•rasgando la muerte•

Desclavar el alma del cuerpo es jadear con la muerte.

Nombrar tres veces el desafío, anclar seis veces el cuitado corazón.

El respiro es un grillete que desangra la maldad de los adentros.

Torpeza en el latido…, que inútil anegado, y sordo sigue tras el viento.

Guerras entre los muslos magma calcinando todo a su paso.

Todo es un estado inerme…, sin triunfo para el cielo.

Anuncios

•Infectada•

Photo by Vestio

De la raíz más quebrada salió mi hoja, temblorosa, envenenada.

Los gusanos cerraron mi hoja, inmersa en mi dolor, carcomida por los ardores de los celos.

El pronóstico de vida era muy corto, y mi amor por el tronco estaba herido.

El veneno corría hasta las raíces, veía como enfermaba las horas y minutos que el árbol me podía ofrecer su respiro.

Elevaba oraciones pedía clemencia, a que mi hoja fuera como las demás, que tuviera frescura, elegancia en su brillo.

Que fuera capaz de desprenderse del árbol sin sufrir…, pero estaba poseída por la envidia.

El desamor me pegó hasta la médula.

En la lucha por estar pedí; que el Sol quemará mi hoja pronto, para ser disuelta, así volver a la tierra.

Quería pedir perdón antes de caer, quería deslizarme por aquel tronco, al que día con día admiraba.

El Sol, habló con el Viento e invitaron a la Lluvia…, para que todo pasara rápido, y así es como fui desprendida…

Me deslicé por sus arrugas, le besé con la furia de la naturaleza…, lloré, me gimieron los adentros, pero como hacía viento, llovía y el sol salió muy rápido.

