~•…visito a muertos ajenos•~

Photo by: DJRR

Paranoia, persecución mental.

Sacudidas, empujones hacia el abismo.

Misterio del quebranto…, fragilidad en el espíritu.

He sabido llorar con fe, y sin ella… dos mundos contradictorios.

Definitivo uno duele más que otro, he andado arrastrándome como culebra.

He suplicado, añorado, necesitado y también he dañado.

Ser víctima no es mi fuerte, porqué para tumbarme hace falta grandes artilleros.

Aún así, no niego de dónde vengo, de donde probable~mente, vuelva una y otra vez.

La batalla más grande la tengo en la cúspide de mis seis pies, entiéndase en mi cerebro.

Cada paso, pa’ alante y pa’ atrás a costado lo suyo.

Más allá de todo…, cuando nada queda mi gigante tamaño se vuelve diminuto.

Al salir de la oscuridad, lo primero que hago es descalzar mi pie “bueno”, para ponerlo sobre la tierra donde descansan los muertos.

No le veo sentido a casi nada, pero cuando camino entre los que ya no están, que a ninguno conozco.

Sintiendo ese eco…, de sus ausencias pues ya su tiempo pasó.

Me re~encuentro con algo, divino que me invita a intentarlo una vez más.

Poner el desastre en orden no es fácil, pero hay que ponerle el corazón a cada esfuerzo y a cada paso.

Agradecer a esas almas que desde el más allá impulsan a un palpitar, que muchas veces se rinde en la oscuridad de su habitación.

Me nace la gratitud, la belleza de ir…, a el contacto con lo natural, por los que ya se fueron, por los que se irán pronto y no tendrán otra oportunidad.

Respiro de la esencia de lo que fue y seguirá siendo la vida.

Sin restarle, nada a cada vida con la que no me crucé ,y con las que me cruzaré o jamás lo haga.

(. . .)

Photo by: DRR

Anuncios

~…chalada~

Photo by Vestio

Enamorada de la nada.

Hago gárgaras de bruma.

Mastico hojas secas…

Danzo en charcos nebulosos.

Brincan sapos sobre mi pubis.

Cientos de lloviznas furiosas

re~corren mis ovarios.

Foto colaboración de Vestio

~…corroída~

Photo by Vestio

Estoy atada al moho, y al hongo que crece en donde los amantes se juran promesas.

Aunque mis vaivenes femeninos viven desojándose en el tiempo.

Mi nombre resuena entre los metales, en cada juramento de amor.

Soy testigo de su bendición.

Pese que en mí crezca enredaderas de púas y mis adentros estén rotos.

Les observo con la grandeza que es tener la ofrenda amorosa.

Foto colaboración de Vestio

~Conmemorar~ aún esta~mos, vivos…!~

Dedicación, afecto y comprensión.

