•Sin esfuerzo seguías aquí•

Sabía que seguías, eso era lo que realmente era importante.

Usar palabras hirientes para dejarlas como huellas finales en una mente que pasa por una depresión y trastorno, no era necesario. Supongo que les alegra saber que sigo en estas y que las paranoias, con los retumbos de las acusaciones hacen festejo en mi mente enferma. Imagino que celebras que mi cuerpo perdiera el control como te conté por mensajes de texto que perdía el control de mi cuerpo y me vaciaba encima por la tortura emocional. De sentir que lo perdía todo, que me gritaban sin piedad que soy tóxica y ella te hacía eco. Como si la vida fuera una conjunción perfecta sin manchas, sin desastres. Quien no ha pasado el dolor desgarrador, al miedo, la dependencia, los trastornos se le hará muy difícil ~empatizar~ con las palabras que nacen del corazón y a la misma vez del desquicio desesperado. Lo perdido que se está aquí…, cuando todo aturde, oprime, matando cualquier destello que intente clarificar. Ataques de ansiedad como nunca he tenido. Llantos interminables, pero con esa corazonada que ese desaparecer sólo era un juego más… como tantos otros.

A pesar de todo, en mi ser queda algo dentro de todos estos apretones que tengo que auto~darme, para tratar de detener los temblores incontrolables de mi médula alterada con toda la ansiedad envuelta. Más allá de todo eso una cosa sigue siendo real, y es que me alegra que la mentira solo sea para mí…, que estés sacando provecho porque al menos todo el esfuerzo que hice para que tuvieras tu computadora, tu webcam y siguieras entreteniéndote en lo que pasas también tus procesos de la enfermedad me satisface gratamente.

Ya sé, lo que querías…, como no respondes a mis e-mails, ni llamadas, y todo lo ves envenenado. Hoy, mirarás aquí…, tú y ella, que cree que hablo para envenenarle la vida. Cuando siempre he admirado la capacidad de quererte, y todas las veces que te decía que volvieras a su vida. Estoy segura que ella desconoce la nobleza, el amor que manifesté, lo agradecida que estoy porque siempre ha estado en tu vida. Necesitas por más duro que quieras parecer mucho cariño, afecto y comprensión. Sin embargo lo que le has contado y dejado es cosas equívocas a tu favor, como una loca que se enamoró, “obligándote” a que sintieras lo mismo. Entre mi depresión, y problemas que no niego, ésta también mi verdad, la autenticidad de cada línea y sentir que es solo mío… por lo tanto se lo que es humilde nacido de la emoción bonita y lo que no…

Sigue adelante…, festejo que lo hagas, me tranquiliza y me ayudará en mi tratamiento saber que tus palabras finales “de que te sacaba de tu único entretenimiento¡no lo logré! Como me aseguraste en tus líneas. Porque sencillamente era un castigo de palabras para mí y jamás he querido algo similar. En este mundo virtual, como terrenal, difícil no encontrar aunque tan siquiera se busque con empeño.

Ahora esto me servirá para; descansar, usar la energía para darme cuenta de que la mentira innecesaria destruye y eso en definitiva me ayudará recomenzar con toda la fuerza, pues te fuiste a esconder porque quisiste y lo harás una y otra vez (Cosa que es absurda). Entiendo que ese no es mi asunto…, aunque esto era importante para dejar de torturarme con tus palabras finales de que busco “personas enfermas para matarlas”, esto solo me dice lo vivo que estás y que es una estrategia más. Ya es momento de debo ocuparme de mí, como tantas veces me dijiste… empieza el “reset”.

Buena energía para todo lo que emprendas, que tu salud vaya a mejor cada día, cuídate mucho. No abuses de tu cuerpo, toma agua, aliméntate bien, protégete de las lluvias y el frío. Recuerda siempre la mascarilla, cuídate bien, no dejes de amarte nunca. ¡Buena vida! Gracias por todo lo aprendido hoy, se volvió más valioso que nunca.

Con cariño, porque no puede ser de otra manera Aileen.

PD. Recuerda que fui la persona que más observo cada detalle, de tu escritura (todo lo leí mas de una vez, me se incluso algunos de memoria, cosa que ni con los míos), de tus fotografías, de tus movimientos, de tus gestos. Cada segundo que te dediqué en estos años, los cuales te dije; que fueron los más importantes para mi con un ser humano, que con nadie, había pasado tanto tiempo, fue grabado a detalle en mi alma y cerebro por lo tanto no es difícil saber dónde estás…

PD2. No hay ninguna intención de lastimar a nadie, simplemente es mi percepción, y mi manera de expresar sobre mis laberintos mentales.

una de tus últimas lecciones fueron la vida de todos sigue, ahora lo comprendo.

