•rasgando la muerte•

Desclavar el alma del cuerpo es jadear con la muerte.

Nombrar tres veces el desafío, anclar seis veces el cuitado corazón.

El respiro es un grillete que desangra la maldad de los adentros.

Torpeza en el latido…, que inútil anegado, y sordo sigue tras el viento.

Guerras entre los muslos magma calcinando todo a su paso.

Todo es un estado inerme…, sin triunfo para el cielo.

Anuncios

~•rueda•~

Caminan sobre mi cerebro.

Logran rajar el cráneo, y entrar.

Hurgan entremedio de los laberintos.

Discuten en los capilares que aún laten.

Cada resbalón de pies hace eco…

Todo retumba, la muerte los persigue.

Aprietan más y más, cada oscuridad,

posee “esplendor”.

Aullidos en el encéfalo, rueda la noria

del pensar…, les veo caer con fragmentos

de mi cabeza.

•escar~miento•

Parecía algo horrorizada, al ver que mientras caminaba paria las entrañas.

Le decían tranquila no pasa nada, sin embargo se veía claro cómo caían de sus piernas pedazo de útero.

Su vejiga descendió, hacía un globo que le impedía unir las piernas.

Seguido explotó su intestino, no se puede aguardar tanto dolor en el interior.

Ella, solo miraba con sus ojos perdidos, pude ver como le saltaban los capilares de los ojos y seguido se le caían las córneas.

No articulaba palabras el sentir se la carcomió.

Era evidente que moría, sin expresarse, con falta de amor y de empatía.

La recogieron como estiércol, y siguieron sin comentar nada.

De donde miraba e intentaba interactuar no podía.

Muy desolada le grité…, al escuchar el eco, retumbar me di cuenta que aquel parto prematuro de mis visceras era mío.

•sin punto•

sin nada que aportar

se desintegra el pacto

el vaivén se deforma

inconexos los puntos

desprecian todo al

llegar la incongruencia

desafío mortal si logras

encontrar geometrías

sagradas en el infierno

terrenal

•pedazo de nada•••

…saber que me voy a morir es algo que me da serenidad.

Lo que no quiero, es estar más jodida de lo que estoy…, dicen que esas “cosas”, no se deben decir, porque un tal “Dios” te castiga… a mi, ya me castigó suficiente, haciéndome inferior a los demás… porque la falta de amor propio… desencadena estas actitudes conflictivas. A mi, ya se me jodio la vida…, el día que creyendo que me salvaría, perdí mis movimientos… que con la “fe”, no creía que fuera a mover montañas, me creía tan hija De ~”Dios” una puta elegida… creía que iría al cielo, y volvería con evidencia de sus cabellos, porque eso de la sangre me parece tocar el morbo… y estimular demasiado mi parte humana… así que con franqueza me entregue a la fe~ bendita fe~… me defraudó cuando baje de mi cielo… con cero movilidad, con un ardor en las extremidades que jode “de ovarios”… cuando tengo el culo como Voto Socialista todo el tiempo con si se tuviera un mojón mal atravesado. Que cuando me excito veo al diablo puñeta… se me arrebató todo placer… y el mental maldita sea…. si mi médula espinal se inflama mi cerebro carece de razonamiento…, que cuando me llegan estos desequilibrio valgo menos que el alcantarillado de la esquina…

Por eso cuando pienso en la muerte, no en la muerte Cristiana de un más allá… ¿pa qué? ….si ya aquí estuvo cabròn… quiero un nada… ~inercia~

•soy un desastre•

Nada nuevo… soy kakita~kukuto si como suena soy caca… espero servir de abono.

Me vomito en mis huesos… y luego lo re~lamo.

Escupo el veneno disfrazado de amor, cuando llega se esparce.

Ácido puro…, desintegra cualquier demostración afectiva.

