~Eco~

Todo se parece
un poco ha aquello vivido.
No se desprende el tiempo,
como tampoco las cicatrices.
Se complacen en convivir,
hasta el último día.
Todos somos un poco
de aquel con quienes hemos compartido.
Somos resonancia,
siempre nos quedamos con lo que nos sirve,
y lo que no…,
también nos ayudó para saber el límite.
Así qué…,
la desgracia también suma,
lo único que resta,
es el día que el cuerpo se detiene…
Dejando atrás el latido
que le dio existencia,
y esencia a nuestra vida.
Anuncios

•de largo y de ancho•

Photo by Aileen

Mis carnes le dan tres vuelta a su envoltura.

Mi tamaño lo deja a la altura de mi medio.

El tamaño de mi cabeza es el doble de la de él…

No voy a describir el tamaño de mis tetas en su boca, el morbo hará su parte en cada mente.

Aunque la gente nos mide por proporción, y no está mal…

Que tampoco se diga que por acomplejada le voy a tirar a la sociedad, que marca los estereotipos.

Lo que se ve bien, luce y gusta para todos, como una comida sabrosa.

El tema de “los sentimientos es lo que vale” esta trillado, aunque sigue re~sonando.

La vida nos cambia en cualquier momento, y si no tienes la cabeza y el sentir bien acomodado, no servirá de mucho las medidas que se tuvieron.

Al contrario pueden joder más… lo que no está bien es que nos marquen como ganado por las anchuras del cuerpo o las despropociones.

Vivir en la aceptación de quien soy no es conformismo es dejar de pelearme, pues cada situación vivida sobre mis pliegues han sido mi elección.

Se preguntarán qué tenía que ver el inicio y el hablar del tamaño de la envoltura de un hombre…, sencillo se juzga todo lo que es diferente.

•~des~aire~•

Nunca se escapa del otro, se huye de uno mismo.

No te defiendes del otro te defiendes de tus creencias.

No te paras frente a un rival, el otro es un ser como tú, tendrá un punto débil igual…

No somos el centro del universo, somos un pequeño punto.

Subestimar al otro siempre te hace encontrarte con alguna perdida.

Humillar al que te acaricia, ignorarlo no te da grandeza te la resta.

Dejar los espacios abiertos no te da verdadera libertad, si vives perseguido.

Un cuerpo no es similar a otro, ni el estímulo del intelecto, así que no menos precies la diferencia que te puede enriquecer.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