By Vestio

Son algunas de las cualidades que me ha brindado. Para conmemorar casi un año… cuando nuestros mundos diferentes sólo con una franja de similitud, llamada: la oscuridad. No sabía que al cruzar la línea, para acercarme, lo que me cegaría fuera la luz de la esencia de su ser. Todo parecía devastado, sombrío, maltratado. Mis impulsos como mis latidos creen siempre en lo que sienten, así sea totalmente equívoco y torcido. Esa es la Magia de ser yo misma. Darme de puertas cerradas… al primer contacto caí rendida como tonta en el juego de éL. Me brinqué mis propios límites y códigos inviolables, pues la suspicacia de su ser me intrigaba, y las risas que me sacaba eran auténticas, después de años fingiendo estabilidad y risas… me merecía unas que realmente fueran auténticas, que nacieran de adentro, me crujió todo, y lo que ha venido después; el llanto, la limpieza emocional, física, espiritual. Yo estaba de pie, con un bastón, con andador y con “mafo”, aún así me tambaleaba en los abismos, no puedo decir que estoy lejos de ellos, que ya mis veredas son pensamientos floridos, porque eso sería mentir. Con frecuencia, mi ser se asoma al abismo, al dolor, a la sombra, y en ocasiones cae… La diferencia…, es que ahora tengo un paracaída, (la fortaleza que me ha ido enseñando que debo tener, al creer siempre y apostar por mi), que se abre y es multicolor, se que muchas palabras parecen cursilerías ridículas, pero son sentires al menos los míos. Nadie sabe la magnitud del impacto que puede ocasionar en otro ser humano. En este mundo donde todos queremos ser visible de alguna forma u otra, yo he sido maltratada por mis propio ser sin piedad, eso me había hecho una mujer invisible. Con las esperanzas rendidas aunque siempre con esa intimidad de quiero creer, que podré con lo que venga. El mundo de barrotes que creé, y en el cual entro con frecuencia ha sido mi fortaleza para lidiar con todo lo que me duele de afuera y de adentro. Cuando este ser humano, me dedicó sus primeras horas, su atención, la fortaleza de su interior fue lo primero que me deslumbró, el sentido del humor que me suele molestar, me hacia cosquillas, obviamente algo ya era diferente a la apertura. Con mínima atención notó; que me hacia falta cariño y visibilidad ante mi propio mundo, lo primero que trabajo en mi fue lo de mi pseudonimo, nunca me pidió que lo quitara, pero si me hizo darme cuenta que todo lo que quería ver en Saudy, existía en Aileen. Puso fuerte empeño en hacerlo visible, para que me reconociera, para que me amara. Vulnerabilidad total en este momento… así ha sido el transcurrir de los días, de mis fallos, de mis esfuerzos, de lo catastrófico de despertar un día con tanto adentro, y no saber que hacer con ello. Querer salir huyendo, y saber que tu cuerpo te impide miles de posibilidades, pero que aún así te quedan algunas abiertas... aunque a esas también le temes por verlas demasiadas monstruosas ante ti, algo de valentía te queda, te dices: ¡vamos! Esta transformación de día con día, me ha sacado arrugas, muchas más canas, llantos, desesperación y también me ha sacado las alegrías más auténticas, el cariño puro de mi existencia, las ganas de querer ir por algo más. Y la entrega invisible que me hago a diario a mi misma, en el reto que conlleva, sobrepasar los límites del sentimiento. Sentir el aprecio, la calidez y calidad de alguien que está ahí, con dedicación, a pesar de todo lo que puede estar pasando. Día con día le he aprendido gestos, payasadas, picardía, me transfiere de lo que me falta, y recrea mi paciencia. Me invita a explotar ese mundo que no he recorrido, en el cual me he dormido, me mantiene demasiado tiempo despierta. Es un torbellino de energía. Agradezco, que me de espacio para crecer, que se me meta por las verijas del sentimiento sabiendo explotar, cada punto, para que mi alma tenga sed de ir por más y más…

Quiero conmemorar que aún ambos estamos vivos, y esto no deja de ser, una apertura más de porque la existencia de: ~Cartas para éL~ tiene tanto sentido, fuerza, y gratitud… aunque estoy segura que te han puesto más de una estrella en esta vida, con honores de seguro merecidos, por destacarte con tu inteligencia o habilidades. Las estrellas invisibles que le ofrendo a tu alma, solo son visible con el sentir del corazón.

Gracias por tanto abono a mi existencia. Gracias por los detalles, la belleza de tu carisma, por hacerme ver la vida con humor. Por brindarme, consejos que aunque tardan en subir a mi última neurona asfixiada, siempre rinden fruto, para ser mejor y mejor…! Que te abrace la gratitud, la verdad de mi sentir transparente, y que la Salud nos acune una esperanza que diga que podremos con lo que sigue…!

~Brujo~ escribiré siempre para honrar lo bonito de tu existencia.

Colaboración de la imagen de Vestio

PD. He terminado de escribir, me duele el pecho, como desgarro muscular. Ro~ta, ro~ta…!

~Cartas para éL~ (Wabi~Sabi)

…el cariño me despertó.

Iba como los impíos en la búsqueda de su santidad, por veredas muy oscuras, colmadas de demonios que atrapaban mi espíritu, doblegando mi voluntad. Olvidando todo de mi, seguía presente esa visión constante que tenía que llegar. El día que te encontré, mi ser supo que en toda im~perfección, habitaba la belleza. Que cada contemplación que miraba, era real. Esa visión de ver cómo todo se desprendía de mi alma, tenía algún sentido, fue ese momento que me mostraste, como captabas lo esencial… Todo tuvo sentido… era esa conjugación de la cual no me he podido salir. Lo que traía mi ser a tu espacio, esa manera de ver que hasta en lo oscuro, si buscamos con determinada forma nos aporta, recordando de que todo dolor también tiene su esencia maravillosa. Te convertiste en muchas cosas en mi… y te podría decir que eres mi inspiración, para apreciar todo lo que me rodea; con más y más amor... Haciendo de tus tiempos mi Wabi~Sabi.

***Wabi~Sabi “la belleza de la imperfección”.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