Soy dañina… estoy podrida… asco de persona… eso soy… y he sido siempre…

…merezco todo el mal que me habita, y debería morir, para deshacer toda la porquería que traen mis prostituido latidos…

•…ir al otro plano•

Photo by Vestio

Es una buena noche para morir.

Te soñé antes de que llegarás…

Fue bastante erótico, gracioso,

muy parecido a la realidad.

Me avivo a la hembra hambrienta.

A la hora llegaste, y sin tocarte

te saboree hasta la membrana.

Esta noche es buena para morir,

quiero quedarme con el sabor

de tu ser, con la risa y los orgasmos.

Méteme en la grieta, méteme en la tierra.

~~|

Fotografía colaboración de Vestio

•Descubrir que no aporto•

Cada día el despedirme intento decir lo valioso, pues muchas personas de han ido de este plano sin poder decirles, ni tocarles.

Algo me quedo claro, lo que es para mi… no tiene importancia, por eso mi sentir viajará… porqué igual lo ofrendaré.

Aunque quede colgado en los alambre púas que sobre guardan su hábitat.

Horas llorando y al final la sonrisa revela lo que las palabras no, y cada púa clavada en mi corazón corroídas, me aseguran que muy lento iré muriendo.

Alimento la esperanza de mis adentros, pero al escuchar y ver y sentir… me doy cuenta que soy el espectro antes de dejar de latir.

La fatiga de mi espíritu, se comunica con algo más sagrado o quizás solo es mi imaginación, para sentir que tengo un propósito al acompañar.

He creído toda mi vida en la energía que se aporta a la vida de otras personas, no quiero dudar la única fe, que me ha sostenido en el trayecto.

•…puede ser el final•

¿Qué traerá consigo la muerte del ser amado?

…será…

El silencio o las tempestades de enfrentar, las calamidades de la vida en soledad.

¿O nos acercará más a lo sublime del sentir real?

Estamos diseñado para tener re~soplando la muerte, el envejecer…, aunque no estamos preparados para decir adiós.

¿Es el amor el responsable de la sensibilidad que nos hace conservar lo verdadero de otra vida en nuestras vida?

¿Será una fuente de poder saber que nos aprecian?

¿Aportará energía, estabilidad, alegría o entusiasmo?

Sentiré el respiro, antes que se agoten los segundos…

•Eternizar•

Mi cuerpo no quedará en la tierra.

Ni mis palabras entre los vivos.

He pasado por Gaia, sin hacer mucho ruido.

Aunque nadie me quiera recordar, ni aun cuando estoy viva, le dejo el paso de mis letras dedicadas, con mis sentires profundos.

El amor me brota para hacerlo inmortal…, en mi humilde decir.

La muerte nos rodea, está aquí…,palpitando en mis huesos rotos, en la poca cordura que tiene mi cabeza.

También está en él… y en todos.

Algunos necesitamos pasar en silencio, para así hacernos eco de otra voz que necesita sentir la eternidad.

•~Con la estrofa abierta.~• (XVII) ~(…muerte)

¿Dónde descansan los cuerpos?

No me gustan los velatorios, sin embargo los cementerios me parecen arte, poesía. El dolor transpirando, transmutando la belleza de lo lúgubre. ¿Será demostración de humanidad o vanidad de quién representa la mejor tumba?

Algunos le aterra ir a un cementerio, olvida que caminamos entre los muertos, nos paramos sobre la historia, sobre la sangre de los tiempos. El océano ha tragado tantas vidas, las fronteras son inmensos cementerios, el desierto por añadir otro. Un gran cementerio nos rodea. Cuando enaltecemos las almas de esos seres humanos que por buscar algo mejor, al ser desapropiados de todo en sus vidas…, buscan refugio, y solo consiguen la muerte... ¿Será que el ser humano cuando se siente que le han quitado todo lo básico sale en busca de algo mejor, a sabiendas que en el sendero se puede encontrar con la muerte, como liberación de su espíritu? … ¿Será que las personas cuando lo perdemos todo, nos acercamos más a la grandeza de trascender, perdiendo el miedo? … por eso se escucha el tan seguido “ya no tengo nada que perder”.

