•Síndrome de Estocolmo• ~participación en concurso literario~

(. . .)
Entristecida en las ataduras y dominio
que azotaba su lengua sobre mi piel.
Cada día el agravio era más punzante,
desgarrando el sutil sentir
que alguna vez emergió de mis entrañas.
Oscuro y turbio
Oscuro y turbio
… desmerecía los destellos de mi mirada,
empujando mis emociones al pozo,
me volvía más prisionera de sus maltratos.
El día que cambie mi sollozo por risa,
empecé a enamorarme de las despiadadas
pesadillas que me hacía pasar.
Rogaba libertad a base de mentiras,
lo perverso me podía.
Fingía cuando me azotaba
que sus daños aún me dolían.
Mientras que en mi interior celebraba.
En mi mente repetía…
Oscuro y turbio
Oscuro y turbio
Me habitaba el descaro
todo un baile infernal,
y las ganas asiduas de sobrevivirle,
no existía gusto sin sudor y sangre.
Me hice adicta de la sal
cuando destrozaba mis labios.
Mi opresor se debilitaba;
a mi la rabia, el odio, junto con la demencia me crecía.
Le veía llegar rápidamente empezaba…
Oscuro y turbio
Oscuro y turbio
Me urgía sufrir y
derramar mi potencia en líquidos…
Renacía  obtusa y ruin.
Le arrullaba con melodía eufórica;
Oscuro y turbio
Oscuro y turbio
Su perdición empoderaba mi mundo,
le vi acongojado entre mis carcajadas,
y susurros en los que entonaba;
Oscuro y turbio
Rindo homenaje a su muerte,
porque hace algún tiempo atrás,
fue la dicha de mis lamentos.
Anuncios

•Subordinada por el enigma•

Años siendo cuenca de su semen.
Tragando espuma, veneno que
hacia hoguera en mi vasija fértil.

El odio agrieta, y deja el alma inerte.
Porque los demonios al morir adentro,
se vuelven zombis en las entrañas.

Renacen aturdidos,
entre lo clandestino y fugaz.
Con el tiempo carcome los huesos,
el tuétano queda seco.

Se pude escuchar los alaridos
de los pequeños seres que no lograron cruzar,
sin contemplación, pérfidos de un mundo incierto,
pero que aun así, sigue siendo poderoso.

Los ojos eran tutela de lo violento.
Acertijos desequilibrados,
nos mordíamos los labios
bajos risas sangrientas,
tal cual culto satánico.

Locura adherida
desmedidas de un sentir
cruel al que lo adentre.
Al final, no son los otros…,

¡Soy yo!

Hija de Satán que reniego
la existencia de lo glorioso
por tener todos sus hijos,
podridos en mi interior.

He parido la furia siniestra del desasosiego,
la amargura del desprecio,
las habladurías de su lengua nociva.

Las burlas que arroja sobre mis cicatrices
escupiendo hiel en mi espalda.

Todo su ácido me consume.

Quiero que quede claro;
a sus malditos pensamientos me entregué.

Soy la furia disfrazada de mujer.
Soy la perversidad con antifaz de amabilidad.
Soy la perra que lamí su miembro por décadas.

La que bebió de su saliva, y viajo en sus vaivenes,
sobre su pelvis cabalgue hacia la perdición.

Mi virginidad se bautizó en sus aposentos,
blasfemando las palabras divinas mientras
me clavaba el puñal en el que ardíamos.

Me arrodillé a suplicar clemencia,
con desprecio me condenaba al silencio ciego.

Sollocé la arrogancia abriendo
mis penurias frente a su ser,
para darle el placer de verme vencida.

Fui la sierva de un peón con miserias en el espíritu.

