•Infectada•

Photo by Vestio

De la raíz más quebrada salió mi hoja, temblorosa, envenenada.

Los gusanos cerraron mi hoja, inmersa en mi dolor, carcomida por los ardores de los celos.

El pronóstico de vida era muy corto, y mi amor por el tronco estaba herido.

El veneno corría hasta las raíces, veía como enfermaba las horas y minutos que el árbol me podía ofrecer su respiro.

Elevaba oraciones pedía clemencia, a que mi hoja fuera como las demás, que tuviera frescura, elegancia en su brillo.

Que fuera capaz de desprenderse del árbol sin sufrir…, pero estaba poseída por la envidia.

El desamor me pegó hasta la médula.

En la lucha por estar pedí; que el Sol quemará mi hoja pronto, para ser disuelta, así volver a la tierra.

Quería pedir perdón antes de caer, quería deslizarme por aquel tronco, al que día con día admiraba.

El Sol, habló con el Viento e invitaron a la Lluvia…, para que todo pasara rápido, y así es como fui desprendida…

Me deslicé por sus arrugas, le besé con la furia de la naturaleza…, lloré, me gimieron los adentros, pero como hacía viento, llovía y el sol salió muy rápido.

Él ni se dio cuenta de toda la esencia que derramé.

~~~

•Fotografía colaboración de Vestio ~ con el amor más grande que puede habitarme te agradezco.

Anuncios

•~Cartas para éL~ ((Vergel secreto))~•

Photo by Vestio

Querido brujo;

El secreto de mi cuerpo, no es que todos sepan que me tiembla mas allá de la entre~pierna con tu presencia.

Ni los fulgores que me re~corren con grandeza, ni saber que la lujuria grita en las grietas de mi cuenco.

El secreto va mucho más allá…, de las instancias que satisfacen la demencia de la piel.

Es cuando me quedo sin aliento…, si tu ser sufre.

Es verme imposibilitada contra la inclemencia de la enfermedad.

Es cuando me desvelo buscando solución a lo que te aqueja.

Es esa manera de respirarte cuando te duermes, y hablarle a tu alma con la pureza, sin máscara, sin orden específico.

Es cuando cada noche me acerco a besarte con delicadeza aunque sé que todo mi ser te abarca.

Es esa caricia que hago húmeda…, con el pestañeo de mis ojos heridos de tanto observar cada detalle de tu presencia.

Mi alma vive en el jadeo de tus soplos, según esté la fuerza de tu ímpetu, y los anhelos que tengas de vivir, rocías mi vida con toda tu esencia.

Sin saber si mañana volveré a tenerte, solo tengo la certeza que entre mis líneas, y mi espíritu siempre serás la eterna primavera.

~~~~

•Fotografía colaboración de Vestio ~ con el amor más grande que puede habitarme te agradezco.

•TOC•

En cada aliento se ha enredado su nombre.

El pensar es un arte, quien lo posee lo venera.

Transcurren los segundos y uno espera a ver si el sentir cambia.

En el interior se ha vuelto una mercocha de tanta humedad.

Este tiempo discurre muy lento, todo rueda casi detenido.

Se que nada me pertenece, ni tan si quiera estos latidos.

Todo se ha ido en la distancia, con las marejadas de los sentires.

La concentración es nula a menos que el objetivo sea de mi interés.

No hay detalle que pueda dejar pasar por alto hasta el mínimo movimiento de ojos.

El trastorno obsesivo compulsivo, está comiendo mi cuerpo en especial mis órganos vitales.

Es una enfermedad que germinó en mi corazón, y no hay cura, ni encuentro dónde frenarla.

Siento, percibo, veo…

Estoy consciente que no dirijo absoluta~mente nada.

•~…invocar seguridad~•

Photo by Vestio

Le pedí a los Espíritus que cuidan la tierra, que frente a mi casa crecieran plantas con espinas.

Que nadie pudiera tocarme, no quiero que el horror de los humanos despiadados se acerquen.

No quiero conocer los susurros colmados de mentiras, ni quiero ver el horror de sus actos.

Prefiero que la sabiduría proteja lo que resguardo en mis adentros, el llanto de mi ser puede servirle de nutriente a las plantas.

Anhelo que crezca tan alto, que haga una barrera entre el mundo exterior, y mi mundo interior…, así a asegurarme, nadie podrá verme.

