donde el desconocimiento y los espíritus de la soledad la rodean. Comprendí el porqué se a islaba en sus fantasías. Esa niña le temía a las personas, pero se adentraba al monte o al mar. Ir a la escuela y congregarse era una tortura de la cual no podía escapar, más allá de sus ríos de lágrimas. En su mente nunca se detenía a pensar algo en concreto el mundo le oprimía. Como si el bosque le contara y le sanará su niña herida. Sus seres queridos trataron de comprender las diferencias de un mundo inusual, al cual no podía explicar. El recuerdo es como si caminara por una casa embrujada donde todo asusta. Sus seres querido empezaron a adentrarse al bosque y a la profundidad del mar, para comprender aquello que le comunicaban, mientras el lenguaje de la niña que fui, era incoherente con el mundo. Todo insistía en que debía despertar. Empezó a relacionarse de manera equivoca, desde el coraje y el dolor. No comprendía nada de su entorno. Había un ogro que le ocasionaba daño físico, su mente daba vueltas en círculos trataba que otros niños la quisieran, si o si… a su forma algo se violentaba al sentir un no.

Ella no podía leer, escribir como los demás, no había recreo. Tenía que esperar al fin de semana, para correr por el monte, y volver hablar con las hadas o esperar ir a la playa a comunicarse con las sirenas. En esos momentos esa niña, era feliz. La hada que le trajo al mundo a veces perdía la paciencia, aunque como todo ser mágico entendía que tenía que intervenir, creando dos realidades para simplificarme el camino. Así que hizo un plan; por las tardes empezó ayudarle a construir historias imaginarias, cuantos que solo quedaban entre ellas… La vida le exigía que tenía que crecer aunque no lograba comprenderlo. Los días pasaban llegó la adolescencia se negaba a mirar a fuera, todo lo que hacía era vaciar su cuerpo en si misma… Buscando que los seres que vivían en su mente fueran reales. Entre la niña, la adolescente y la mujer sigue existiendo similitudes. La necesidad el amor profundo en su ser. Ese que le prometieron los duendes y los seres místicos.

Años más tardes se refugió en la comida, luego en el internet creyendo que la conexión espiritual entre seres interconectaba a las personas. Vivió y vive atrapada entre su cuerpo y su mente. Enfermó sigue mirando por el agujero el mundo externo le sigue doliendo. Quiere encontrar una conexión entre la mente y alma. En busca dentro de esa fantasía a la que ha estado sumergida esperando que los espíritus que intentan protegerla encuentren el camino para que su cuerpo tenga el equilibrio de su propia humanidad. Allí donde la plenitud algún día se reencuentre de una manera más amena con todas las multitudes que he sido y seré. Con la esperanza de encontrar la sabiduría de mis ancestros para tener un viaje como siempre he querido en amor y serenidad. Sigue siendo un mundo oculto y sombrío vagar por ese recuerdo excepto cuando se reunía con lo natural.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