•se encontró•

Empañado el espejo al otro lado se escuchaban alaridos. Intentó meterse como en los cuentos cruzar el portal, su ancestro siempre le repetían que los reflejos eran ecos, que en vez de sonido emulaban lo que era. Pegó fuerte al ver que no podía despejar la niebla, se rascó los ojos con furia, percatándose que ahora la visión era borrosa. Hizo más guerra despotricó contra todo los Santos y seres que recordó. Solo se quedó la repetición de lo que maldecía. Le dolió la cabeza no podía recordar nada ni ver, se le había pegado el bucle del pensamiento. Tropezándose con todo intentó volver al espejo, lo consiguió esta vez pegó con más fuerza con la cabeza, se le incrustaron pedazos, y mientras se desangraba en plena agonía visualizó lo que nunca fue capaz de ver de sí…

Anuncios

•Imaginario Nefasto•

A los quince años, le salió una protuberancia en el vientre. Con el tiempo se fue formando más claro, no era un tumor. Era algo amorfo, aunque parecía tener vida; sentía, hablaba… Exigía, nadie era testigo de las maldades que le proporcionaba; le mordía los órganos. Ella, de apoco se moría en agonía, se había enamorado de su verdugo.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