Él ni se dio cuenta de toda la esencia que derramé.

~~~

•Fotografía colaboración de Vestio ~ con el amor más grande que puede habitarme te agradezco.

•No se puede huir•

Photo by Vestio

…esto que me está pasando.

(. . . )

Oscurece temprano en mi estancia…, y antes de que llegue el calor del sol, ya estoy atónita con el brío de un nuevo día.

Mis huesos resuenan tratando de contener mi estamina, mis cuerdas vocales intentan mantener el vibrato para emitir sonido.

Tengo los ojos vidriosos pidiéndole que aguarden las lágrimas, los temblores retumbando en mi feminidad al igual que los latidos acompañados de toda la humedad.

Estoy en una corriente de suspiros apretados, unos gemidos atorados en mis caderas, unos pulmones tragando savia.

Aprieto mi piel, mis poros susurran con toda la energía de mi interior le digo a mi cuerpo.

No temas al vaho… sostén un poco más toda la esencia, vívela, aunque del otro lado de mi…el otro cuerpo no sienta, ni quiera el encanto de mi ser.

Regocijo las células y los átomos que me forjan permitiéndome ser la mujer con las llamas encendidas.

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•Vuelvo al elemento agua•

Photo by Vestio

Mis labios obscenos

buscan deleitarse en su sal.

Inquietos hurgan en su piel,

en la envoltura de sus dotes.

Husmeo su cuerpo…,

inhalo el vapor de su ser.

Me revuelco en la espuma

de su densidad.

Mis manos se pierden

en la viscosidad de su virilidad.

Marejada fuerza femenina

de mis ovarios me vencen…

~~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•se deshace mi malecón•

Photo by Vestio

(. . . )

Aguantar dentro el torrente…, quema.

Aguardar en silencio corrompe la cordura.

Nací muda…con los años me hice de una voz tenebrosa.

Tanto sentir corroe las venas y quiebra mis huesos.

Necesito soltar el alarido de mis ovarios…

De tanto agarrarme me arranqué las pezuñas.

Tengo la grieta con el rumor de mis fluidos…

Fiebre acumulada en mis pezones, ardores en las coyunturas de la pelvis.

Estoy mordida por dentro de hacer resistencia, el dique está apunto de reventar.

El fuego me posee, los latidos me tienen esclava del deseo, las hormonas revueltas claman su nombre…

Mi tajamar se derrumba, aunque el tiempo lo vuelve sordo de mi…

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•Ritmo nocturno•

Manos sobre el vino, mojando la punta de los dedos… ~Sa~bo~rea~.

Te invito esta noche un rito de ofrendas, sagradas.

A desnudar los tules de plata, que visten a la luna…

Emborracha el sentir…, déjalo aturdido.

Ve hacia donde aúllan las mujeres salvajes.

Muéstrate en el centro…, perdiendo el control que sostiene tu virilidad…, déjate amar.

Sin la medida del tiempo… que los cantos de ondinas se escuchen entre tu cuerpo, y la danza de las hembras libres.

Re~tumban los tambores en la hoguera…

Selene está deseosa de brincar contigo.

~…de llantos y lluvia~

Adoro los días nublados, pero hoy no quisiera que lloviera.

Me viene lloviendo por dentro desde hace unos días…

Tengo un diluvio en mis ojos e inundaciones en el interior.

Me duele cada latido, y cada respiro, como si tuviera las costillas rotas.

Se me colapsa el aliento, las cuerdas me desconpensan las energías.

Estímulo mis capacidades extendiendo palabras de aliento hacia adentro…

El oleaje trae demasiadas algas, la lluvia mucho viento, y no tengo tormenteras que soporten el mal tiempo.

•~…Llamado de mi Svadhisthana~•

Mastícame la nuca con tu sabiduría, no pierdas tus ojos y tu cordura en bombones brincando y diciendo palabras vacías.

Cómeme con tu decir, sin interferir en los latidos que aun te sofocan el cuerpo.

~No estás muerto.~

El roce de una caricia… en tus brazos soy una flor de loto, abriendo sus mil pétalos para ti, emergiendo de la brizna que viene con el quehacer del crepúsculo.

Te esperan las caricias cálidas de un decir emocionado.

Alucinan mis piernas ebrias de las tuyas clamándote, hundiéndote en mi gruta donde renace tu espesura llenándome de tu luz…

PD. amoL, mi Chakra está girando esperándote…

~…mordida~

Photo by Vestio

A veces,

olvido que tu nombre

vibra en el contoneo

de mis caderas.

A veces,

el viento me recuerda

que tú eres libre y vives

como los ermitaños.

A veces,

llegan recuerdos

detalles grabados,

entonces tengo todo

lo que necesito para seguir

…,res~pi~rán~do~te.

A veces,

me muerdes el fruto

dejándome viva.

Foto colaboración de Vestio

~…infinita posibilidad~

(. . . )

vencer la guerra de un firmamento que titila oportunidades.

Abandonar el vivir soñando con un re~encuentro con las estrellas.

Deshojar las membranas de la tierra.

Arar todo riesgo de contención.

Liberar el dique que esclavisa los vientos de los amantes condicionados.

Hilvanar con las pestañas los delirios húmedos.

… enfurecidas entrañas destejiendo, creencias, mitos…

Seduciendo los adentros con las diversas ocasiones.

Ser consciente del acto puro, que divide las palpitaciones de su esencia y la mía.

~…des~enredada~

Vi caer todas las lágrimas sobre mi sexo.

Aproveché la humedad que corría por mi piel.

Desenrede mis dedos que buscaban su cuerpo.

La piel de mis muslos color canela brillaba.

Todo mi esternón tenía encajado su nombre.

Sensaciones (((entre-~cortadas))), aguardando,

haber si llegaba.

Te esperaba como el viento sublime, para que

subieras por mis vertientes.

Tenerte tan adentro, sin apretarte es una tortura.

Seguí el movimiento involuntario de mis manos

inquietas, sedientas de amor.

El tempo de mis caderas, junto con el gemir de mis cuerdas, alocadas pidiéndo~te…

~…(mi) naturaleza~

En un espacio tiempo…, a la espera.

Aunque mis ansias de mujer no son secretos que se guarden en el cajón de nadie.

Los encantos de mi divinidad florecen, no soy la entrega de cualquier jardinero.

