•punto•

Cesó el cansancio
que abatía su alma.

Esa es la riqueza
de los puntos finales.

Acaban con el martirio
de la incertidumbre.

Cuando ve en el espejo
reconoce la exactitud
de su grandez.

Se llama soledad.

Lo que no ha estado
no se añoras,
lo que no se ha tenido
no deja secuelas.

Volteretas de sabiduría
poder interior.

No podrás acallar la voz
de la intuición
ella siempre impulsara.

Anuncios

Blog de WordPress.com.

Subir ↑