•Sin querubín•

No viene al mundo entre ángeles, aunque esa noche se escuchaban aleteos. Provenían de las gárgolas con sus pezuñas rasgaban los cuerpos de los dementes. Los mismos que decidieron danzar una noche sin luna, con matojos extraños abanicaban las vaginas, de seres mutantes. No parian criaturas sutiles, ni especies conocidas. No caían copos de nieve, eran trozos de carnes congelados. El olor nauseabundo acompañado de alaridos, con la ironía de un festejo celestial. Cabellos finos igual que alfileres, venían con la ventolera dejando ciegos a todos. Llegué a la tierra riéndome con la tortura en la lengua, la desdicha puesta en la copa de la maldad. No vine de Querubines. Me habita el horror del necrópolis. Bebo la sangre del delirio de los temerosos, me acobijo con su angustia. Crece el calvario y le hago el desamor a la impaciencia que lo complace. Hago pirueta entre los infieles muertos.

•Estancia•

Despliegue del cuerpo,
instante de lo etéreo.
Manjar, geometría deformada.
El peso de unas horas ausentes.
Extraviada en un mundo peculiar;
la duda, el desgarro.
La estancia de las pesadillas.
Treinta y tres horas de un coma
parcial, luchando en volver o quedarse.
Estrangulada,
un registro de lunas ausentes.
Gritos ensordecedores en un alma muerta.
De humo la lengua, marañas entretejidas.
Austeridad del desahucio
implícito en el cuerpo
errante de caricias.
Los labios entre abiertos
sin palabras encajadas en los dientes.
Dos huecos en el rostro, ya no existe pupilas.
El parásito se ha comido el minúsculo cerebro
que suscitó tanta guerra.

•A mis Sombras•

A la oscuridad de mis entrañas, a las sombras que me persiguen, porque no puedo decir que se fueron, les agradezco. mi poemario de la oscuridad está en todo su proceso con la edición. La gratitud dentro del pequeño poemario es todo hacia la oscuridad, hacia lo terrible de transitar dentro de un cuerpo (mente) enfermo. Las persecuciones espirituales, los insolente de torturar en nombre del amor, mi ser y a otros. La falta de lealtad hacia el compromiso propio, por las carencias innatas del alma. Esas transiciones a las que agradezco desde la humildad y el perdón que requiere perdonarse, para perdonar también los que no comprendieron la dificultad. Liberar lo que se aprisiona adentro es ~Jodido~, para que engañarse. No a todo se le puede poner una metáfora, e incluso hacerlo sería hacer carecer la esencia de un espíritu dolido, disfrazando lo fuerte que es… para no burlar a nadie, ni burlarse así mismo hace falta mucha valentía. Sobretodo mucho reconocimiento, aceptarse, dejar de pedir a otros lo que no eres capaz de darte, en este caso de darme. No me sanaré nunca y por suerte los especialista tampoco tienen muchas ganas de que eso pase y no porque yo les pague, porque no lo hago. Sino porque en el camino nos aprendemos mucho de la diversidad del ser, reconocemos cosas que se pueden ver desde una hipersensibilidad que quizás no sirve de nada más que para crear, y vivir el dolor extremo desde la incertidumbre. Todas esas sombras, todas esas voces, todas las que fui, pero más allá todas las que me falta de ser, para ellas va… con la necesidad afectiva de sentir el abrazo que nadie te puede dar. estás son mis palabras, y las que quedarán plasmadas en el poemario de la oscuridad.

Mi gratitud el primer tributo que le hago a el dolor, que me destruye y me construye en los instante subsiguientes.