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•~Cartas para éL~ ((tu aflicción…, es mía también))~•

Photo by Aileen

Mi bonito, Brujo;

Puedo sentirte en medio del silencio de la noche. Mi espíritu está inhalando tu esencia, siento e invito a mi ser a aguardar con sabiduría. Mucho me has enseñado, en este tiempo donde me sigues creciendo por dentro… Estoy enraizada al suspiro de vida que me ofrendas, en mis días de cero movilidad estuviste y sigues estando, aportando tu energía, tu alegría, aún cuando a ti te duelen, y las calamidades de la vida te pesan, siempre estás, dando el máximo. Se que lo que nos pasa tuerce los huesos y las emociones, nos tocó muy duro el encuentro en esta vida. Sin embargo, lo digo siempre, cada mínimo paso que puedo dar, esos días que el cuerpo me hace creer que tengo Salud, te los dedico, porqué tú me has dado una eternidad de risas, de cuentos, de momentos increíbles. Me has tocado tan adentro de mi esencia, que aunque la vida te llevara más lejos de lo que estás en el presente, estarías aquí en mis adentros… hice una promesa el mismo día que me llene de tu ser, que fue al conocerte… y fue no perder la oportunidad de que tu vida andará siempre dentro de la mía… Quizás no se entienda bien, esto se trata de complicidad de amistad, de lealtad a la belleza que es el amor. Al sentirse acompañado, a vivirse los momentos, los malos también… que es cuando más necesitamos saber cuán valioso somos… Existes en mi, y agradezco cada día que así sea. No pasa un día que no te diga hasta aburrirte la Grandeza que posee tu ser… Has vivido mucho y yo, tomo notas de ti, y guardo cada detalle tuyo, como si te me fueras a perder entre el tiempo y el adiós improvisado por la vida. Te sostengo en la energía que me vibra en mis ser con majestuosidad, porque los seres humanos que queremos se merecen para mi ese respeto y compromiso. Esa manera de entregarse hasta perder la cordura siempre sabiendo que todo lo bueno y del corazón es una bendición que enaltece lo mejor de cada uno. Te respiro con la existencia, te veo en cada fotografía, te veo en el mar, en la humildad, en lo gracioso, te veo en los frutos, en las noches, en las madrugadas… Tengo mi interior estremecido lleno de luces de colores, de dibujos que mi mano no puede hacer, de arte, de tus palabras…, las mismas que día con día me hacen ser parte de ti. Por eso cuando te duele y el silencio nos atraviesa, tu dolor también es mío. Quiero vivirte en todas las estancias, por lo tanto mi declaración amorosa siempre será, aquí estoy y… ¡te espero...!

Con amor y respeto,

~Aileen~

•Entre la hoja y la tecnología•

Photo by Vestio

Para interactuar con la naturaleza no necesito ningún adaptador.

Solo requiero del sentir…

Pero, para conectar con otros seres humanos, si necesito tecnología.

Me escondido en el oleaje del mar, en el bosque con la sabiduría de los árboles.

Le he temido al humano, aunque quiero confiar, entregarme, olvidar el bombardeó negativo.

El miedo se me ha alojado toda la vida en mi piel, y vuelvo a la soledad, a respirar del campo, a nadar observando los corales.

Adornarme con el sol, a escuchar los grillos haciendo concierto con los coquies de mi tierra, a cantar con la furia del viento.

Para conectar con otras personas necesito la tecnología, y las letras, así fluye mi espíritu con más Libertad.

Aunque el único respiro que le da alas a mis sentires siempre será el de Gaia…

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•La Bruja la tengo en el chichi•

Photo by Vestio

La voz que despierta mi consciencia me grita “no me toques el chichi que me vuelvo loca”…

La bruja que tengo en el chichi… me aletea.

Tengo los capilares y los nervios vivos.

Me está latiendo las entrañas, mis cimientos se han removido.

Salí del estado de letargo, me vivo las instancias del deseo.

Re~lamo mis pezones erectos, aunque me vean las puritanas que rezan en la iglesia de al frente a mi hogar.

Me siento con las piernas abiertas semi~desnuda y juego con mi feminidad.

Saboreo el aroma de mi esencia, celebro el poder sentir… que saliera mi cuerpo del estado de coma.

Pararme mover mis caderas, sentir mi pelvis me trajo a la vida y si me llaman bruja, que sepan que el fuego y el ardor empieza en mi chichi.

