•…otro acto• (re~post) con invitados•

Escribí el primer verso y la Doncella dijo no poder escribir poesía, de su mismo comentario continúe el escrito llegó Luces y Sombra, a clavar su verso y siguió (Antoncaes) entre medio metí algunas líneas más… ¡Gracias por estar ahí!

~_~.

Si quieres…, puedes dejar que vuelva la piel de los labios.

¡Ay! Me pides lo imposible…

Cuando tú me devuelvas la mía.

Es el elixir que aumenta mis ansias.

Y con el sabor de los míos te llenarte de caricias.

Eternos ardores y latidos en los labios,

para nunca olvidar el roce.

Si se trata de escribir poesía,

olvido las formas, despliego las emociones,

y solo siento.

nochesnubladasblog.wordpress.com/2019/04/05/•-otro-acto•/

Anuncios

~…(mi) naturaleza~

En un espacio tiempo…, a la espera.

Aunque mis ansias de mujer no son secretos que se guarden en el cajón de nadie.

Los encantos de mi divinidad florecen, no soy la entrega de cualquier jardinero.

Ni cualquier sol me nutre las raíces, mis pétalos necesitan más que una simple mirada.

Mucho más que un simple roce de palabras.

Quiero sentir la sombra de quién reclaman mis entrañas, para mostrar~nos la generosidad, y desperfectos.

La conjunción ideal será el instante en donde mis pétalos se abran para acariciar, el tallo de su fuerza.

Mi terreno húmedo se prepara para que germine~mos juntos.

~…danza de mis papilas.~ (ejercicio del recuerdo de un sabor)

Pepitas Negras sobre el anaranjado ocre

las llevo buscando desde mi infancia,

pero no las encuentro.

He tenido que perfumar mi agua

con polvos de colorantes

sabor azucarado que podría

provocar un coma diabético.

Nada parecido a tocar la textura

del fruto fresco.

…y ese olor, embriagante que prepara

mis papilas al gusto de perderme en tu sabrosura.

Amada parcha,

¿dónde puedo encontrarte?

Haciendo de tu enredadera un problema

para los humanos.

Mientras que para mí eras la sensación

amarga que hacía de mi niñez una danza gustativa.

~…llevo~

Photo by: Vestio

…Tiempo mordiendo las artimañas que le crecen alrededor.

Arde las papilas gustativas de mi lengua, aún así saboreo, la salvia de sus encantos.

He relamido los pecados de su esencia, con caricias nocturnas, le voy sanando.

Me apetece morder~le los tumultos, donde nacen sus demonios, quebrantar~los a mordiscos.

Quiero verle el brío de su amanecer, solo con sombras tenues.

Se que sale entre los montes, cuando el sol se eclipsa, entona sus mejores melodías para encantar su valle de seres místicos.

Foto colaboración de Vestio

~…calar~

Forever Aileen

Huele a tierra húmeda.

Llueve delicioso,

~ pal~pi~ta~cio~nes~

agudas.

Las hojas verde; destilan

sublimidad cristalina…

Empapo las manos;

~Res~pi~ro~, ((vi~da)).

Esta noche bailarán

gotas sobre mi techo…

Nadie notará el gemido

quebrantando mi cuerpo.

…el desprecio del abandono,

estará penetrando mi alma.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