~…cicatrices~

Las cicatrices en su cuerpo eran senderos turbios de una vida desdichada. Se alejo del mundo buscando encontrar fortaleza, sollozo con el bosque. Quién no ha conocido las riendas de la desgracia, sintiendo la oscuridad en el medio del pecho, donde nacen los respiros. Acaso existe un ser humano lejos de la lágrima que crece en un latido sublime. En alguna ocasión hemos caído sin remanso, ni alivio. Sin poder ocultar la sangre. Muchas ocasiones se anda con la sonrisa, como si fueran cosquillas en las costillas. Existen imágenes que no se pueden descifrar, aunque las mires, pues están llenas de podredumbre y desolación. Cuando el ser traspasa el umbral del dolor emocional y todo lo lóbrego acaba, nace la intensidad de volver a re~nacer. Cuando se están enterrando parte del cuerpo a la tierra, y los gusanos se empiezan a subir la piel, adentrándose por los poros es cuando todo resurge. No hay desolación mas grande que perderse de uno mismo. Querer a otros parece suficiente, hasta que el abandono, y los desacuerdos llegan, si lo diste todo hasta el punto de quedar sediento. Tendrás que buscar la fuente, y jamás caerá colmada de bendición sin rascar la demencia. El espejismo más grande es aquel en el que no puedes visualizar tu sombra, se tienen que agudizar los sentidos. Cuando los temblores no te permiten estar de pie, empiezas sentir parte de tu cuerpo que habías olvidado que existían. Al tenerlas que apoyar contra el suelo, y las paredes, te colocas de rodillas, pero te vuelves a caer. Crees que tienes garras en las manos, para utilizar la fuerza bruta. Al igual que haces para salvar a un ser querido, te sale la vitalidad, te sacudes el fango, te vuelves un salvaje de la sobrevivencia; te escupes sobre las heridas, orinas allí para dejar el rastro, y saber bien de donde has salido. Te paras sin armadura en plena desnudez de tus entrañas, no hay mejor momento para reconciliarse con el cuerpo, y el espíritu. Te prometes que tus cicatrices se volverán la potencia, aprendiste a ver la luz sin que se encendiera una vela. Avanzaste solo con el sentir aun cuando todo estaba denso y habitaba el desgarro. Ahora tienes la luz en tu tacto y la grandeza para no retroceder nunca más.

~•…visito a muertos ajenos•~

Photo by: DJRR

Paranoia, persecución mental.

Sacudidas, empujones hacia el abismo.

Misterio del quebranto…, fragilidad en el espíritu.

He sabido llorar con fe, y sin ella… dos mundos contradictorios.

Definitivo uno duele más que otro, he andado arrastrándome como culebra.

He suplicado, añorado, necesitado y también he dañado.

Ser víctima no es mi fuerte, porqué para tumbarme hace falta grandes artilleros.

Aún así, no niego de dónde vengo, de donde probable~mente, vuelva una y otra vez.

La batalla más grande la tengo en la cúspide de mis seis pies, entiéndase en mi cerebro.

Cada paso, pa’ alante y pa’ atrás a costado lo suyo.

Más allá de todo…, cuando nada queda mi gigante tamaño se vuelve diminuto.

Al salir de la oscuridad, lo primero que hago es descalzar mi pie “bueno”, para ponerlo sobre la tierra donde descansan los muertos.

No le veo sentido a casi nada, pero cuando camino entre los que ya no están, que a ninguno conozco.

Sintiendo ese eco…, de sus ausencias pues ya su tiempo pasó.

Me re~encuentro con algo, divino que me invita a intentarlo una vez más.

Poner el desastre en orden no es fácil, pero hay que ponerle el corazón a cada esfuerzo y a cada paso.

Agradecer a esas almas que desde el más allá impulsan a un palpitar, que muchas veces se rinde en la oscuridad de su habitación.

Me nace la gratitud, la belleza de ir…, a el contacto con lo natural, por los que ya se fueron, por los que se irán pronto y no tendrán otra oportunidad.

Respiro de la esencia de lo que fue y seguirá siendo la vida.

Sin restarle, nada a cada vida con la que no me crucé ,y con las que me cruzaré o jamás lo haga.

(. . .)

Photo by: DRR

•~…el arte de estremecer~•

•~…puedo asegurar, que no he tenido nada entre las manos, y aún así… que esto que se crece sin parar, espinas y cicatrices, puñados de aire, resisten el calor del aceite.

Arde el contacto de la lengua, con los labios… el manantial frente a mis ojos, el impulso del cuerpo beberle, zambullirse.

Cuando me aproximo un poco más, se deshace la alucinación.

Suspiro, un poco más profundo para aunque sea el polvo y las motas de pelusa que viajan por el aire, sean parte del respiro compartido, como notas de cariño las expulsas con fuerza…

Creyendo que por dentro hice Magia, ilusiones para sostenerte, como gata sobre~viviendo a la inundación.

