•rasgando la muerte•

Desclavar el alma del cuerpo es jadear con la muerte.

Nombrar tres veces el desafío, anclar seis veces el cuitado corazón.

El respiro es un grillete que desangra la maldad de los adentros.

Torpeza en el latido…, que inútil anegado, y sordo sigue tras el viento.

Guerras entre los muslos magma calcinando todo a su paso.

Todo es un estado inerme…, sin triunfo para el cielo.

Anuncios

•Infectada•

Photo by Vestio

De la raíz más quebrada salió mi hoja, temblorosa, envenenada.

Los gusanos cerraron mi hoja, inmersa en mi dolor, carcomida por los ardores de los celos.

El pronóstico de vida era muy corto, y mi amor por el tronco estaba herido.

El veneno corría hasta las raíces, veía como enfermaba las horas y minutos que el árbol me podía ofrecer su respiro.

Elevaba oraciones pedía clemencia, a que mi hoja fuera como las demás, que tuviera frescura, elegancia en su brillo.

Que fuera capaz de desprenderse del árbol sin sufrir…, pero estaba poseída por la envidia.

El desamor me pegó hasta la médula.

En la lucha por estar pedí; que el Sol quemará mi hoja pronto, para ser disuelta, así volver a la tierra.

Quería pedir perdón antes de caer, quería deslizarme por aquel tronco, al que día con día admiraba.

El Sol, habló con el Viento e invitaron a la Lluvia…, para que todo pasara rápido, y así es como fui desprendida…

Me deslicé por sus arrugas, le besé con la furia de la naturaleza…, lloré, me gimieron los adentros, pero como hacía viento, llovía y el sol salió muy rápido.