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•…en la cabeza•

Cuando te vas quedo a medio respiro.

Al parecer una parte de mi se acostumbró a respirar de agitada forma.

Un colapso neuronal, tienen mis sentidos, por la sobre estimulación de información.

Aún cuando no estás presente tengo tu ingenio dándome vuelta y jugueteando en la cabeza.

Tengo una danza en los capilares de mi cerebro y lo voy celebrando.

Saber que cada parte de mi ser, grita tu nombre debería darte una extensión de vida…

•Freak•

Photo by Vestio

Allí van mis letras…

Se apartan de mi, o yo de ellas.

Lo que se es que van como el tiempo deshaciéndo~se.

Allí van con un poco de cordura de aquellos tiempos.

La contrariedad siempre me acompañado bendita sean sus formas de habitar-~me.

Allí van mis palabras curvando las sensaciones.

~Filosas y peligrosas~ rondando la muerte y la vida.

Atrevidas e inexactas… allí van, como diciendo todo, y a la vez dejando el vacío inerte.

No sé qué estoy haciendo… no guardo nada mío.

Estoy guardando una vida que no es mía, como un gran tesoro…, esas letras y esas viviencias si están en el resguardo de mi espíritu.

Que cosas raras hace el ser humano.

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•~…de aire~•

Photo by Vestio

~…estoy llena de su aire, se bien que en cualquier momento puedo reventar~le en las manos. Desvanecer como el tiempo, ser un pedazo de algo que nunca se concretó…, y ser por siempre de un todo efímera. Se me puede ir el soplido de su aliento, aunque mientras lo lleve adentro flotaré por las instancias, seré parte del juego de la vida. Me veré inflada de la magia que poseen los globos…~

Fotografía colaboración de Vestio

•instinto innato•

Incontrolable.

El temblor de los labios.

El caldero de los ovarios ardiendo.

Fiera indomable, vertebras crujiendo.

Apretones inesperados, sudores.

Feromonas embriagadas en su rabia.

Latidos femeninos llamando…

En la apertura de la grieta, gemidos;

rasgando el inmenso sentir,

que va más allá,

de una batalla de cuerpos…

Viviendo la ansiedad, de la entrega misteriosa.

La misma que viaja de arriba abajo,

emocionada; efervescente, lujuriosa.

Es el fulgor de una mujer viva…

•~…melodía al vuelo~•

… me anticiparon

una pluma delicada.

Son caricias aterciopelada,

te escribo con la suavidad

de las nubes…

Con la misma que te beso.

El rubí que gira en tu pecho

se hace sentir.

Cuando reguardo mis alas,

en el cobijo de lo esencial.

~Palpito de mis suspiros~.

Mis labios no ocultan

que traen células de los tuyos.

Me bebí todas tus sílabas…

Cada día las sigo saboreando.

•~…revelación sagrada~•

Observar lo que tus ojos le atraen, es hacer llover adentro, inundar el centro.

Soy un diminuto punto de arena entre tanto universo, en la multitud de otros granitos de arena, formó figuras.

La humedad de la tierra sabe que vives en el fluir de los elementos.

Intento alcanzar lo que palpita, invento formas de llamar tu atención.

Te pido una y otra vez, esa sentencia de mi decir enamorado.

Geometría sagrada sin descubrir viaja por los multi~versos.

Mi espíritu enaltece el instante que se entrelaza nuestro tiempo.

•Sad•

La tristeza me puede…

A veces quisiera ser una inconsciente, desmedida, no tener nada de valores, ni sentires.

Estos mismos que me agobian, que me hacen ver cosas quizás fantasías o fantasmas en donde supuestamente no existen.

Estoy cansada que me pasen por loca, por incoherente… como si el sentir fuera ciego.

No lo es…, lo hacemos ciego a conveniencia.

Lo que no queremos ver, o incluso llegar a intuir sin mucho esfuerzo.

Debo detener lo que me empuja al vacío, sin sorpresa alguna se que soy yo misma… por mis formas.

Cuando más necesito la ausencia me recuerda que a nadie le importo.

Recoger mis pedazos una y otra vez, con la esperanza de seguir creyendo.

Aunque algo muy adentro me dice no puedes arrastrar más… el lastre es mi espíritu herido.