Me subo a escaleras imaginarias, y baje de cabeza para ver si la única neurona que me queda se oxigena… reí al caer contra el suelo, enseñando el panorama que me hace mujer.

Veo a los que se infiltran en la vida de otros retratando con atención, expandí los pliegues haciéndole señas con el dedo del medio no sin antes relamerme… Lanzarme sobre ellos con la fuerza animal de una felina.

Gozando ver, correr la sangre, escuchar mis gemidos y mis rugidos enfurecidos. ~•

•~…esto dice así~•

Photo by Vestio

Pon el oído…digo los ojos.

(…)

Bueno ¿ya estás listo?

¿Para qué?

Pa’ hacer~me el baby…

Mmm, primero ve al doctor, pregunta si tu útero aguanta un bebé.

Okay, iré mañana.

Si dice que si, te mando unas inyecciones por FedEx, con mi esperma.

Le pregunté si con video incluido, para al menos gozármelo mejor… ya que no me penetrará.

Claro, te mando el video, si es que vas hacer la madre al menos que el vínculo se sienta…

Emocionada, dale, dale…

Dime Aileen, ¿cuántas veces has salido de tu habitación?

¡Ay!… no muchas…

Mmm, entonces todo cancelado,

no vas a tener un hijo mío en la oscuridad de tu cuarto…,

donde solo se refleja tu pantalla… lo siento, pero no.

La rabia me hizo deshacer todo lo que había comprado…

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•mis luces•

Photo by Vestio

…me aterra pensar, que mañana podría ser diferente. Observar y quedar inmune a la belleza que siento cuando le tengo de frente. Me da pánico pensar que no sentiré emociones que impulsen mis latidos. Que la oscuridad que perpetúa mis cadenas interiores ganen la batalla, corrompiendo todo mi entusiasmo por lograr pertenecer. Me cuesta asomar mi cabeza a un mundo que solo muestra o la perfección de los días, o la destrucción de ellos para engendrarnos el miedo a existir…, como si el dolor, la desolación, la opresión y la miseria humana no tuviera soluciones y revolución. Hace unos años, tenía el “power flower” pintando en mi esencia, no había forma que el positivismos, no marcara mis palabras. Lo volví una religión en mi… hasta que llegó la oscuridad; el desamor, la soledad, el dolor es un enjambre en mi alma más allá que lo físico. He sido muy ilusa, cualquiera que hable conmigo dos minutos, puede darse palmadas en el pecho, que puede ilusionarme, jugar con mi ser…, es muy fácil. Me niego a llevar máscaras, me niego a usar armadura, y me niego a crecer las emociones de un liberalismo e independencia que mi alma no puede… Lo he intentado… nadie puede decir que no. La sinceridad, y honestidad marcan mi territorio, como un animal salvaje marcando su zona. Me sumerjo en mi ser, descubro que es un mundo tan complejo, que no puedo lanzarle acusaciones a nadie. Porque cada cual estará en su proceso de descubrirse, de crecerse, de protegerse… es válido. Es necesario, pido demasiada atención, y demasiado amor. Aunque me acurruque entre cuatro paredes y un techo muy oscuro para seguir durmiendo, sintiendo que algún día tendré la potencia… pero la realidad es que me daré cuenta que dejé pasar todas las oportunidades, y toda la vida… porque siempre abono a sueños de otros, por no encontrar los míos. De la misma manera, para ser una mujer robusta, sólo quiero, luces que me adornen, no solo el día de navidad.

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•…apaga la luz•

Sagrado manto de la oscuridad desvistió los sentidos.

Danzar entre los tenues reflejos, hacer múltiples formas geométricas con las sombras.

Tragar el humo del aliento ese respiro audaz que incrementa el latido.

Sucumbir en la noche sin temor a lo que pueda desatar en el alma.