Él ni se dio cuenta de toda la esencia que derramé.

~~~

•Fotografía colaboración de Vestio ~ con el amor más grande que puede habitarme te agradezco.

•…brebaje de lo oculto•

Photo by Vestio

Soy hija del magma, me formé sobre el calor.

Vivo arraigada al fuego, las burbujas de mis ovarios son rojas.

Tengo latidos en mis partes in~exactas, alabo a las diosas y los dioses sagrados.

No le temo a besar el sentir, ni tocarme los pezones.

Son mi naturaleza, celebro que vivan, que sientan.

El deseo me estremece, adoro sentir.

Respirar el aliento, beberme cuando soy líquida.

Estancias femeninas de mi ciclos, círculos de mi bruja.

Libertad de mis pálpitos, amo besar la invisibilidad de mi interior.

Desprendo mis pétalos ungidos de sabiduría…

Me florece la esencia divina llamada; la Magia del Amor.

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•…quéda~te con ropa•

Depende de como sople el viento.

Nos enredamos entre el este o el oeste.

Elección difícil…, propulsor de ideas infinitas.

El tempo de tu respiración agita mis mares.

Me muevo en la cadencia de tu vigor.

Estremece mi hembra hambrienta.

No es el sexo que me ruge.

Es la totalidad de la música de mis adentros.

No me llames con las notas de la brisa.

Ni vengas desnudo, me gustan las capas.

Soy amante de las sombras y de lo turbio.

Estoy hecha de tormentas, de aromas tropicales.

Nunca me pidas estabilidad, soy vaivén.

Tu cerebro adereza la dulzura de mis latidos.

Solo te pido una cosa…,

quédate que la naturaleza endereza,

florece y vuelve a ser esencia pura.

•~…invocar seguridad~•

Photo by Vestio

Le pedí a los Espíritus que cuidan la tierra, que frente a mi casa crecieran plantas con espinas.

Que nadie pudiera tocarme, no quiero que el horror de los humanos despiadados se acerquen.

No quiero conocer los susurros colmados de mentiras, ni quiero ver el horror de sus actos.

Prefiero que la sabiduría proteja lo que resguardo en mis adentros, el llanto de mi ser puede servirle de nutriente a las plantas.

Anhelo que crezca tan alto, que haga una barrera entre el mundo exterior, y mi mundo interior…, así a asegurarme, nadie podrá verme.

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•…ir al otro plano•

Photo by Vestio

Es una buena noche para morir.

Te soñé antes de que llegarás…

Fue bastante erótico, gracioso,

muy parecido a la realidad.

Me avivo a la hembra hambrienta.

A la hora llegaste, y sin tocarte

te saboree hasta la membrana.

Esta noche es buena para morir,

quiero quedarme con el sabor

de tu ser, con la risa y los orgasmos.

Méteme en la grieta, méteme en la tierra.

~~|

Fotografía colaboración de Vestio

•~Cartas para éL~ (En su molde)

Photo by Vestio

Brujo,

Sigues en los viajando en mis emociones, porque desde el primer momento trabajaste mis eslabones lo demás lo cuentan mis intentos de versos…

(. . . )

Construida de eslabones…, de algún metal que desconozco, solo se que el tiempo corroe mi ser.

Llegó de pronto…, el herrero, un gran soldador dando su tratamiento especial.

Todos mis eslabones se tensaron al temblar bajo su mano.

Su voz de estruendo se metió en mis adentros, y aunque por fuera reluce el moho del tiempo.

En mi alma tengo colores…, y ~multi~uni~versos~ que giran con esperanza.

La sabiduría con la que me toca y amolda me hace cada vez más suya.

Estoy entregada…, encadenada a su interior, me nutre.

Me encuentro atada a sus latidos y sobre ellos quiero seguir… porqué me gusta.

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•Sagacidad de flor•

Photo by Vestio

Tuve que aprender a crecer

en medio de las cercas

que dividen al mundo.

Nací siendo flor silvestre,

con esencia exquisita,

al igual que mi aroma.

Tuve que revolucionar

mi tallo con espinas,

los humanos todo lo irrumpen

todo lo cortan.

Aprendí a crecer

con majestuosidad

aun en medio de las rejillas.

Ahora,

me defiendo aunque aún así…,

me talan para colocarme en una vasija,

y morir allí…,

sin cambio de agua,

porqué el deceso es muy rápido.

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•No se puede huir•

Photo by Vestio

…esto que me está pasando.

(. . . )

Oscurece temprano en mi estancia…, y antes de que llegue el calor del sol, ya estoy atónita con el brío de un nuevo día.

Mis huesos resuenan tratando de contener mi estamina, mis cuerdas vocales intentan mantener el vibrato para emitir sonido.

Tengo los ojos vidriosos pidiéndole que aguarden las lágrimas, los temblores retumbando en mi feminidad al igual que los latidos acompañados de toda la humedad.

Estoy en una corriente de suspiros apretados, unos gemidos atorados en mis caderas, unos pulmones tragando savia.

Aprieto mi piel, mis poros susurran con toda la energía de mi interior le digo a mi cuerpo.

No temas al vaho… sostén un poco más toda la esencia, vívela, aunque del otro lado de mi…el otro cuerpo no sienta, ni quiera el encanto de mi ser.

Regocijo las células y los átomos que me forjan permitiéndome ser la mujer con las llamas encendidas.

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•~…me llaman Bruja~•

Photo by Vestio

Me llaman bruja

Cuando me ven en las noches sin lunas invocando las notas de la naturaleza.

Mientras me tatúo con sangre bendita de mis entrañas los siete puntos energéticos…

Gritan mi nombre…, cuando trazo con sal mi círculo de protección, me descalzo, con mi velo blanco me entrego a la Sabiduría.

Escucho el quejido del bosque, el coro de las hadas entonando la majestuosidad del viento.

Bendigo el instante…, en el que firmamento es el espectáculo palpitante, que me consumen.

Danzo los designios de los Druidas.

Duermo sobre la intensidad de la tierra, arropada por las hojas desprendidas…, temblorosas se hacen parte de mi cálido cuerpo.

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•Fascinación del cazador•

Photo by Vestio

El que muerde siempre sabe… ya tenía el olor rastreado.

Los acertijos no los lleva precisa~mente en los dientes.

Las presas no son una elección que sale en tómbolas.

El que agarra las carnes tiene experiencia…

No es al maricón de los sentires, al que le confiesas tus dudas.

El que te asalta por la espalda, clavándote y tirando del pelo, ya te conocía.

Siempre hay alguien que tiene la mirada o la astucia felina.

Te observan, te saborean…., cuando menos lo esperes te relamerá el cuello.

La humedad correrá por tus poros, sentirás la emoción de la seducción irreverente, estarás saboreando el placer.

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•Vuelvo al elemento agua•

Photo by Vestio

Mis labios obscenos

buscan deleitarse en su sal.

Inquietos hurgan en su piel,

en la envoltura de sus dotes.

Husmeo su cuerpo…,

inhalo el vapor de su ser.

Me revuelco en la espuma

de su densidad.

Mis manos se pierden

en la viscosidad de su virilidad.

Marejada fuerza femenina

de mis ovarios me vencen…

~~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•se deshace mi malecón•

Photo by Vestio

(. . . )

Aguantar dentro el torrente…, quema.

Aguardar en silencio corrompe la cordura.

Nací muda…con los años me hice de una voz tenebrosa.

Tanto sentir corroe las venas y quiebra mis huesos.

Necesito soltar el alarido de mis ovarios…

De tanto agarrarme me arranqué las pezuñas.

Tengo la grieta con el rumor de mis fluidos…

Fiebre acumulada en mis pezones, ardores en las coyunturas de la pelvis.

Estoy mordida por dentro de hacer resistencia, el dique está apunto de reventar.

El fuego me posee, los latidos me tienen esclava del deseo, las hormonas revueltas claman su nombre…

Mi tajamar se derrumba, aunque el tiempo lo vuelve sordo de mi…

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•…en la cabeza•

Cuando te vas quedo a medio respiro.

Al parecer una parte de mi se acostumbró a respirar de agitada forma.

Un colapso neuronal, tienen mis sentidos, por la sobre estimulación de información.

Aún cuando no estás presente tengo tu ingenio dándome vuelta y jugueteando en la cabeza.

Tengo una danza en los capilares de mi cerebro y lo voy celebrando.

Saber que cada parte de mi ser, grita tu nombre debería darte una extensión de vida…

•Freak•

Photo by Vestio

Allí van mis letras…

Se apartan de mi, o yo de ellas.

Lo que se es que van como el tiempo deshaciéndo~se.

Allí van con un poco de cordura de aquellos tiempos.

La contrariedad siempre me acompañado bendita sean sus formas de habitar-~me.

Allí van mis palabras curvando las sensaciones.

~Filosas y peligrosas~ rondando la muerte y la vida.

Atrevidas e inexactas… allí van, como diciendo todo, y a la vez dejando el vacío inerte.

No sé qué estoy haciendo… no guardo nada mío.

Estoy guardando una vida que no es mía, como un gran tesoro…, esas letras y esas viviencias si están en el resguardo de mi espíritu.

Que cosas raras hace el ser humano.

