•Robo al insomnio•

A negación de los encantos,

…viajo en esos pequeños instantes que él cierra sus ojos.

Cuando su respiración se vuelve acompasada con un diminuto ronquido, respiro de su aliento.

Sus ojos antes de cerrarse brillan más, una vez se cierran sus párpados blanco dejan ver el cansancio acumulado.

No dura mucho esos momentos, cuando logro robárselo al insomnio, podría jurar que es donde mis latidos se aceleran más…

Escucharle y verle relajarse, alimenta mi serenidad, la misma que le transmito cuando le beso los labios justo antes de que despierte.

Anuncios

~honestidad~

…se me acabaron las ideas para llamar~te.

No conseguí sorprender~te, ni entusiasmar.

En cambio tú, me has llenado la vida de risa y recuerdos Bonitos.

Siempre estaré agradecida, lamento no haber podido ofrecer algo tierno, que marcará un intento de Alegría y emoción para ti.

Todo lo que tengo tuyo, es sagrado para mí.

Tengo una sonrisa dentro de mi que no conocía, le puse de nombre de amor.

~Cartas para éL~ (…pestañear)

AmoL

…Lo que observo en tu rostro, que enamora mi ser.

Veo el paso de tu tiempo, la sabiduría añeja de tus labios.

Las arrugas del quebranto, la mirada que capta todo hasta lo más efímero con detalles infinitos.

Miro de cómo crecen tus vellos…, y esas venas que se brotan cuando algo te incomoda.

En el tercer ojo se te hace un espiral de líneas de expresión con ciertos momentos explosivos.

Hay cosas que me encantan de ti, que me niego a compartir~las, a decir~las.

Porque se que nadie más las percata…, y esas las hago mía.

(. . .)

Cuando te hago el amor con el pestañear de mis ojos.

Foto colaboración de Vestio

~…aprendí de la Naturaleza~

Durante todo el huracán permanecí con la ventana abierta, y fui viendo cómo los pinos, de la Iglesia que está en la otra calle. Se doblaban, se batían, parecía que iban a salir volando. Su altura los hacía ver imponente antes del huracán, pero durante el episodio, me parecían frágiles, veía como volaban sus ramas quedando casi sin ninguna. Nunca se partió su tronco, y esto me hace pensar en el amor, en estar enamorado… En Sentir las fuerzas naturales que baten en el conflicto por permanecer, por ser. No todo durante un huracán permanece, pero ellos que parecían débiles, esos pinos que llegaban hasta el suelo, y iban para todos lados… permanecieron, como permanece la gente que se quiere con el paso del tiempo. Como cuando te enamoras, eliges cada día estar, y nutrir… esos pinos quedaron prácticamente sin ramas, pero no fue la furia del acontecimiento climático quien los arrancó, se quedaron; después de varios meses, ya tienen ramas verdes…! Como las personas que se quedan, las que no huyen, las que de verdad quieren estar, abrazan en medio del desconcierto, de la tempestad, de la miseria…, porque la vida, pone pruebas, y los humanos también sabemos resistir, quedarnos anclados Tierra adentro…, y algunos saben Amar!

PD. ~ Tengo ramas muy verdes, estoy bastante alta y me sé mover en espiral, he vivido muchos huracanes, no me han arrancado, …y lo más importante, te lo repito… ¡Quiero permanecer!~

~Cartas para éL~ (Mi querido…, Mutante)

…cuando te acercas, tengo tensión en el cuerpo…, pasa un diminuto tiempo. Y, el torrente sanguíneo empieza su misión de hacer~me, sentir cosquillas…. Innatos Temblores se apoderan de mi ser… en cada ataque de risa se liberan mis feromona, efecto tranquilizante, re~corre por mi piel. El entorno huele a fragancia exquisita de mis adentros. Contoneo, de aquí para allá, en el calor de tu mirada, me saboreo cada pedacito de ti… ¡Te disfruto! …hasta cuando eres in~soportable. Cuando te vas; se quedan esas cosquillas corriéndo~me, de arriba a abajo de lado a lado. Quedo empapada de tu decir. Vivo impregnada de ti. En cada paso, en cada respiro, cada foto, cada palabra, cada chiste, te veo en otros seres, para no sentir tu ausencia, (aunque es un pequeño engaño), porque nadie es parecido… y tú, en tu re~corrido por la vida, has ido absorbiendo de aquí, de allá, te has hecho un Mutante de tu propia Creación, eso… ¡me encanta! Sudo tu nombre..., aunque parece algo tan simple, el trabajo viene desde la Esencia del Espíritu, y eso es arduo… como lo es … ¡Querer~te!

~…mordaz~

…la misma punzada que me lleva a ti, es la que me está apartando. Es muy extraño el mismo desgarre dice dos emociones diferentes… sin embargo es el mismo dolor. No se pone de acuerdo si agarra con más intensidad o libera. Me tiene agotada…. los cimientos de mi cuerpo rugen… Mis grietas cada vez más cuarteadas por el tiempo. Respiro, me adentro en mi… buscando esa capacidad que tengo de desdoblar, tranquilizar mis inquietudes, solo siento borbotones de sangre por la herida punzante… ¿y a esto le llamo ?

(. . .)

~…In~seguridad~

El peligro entre su cuerpo y el mío, es no ver el espacio tiempo… El contador del cual no podemos huir. Como abrir la puerta que encierra los destellos más hermosos del ser. Voltear y seguir andando, llenos de incertidumbre, sonreír~nos al ver~nos… Detener el efímero momento que no volverá. Si supiéra~mos que quizás será la última vez… Abrazaría~mos, la penumbra y la duda, de todos los momentos de los cuales no se puede escapar. Escribiría~mos la página de todo lo incierto e imposible. Con la certeza que el peligro siempre es querer más allá…

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