•Confesión repetida•

Anhelo de verdad poder disfrutar sin que me queme. Nos venden la frase de que “querer es poder”. Me parecen que no explican que no sirve para todo y menos para los sentires que involucran a otras personas. “El amor tampoco todo lo puede”… el amor también deja que las personas mueran. Siempre repito que cada ser humano llega hasta donde sus capacidades afectivas, físicas y psicológica le permite. Aceptar ese límite es “sano”, se supone que apacigüe lo que molesta en el interior, porqué se estaría dando al máximo dentro de la capacidad. Parecen consejos de auto~ayuda. Quizás me estoy tirando mi propio salva~vidas, uno que no aguantará mucho y se quebrará. No sé manejar la marejada de sensaciones y emociones. No se lidiar con el espacio tiempo, el desapego… me falta mucho. Siento que no avanzo, temo una recaída de esas que me apartan del mundo. Me llevan a una terrible oscuridad, más aislada de lo que soy… Si me visitara la fe, le pediría ayuda con mi madurez. Que me diera una tregua milagrosa, centrando mi sentir, para no lastimar, ni seguir padeciendo a la feroz hembra herida que me posee.

~…reconocer no basta, algo debe de cambiar muy adentro.~

•desahuciada por el uni~verso•

…se que nunca alcanzaré.

No puedo mentir me carcome el interior.

Todas las estrellas que iluminan tu camino han sabido reconocer su propia esencia.

Soy un asteroide sin forma viajando por la galaxia.

En algún momento me estrellaré, aunque ya he sentido la explosión noche tras noche.

Demasiada ambición poseen mis formas amorfas.

Observó qué…, no faltan presencias que van dejando huellas y difícil que pronto no estén dentro de tu órbita.

•Sad•

La tristeza me puede…

A veces quisiera ser una inconsciente, desmedida, no tener nada de valores, ni sentires.

Estos mismos que me agobian, que me hacen ver cosas quizás fantasías o fantasmas en donde supuestamente no existen.

Estoy cansada que me pasen por loca, por incoherente… como si el sentir fuera ciego.

No lo es…, lo hacemos ciego a conveniencia.

Lo que no queremos ver, o incluso llegar a intuir sin mucho esfuerzo.

Debo detener lo que me empuja al vacío, sin sorpresa alguna se que soy yo misma… por mis formas.

Cuando más necesito la ausencia me recuerda que a nadie le importo.

Recoger mis pedazos una y otra vez, con la esperanza de seguir creyendo.

Aunque algo muy adentro me dice no puedes arrastrar más… el lastre es mi espíritu herido.

Sin fuerza, sin aliento… vuelvo a intentar transitar la oscuridad.

La columna rota se aqueja sin piedad, el síndrome equina me ruge las entrañas, el maldito calvario me vive…

Y yo… sigo muriendo, demasiado aislada, con un poco de sustento caritativo, quizás sólo es… un invento más de mi imaginación.

•~Psycho ManueL~ ((gana la partida))