Sin fuerza, sin aliento… vuelvo a intentar transitar la oscuridad.

La columna rota se aqueja sin piedad, el síndrome equina me ruge las entrañas, el maldito calvario me vive…

Y yo… sigo muriendo, demasiado aislada, con un poco de sustento caritativo, quizás sólo es… un invento más de mi imaginación.

•~Cartas para éL~ ((Bendito ser))~•

A ti querido Brujo;

Por la esperanza,

el cariño y paciencia

con la que me creces…

(. . .)

No sueño contigo.

Despierto en ti…

Voy al igual que un girasol en busca del sol.

Me tuerzo delante de su mirada.

Igual que un ciego me guío por las vehemencia que hace el sonido de su voz.

Mis entrañas se alimentan del fulgor con el que capta la vida.

Tengo enraizado mi espíritu a los calambres que traen consigo su presencia.

Respiro a su ritmo, danza cuántica de giros impredecibles.

Un árbol pertenece, se arraiga a la tierra aguanta el clima…, la furia del tiempo, el desprecio de los hombres.

Soy una aprendiz de su estadía en esta existencia.

Sus hojas caen en otoño, me crujen las vertebras y sus colores me aferran a su tronco.

Esperar el invierno en la savia de sus asperas capas, me alimentan la fuerza de aguardar.

Trae el aroma a primavera metido en la juventud de su alma, tiene sus ramas colmada de respiros ajenos que lo invitan a seguir.

Sus veranos son la calidez que me crece por dentro, su gran sombra protege, es el sustento de mis ansias.

Le respiro…, sin que me quede una línea de su ser sin ofrendarle mi gratitud, y de este amor bendito.

Con cariño.

•Carnívora•

…me perdiera en la maraña de tus ideas.

Quisiera que me sirvieran un trozo de tu cerebro, no cuando estés muerto…, que me lo sirvan cuando estés ardiendo en emociones.

Cuando te doliera el sexo ahí quisiera estar, metida en tu virilidad, inmiscuirme sin reparo.

En ese momento que inventas una excusa para no herir, aunque termina sembrando la mentira.

Sería interesante estar en tu latido, si, si…, en ese que te incomoda, para saber la verdad de tu sentir.

En la exposición se muestra lo que más nos gusta, y nos acomoda…, pero me pregunto ¿cuál será tu plan?

•~…nieve contaminada~•

Copos de nieve embriagan mi ombligo.

Se acurrucan mis ovarios, contracciones in~exactas.

Puntos cardinales estallando…, guerras.

Latidos en colores enuncian que queda vida.

Escucho el suspiro del pájaro que emigra hacia otra tierra.

Debajo de las huellas, queda el lodo.

Cae la nevada… al derretirse sientes las ramas quebradas.

El magma te calienta las raíces del sentir, vuelves a resurgir.

•~…amor de vertedero~•

(. . .)

Trae consigo el olor inhóspito de la humedad, mezcla de lo podrido.

Estados en descomposición, aniquilando las esporas de los pulmones.

Pisadas seguras hacia el infierno, para acabar con el oxígeno sagrado del cuerpo.

Asegurar el aliño, con el cual cocinar los fuegos innatos del sentir fracturado.

Engullir la mafia de los sentires, el pecado sobre las neuronas cálidas.

Observar los vuelos de las aves negras, picoteando los restos…, ver la gracia de como se alimentan de pico en pico.

Polvo, brisa, sensaciones amargas; aún así el ~pal~pi~tar~ de los cuerpos sigue vivo.

Atendiendo esas células mutantes, agua estancada para saciar la sed.

En ese reflejo en el que puedes divisar, que el amor sea lo que sea, ó tome mil formas de espectro… te sumergirás… con esperanza de salir airoso.

•…desvincular•

Hueco abismal…

Arroja al vacío las bendiciones.

Le da cabezazos a la cordura.

Muerde solo cuando le apetece.

Penetra sin engullir la emoción.

Se sacude de cintura para abajo.

Sube su pantalón sin mirar atrás.

Macabro eco se repite una y otra vez.

Discordante compás tuerce el ritmo.

Trampero rompe los huesos ilusorios.

•~…sonido del alma~•

El espíritu…, tiene cadencia suena a lluvia.

Trae las esporas de la melancolía, impregnada en su mirada.

El silencio hace ruido ensordecedor de quienes rodean su hábitat.