Ni cualquier sol me nutre las raíces, mis pétalos necesitan más que una simple mirada.

Mucho más que un simple roce de palabras.

Quiero sentir la sombra de quién reclaman mis entrañas, para mostrar~nos la generosidad, y desperfectos.

La conjunción ideal será el instante en donde mis pétalos se abran para acariciar, el tallo de su fuerza.

Mi terreno húmedo se prepara para que germine~mos juntos.

~…pulpa~

Debajo de tu carne,

el misterio que me alumbra.

Encima de tu piel,

el vibrato de lo exquisito.

En los adentros los espirales

que nos habitan.

En las afueras el compás,

el gemido al unísono.

~Más y más adentro~,

se junta lo cálido,

el mejor instante para crecer~nos.

~…de raíz~

Mordiendo el germen de su esencia.

Germinó…, puedo recoger la cosecha.

En el huerto de sus placeres se abanica

nuestros encantos.

Es la melodía que rasga cada vértebra.

Nacen los sentidos de la certidumbre,

y se anidan los versos, con los cuales

nos hemos ido comiendo los labios.

~…lo que le acrecienta~

Te vi allí,

catador de instantes.

Me encontré con el olivo

que crece en tu amado

mar mediterráneo.

Escuché el gemido

de tus palabras…

Esas que aprietan

con sabiduría.

Tu lengua flota sobre

cualquier línea.

Es tu decir el que mece

al viento.

Tus manos desenredan

la curva, sin dejar ni un respiro

intacto.

~…siempre más~

Cuando observo tu cuerpo, frente a mi.

Mis pezones empuñan la sabiduría femenina.

Tu voz de estruendo se adentra a mis paredes íntimas.

Todo se hace sentir vivo…, así como la tierra hace florecer el vergel.

Mi grieta hace eco de tu ~((nombre))~, con anhelos de saborear, tu virilidad una vez más.

…cada vez llevar~te, más y más a lo profundo…!

~…innato~

…después de ti,

el ~Si~len~cio~.

Punzada inherente.

No desaparece

tu presencia.

Eres la fuerza

Vibrante emergiendo

En mi vientre.

Después de ti.

la espera del regreso.

Mientras tanto

me tatuó tus frases;

en mis ardientes

senos que te llaman,

e invita a que te quedes;

una noche más….

~…calar~

Forever Aileen

Huele a tierra húmeda.

Llueve delicioso,

~ pal~pi~ta~cio~nes~

agudas.

Las hojas verde; destilan

sublimidad cristalina…

Empapo las manos;

~Res~pi~ro~, ((vi~da)).

Esta noche bailarán

gotas sobre mi techo…

Nadie notará el gemido

quebrantando mi cuerpo.

…el desprecio del abandono,

estará penetrando mi alma.

~…llegar a ti~

Quiero llegar a ti.

Con las manos vacías.

Sin recuerdos.

Quiero llegar a ti.

Sin caparazón.

Sin ropa, sin maleta.

Quiero llegar a ti.

Sin gestos.

Sin palabras.

Quiero llegar a ti.

~Respir~arte~

A~sombrar~me

Quiero llegar a ti.

Libre de todo…,

de creencias,

de miedos.

Quiero llegar a ti.

Aprender a sonreírte.

A escuch~arte,

a abraz~arte

a habl~arte…

Entonces habré

crecido en el arte…

de am~arte…!!!

~…a ti~

Tú…,

que en tu cuerpo contienes tanto amor.

Tú…,

que cantas todas las baladas del mundo.

Tú…,

que conoces como llega la noche en cualquier continente.

Tú…,

que tienes en tu paladar el sabor de la espesura en todos los colores e idiomas.

Tú…,

que le sonríes al mundo, abrazas y entregas lo mejor de ti.

A ti…,

que la vida te ofrendó toda la belleza.

A ti…,

que piensas que el amor te dejo en cenizas, diciéndote; adiós.

A ti..,

ser hermoso, colmado de virtudes te digo: te espero…, con el tambor de mi cacofonía gritando cuanto… ¡te quiero…!

~…Humedad en la Selva~

By Vestio

(. . .)

Cada vez que la excitación llega a mis paredes íntimas, tu cuerpo lo siente más allá de la distancia.

Se te acelera el pulso con el vaivén incontrolable de mis caderas.

Arde el fuego de tus pupilas inquietas, las mismas que conquistan vidas.

Me sientes dentro, como las marejadas que te llevaron por años, a re~correr el mundo.

Mi ser está consagrado al tuyo, nos Bendice el bosque del tiempo.

Mis sensaciones; se abren son pétalos sumisos destilando su aroma delicado y Femenino.

Mis espinas se clavan en tu piel, en la cual me crezco en ti…, como enredadera Salvaje, cuidando tu entorno y la belleza de tu Alma.

Foto colaboración de Vestio

~…boscoso~

Me fecunda la noche.

Primores de mi vergel.

A mis orillas le rebosa,

la humedad…

Le he llamado en:

~Su ~su ~rros~.

Mi grieta abierta

se hace eco de

mi sentir.

Pálpito incansable,

alojado en mis

entrañas…

Ven llena de luz

y de saciedad

mi umbrío mundo.

…quiero sen~tir~te.

Muy a~den~tro…!

~…torrente~

By Vestio

El pálpito femenino

frotando las paredes

intimas….

Es el desvelo

de los pliegues.

Cosquillas alojadas

en la cuenca…

Selva incierta,

despierta del silencio.

Sinhueso tenaz…

Viene a sus cimientos.

Muros sólidos se deshacen

en el acto infinito.

Con el susurro del

viento y el fluir del agua.

Foto colaboración de Vestio

~…aroma de Hembra~

By: Vestio

Caminando…,

por la oscuridad.

Develando misterios

en la penumbra.

Encuentro con los…,

Espíritus del bosque.

La neblina,

la humedad de la tierra…

Ese olor que desprende

a Hembra hambrienta.

Los grillos haciendo

su escándalo.

El sonido de los árboles

estirándose.

La hoguera

de mi corazón imparable…

Cabalgata de emociones

y sensaciones.

El susurro de mi aliento

conjugado con el rumor del río.

Toda selva;

etérea, salvaje…, Femenina.

Compenetrada

con las raíces que dan

aliento a mi existencia.

Foto colaboración de Vestio

~…impetuoso~

Sentí tus labios caóticos sobre mi piel.

Cruzando el umbral de mi dolor.

Tu lengua vehemente de mi perversión.

Cáscara de nuez reventada en mi útero.

La espesura de tu ser; ~agri~dulce~

Clavando las espinas en la profundidad.

Vaivenes fuera de ritmo, lujuria inquieta

de tu verbo, y mis versos sin línea congruente.

Poseída, inducida al delirio de su decir…

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