Me enfrento a un “Boss”, apostando que la vida es como un juego de video, que por más que muera volveré a revivir para darle otra batalla. Le cuento a ManueL, mis planes y me dice: ~que le diga a mi madre que se ponga el traje que le da la telaraña de mi padre cuando le echa un polvo, a ver si así se convierte en la mujer araña, y que yo… me agarre de los murciélagos de su cueva, para atracar todo lo que venga. Como Marvel está de luto, él quiere que le meta dosis de lo erótico, pues quedo traumado con la película de “Luciferina”… Me dijo; ~que la tenía dura…, le pregunté qué… y me dice: ~que mi cabeza siempre tira para la entre~pierna. Menuda inteligencia tu tienes… esa costumbre con lo del sexo, que vamos…¡ay, ay! Hago rabietas y me recalca que solo hablábamos de la almohada, que lo que sucede es que siempre lo quiero llevar al huerto a comerme su fruta madura… no te bastó con el maratón ayer de ocho horas, anda ve a desayunar… deja el cuerpo descansar. Aprovecha a mear, y de paso ahí sentada mira ver si te liberas de algo más… por si paso por ti más tarde poder tener menos toxinas. Me quejo, rabiosa y a la vez sonrío… dice: ~que tengo una bipolaridad que se ajusta a los que se me cruzan, por otro lado. Realza con entusiasmo que estoy aprendiendo aunque me estoy volviendo algo cabrona, que poquito a poco conseguiré cositas buenas. Cuando ve que voy cambiando el tono, me canta… “el tiempo que nos quede por vivir tú y yo nos pajearemos… ¡ahora no!, que acabo de comer”. Hago referencia vulgar a sus cojones, y él presume de que los machos allá en el Monte los tienen bien atados. Me adelantó sobre su publicación con nombre de otra mujer, como no digo nada, comenta cómo se nota que te estás tocando, que si no ya me hubieras dejado notar la furia. La sesión erotica ha sido suspendida, aunque te estoy provocando para meterte mi gusano. Es el anzuelo que uso para atraer, una vez vienen les hago un piercing en el clítoris y se quedan para siempre. No te enfades no te pongas celosa que te tiro un pedo. Le hago halago de que me gusta como narra…, ManueL tiene una manera increíble de ser espontáneo así que me responde. “…yo narro, porque tengo mucho recorrido por el mundo por eso he de narrar. Tengo tanto que si lo acoplas almo~narras, es que tengo tantas almorranas, cosa que no es lo mismo que el culo de un mandril con el ojete velludo y rojo. El mío está rojo, pero sin pelo… de narrar, narro algo… también es cuestión de leer en voz alta, que no es lo mismo que amarrar, porque si amarras a alguien lo estás atando y si lo atas y tienes látigo ya sabemos por donde van los tiros. Un poco de Cruella de Vil, coges un hacha y empiezas a cortar cabeza y será la masacre de Texas… entonces narrar me gusta un poco, sobre todo narro en la intimidad. Tú, ya sabes ahí con los aceites corporales según van deslizándose por las rodillas y llegan a los dedos…, y dices ¡ufff que me resbalo! Todo es un mundo, un condón gigante donde nos metemos y nos preservamos para el futuro. No soy narrador, soy trovador y toco la puerta (toc, toc) hay alguien… soy yo”. Así, se despide ManueL, tremendo Cabroncete que huele y hurga en las bragas de su suegra, porque dice que son más pequeñas que la de su hija, así se estimula para meterlo.

•Preñada de miseria•

Le escribí al dolor que aguarda en mis paredes.

Al resguardo de unos sentires insaciables, a el cúmulo de mis tormentos.

Frente a la gloria de mis pesares, me rendí.

Sin que exista la posibilidad de grandeza para un alma defectuosa.

No quepo en un mundo tan grande, sin embargo me acobijo en un cajón limitado.

La luz exterior me deja ciega, vuelvo al cuenco, a la grieta de mis adentros.

Sangra el delirio de una mente corroída por los designios de una creación…, que no supo enviarme armoniosa.

No señalo con el dedo las maldiciones acuesta, porque dice el empoderamiento, la psicología que todo está dentro de mi.

…y adentro solo retumban los ecos quebrados, la ansiedad, los espíritus encerrados, no encuentro donde abrirle el portal de mi ser, para que transiten.

Entre la psicosis, la fantasía, el creer y no creer.

El amor está manos vacías… así vibra mi vientre, a puro desgarro desprendido de no tener ovarios suficientes para hacerme de valor.

En el silencio y el ruido se jamaquea mi tornado.

Sigo estando sin estar, preñada de miseria, sin esperanza.

~vacía~me~

( . . . )

Quítame toda la sangre.

No quiero sentir más…

Demasiado dolor atravesando.

Pasar los días durmiendo esperando el final.

¿Dónde crece la misericordia de Dios?

¿Cómo se atraviesa la tempestad con regocijo?…

¿En dónde se consiguen los desapegos, del “yo soy”?

¿Cómo se separa la desgracia ajena con la cercana?

¿Será posible que a los demás realmente no le duela, sino es en su propia piel?

No entiendo como funciona la psicología…

Ni comprendo la hermandad de la iglesia…

Ni el compañerismo que clava nombres de insultos en las espaldas.

No comprendo quién niega la palabra, la mirada, la caricia, la calidez, ni el que desprecia sin razón.