PD3. No soy ninguna Z…., ni le hago daño a nadie, solo digo lo que es… sin cobardía.

Anuncios

~Cartas para éL~ (sobre~vivo, dentro y fuera de los muros)

By Vestio

Cariño, hace poco que estuviste aquí…

Brujo del carajo…, tengo los dos ovarios perforados, al parecer las carcajadas que me sacan de mi lado oscuro, se aferran a las visceras de mis entrañas para perpetuar tu recuerdo en esos instantes donde me dejas respirar, lo diferente, y con tu báculo me empujas hacia afuera. Ya que sabes que si por mi fuera, te quiero sobre mi copa lunar rebosando todo el tiempo. Como eres más hábil, cosa que agradezco a este uni~verso…, que generoso ha sido en dotarte, (espera no se lo dejaré todo a la azar, que también te has jodido en cultivar más y más, tu sabiduría terrenal)… sin entrar en esa de ir, escurriéndo~te, de todos. Como buen guerrero, sabes donde están los franco tiradores, así que para apuntar~te… (lo dejaré hasta ahí). Ya que para jugar, al desafío mental que pre~supone todo lo que tene~mos, es bastante. Y esta carta pública, no quiere tanta revelación, maldita exclusividad de mis adentro que reclama tanto de ti, no voy hacer yo misma quien te ponga en abierto, para que el pelotón se vuelva más grande… gracias, pero No… (esto último es a mi diálogo mental). Bueno, antes que las pausas se hagan largas, y te de por salir corriendo… Sabes el desafío de quererte, es un arte… un arte marcial, estoy manejando el “Ki o Chi” dependiendo a cuál me expongas. Te dejo elegir muchas situaciones o podría decir “todas”, te consulto como biblioteca antigua. Te re~corro, con un gusto exquisito. Lo que no te dejo de decir; es lo bonito y cabrón que es quererte. En mi mundo pequeñito, súper selectivo, súper oscuro, obsesivo, dañado, tú eres la mejor parte. Destellos de luz traen tus pócimas esas que me das a beber de tu lengua, si esas mismas que contro~las, porque sino te la arrancaría. Tú, sabes bien lo que haces, cada vez que cae la noche, te digo; gracias por todo, te recuerdo que no juegues con lo más sincero, y lo único puro que siento que he tenido. En mi cuerpo fracturado, la fractura más grande que traigo esta en la cabeza, demasiado líquido mental… tú lo mismo me alivias, o me insertas más dolor. Nada de piedad pido, pues todo eso me recuerda que sigo viva…, me das herramientas, para que esas debilidades de mi sentir, vayan afuera con escudos. Estás tan adentro, que te adelantas, muchas veces, me he creido tantas historias… y al final es parte de tu entrenamiento. Tú, debates también con tu interior, pero lo haces lejos de mi. Entiendo que en ocasiones te abrumas, de tanto que quiero pertenecer y saber… sobretodo que ves demasiada debilidad y vulnerabilidad en mi ser. Quieres cuidar~me, hasta de lo que siento por ti, no he visto cosa más responsable que esa… pero no podrás cuidar~me, de todo lo que mi ser tiene que vivir. Yo, me quito el chaleco que me pones, el casco y las armas…, no porque me crea que soy “Desmond Doss”, ni nada parecido, si no porque como escuché en la película Castillo de Arena. “Una historia de guerra no puede ser verdadera sin un poco de vergüenza”. Mientras por un lado tene~mos, un héroe que se negó a disparar, y su manera de servir era el salvar vidas, por el otro sabe~mos, que todo posee el valor adquirido del servicio y no siempre elegi~mos, correcta~mente, a que servir~le, y todo lo que conlleva… esta~mos, en un acto de vergüenza constante, hasta los que se creen más correctos. Y eso tú y yo, lo sabe~mos.

Brujo, mi alma está sobre el tablero, batallando, planeando estrategias, dolida no es igual a rendida. Gracias por tanta tolerancia y por saber que aunque la adrenalina me dura el sofocón que tarda mi cuerpo en producir un orgasmo y relajarme… más allá, aunque sabes todo lo que exige mi ser, de ti…, al cual ningún conjuro mágico agarrará y clausurará solo para mi… me quedaré con ganas de la voraz hambre carnívora… en fin…, que jodido es el amor.

Con cariño y verdad… (sigue manejando los hilos, que al final el beneficio será inmenso).

Colaboración de la foto es de Vestio

https://youtu.be/D9bmyrT_sxs

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