~~~

Fotografía colaboración de Vestio

•Robo al insomnio•

A negación de los encantos,

…viajo en esos pequeños instantes que él cierra sus ojos.

Cuando su respiración se vuelve acompasada con un diminuto ronquido, respiro de su aliento.

Sus ojos antes de cerrarse brillan más, una vez se cierran sus párpados blanco dejan ver el cansancio acumulado.

No dura mucho esos momentos, cuando logro robárselo al insomnio, podría jurar que es donde mis latidos se aceleran más…

Escucharle y verle relajarse, alimenta mi serenidad, la misma que le transmito cuando le beso los labios justo antes de que despierte.

•Ritmo nocturno•

Manos sobre el vino, mojando la punta de los dedos… ~Sa~bo~rea~.

Te invito esta noche un rito de ofrendas, sagradas.

A desnudar los tules de plata, que visten a la luna…

Emborracha el sentir…, déjalo aturdido.

Ve hacia donde aúllan las mujeres salvajes.

Muéstrate en el centro…, perdiendo el control que sostiene tu virilidad…, déjate amar.

Sin la medida del tiempo… que los cantos de ondinas se escuchen entre tu cuerpo, y la danza de las hembras libres.

Re~tumban los tambores en la hoguera…

Selene está deseosa de brincar contigo.

•desahuciada por el uni~verso•

…se que nunca alcanzaré.

No puedo mentir me carcome el interior.

Todas las estrellas que iluminan tu camino han sabido reconocer su propia esencia.

Soy un asteroide sin forma viajando por la galaxia.

En algún momento me estrellaré, aunque ya he sentido la explosión noche tras noche.

Demasiada ambición poseen mis formas amorfas.

Observó qué…, no faltan presencias que van dejando huellas y difícil que pronto no estén dentro de tu órbita.

•~…melodía al vuelo~•

… me anticiparon

una pluma delicada.

Son caricias aterciopelada,

te escribo con la suavidad

de las nubes…

Con la misma que te beso.