~…clavo en el corazón~

El siniestro embate de los Espíritus te posee.

Solloza tu alma inquieta… ves la bruma escurriendo por las paredes de tu particular encierro.

Te cocieron la boca, sin embargo cientos de bocas en tu interior te van comiendo por dentro.

Te quitaron las manos y los pies aún así…, te mueves, te arrastras y pegas cabezazos.

Te pusieron un clavo caliente y mohoso en el corazón cada ciertas horas le dan vuelta.

Te arrancaron los ojos aún así lloras, las lágrimas del alma; son más densas que las externas.

~…des~caro~

¿Qué hay al otro lado del silencio?

…nos desprende lo fugaz, el desánimo

de la insolencia.

El mismo despreció disfrazado de amantes.

Esos muros susurran historia imprecisas.

Sería arrogante decir que alguien comprende.

Es indescifrable la angustia contenida.

¿Quien supera la angustia y la desolación

es héroe de su historia?

(. . .)

¿Pero quién le puso los honores?

¿Quién pasa a tu lado, se detiene a arrullar

lo desconocido?

¿Quién está cuando tu mundo está en quebranto?

Eres capaz, de bajar y subir la mirada

frente a un cuerpo, juzgarlo, marcarlo,

maltratarlo.

Ahora dime eres capaz de bajar el ritmo,

acercarte, sin decir nada.

¿Eres capaz tener una mirada contemplativa?

…, aunque la programación que te engendraron

en el cuerpo, te produzca asco lo que ves…

Dime:

¿eres capaz de tocar el cuerpo mal oliente?

Dime:

¿eres capaz de tocar la sangre recién salida de sus heridas?

¿De que somos capaces?

Cuéntame algo diferente de la historia,

que no sea el apedrear, el lacerar,

el sobrevivir, partiéndole la vida a otros.

Acércate… hazme daño,

pero asegúrate de hacerlo bien,

porque, yo no soy la excepción a la regla.

Te lo traduzco, para los invencibles e imbeciles.

Si quedo con vida…, Haré lo que sea para subsistir.

~…oscurece~

Está oscureciendo, y llega a mi mente tu recuerdo. ¿Como estarás en tu mundo oscuro? Hace algún tiempo hablamos, me sacaste auténticas carcajadas en medio de mi dolor. Ambos sabemos, que nuestros encuentros tienen un aire de todo lo oculto, un lenguaje inédito. Tú me lees los deseos, tu cuerpo resopla sobre mi visceral sentir. Aunque ambos sabemos que no podemos deslizar nuestras rabias, sobre nuestra piel. Ardemos con el verso mordiéndonos las emociones, tu mundo opacado por estar ciego y el mío limitado por mi columna. Bello instante donde nos olvidamos de las verdades y nos decimos mentiras. Cuando jugamos a escribirnos historias, que derriban la realidad. Me apretujas por la cintura de mis placeres, me comes la boca muy lento, al ritmo de tu música. Perforas mi metáfora y la hace tuya… porque al final. No tengo más qué… la fantasía, y el placer de llamarte amigo.

~Nuestro terreno…~

Un mundo infame al que pertenezco y perteneces. Ésta basura, donde todos juegan con los sentimientos. Usas la mentira como arte abstracto, defines las formas que mejor te parezcan e interpretas… Escoges a tu víctima, el más débil, siempre es blanco fijo. Estamos en la mirilla del franco tirador, ese que se trepa en los techos y bajo su mira cree tener el control, por eso duerme poco, su mente no descansa y siempre salta al menor ruido. Se confía de las voces serenas, de las risas a medias y de las miradas perdidas. De quién busca refugio y anhela compañía sincera. Siempre corre por arriba manejando el terreno, sabe dónde y cómo encontrar, le gusta el olor a cadáver… Se entrena matando en la selva, corre por los montes y duerme en las cimas o en lo alto de los árboles. Mata los grillos porque le molesta e inquieta el sonido le quita concentración. Necesita comer los gusanos que da la carne humana, cuando se va deshaciendo. Disfruta desmembrar, aunque agradece que siempre es el más fuerte. Pocas cosas le sorprende, su rostro, sus palabras y su mirada demuestran seguridad. Aunque muy en el fondo también vive aterrado. Tiene sed de almas nobles, porque jamás podrá respirar correctamente con tanta maldad en su mente. La genialidad, aturde a los que la poseen, se aburren, nada les parece extraordinario. Las emociones le duran sólo el instante, que saben que tienen una buena presa para joderle la vida. Algún día, éste espíritu que condenaste y mataste, poseerá otro cuerpo… Y cuando creas que vas apuntar y lanzar, te cortaré el cuello, te miraré a los ojos, te los arrancaré, luego te besaré robando tu último aliento y te diré al oído; ¡Cabrón, me enseñaste demasiado…!
Simplemente Saudy ~_~. 
20 de julio de 2017 