Vivimos rodeados de un mundo que desparrama el dinero en donaciones banales, pero si tuvieran que aportar dinero para detener la guerra, el dolor contenido de otros, nos dolería soltar el bolsillo. Sabemos que el agua potable es un recurso que todo ser humano digno debería tener, sin embargo damos media vuelta a la necesidad, alimentamos al que ya tiene más que suficiente. Caminamos entre muertos, a los cuales ayudamos a morir, porque la indiferencia también mata… y seguiremos danzando con los muertos, que ni tan si quiera tendrán un lugar con su nombre, que nadie jamás sabrá dónde estará su cuerpo, porque se hacen de apoco uno con la tierra, ni sus lágrimas, ni su alma jamás fueron escuchadas.

•Dead Sea•

(. . .)

Un grano de sal en el mar muerto.

La densidad del mismo me deja sin aliento.

Tanto espacio co~habitado en el uni~verso.

Y yo…, tan frágil, diminuta.

No dejaré huella en esta tierra, su curso sigue.

Aquí me veo en mi realidad, menos de un gramo.

Ni un soplo de aliento, todo crece, florece, re~nace…

Todo gira, se mueve y yo…, tan invalida, vacía y rota.

No quedan rastros de mi sentir en ningún alma.

Nunca nadie me recordará, porque la multi~galaxia es muy extensa.

Y yo…, poco he andado.

Mis respiros compartidos todos han sido hundidos.

En la profundidad del mar muerto soy como cualquier otro punto de sal…

Fuga•••

El retorno le cuesta por la densidad que acongoja la mente.

Da pasos que cree conocidos, cuando lo recorre de vuelta se da cuenta, que la lluvia dejó surcos.

No sabes si es más seguro en el otro extremo.

Sigue la intuición de que ir atrás le hará recobrar la fuerza que perdió en medio de la desolación.

Escucha ecos, susurros de otros seres, espíritus atormentan sus decisiones.

Se pregunta cuando se irán, están ahí pegados como la sombra.

Prefiere soltar la rienda seguir los pájaros negros que buscan donde a guarecerse porque se acerca la tormenta.

Siente como la incertidumbre perturbadora lacera todo lo que quedaba ileso.

Llegan los vientos, el frío, y la noche…

Se acurruca contra su cuerpo, pide con intensidad que algún rayo extermine con su agonía.

~…des~conoce que morirá~

Merodeando el bosque.

Zalamería de zorro viejo.

Husmeando las humedades.

Fija la mirada, se re~lame,

adelanta los pasos…

La presa se mueve entusiasmada

ignorando que pronto…, morirá.

Baila, con las criaturas de la selva.

Habla con los duendes; los gnome

juguetones se le suben por su vientre.

…el lobo, ~se adentra con su fuerza~.

Haciéndo~la, delirar entre…, dolor y placer.

~…me comerán~

Estuve con los pies dentro de la tierra…

By Vestio

Dichosos se deben sentir, aquellos que saben, que el día que se mueran, la gente dirán algo de ellos. A los que hacen entierro, o la tradición de velarlos, que gozan de esas ceremonias pueden estar seguros que allí estarán; esos amigos queridos, y los familiares. Me he pasado tanto tiempo huyendo de la gente, que el día que me muera nadie derramará una lágrima. Ni dirán mi nombre… ni tan si quiera para maldecir o decir lo poco coherente que he sido. No sé, la verdad si esto se podría considerar como una desgracia o auto~agradecerme de librarme de hipócritas y gente vacía. Estoy segura que los insectos si se subirán a mi cuerpo, porque no habrá nadie que quiera incinerarlo o meterlo en una caja. La ciencia no verá nada interesante que investigar tampoco, pues todo lo tengo dañado. Así qué espero que las moscas, cucarachas, ratas, garrapatas y pulgas disfruten antes de que los gusanos me devoren. Hay gente que planea todo hasta para cuando van a morir, yo me conformo con saber que todo desaparecerá… realmente espero que no me salgan que al otro lado hay más… Ni nada de eso de re~encarnación… ya fue suficiente.