Sentir y usar la empatía no siempre “sana”, a veces no libera.

Todo se escuece cuando observas al ser amado padeciendo sus dolores.

Quedar inmune para un corazón enamorado jamás será una solución.

Se inquietará, se sobresaltará hasta dolerse, porque quiere absorber toda desconformidad, si eso le abre la posibilidad de volver al sendero.

Cuando co~existimos en lo esencial, las incomodidades del otro también pasan hacer tuyas.

•A merced de las Sombras•

Vago entre las sombras.

He visto mi cuerpo encontrarse con las personas, sin embargo no estoy presente.

Deambula mi sentir es un extraño…, desprovisto de la honestidad que pide a gritos, los mismos que denuncian y aquejan.

Adormecida sigo sintiendo la tortura, soltar y agarrar es una lucha constante.

Vomito sobre lo que me tengo que tragar, el cuerpo se debilita, pide la tregua.

El respiro lacera, por mas que intento detenerlo, es el mismo cuerpo lejano, casi ajeno de mi misma, sigue enunciando que algo le queda vivo.

…latido roto, desmedido, abusivo, el quebranto de un espíritu que jamás será amado.

Ni tan si quiera por mi.

•~…gazmoña~•

No puedo abrir mis pétalos.

Mi alma de mujer está prejuiciada por la historia.

Ahora confundí los trastornos de libertad.

Pareciera que cada mirada logrará penetrar mis lóbulos.

He permanecido cerrada…

Mis daños me ataron a los confines de la desgracia.

El deseo en vez de parecer placer es una tortura.

No he desarrollado las alas de mi vulva.

La tengo presa, aislada…, deprimida, obstruida.

Mi cuerpo castiga a mi mente al mínimo instante que siente pasión.

El mismo “Dios” que enaltecí por años, al que de rodilla le clamé por milagros…

Siente celoso que mi lujurias se las dedique a otros, y yo le rebato en su regazo…

¿No son estos tus hijos? …es tu creación dame el poder de sentirme plena.

•~Masticar tu cerebro~•

… dame todas esas teorías cósmicas, háblame de las conspiraciones.’

Méteme en los tres agujeros negros que estudiaba Hawking.

Sácame los cálculos cuánticos de todo lo dual, de cómo vivimos en mundos paralelos..

Cómeme los labios cada viernes descubriéndo los misterios sobre la nave…

Anda apriétame las caderas y súbeme sobre las turbulencias…

Háblame de historia…, de las guerras inútiles…, del dolor contenido de la humanidad.

Mientras mis adentros te reciben, y hago movimientos en círculo sobre tu virilidad.

Colmándome de tu espesura, mordiéndote la sabiduría, las paranoias, los desaciertos y aciertos.

Todo lo que te quepa en tus neuronas, me lo disfruto…, me alimento igual que un zombie de tus sesos, y de tus besos con sabor a polbo á feira.

Para termina extasiada…, saboreando tu ser, como si fuera el postre de larpeira,

•~Te a~seguro~•

Se que mis ojos no son los más bonitos de este mundo, pero son los míos.

Te aseguro que aunque están chuecos y uno es más grande que el otro… Aunque uno sea vago y extraviado, te miran con amor.

Se que no soy la persona más cuerda y que bueno que he rozado tanta desdicha que me mantiene aterizada, empatica y abierta al sentir.

Esta soy…

Mi sonrisa son autenticas contigo, mis temblores al verte son genuinos.

Se que me ronda la impaciencia, la histeria y algunas miserias en el alma… decidí no vivir de la mentira y ver la verdad, empieza por re~conocerse uno mismo, cada defecto.

Este latido inquietante nace al escucharte respirar muy cerca del llamado del interior…, pura ofrenda de mis instancias más divinas y son para ti.

•la palabra aniquila el juicio•

Te comía la boca a besos, cuando despertaste…, me mordiste los labios.

Me abrace a ti, pues tu mirada me consumía más allá de mis fuerzas.

Tengo mi mano en mi punto explosivo…

Clamando de ti… la alteración de nuestro tacto.

Pides a gritos que el goce de mis carcajada se deslicen, por todo lo incandescente.

Me ves pletórica, embriagada de ti, jugueteando con mi clítoris.

Pierdes la inexactitud del sentido cuando entras a empaparte de mis dulces encantos femeninos.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