~…desgraciada~

…para mí, no hay amor.
Me condenó, la condenada.
Me maldijo los tumultos
de mis carnes, robando
la inocencia de mis pliegues.
Tomó de mi corazón, lo puro
lo escupió y luego lo vomitó
sobre mis placeres…
Congestionó mi mente
de gusanos y larvas que consumen
mis Neuronas.
Siento agujas por todo el cuerpo.
Ardores por todos mis poros.
Soy una infeliz, y ella lo sabe.
En estos días volvió a robar~me…
El brillo que alumbró, mi mes de Mayo.
Se metió por los huecos Almicos
Me sacudió para mal.
¡Maldita sea! …la debilidad.
Su voz, perdura dentro arrañando
lo sutil de una “Voz Noble” que me envía
a Vivir~me
Mientras que tú…
Muerte me sigues castigando
a la desolación.
¡Déjame en paz! No me nombres mas…
Permite que avance, si al final tu desgraciada
ganarás sabiéndo~me; desdichada, oscura.
((Mal~di~ta y Ro~ta)) …por siempre!

Simplemente Saudy ~_~.
14 de junio de 2017

•~de Mal~•

~De~Mal~Entiendo~ ó ~Mal~Entendida~

Estoy hecha de una estrofa in~conclusa.
De una fractura… Confundo las palabras.
En mi caso es mejor, tener~me de lejos. 
Me gusta la profundidad, pero mi forma es abrupta.
Lastimo a otros, me faltan filtros. 
Hablo de amor y se siente violento. 
Algunas sensaciones, las he llamado experiencia del Alma.
Y me dicen: 

~L~
~o~
~c~
~a~.
(. . .)

Tengo un magnetismo que hace que las personas me digan vendré… “solo: a veces”. 
Como si yo, tuviera tanto veneno en la sangre, que si les doy dosis demás los mato.
Soy un complejo viviente.
(así me dice mi hermano). 
No sé tener relaciones con otras personas, así que tengo relaciones con las palabras. 
Porqué hasta ahora no se pueden poner rebeldes y entrarme a pescozadas…
(a menos que cree un personaje violento)
Busco hacer un equilibrio entre mi fantasía, que es el mundo de Saudy y la realidad que es Aileen. 
(¿o será al revés?)
Pero entre ambas queda atrapada la palabra ~Fracaso~. 
Si me entrego… Me dicen que solo, me entrego a lo iluso, si digo: que Amo. 
Me dicen “que confundo el deseo, con el amor”.
Si digo; “que no espero que me quieran”, pero que no me gustan los rechazos de un inter~cambio de palabras, eso me rompe. 
Me cierran las puertas, a sus vidas. 
Definitiva~Mente. 
Tengo evidentes problemas los cuales no niego. 
Mi sentir, no es el sentir de los demás y no pretendo que lo sea…
Ahora bien, no me agrada que me descalifiquen del juego, por ser un punto; Inconexo, Maldito y Roto. 
Es lo que tengo, la joda con las letras.
Sin olvidar que los chupones o chupeteos, se conectan directo con la Fuente Universal… Para que la Vitalidad siga Fluyendo. 

Simplemente el punto in~concluso ~_~.
5 de mayo de 2017

Blog de WordPress.com.

Subir ↑