El rubí que gira en tu pecho

se hace sentir.

Cuando reguardo mis alas,

en el cobijo de lo esencial.

~Palpito de mis suspiros~.

Mis labios no ocultan

que traen células de los tuyos.

Me bebí todas tus sílabas…

Cada día las sigo saboreando.

•~…revelación sagrada~•

Observar lo que tus ojos le atraen, es hacer llover adentro, inundar el centro.

Soy un diminuto punto de arena entre tanto universo, en la multitud de otros granitos de arena, formó figuras.

La humedad de la tierra sabe que vives en el fluir de los elementos.

Intento alcanzar lo que palpita, invento formas de llamar tu atención.

Te pido una y otra vez, esa sentencia de mi decir enamorado.

Geometría sagrada sin descubrir viaja por los multi~versos.

Mi espíritu enaltece el instante que se entrelaza nuestro tiempo.

•Sostenidos•

Existen palabras en medio del silencio, se sostienen entre los cuerpos.

Abrazos mudos que danzan por el sentir.

El jadeo incita a la violencia interior a resurgir en el vaivén pélvico.

Exhalamos uno al otro, sabiduría interior nos aferra, nos vence.

Somos el acto seguido del punto suspensivo.

Llego al final cuando su baba cae por mi vientre.

•Preñada de miseria•

Le escribí al dolor que aguarda en mis paredes.

Al resguardo de unos sentires insaciables, a el cúmulo de mis tormentos.

Frente a la gloria de mis pesares, me rendí.

Sin que exista la posibilidad de grandeza para un alma defectuosa.

No quepo en un mundo tan grande, sin embargo me acobijo en un cajón limitado.

La luz exterior me deja ciega, vuelvo al cuenco, a la grieta de mis adentros.

Sangra el delirio de una mente corroída por los designios de una creación…, que no supo enviarme armoniosa.

No señalo con el dedo las maldiciones acuesta, porque dice el empoderamiento, la psicología que todo está dentro de mi.

…y adentro solo retumban los ecos quebrados, la ansiedad, los espíritus encerrados, no encuentro donde abrirle el portal de mi ser, para que transiten.

Entre la psicosis, la fantasía, el creer y no creer.

El amor está manos vacías… así vibra mi vientre, a puro desgarro desprendido de no tener ovarios suficientes para hacerme de valor.

En el silencio y el ruido se jamaquea mi tornado.

Sigo estando sin estar, preñada de miseria, sin esperanza.

•~…nieve contaminada~•

Copos de nieve embriagan mi ombligo.

Se acurrucan mis ovarios, contracciones in~exactas.

Puntos cardinales estallando…, guerras.

Latidos en colores enuncian que queda vida.

Escucho el suspiro del pájaro que emigra hacia otra tierra.

Debajo de las huellas, queda el lodo.

Cae la nevada… al derretirse sientes las ramas quebradas.

El magma te calienta las raíces del sentir, vuelves a resurgir.

•~…amor de vertedero~•

(. . .)

Trae consigo el olor inhóspito de la humedad, mezcla de lo podrido.

Estados en descomposición, aniquilando las esporas de los pulmones.

Pisadas seguras hacia el infierno, para acabar con el oxígeno sagrado del cuerpo.

Asegurar el aliño, con el cual cocinar los fuegos innatos del sentir fracturado.

Engullir la mafia de los sentires, el pecado sobre las neuronas cálidas.

Observar los vuelos de las aves negras, picoteando los restos…, ver la gracia de como se alimentan de pico en pico.

Polvo, brisa, sensaciones amargas; aún así el ~pal~pi~tar~ de los cuerpos sigue vivo.

Atendiendo esas células mutantes, agua estancada para saciar la sed.

En ese reflejo en el que puedes divisar, que el amor sea lo que sea, ó tome mil formas de espectro… te sumergirás… con esperanza de salir airoso.

•…desvincular•

Hueco abismal…

Arroja al vacío las bendiciones.

Le da cabezazos a la cordura.

Muerde solo cuando le apetece.

Penetra sin engullir la emoción.

Se sacude de cintura para abajo.

Sube su pantalón sin mirar atrás.

Macabro eco se repite una y otra vez.

Discordante compás tuerce el ritmo.

Trampero rompe los huesos ilusorios.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