Foto colaboración de Vestio

~Éter~

Vestio

Intentaré no romper los trozos.

(. . .)

¿Habrá tanto amor contenido en el mundo como para sostenernos unos con otros? … O simplemente rellenamos con expectativas. ¿Qué es el otro? ¿Qué soy yo? La cascada del interior es un flujo inagotable hasta el día que tu ser deja de palpitar. Aunque parezca inofensivo, a veces trae corrientes, que devasta los brotes de la orilla. Inundaciones en el ser. Como en toda tempestad, las palabras, los consejos de los que en ese momento están más equilibrados, llegan… y el que está en su tormento, se aferra o se suelta… pero una elección siempre surgirá. Algo me viene avisando, que mi selva interior está llena de plegostes místicos. Que hay gente estancada en los pantanos, y aún siendo mi propio ecosistema y tener todo un mecanismo de sobrevivencia. Las corrientes, lo natural arrasará. Voy a ese punto donde el elemento que rige mi vida; el fuego, la pasión viva, ese magma que colisiona por dentro para luego resurgir. Suele encontrarse con la franqueza del aire, entonces todo el oxígeno acumulado se vuelve asfixie. Todos los elementos reunidos bajo mi propio comando, a la espera del equilibrio. Con prontitud ese desconocido sentir, en su punto más elevado, hace un llamado a toda la esencia a reunirse. Es una apertura de luz, que solo llega por momentos. Quieres tener la certeza, aún sabiendo que ni tú, tienes el control. Y tanto de afuera dispersa lo de adentro. Cruje toda el destrozo, bendices el seguir respirando y maldices el volver a recomenzar. Todo oxidado remendado. Observas lo que sobrevivió, algún pájaro sobrevuela el área buscando su árbol, su familia, dices queda vida. Todo está seco aunque abruma la humedad, pues no todo resiste el frío, el viento, y mucho menos el agua. Te acercas a ese ser que lleva tanto tiempo vivo, está caído. Tocas sus ramas y se parten, su Salvia derramada y sus anillos de vida han llorado. Se acabó su respiro, abrazas lo que sabes que tomará muchos años en deshacerse… Agradeces el amor, que te sustentó el aliento. Haces promesas que luego serán vagabundas en tu día a día, pero en ese instante son la pureza, que sustenta tu efímero ser… Te hablas de posibles próximos reencuentros… aunque sabes que en el fondo la única certeza es que…, también vas a morir.

Foto colaboración de Vestio

~…morir~

Vas a morir…

Con todo adentro, entendí porque la vida es lo más parecido a un acto egoísta. Y, es qué desde el primer hasta el último suspiro… todas las emociones e inquietudes, igual que si estás alegre solo son tuyas. Toda las vivencias físicas y todas las imaginarias, todos los cuerpos dentro de tu piel se los traga la tierra… Los gusanos te comerán, si no te incineran el cuerpo, aún así no sabrán tus íntimos pensamientos… es maravilloso, nadie sabrá todo de ti.

Te vas a morir, con toda tu verdad y tus mentiras… a~den~tro.

Te vas a morir, con tus momentos equívocos, con tus sentires a medias.

Te vas a morir, con lo que creíste de alguien, sin saber, su verdadero sentir.

Te vas a morir, sentirás cuando tu cuerpo se va desapegando de todo lo falso…

Te vas a morir, y muchos no se acordarán de ti.

Por tragártelo, Todo…

Me voy a morir, sin re~lamerte las entrañas.

Me voy a morir, con toda la hiel y la miel… ¡A~den~tro!

Blog de WordPress.com.

Subir ↑